Enlaces accesibilidad
Día Mundial de los Cereales

Los cereales y los retos medioambientales a los que se enfrentan

  • Sembrados y cosechados alrededor del planeta, son fundamentales para garantizar la seguridad alimentaria
  • Se estima que en 2050 el precio puede subir por los efectos del cambio climático entre un 1 y un 29% dependiendo del escenario
  • La meteoróloga Isabel Moreno nos cuenta la situación climática a la que nos enfrentaremos en el futuro en Aquí la Tierra

Por
Agricultor paseando por sus campos
Hirurg

Los cereales son uno de los pilares más importantes en las dietas mundiales. Sembrados y cosechados alrededor del planeta, son fundamentales para garantizar la seguridad alimentaria. Sin embargo, el cultivo de éste y los demás alimentos se enfrentan a numerosos desafíos, como tener que abastecer a un planeta que cada vez demanda más alimento, aumentando la degradación y la presión sobre la tierra a través del uso de algunos fertilizantes y de recursos acuíferos.

Además de estos retos, los cultivos tienen que hacer frente al cambio climático jugando un doble papel: son grandes afectados y, simultáneamente, uno de los principales contribuyentes a la emisión de gases de efecto invernadero.

Campos de cultivo de cereales
Campos de cultivo de cereales

Campos de cultivo de cereales Sankai

¿Cómo amenaza el cambio climático a los cultivos de cereal?

El cambio climático trae cambios en los patrones de lluvias, de temperaturas y aumento de algunos fenómenos extremos. Son aspectos que amenazan a los cultivos alterando el recurso de agua necesario para su riego, modificando sus temperaturas óptimas para crecer o para que su polen sea viable, y por aumento de riesgos como inundaciones en algunas zonas.

Estos cambios, además, traen otras consecuencias indirectas que pueden afectar de forma negativa a los cultivos en forma de enfermedades, plagas, malezas… Además, el aumento del CO2 en la atmósfera, más allá de estar detrás del cambio climático, puede estar relacionado con una disminución del valor nutricional de algunos cereales.

Sacos de distintos cereales: avena, trigo...
Sacos de distintos cereales: avena, trigo...

Sacos de distintos cereales: avena, trigo... Andrey Iudin

Todo ello afectará a la producción de los cultivos y tendrá un reflejo en su precio. Se estima que en 2050 el precio puede subir por los efectos del cambio climático entre un 1 y un 29% dependiendo del escenario, aunque no del mismo modo en todo el mundo.

Al igual que el cambio climático impacta de forma negativa en algunas regiones, en otras puede favorecer condiciones apropiadas para estos cultivos, como se está observando en la actualidad. Por ejemplo, en las últimas décadas el cambio climático ha afectado negativamente a los cultivos de maíz y trigo en algunas zonas en latitudes bajas, mientras que en latitudes más altas estos cultivos se han visto beneficiados.

Adaptación al cambio climático

Como hemos visto, el cambio climático redistribuye las áreas donde cultivar y, además, supone riesgos distintos para cada una de ellas. Por tanto, la adaptación de la agricultura no tiene una misma solución para todo el mundo, sino que depende de cada región. Mientras que en algunas zonas, por ejemplo, bastará con modificar sistemas de riego, en otras puede suponer incluso cambios en la propia variedad de cereal que se esté cultivando.

En definitiva, la agricultura se enfrente a muchos riesgos y diferentes entre sí alrededor del planeta. Conocerlos y adaptar los cultivos es muy importante para garantizar la seguridad alimentaria alrededor del mundo.

Bonus

¿Qué puedo hacer desde casa? La elección de nuestra dieta y el desperdicio de alimentos son dos de las acciones individuales que más impacto tienen sobre el medio. Apostar por una dieta rica en vegetales de temporada, de cercanía y reducir al máximo el desperdicio de alimentos son unas grandes opciones para disminuir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.