Enlaces accesibilidad
Crónica sábado

They Might Be Giants ponen la veteranía y el humor en el cierre del Vida Festival

  • Vida Festival cierra su 5º aniversario con 31.000 asistentes
  • They Might Be Giants eligen entre su casi millar de canciones un setlist irresistible
  • Iron & Wine acompañan el atardecer en Vilanova con su folk cálido y relajado
  • The Charlatans ya son el primer nombre del cartel del VIDA 2019

Por

They Might Be Giants en un momento de su concierto en VIDA
They Might Be Giants en un momento de su concierto en VIDA

El festival VIDA cierra la primera etapa de su proyecto con éxito (31.000 asistentes a falta de los datos de los conciertos del' Vida By The Sea' de este domingo) y una línea de programación asentada. Queda mucho VIDA por delante, pero el quinto aniversario es un hito desde el que observar el camino recorrido, y mirar hacia lo que tiene que llegar.

Se ha consolidado en esta edición el formato de tres días, y se ha reforzado una línea estilístia marcada por el entorno. El VIDA ya es una idea en nuestra cabezas: es escenarios rodeados de árboles, conciertos sin agobios, un sonido meticulosamente cuidado y un cartel lleno de propuestas delicadas y cálidas como los atardeceres de Vilanova.

De eso podría ser embajador Sam Beam, Iron & Wine. Y como la portada del dísco que venía a presentar, este concierto lo ha bordado. 'Beast Epic', un disco que tiene la belleza como tema central y que, como no podía ser de otro modo, es hermosísimo. Aunque esta propuesta más reciente le devuelve a la parquedad de sus comienzos, en directo se deja acompañar por tres músicos (dos de ellos mujeres) que dan empaque y profundidad a esta vuelta a los orígenes que podría haberse limitado a presentar en solitario y en acústico. Un disco de regusto campestre que no podría sonar mejor escuchándolo al atardecer sobre tierra y paja.

Los gigantes They Might Be Giants

Dicen John & John, Linnell y Flansburgh, el alma de They Might Be Giants, que tienen casi un millar de canciones compuestas y publicadas desde sus inicios ochenteros. No debe ser tarea fácil elegir un setlist para un formato festival con el tiempo contado y un público heterogéneo. Aún así han acertado a encajar su nuevo disco con las grandes canciones que les han mantenido en primera línea durante 35 años. Divertidos, entrañables y juguetones. Gigantes.

Antes, dos hombres con dos propuestas de folk contemporáneo nos han encandilado. Casi a primera hora de la tarde, Elvis Perkins se subía al escenario de la Masia siendo pura actitud. Porque alguien que se llama Elvis, es una apuesta segura. Josh Rouse, por su parte, puede hacerte viajar en un concierto de una hora de los 70 a los 80, y del Mediterráneo a Nashville. Puro amor en los tiempos modernos.

Con la noche ha llegado la oscuridad de Hookworms, lo cual tiene sentido teniendo en cuenta la historia que acompaña el nuevo disco de este quinteto de Leeds, y que tiene que ver con la perdida: de un estudio, de un amigo y de la memoria de un padre. Tiempos duros que han llevado a esta banda hasta uno de sus mejores discos y un directo musculoso lleno de fuerza, experimentación e intensidad.

Camino de la sexta edición

Of Montreal han devuelto la luz, el color y el baile al recinto tras Hookworms, responsabilidad total de Kevin Barnes. Él es el verdadero cerebro de este proyecto y protagonista absoluto en directo bailando, saltando y entregándose enérgico y exhuberante a un público que buscaba su penúltimo baile de sábado noche.

Con ganas de más empieza a gestarse la sexta edición del Vida Festival que ya tiene un primer nombre en el cartel: The Charlatans. Para eso aún falta un año, pero el invierno nos traerá el Secret Vida, nuevo formato en el que 1500 personas acudirán los días 8 y 9 de diciembre a una finca del siglo XIX en Sant Pere de Ribes. ¿Qué cartel tendrá? Lo sabremos cuando las bandas invitadas se suban al escenario. Habrá que ir a ciegas y confiar en el contrastado buen hacer del equipo del Vida.

Radio

anterior siguiente