Enlaces accesibilidad

Los colores de la naturaleza: la Dispersión de Rayleigh y algas que cambian de tonalidad

Curiosidades Aquí la Tierra  

  • John William Strutt fue el barón de Rayleigh, quien estudió este hecho y de ahí que lleve su nombre este fenómeno
  • Todos sabemos que la luz llega a nosotros a través de ondas emitidas por el sol, pero, ¿cómo cambia de color el cielo?
  • ¿Conoces el alga 'Dunaliella salina'? Es capaz de cambiar el color de un lago entero. Te lo contamos en Aquí la Tierra

Por
Personas viendo el anochecer |
Personas viendo el anochecer | antolikjan

Somos aficionados a quedarnos contemplando los atardeceres y los amaneceres debido a los colores tan llamativos de los cuales se viste el cielo. En esos minutos podemos ver el cielo de colores rojo, naranja, amarillo e, incluso, un verde pálido dependiendo de la región donde nos encontremos.

Este efecto tiene un nombre: se le conoce como Dispersión de Rayleigh. John William Strutt fue un barón cuyos estudios arrojaron luz sobre este hecho. Era el barón de Rayleigh y de ahí que lleve esa designación. Sus investigaciones llevaron a la siguiente conclusión.

¿Cómo percibimos la luz?

Todos sabemos que la luz llega a nosotros a través de ondas emitidas por el sol. Determinadas ondas son más cortas, como la azul, la violeta y la verde. Por ello, cuando es de día y no hay nubes en el cielo, podemos ver el color azul, ya que el sol se encuentra más cerca de nosotros y percibimos mejor este tono debido a que las partículas del aire chocan con esta onda y la dispersan. Además, esta tonalidad, junto a la violeta, son las que mejor se dispersan, las ondas de longitud corta.

Atardecer en el mar, ¿cómo cambia de color el cielo?

Atardecer en el mar, ¿cómo cambia de color el cielo? anneleven

Cuanto más se aleje la estrella, más costará a las ondas cortas llegar a nosotros, lo que dará como resultado que se puedan ver mejor las más largas: aquellas cuyo color varían del amarillo, naranja y rojo. Se le denomina ‘’dispersión’’ por el efecto que hacen cuando coinciden con las partículas que se encuentran en el aire (por ejemplo, moléculas gaseosas como nitrógeno y oxígeno).

La luz choca contra ellas, parecido a una pequeña explosión, y las partículas gaseosas la esparcen. Esto es lo que nos hace llegar ese color hasta nuestra retina. Tal y como si fuera un prisma por el cual pasa luz blanca y nos muestra el espectro de colores violeta, azul, verde, amarillo, naranja y rojo.

Otros fenómenos coloridos de la naturaleza

La Dispersión de Rayleigh no es el único fenómeno de la naturaleza que tiene un efecto curioso y colorido. Existen muchos más como las algas que cambian de tono y pueden llegar colorear grandes masas de agua.

Isla en Oceanía con lago rosa
Isla en Oceanía con lago rosa

Isla en Oceanía con lago rosa lindsay_imagery

¿Es posible que un alga cambie de color?

No solo es posible, terrícola, sino que, además, puede deberse a varios factores. Un factor que determina el cambio de color de un alga es la especie de la que sea. Existe un tipo de alga que se llama 'Euglena' y cambia de tonalidad verde a tonalidad rosa. Este cambio se da cuando recibe mayor cantidad de luz solar.

Hay otros factores, como es la alta salinidad del agua. Cuando ocurre esto, normalmente también entra en juego otra alga denominada 'Dunaliella salina', la cual prolifera en masas de agua donde la cantidad de sal es abundante. El rojizo se debe a que produce por sí misma carotenoides, unos pigmentos naturales esenciales de la propia vegetación.

Como puedes comprobar, la naturaleza nos brinda miles de colores a diario, ya sea en el amanecer o el anochecer, en el reino vegetal o cuando llueve y se forma un arco iris. Si quieres saber más sobre fenómenos naturales de tonalidades vivas o curiosos, no te pierdas esta noticia de la meteoróloga Isabel Moreno.