Enlaces accesibilidad
Primeras bodas igualitarias

La invisibilidad de las lesbianas

  • El primer matrimonio entre mujeres en España mantuvo el anonimato de las novias, que no quisieron fotos ni hacer declaraciones. 
  • Catorce años después una de ellas, Tani, confiesa: "Tuve miedo".

Por

Encontrar a Tani, Sebastiana Estévez, no fue fácil. Durante catorce años del primer matrimonio legal sin hombre celebrado en España solo se sabía que las novias se llamaban Tani y Verónica. Una era española, la otra argentina y celebraron su boda en los juzgados de Mollet del Vallés (Barcelona) el 11/07/2005. Ambas consintieron que las cámaras grabaran su histórica boda, pero no quisieron que se les vieran las caras.

Tras dos meses de búsqueda, localizamos a Tani en Las Palmas de Gran Canaria. Ahora tiene 51 años y se recupera de una afección cardíaca en su isla natal. El matrimonio con Verónica duró ocho años. Aunque Tani seguía reticente a hablar con los medios, al final accedió a una entrevista porque "ahora ya es distinto. Antes a las mujeres lesbianas nos señalaban por la calle".

Al comparar las dos primeras bodas homosexuales en España en el "¿Te Acuerdas?" se evidencian los problemas de visibilidad que históricamente ha tenido el colectivo de mujeres lesbianas: Mientras los hombres se casan orgullosos de mostrar abiertamente su sexualidad, las mujeres se ocultan. O al menos se ocultaban. 

Mili Hernández, veterana activista LGTBI, cree que "salir del armario" ya no es problema para las nuevas generaciones. A las lesbianas de mayor edad, en cambio, les dirige el reproche de haberse "instalado en la zona de comfort que proporciona la invisibilidad" mientras defiende las ventajas de mostrar sin tapujos la identidad sexual.