Enlaces accesibilidad
MasterChef

Jiaping y Arnau disfrutan del huerto de la casa

  • Arnau le da a Jiaping una clase de horticultura en la casa de los aspirantes
  • Repasa los mejores momentos del programa en la web oficial de MasterChef

Por
Jiaping y Arnau disfrutan del huerto de la casa

La buena relación entre Jiaping y Arnau continúa. Después de trabajar mano a mano en la prueba de tapas internacionales, ahora se atreven con la horticultura. Una vez más, nos hemos colado en la casa de los aspirantes de MasterChef para ver como Arnau enseña a Jiaping a plantar albahaca. "Arnau es mi maestro catalán y yo soy su maestra para enseñarle chino", aseguró Jiaping mientras Arnau sujetaba la cámara.

Después de que Arnau plantara dos plantas de albahaca el turno le llegó a Jiaping, que mostró su destreza con la azada. "Primero abrimos un hueco y metemos la planta. Y luego, con la mano. Hay que construirlo bien". La asiática explica el paso a paso aunque reconoce ser novata: "No había tocado la tierra en mi vida". Ambos bromearon sobre cómo se dice huerto en chino. Con la maceta de la albahaca ya enterrada, Arnau continuó la explicación: "Aprieta con los dedos y coge más arena de los lados". 

Las risas protagonizan cada momento que comparten Jiaping y Arnau. Pero en el último programa vimos a la aspirante asiática sacar su caracter con Ofelia. Mientras Pepe trabaja con las alcaparras para sacarle la carne y las semillas, Amelicious pidió a Ofelia que le ayudara. Después de comprobar la complejidad de la tarea, Ofelia intentó cambiar de tarea y lo logró. En ese momento, fue Jiaping la que acompañó a Pepe en esa tarea. Pero no sin enfadarse: "No es mi culpa. Esto me lo ha dejado Ofelia. No puedo creer que trabaje la mitad y se vaya. No quiere hacerlo y no lo hace". En ese instante, Pepe tomó partido por la aspirante asiática. "Es muy difícil para todos. Jiaping no se cabrea nunca, si se cabrea es por algo"

Jiaping saca su caracter al no poder más con la situación

Por suerte para el equipo azul, la situación se recondujo y terminaron ganando la prueba de exteriores por delante del equipo rojo. Y además de librarse de la expulsión, tuvieron el obsequio de disfrutar de una masterclass de Mateu Casañas en el restaurante Disfrutar, con dos estrellas Michelin. Todo un lujo que los aspirantes supieron aprovechar: "Es una felicidad máxima", afirmó Amelicious, capitana del equipo azul durante la prueba.