Enlaces accesibilidad

Cuéntame cómo se hizo

Véronica Echegui y el heavy metal, los salvadores de Carlos Alcántara

Por
Cuéntame cómo pasó - Cómo se hizo el capítulo 259

Cuéntame cómo pasó sigue innovando y esta semana ha sorprendido a sus seguidores con un capítulo nada lineal, ritmo narrativo vertiginoso... ¡y muy heavy! Y es que Carlos ha conseguido superar su trauma en un capítulo que es un canto de amor al heavy metal de los ochenta. 

Así lo define Carlos Molinero, guionista del capítulo "Cinco ataques de pánico y una balada heavy metal", que con este guión ha querido rendir homenaje al heavy metal nacional "poque siempre se destaca La Movida, pero una parte de la historia esencial de España es el heavy metal, porque en esta época se inició el metalero español y nacieron grupos muy importantes, como Barón Rojo".  

Carlos se enfrenta a sus miedos

Ricardo Gómez (Carlos en Cuéntame cómo pasó) ha sido el gran protagonista de este episodio, en el que se ha enfrentado a su miedo a los cuchillos y la sangre. La semana pasada comenzó su terapia de la mano de una psicóloga interpretada por Bárbara Goenega, pero su verdadera cura ha llegado a través del personaje de Cristina, una joven heavy a la que ha dado vida magistralmente Verónica Echegui

"Al inicio de temporada no contábamos con hacer este capítulo, pero cuando llevábamos varios escritos nos dimos cuenta que había una elipsis de tiempo importante y parecía que Carlos se curaba por arte de magia. Así que nos planteamos contar bien la trama de Carlos, cómo vive su proceso de terapia en un tiempo que no está muy enmarcado, cómo es su viaje personal intentando curarse y luchando por volver a ser el que era", explica Molinero. 

Saltos de tiempo, pesadillas, angustia... Seguro que más de uno ha seguido el capítulo con el corazón en un puño. El director del capítulo, Antonio Cano, está entusiasmado con el resultado de este episodio, del que destaca que esté contado "desde el punto de vista subjetivo de Carlos, que distorsiona la realidad. De hecho el espectador a veces no sabe qué pertenece al mundo real y qué a los sueños, es una historia que bucea con facilidad por el mundo de la emociones, sensaciones y realidad, fluye de una manera muy natural". 

El reto de Ricardo Gómez

Ricardo Gómez ha tenido que prepararse a fondo para afrontar es capítulo, en el que se ha dejado el alma. "El proceso del personaje de Ricardo era muy complicado, desde el punto de vista actoral era muy difícil porque él tiene que contar que está afectado por las pesadillas que no le dejan dormir y le produce un deterioro muy grande. Por otro lado tiene que afrontar la realidad frente a la imaginación que le lleva a sus pesadillas y, además, tiene que mostrar como va mejorando a través de Cristina. Era difícil llevar a cabo todas esas emociones y él lo ha hecho sensacional", afirma Cano. 

La conclusión del director es que con este capítulo "se ha abierto una ventana la futuro para que la serie continúe por unos derroteros narrativos diferentes, captando a una nueva audiencia, porque este capítulo le va a encantar también a la gente joven". 

La gran aportación de Verónica Echegui

Ricardo Gómez ha compartido gran parte del capítulo con la actriz Verónica Echegui. Nominada a dos Premios Goya con las películas Yo soy la Juani Katmandú, un espejo en el cielo, la actriz madrileña ha derrochado talento dando vida a Cristina, la joven heavy que ayuda a Carlos a superar su trauma. 

Tal y como nos explican los creadores del capítulo, Ricardo Gómez fue quien tuvo la idea de dar el papel de Cristina a Verónica Echegui. "Nos pareció perfecta, es maravillosa, un terremoto de energía, aporta muchísimos matices y ha enriquecido el personaje. El montaje ha sido muy complicado porque hace cosas tan buenas en cada secuencia que no sabes cual escoger" confiesa Antonio Cano. 

Con Carlos recuperado de su trauma, ahora los Alcántara intentarán volver a la normalidad después de unos meses tan duros. Carlos se centrará a partir de ahora en su faceta como productor del grupo Rosa Chillón, para los que ha conseguido un bolo en Sagrillas. ¿Congeniarán sus amigos del pueblo con Josete, Marcelo y compañía?