Enlaces accesibilidad

David Cal logra la sexta medalla de plata española en Pekín

  • El palista no logra revalidar su título olímpico al ser superado por el húngaro Attila Vajda
  • Hizo una carrera de menos a más y finalizó exhausto en la meta
  • Suma su tercera medalla olímpica, pero ya no podrá superar a Llaneras
  • Está decepcionado con el resultado, pero mañana quiere resarcirse en los 500 metros

Enlaces relacionados

Por
David Cal, segundo en C-1 1.000 metros
El español David Cal no ha podido revalidar su título olímpico de C-1 1.000 metros en los Juegos de Pekín al quedar segundo en la final tras el húngaro Attila Sandor Vajda.

El palista gallego fue de menos a más. En los primeros 250 metros estuvo en última posición, pero a partir de la segunda mitad de la carrera empezó a remontar y se colocó en segunda posición, hasta finalizar con un tiempo de 3:52.751.

Sin embargo, el esfuerzo de Cal no fue suficiente para superar al húngaro, que había hecho el mejor tiempo en las series preliminares, y que ha parado el reloj en los 3:50.467.

Exhausto y decepcionado

Cal ha intentado hasta el final la remontada y ha acabado tan exhausto que le han tenido que llevar en zodiac al muelle, incapaz de poder volver con su propia embarcación.

Ésta es la tercera medalla de Cal tras el oro en C-1 1.000 metros y la plata en C-1 500 metros de Atenas, aunque al no lograr la victoria pierde la posibilidad de superar a Joan Llaneras como el deportista español con más oros olímpicos.

Al finalizar la carrera, el palista no ha podido ocultar su decepción. "Es mi tercera medalla en unos juegos y por eso estoy muy satisfecho, pero la plata sabe a poco después del trabajo de los últimos cuatro años", ha lamentado Cal, que ha reconocido que se ha quedado "con un poco de al sabor de boca".

"Anímicamente estoy un poco tocado. Tenía muchas opciones de conseguir la de oro, luché por ello y bueno, al final fue una medalla de plata, que está muy bien pero no sabe tan bien como la de oro, claro está", ha reconocido.

Más fuerte

"Estaba luchando para ganar pero al final el húngaro fue más rápido que yo, aguantó más y no pude hacer nada, reventé y no hubo más", ha detallado después de recoger en el podio su medalla de plata

"Pensaba que íbamos los dos al límite pero el húngaro iba mejor que yo y al final ganó él", ha reconocido Cal, que dio la impresión de hacer una salida bastante más floja que sus rivales.

"Salí a mi ritmo, salí bien. Hubo gente que salió muy lanzada y después no llegó. Lo que cuenta al final es llegar, no como salgas y llegué segundo y es lo que al final cuenta", ha añadido.

Con todo, su mente ahora está puesta en la carrera de C-1 500 metros de mañana. "Mañana volveré a intentarlo", ha asegurado.

"Creo que el rival más fuerte va a ser el ruso (Maxim Opalev), puede salir otro rival pero yo cuento con él. El húngaro anda mejor en los 1.000 metros", ha vaticinado.

Deportes

anterior siguiente