Enlaces accesibilidad
VIRAL

Así es Casa Carvajal, el escenario escogido por C. Tangana para el videoclip de "Comerte Entera"

  • La construcción es de estilo brutalista y fue creada por el arquitecto Javier Carvajal
  • La última producción de Puchito, dirigida por Santos Bacana, quiso contar con su presencia en el videoclip
  • Más noticias en PlayzTrends

Por
 Así es Casa Carvajal, el escenario escogido por C. Tangana para "Comerte Entera"
PLAYZ

Álvaro Santos, conocido popularmente como Santos Bacana, no es solo uno de los directores habituales de los videoclips de C. Tangana. Afincado en California, también es uno de los fundadores de Little Spain, el proyecto español más prometedor con sede en Los Ángeles. Como su propio nombre indica, un pequeño trozo de España casi siempre está presente en cada uno de sus proyectos. El último llega de la mano de Puchito en "Comerte Entera", una producción audiovisual que de nuevo corrió a cargo del cineasta y que nos descubrió uno de los elementos más emblemáticos de la arquitectura nacional: la Casa Carvajal.

"Nos conocimos en Las Vegas durante los Latin Grammy de 2016 a través de Rogelio González, director y gran amigo de ambos. Desde entonces, los tres hemos ido compartiendo ideas y feedback en todo lo que hacemos. Soy un enorme fan de su vertiente urbana desde el principio, por ese motivo me asocié más a su acercamiento a la música tradicional, razón también por la que terminé escribiendo "Un veneno" junto a él", indicaba Bacana durante una entrevista. Unas palabras que evidencian la gran sintonía que rodea su relación y la capacidad de arriesgar con unos escenarios poco conocidos, alejados del público general y que dotan de exclusividad un videoclip que podría ser el último antes del lanzamiento de El Madrileño, el próximo trabajo discográfico de C. Tangana.

Arquitectura brutalista de los años 60

Construida en 1965 y premiada con el Fritz Schumacher, la Casa Carvajal ha pasado de ser un bien infranqueable a estar abierto a todo aquel que quiera visitar uno de los símbolos por excelencia de nuestra arquitectura. Fue construida por el catalán Javier Carvajal, y a diferencia de lo que muchos piensan, ya ha sido escenario para alguna que otra película, como La Madriguera. Un detalle que no ha pasado despercibido en redes sociales y que han devuelto al inmueble a la actualidad. 

Aunque parezca estar alejada de cualquier punto urbano, lo cierto es que la vivienda se encuentra en Somosaguas (Pozuelo de Alarcón), una de las urbanizaciones más exclusivas y caras del país. El arquitecto la construyó como residencia familiar a mediados de la década de los 60, y tras diez años en su poder, fue pasando de mano en mano hasta llegar a ser lo que es hoy: un set de rodaje para todo aquel que pueda permitirse su alquiler.

Según la web donde ofrecen el espacio, pasar una jornada en su interior podría oscilar entre los 800 y 1.500 euros. Una localización a tan solo 15 kilómetros del centro de Madrid con capacidad para, según el site, entre 1 y 60 asistentes. Pero si tu economía te lo permite, también podrías hacer con ella por un cuatro millones de euros, el precio fijado para su venta.

Integrada en el entorno natural

Su exterior, lejos de seguir los códigos vanguardistas que marcan las construcciones de la última década, sigue los patrones propios de su movimiento y envuelven a todo el inmueble con un revestimiento de hormigón armado. Una sola planta que se integra perfectamente en la naturaleza que le rodea y que, precisamente, constituye uno de sus principales atractivos. Con dos patios interiores que forman una especie de ocho, permite que la estancia quede dividida en cuatro esquinas: los dormitorios infantiles, dormitorios de los adultos, la cocina y el salón.

Llama la atención la maestría con la que el arquitecto fusionó la brutalidad adquirida por los materiales de construcción y todos los elementos verdes que la rodean. Una unión que parece fusionar ambos mundos y que convirtieron la Casa Carvajal en una de las obras más importantes en la trayectoria del artista.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, no es difícil imaginar que la vivienda se convirtiera en el lugar elegido por Santos Bacana a la hora de materializar la última creación de Puchito. Es habitual verles juntos rodando en lugares donde la arquitectura no pasa desapercibida. Ya ocurrió cuando ambos grabaron por toda la Habana y visitaron puntos tan tradicionales como el Náutico de Marianao, el Deportivo José Martí o la Casa Alonso. Una elección que convierte al cineasta en una figura arriesgada y que aboga por la realidad de sus proyectos. ¿Cuál será la próxima escenografía elegida por Little Spain?

PLAYZ

anterior siguiente
-->