Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

No solo el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, sino la práctica totalidad del Gobierno ha tenido que dar explicaciones este miércoles en el Congreso de los Diputados ante las incesantes preguntas y peticiones de dimisión de buena parte de la oposición -PP, Vox y Ciudadanos- por el encuentro que el titular de esa cartera mantuvo en el aeropuerto de Barajas con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, hace ya tres semanas.

Las críticas, al grito de "mentirosos" y de "dimisión", se han dispersado como dardos especialmente contra Ábalos por sus distintas versiones del caso; contra el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, a quien el PP ha acusado de poner la Policía Nacional a sus "órdenes" para permitir la entrada de Rodríguez; y contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por calificar este miércoles a Juan Guaidó como "líder de la oposición" durante una intervención.

Tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y otros miembros del Ejecutivo han tenido que dar explicaciones este miércoles en el Congreso ante las incesantes preguntas de buena parte de la oposición -PP, Vox y Ciudadanos- por el encuentro que Ábalos mantuvo en el aeropuerto de Barajas con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, hace ya tres semanas.

Las críticas, al grito de "mentirosos" y de "dimisión", se han repetido contra Ábalos por sus distintas versiones del caso. La oposición ha cargado además contra Sánchez por calificar a Juan Guaidó como "líder de la oposición" durante su respuesta al líder ultraderechista Santiago Abascal. Guaidó se autoproclamó el año pasado como presidente venezolano y así lo ha reconocido la Unión Europea, Estados Unidos y España.

La sesión de control al Gobierno se produce un día después de que el Congreso haya rechazado crear la comisión de investigación que han pedido PP, Vox y Ciudadanos para esclarecer este asunto, algo que ha lamentado el diputado de Cs Edmundo Bal. 

Tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y otros miembros del Ejecutivo han tenido que dar explicaciones este miércoles en el Congreso ante las incesantes preguntas de buena parte de la oposición -PP, Vox y Ciudadanos- por el encuentro que Ábalos mantuvo en el aeropuerto de Barajas con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, hace ya tres semanas.

Las críticas, al grito de "mentirosos" y de "dimisión", se han repetido contra Ábalos por sus distintas versiones del caso. La oposición ha cargado además contra Sánchez por calificar a Juan Guaidó como "líder de la oposición" durante su respuesta al líder ultraderechista Santiago Abascal. Guaidó se autoproclamó el año pasado como presidente venezolano y así lo ha reconocido la Unión Europea, Estados Unidos y España.

La sesión de control al Gobierno se produce un día después de que el Congreso haya rechazado crear la comisión de investigación que han pedido PP, Vox y Ciudadanos para esclarecer este asunto, algo que ha lamentado el diputado de Cs Edmundo Bal.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha asegurado que el Gobierno sigue reconociendo a Juan Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela, pese a que momentos antes el presidente, Pedro Sánchez, le había calificado como "líder de la oposición".

"El Gobierno de España continúa reconociendo y respaldando al presidente encargado Guaidó, a quien recibió la ministra de Asuntos Exteriores hace escasos días", ha dicho Ábalos durante su respuesta la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo en la sesión de control en el Congreso, la primera de la legislatura.

El PP había presentado una interpelación urgente a Ábalos por su reunión en Barajas con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez.

El diputado de Ciudadanos Edmundo Bal ha insistido este miércoles, durante la sesión de de Control en el Congreso, en pedir una comisión de investigación sobre el incidente con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en Barajas. Bal ha preguntado al ministro de Transportes, Movlidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, sobre su entrevista con Rodríguez y sobre si le preguntó "qué métodos emplea para que no le echen".

Ábalos ha insistido en que no había ninguna orden de detención contra Rodríguez, solo prohibición de entrada en el espacio Schengen, y ha lamentado que el interés de Ciudadanos en esta primera sesión de control se limite a preguntar por Venezuela. "Eso explica por qué se han quedado en 10 diputados", ha asegurado.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se ha defendido de las acusaciones de la bancada del PP que ha pedido su dimisión por sus "diferentes versiones" sobre el encuentro con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, y ha asegurado que se irá cuando le cese el presidente del Gobierno, que es quien tiene competencias sobre ello, o cuando los ciudadanos con sus votos le echen de su escaño. Además, ha subrayado que su compromiso es "por la lucha por la democracia, por la libertad, por la justicia, por la solidaridad y en contra del fascismo". Así lo ha asegurado en respuesta en una nueva pregunta del PP sobre el la reunión en el aeropuerto de Barajas. En esta ocasión, ha preguntado la diputada Belén Hoyos, que le ha instado a dimitir "por mentiroso".

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha asegurado que se cumplieron las restricciones del Consejo de Europa de que la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, no entrara en territorio Schengen, y "no añadir más problemas en las relaciones diplomáticas con un gobierno con el que tenemos relaciones diplomáticas con embajadores, que restableció Rajoy". Ábalos ha acusado al PP de querer enemistar a España con los EE.UU. en pleno conflicto comercial por los aranceles.

Por su parte, la diputada del PP María Valentina Martínez Ferro, ha tachado a Ábalos de "mentiroso", de perjudicar la "credibilidad de España" ya que se reunió con Rodríguez, "que tiene encarcelados a gente de la internacional socialista".

Al terminar la intervención de Ábalos, los diputados del PP han gritado al unísono "dimisión" hasta que la presidenta de la Cámara les ha pedido silencio.

Este martes, el responsable de política exterior de la UE, Josep Borrell, ha dicho en el Parlamento de la Unión Europea que no es competencia de la UE imponer sanciones a España por el encuentro del ministro de Transporte, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas, como pedía el Partido Popular. "La Comisión Europea no puede intervenir, ni puede iniciar un procedimiento de infracción", ha defendido Borrell, para quien, de acuerdo con las normas comunitarias, deben ser los Estados miembros los que deben vigilar la implementación de las sanciones a terceros países

El Gobierno defiende al ministro José Luis Ábalos tras su polémico encuentro con la vicepresidenta de Nicolás Maduro en el aeropuerto de Barajas. Según la portavoz del Ejecutivo, no pisó suelo español y Ábalos "evitó una crisis diplomática". Fuentes policiales confirman a TVE que Delcy Rodríguez fue trasladada de una terminal a otra. Expertos en Derecho Internacional creen que pisó territorio español en el momento en el que bajó del avión.

José Luis Ábalos ha negado que haya versiones contradictorias y ha revelado que el encuentro fue un saludo que duró 25 minutos. El ministro ha insistido en que no se incumplió la prohibición europea de la entrada de Rodríguez en territorio español. El PP y Cs han registrado la petición de una comisión de investigación en el Congreso para aclarar este asunto.

Sigue abierta la polémica por el encuentro del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en Barajas. En un primer momento dijo que fue un saludo y después reconoció que el encuentro duró 25 minutos. El Gobierno habla de una controversia inventada. El PP pedirá una Comisión de Investigación en el Congreso e insiste en que debe dimitir.

José Luis Ábalos ha ido cambiando y matizando su versión del encuentro con la vicepresidenta de VenezuelaDelcy Rodríguez, el pasado jueves. Comenzó siendo un encuentro casual aunque lo último que ha explicado el ministro Ábalos es que fue un encuentro de cortesía de menos de media hora y en el que no hablaron de nada. Cuando saltó la noticia el jueves, Ábalos primero negó haberse reunido con la vicepresidenta venezolana. Después explicó que fue a buscar al ministro de Turismo al aeropuerto, amigo suyo personal. Al día siguiente reconoció un saludo forzado con la número 2 de Maduro. El sábado, en un acto del partido defendía su actuación para evitar una crisis diplomática y rechazaba dimitir como le había pedido la oposición. Anoche, en La Sexta desveló que fue en un coche particular al aeropuerto y cuando iba de camino, el ministro de Interior le dijo la vicepresidenta venezolana se encontraba allí y debía evitar que pisase suelo español. Informa David Fernández.