Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El reencuentro del fútbol, narrado desde desangeladas cabinas y estudios donde se ha impuesto el control de aforo y el olor a hidroalcohol. Un partido que empezó con silencio y que continuó con silencio, con tanto silencio -en la grada- que pudimos escuchar de boca de entrenadores y jugadores las mismas palabras que en un partido de juveniles o de preferente.