Enlaces accesibilidad

El K-2 da la campanada y gana el ansiado oro en piragüismo

  • Saul Craviotto y Carlos Pérez vencen en la carrera de 500 metros a la pareja alemana
  • Han dominado la carrera de principio a fin con una fulgurante salida
  • Es la primera medalla del piragüismo español en la categoría de kayak
  • Tardaron dos minutos en enterarse que habían ganado la carrera
  • Fueron a los Juegos gracias a una decisión 'in extremis' de la Federación de Piragüismo

Enlaces relacionados

Por
Medalla de oro para el K-2
Tras la doble medalla de plata de David Cal, todos pensaban que el tren del oro para el piragüismo español había pasado. Todos menos Saul Craviotto y Carlos Pérez, dos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, encargados de cerrar la participación de nuestro país en el campo de regatas de Shenyi en la final de K-2 500 metros.

Los pupilos de Miguel García, actuales subcampeones de Europa (Milán 2008), lograron el triunfo de manera abrumadora, pues dominaron desde la salida la carrera. Una buena puesta de largo les permitió tomar una ventaja importante en los primeros compases de la prueba.

Salida fulgurante

Así, los palistas de Lleida y Cangas do Morrazo cruzaron el paso por el 250 con un tiempo de 42.69 segundos con un segundo sobre los alemanes Ronald Rauhe y Tim Wieskotter -que no habían perdido una regata en los últimos ocho años- y los bielorrusos Raman Piatrushenka y Vadzim Makhneu.

Sin embargo, aún no había hecho su aparición la pareja alemana, gran favorita al triunfo. Rauhe y Wieskotter hicieron una carrera de menos a más y con un devastador ataque en los metros finales asediaron al K-2 español.

Pero, Craviotto, debutante en unos Juegos, y 'Perucho', resistieron con pundonor para cruzar la meta en primera posición con 97 milésimas por delante de los germanos, plata, y los bielorrusos Raman Piatrushenka y Vadzim Makhneu, bronce.

"La regata de nuestra vida"

Tras llegar, durante dos minutos los nuestros pensaron que habían vencido los alemanes. "Cuando vimos en la pantalla 'España primero' no nos lo creíamos. Empezamos a saltar de alegría. Ya estábamos contentos por quedar segundos; imagínate ganando, no te lo crees", ha detallado Carlos Pérez.

"Sacar medalla no estaba claro, pero delante sí sabíamos que íbamos a estar, y, bueno, al final nos ha salido el 500 de nuestra vida. Hemos hecho la regata como la hemos plateado siempre y ha salido el día que tenía que salir", ha añadido Craviotto.

'Perucho' coincide con su compañero: "Sabíamos que podíamos luchar por las medallas pero nunca piensas que puedes ser campeón olímpico. Llevamos todo el año haciendo un buen trabajo y haciendo buenos tiempos, pero cada regata es un mundo y la final nos salió la regata de nuestra vida".

Ambos palistas empezaron a competir hace nada, como quien dice, ya que el equipo se formó a finales del año pasado y hasta hoy no habían disputado juntos más que una prueba internacional.

"Nos quedamos en casa entrenándonos duramente. No quisimos ir a las copas del mundo para que no nos perjudicara en nuestra preparación. Sabíamos que llevábamos un buen trabajo y estábamos haciendo buenos tiempos en casa. Y no nos hacía falta medirnos con otra gente", ha justificado Carlos la ausencia de la pareja en los certámenes más importantes del mundo.

Medalla histórica

Este triunfo hace buena la decisión tomada el pasado junio por la Comisión Permanente de la Federación Española de Piragüismo, que solicitó informes y se reunió durante una hora y media antes de optar por Craviotto y Pérez Rial en detrimento del palentino Diego Cosgaya y el asturiano Javier Hernanz, después de que ambas embarcaciones hubieran logrado la clasificación olímpica en el Europeo celebrado el pasado mes de mayo en Milán.

Además, esta medalla de oro permite a la expedición española igualar las cinco preseas doradas conquistadas en Atlanta'96 y hacer historia en el piragüismo español, pues no sólo se logró la primera medalla de oro en la modalidad de kayak sino que además, por primera vez en unos Juegos Olímpicos, subió a tres embarcaciones españolas al podio.

El medallero del piragüismo nacional comenzó en Montreal'76 con la plata lograda por el K-4 (José Ramón López, Herminio Menéndez, Luis Gregorio Ramos y José María Esteban) en 1.000 metros, y continuó en Moscú'80, con el la plata en K-2 500 de Luis Gregorio Ramos y Herminio Menéndez y el bronce en el K-2 1.000 de Menéndez y Ramón Misioné.

Un nuevo bronce en el C-2 sobre 500 metros, conseguido en Los Angeles'84 por Enrique Míguez y Narciso Suárez volvió a atestiguar la prosperidad española en el piragüismo, que tardó, sin embargo, 20 años, en volver a subir al podio, aunque de manera brillante gracias a su primero oro, logrado por David Cal en C-1 1.000, éxito que se unió a la plata del pontevedrés en 500 metros.

Orgullo policial


Por su parte, la Policía Nacional ha mostrado "su satisfacción y orgullo" por la medalla de oro conseguida hoy por los dos policías Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial en la modalidad de K-2, según informaron fuentes a Europa Press fuentes de la policía.

Además, ha querido "hacerles llegar su felicitación y la enhorabuena de cada de unos los miembros que integran la policía nacional".

Deportes

anterior siguiente