Enlaces accesibilidad
ENTREVISTA

Vic Mirallas: el exmúsico de Alejandro Sanz busca su propio camino dentro y fuera del trap

Por
Vic Miralles
Vic Miralles cropper

Cantante, compositor, productor, clarinetista y saxofonista, por citar solo las más importantes. Vic Mirallas dice que, como la mayoría de los niños quería ser futbolista, pero tardó poco en darse cuenta de que lo suyo era la música en todas sus versiones. Disfruta produciendo sus temas y haciéndolo para otros, pero también le reconforta rodearse de otros músicos y tocar su saxo.

Toca el piano desde que tenía 3 años, tiene formación clásica y ha formado parte de la banda de Alejandro Sanz. Ahora, a punto de sacar su segundo disco de la mano de Warner, también colabora con artistas tan variopintos como Alba Reche, Don Patricio, Tu otra Bonita o Juancho Márques. Justo en el momento de esta entrevista, acaba de aterrizar en Madrid después de haber pasado unos días encerrado en el estudio de Juancho Marqués.

Recién llegado de Viveiro (Galicia), viene de producir temas en casa de Juancho. Vic está reventado de tanto viaje, pero emocionado de participar en el nuevo disco del rapero. “Estuvimos ahí creando un tema”, confiesa Vic sobre la colaboración que finalmente surgió entre Márques y él. Le pregunto cómo surgen colaboraciones como ésta y con toda la humildad que en adelante demuestra, me dice: "Si escribiera por Instagram directamente a artistas probablemente ni lo leerían, seguro que sudarían de mí bastante. Lo que mola es que son ellos quienes me escriben para decirme: me gusta tu tema. Yo ahí aprovecho la jugada para decirles: ¿Colaboración? Entonces ya creo el tema pensando en ellos, más que decirles a ver qué tema te cuadra."

P: Te hemos visto con todo tipo de artistas: Don Patricio, Tu otra bonita o Camilo. También componer para Alba Reche o Juancho Márques. ¿Dirías que te adaptas a lo que venga?

V: Me gusta la música en general, la verdad que me cierro poco en estilos o artistas. Me gusta trabajar con gente que tenga buen rollo y ya está.

P: Empezaste a dar clases de piano con 7 años, tienes formación clásica y estudiaste en el Berklee College of Music de Boston. ¿Se me olvida algo?

V: Eso y... bueno, de Berklee empecé a hacer gira como saxofonista y corista para Alejandro Sanz.

P: ¿De dónde viene tu pasión por la música? ¿Es algo hereditario?

V: A los 7 años era algo más reglado, pero yo a los tres años ya estaba tocando el piano porque mis padres y mi hermana son músicos también. Somos una familia muy muy musical. De pequeño mi madre, por ejemplo, me ponía al piano a adivinar notas. Era nuestro juego para ir formando un poco el oído. Luego también hay gente que ha estudiado música toda la vida y no se ha sabido adaptar a la industria, porque de alguna manera en la industria hay mucha mierda. Hay gente que piensa que no se quiere meter ahí porque se considera músico y solo toca jazz, por ejemplo. A mí me gusta el jazz, me gusta el clásico y me gusta el pop también. No me cierro a nada.

P: "Músico urbano total" son palabras para referirse a ti. ¿Te gustan como definición de lo que haces? 

V: Qué va… No sé, lo de la música urbana, me etiquetan mucho ahí, pero no lo entiendo muy bien. Al final en mi música si que hay elementos del trap porque me gusta y los pongo. Lo he hecho últimamente, entonces la gente ya tiende a poner a etiquetas a todo. Por ejemplo, acabo de hacer una entrevista con Radio Urbana y me han propuesto un juego con 4 temas urbanos actuales y no conocía ninguno. No estoy nada metido.

P: Ahora mismo es difícil huir del trap. Hoy es todo fusión. ¿Qué opinas de la apropiación cultural?

V: Tener el poder y la capacidad de meterte en diferentes estilos o fusionarlos no tiene porque ser ningún tipo de apropiación cultural con la que alguien se pueda sentir ofendido. Yo no lo veo así. Es cierto que hay ciertos mensajes o símbolos que es mejor no tocar porque no forma parte de lo tuyo. En mi último single, "Pura Vida", lo grabé en Chile y yo digo una palabra seseándola. Claro yo no seseo, pero bueno se quedó así y de alguna manera me gustó. Y pensé, la gente va a decir; este tío va de latino o algo. Pero bueno, yo creo que uno va haciendo lo suyo y ya. Si tienes que pensar en todo lo que dirán los demás, te vuelves loco.

P: Con 27 años te siguen diciendo eso de “promesa musical”. ¿Te gusta el término?

V: No, no me gusta mucho. De hecho, ya hace 10 años que me lo dicen, pero yo ya vivo de esto desde hace bastante tiempo y creo que estoy bastante curtido. Supongo que necesitan categorizarme de alguna manera. En Los 40 Cataluña dije que los productores de Barcelona harían muy buenas migas con los productores de Madrid porque está muy separada la onda de Barcelona de la de Madrid. El titular fue: “Los productores de Barcelona tendrían que trabajar con productores de España”, para crear polémica.

P: Luego te ficharon como saxofonista de Alejandro Sanz ¿Cómo es actuar al lado de Alejandro Sanz?

V: Son casi 6 años de girar por el mundo con él. De la experiencia de ser "el músico de" aprendes mucho. Sobre todo, al estar con los demás músicos que son impresionantes. El estar acompañando me gusta mucho también.

P: ¿Te ha abierto puertas estar con él?

V: No, porque es otro tipo de disciplina. La gente no te ve como un artista, te ve como un músico de él, pero aprendes muchísimo de las giras. Pero bueno, él es tu jefe y al final también hay malos rollos, egos y cosas que pasan. Pero en general, la valoración es buena.

P: Ya has anunciado próximos conciertos… ¿Ganas de directo?

V: Son dos conciertos: uno en Barcelona y otro Madrid. Estoy deseando hacer una gira, el momento para poder entrenarme en el directo. Porque con dos conciertos hay poco margen de error y de mejora.

P: El videoclip de Plan B da que pensar… ¿Qué pretendes decir con esta letra? ¿Estamos todos un poco vendidos al sistema?

La idea inicial partía de justo lo contrario de buscar un plan B. Yo la hice pensando en que los músicos estamos muy expuestos a cosas como: “Ah, haces música y ¿de qué trabajas” “Haces música y te lo pasas muy bien”. Cosas de estas que anulan cualquier tipo de esfuerzo detrás, que es tu profesión y que puedes ganarte la vida con ella. He estado toda mi vida oyendo ese tipo de comentarios y al final creo que tener un Plan B es negativo porque te desvía un poco de tus objetivos. Pero la letra también dice: “Va, dime dónde yo firmo”, porque también representa el compromiso conmigo y que tengo con Warner al querer una compañía o soporte económico para poder crear sin ningún tipo de preocupaciones. Al final también buscas poder pagar tus cosas. Esto te da la libertad de poder crear sin presión. Antes decía: para vivir de esto tengo que hacer un hit y buscar el hit. Y te das cuenta de que cuando fuerzas el hit, no sale nada. La música sale de la inspiración. Ahora mismo, con la situación Covid y sin bolos, poder vivir de la música es casi imposible sin una discográfica. Yo sin ella tendría que hacer muchas más producciones o dar clases.

P: ¿Siempre tuviste claro que querías ser músico?

V: Cuando me preguntaban que quería ser de mayor, primero decía que quería ser futbolista (creo que como casi todos los niños del mundo) y después productor. Más tarde descubrí que también me gustaba cantar, pero sí que me sentía un poco lejos del artisteo.

P: Hablando de artisteo, ¿cómo te llevas con las redes sociales?

V: Pues a veces me dan un poco igual y otras no. Cuando estoy en promoción, a veces me pregunto porque un selfie gusta más que un trozo de un tema mío que llevo meses currándomelo. Esto se ve reflejado en todo tipo de disciplinas. El interés del público es siempre un misterio.

PLAYZ

anterior siguiente
-->