Enlaces accesibilidad

Masterchef | Michael

Samantha defiende a Michael de los ataques de sus compañeros

  • ¿Por qué todos los aspirantes van contra Michael, el estadounidense?
  • Juana, la abuela de la edición: "Michael no es trigo limpio"
  • Corazón y tendencias te cuenta lo mejor de Masterchef

Por
MasterChef 8 - Michael explica el conflicto con sus compañeros

La nueva edición de Masterchef se está desarrollando como la más tensa de la historia. La competencia, no siempre sana, entre los concursantes es feroz y los ataques entre ellos se suceden ya sin disimular delante de las cámaras. Si entre todos acordaron que lo mejor era expulsar a Saray por ofender al jurado y a la audiencia con una perdiz sin desplumar, ahora el enemigo del grupo es Michael.

El concursante californiano es el blanco de las críticas de sus compañeros. En el último programa hemos visto cómo los aspirantes lo tienen por un enemigo común. Hasta la abuela del grupo, Juana, lo tiene enfilado: "Michael no es trigo limpio, no dice una verdad".

Ningún concursante de Masterchef quiere cocinar con Michael

Las diferencias con el norteamericano se vieron en la prueba por equipos. Cuando Fidel y Juana hicieron sus grupos, Michael se quedó el útlimo. Ninguno de los dos quería trabajar con él. Es más. Juana, la portera de 74 años, le echó en cara a Fidel que no lo hubiera elegido él.

Enseguida se vió por qué no lo quería cerca de ella. Los roces entre los dos se vieron durante todo el cocinado. A la veterana capitana le molestaba todo de Michael. Cómo preparaba el besugo, cómo se manejaba con las ascuas de la parrilla y hasta su tono de voz: "No chilles tanto. Quiero tranquilidad". Le llega a confesar a Samantha Vallejo - Nágera al oído, mientras la abrazaba para darle ánimo: "Este no es trigo limpio".

MasterChef 8 - Juana: "Michael no es trigo limpio"

No era la única del equipo que estaba molesta. Jordi Cruz, consciente del ambiente que se estaba calentando en el equipo azul, preguntó qué pasaba con Michael. Jose Mari fue claro: "No es el santo de la devoción de Juana. Ni de muchos. No le gusta que le digan nada, debería de escuchar un poco más."

Que Jose Mari critique a un compañero no es nuevo en Masterchef. Lo que sorprende es cómo entró a la conversación Sara Lúa. Una concursante que es, normalmente, más comedida en sus comentarios, ahora estaba dispuesta a contar qué le parecía el comportamiento de Michael: "Totalmente de acuerdo. Sí. Disimula muy bien. A mí no me parece bien que llegues a un equipo y pidas que cierta gente no te hable. Yo eso no lo veo bien ni lo pienso permitir. Le ha dicho a Jose Mari que no le dirija la palabra en todo el cocinado."

Por lo visto, fuera de cámaras hubo un rifirrafe entre Michael y Jose Mari. Así lo explicaba la gallega: "Ha sucedido de camino a cocinas. Ha dicho: por favor, listen. No quiero que Jose Mari me hable en toda la prueba porque me pone nervioso."

Consciente de que el cocinado se podía ver afectado por este conflicto entre aspirantes, Jordi ha llamado a Michael que se ha intentado excusar diciendo que sólo quería pedirle a Jose Mari que no lo desconcentrase durante la prueba: "Él llega chillando como un jefe". No ha convencido a sus compañeros.

Michael "Alguien tiene que asumir las puñaladas"

Ya de vuelta a las cocinas de Masterchef, los jueces volvieron a sacar el tema. Se oyeron varios reproches contra el estadounidense, incluido el de Juana que le echó en cara a Michael que nunca se sabe cuándo dice la verdad. Él, conservando la calma, asumió las críticas a su manera: "Ok. Alguien tiene que recibir las puñaladas."

"Para mí, está haciendo un papel de víctima." Reaccionaba así Sara Lúa y continúa: "Él hace un papel de súper divertido y gracioso y súper contento y sonriente, pero luego es todo lo contrario."

Hasta Fidel nos ha contando en una entrevista en primicia en Corazón y tendencias que no se fía de él: "No tiene nada ver su personalidad delante de las cámaras con luego su personalidad fuera y entonces la convivencia es más complicada."

El jurado sale en defensa de Michael

Aunque se salvó de la prueba de eliminación, Michael se tuvo que remangar para cocinar por Ana. En una decisión sin precedentes de los jueces de Masterchef, en este último programa se iba a la calle el concursante que hubiera tenido la mala suerte de que le tocara un sustituto en cocinas que lo hiciera mal.

Michael tuvo que preparar el ingrediente más odiado por Ana, unos caracoles. Jamás los había cocinado ni probado, le daba bastante asco. Cometió algún error mientras trabajaba en ellos que supo enmendar perfectamente. Se sobrepuso y consiguió sacar un plato típico español con un sabor que le encantó a los jueces.

Ya lo comentaba Samantha mientras lo veían trabajar: "Me encanta Michael y no entiendo cuál es el problema que tienen sus compañeros con él. No entiendo tanta saña ni tanta caña con él."

No se quedó en un comentario entre colegas. Sacó a relucir su preocupación ante los concursantes cuando valoró el plato de Michael: "Todos los que metéis puñales a Michael tendríais que aprender cómo guisa. En vez de meteros con él, aprended de él".

Le preguntamos a Fidel cómo reaccionaron ante semejante comentario de los jueces y le resta valor: "Bueno, por audiencia. Por el perfil que el cumple les interesará. Pero los que estamos ahí sabemos lo que hay."

Michael: El concursante que más ha sufrido

MasterChef 8 - El duro pasado de Michael

Michael, al menos delante de las cámaras se hace el fuerte. Parece que la mala relación con sus compañeros no le afecta. Ha dicho en numerosas ocasiones que después de una infancia muy dura, ha decidido ponerle una sonrisa a la vida.

Su madre lo repudió a los 16 años por ser gay: "Prefiero tener un hijo muerto". Llegó a decirle. Por suerte, tuvo un padre adoptivo maravilloso que se encargó de sacarlo adelante.

En varias ocasiones, ha recordado su niñez plasmándola en sus platos. Como el día que cocinó unas patatas fritas porque era lo único que podía comer cuando lo echaron de casa. O cuando le confesó a Pepe que sus padres nunca le cocinaban dulces ni nada que le gustara.

Veremos cuál es la evolución de Michael en Masterchef. Desde luego, con su recorrido vital, seguro que lo que le diga el resto de concursantes no lo aleja de su meta. Serán sus dotes como cocinero y las valoraciones de los jueces las que lo pongan en su lugar al final de este concurso.

Televisión

anterior siguiente