Enlaces accesibilidad
PELÍCULAS GRATIS EN PLAYZ

Los actores de 'La casa de Papel' y 'Merlí' también están en Playz: películas gratis online de las estrellas del momento

Por
Esther Acebo (con cierto aire a Lisboa de La casa de papel) en 'Antes que perder', película que puedes ver gratis en Playz.
Esther Acebo (con cierto aire a Lisboa de La casa de papel) en 'Antes que perder', película que puedes ver gratis en Playz. cropper

Este viernes 3 de abril Netflix estrena la cuarta temporada de La casa de papel, la serie española de mayor éxito internacional de los últimos años. La ficción española vive un momento mágico, porque además de La casa de papel, otras series como Élite o Merlí están arrasando fuera de nuestras frontetas, convirtiendo a sus protagonistas en ídolos mundiales que acumulan millones de seguidores en sus redes sociales.  Y muchos, muchos de ellos, dieron sus primeros pasos en Playz.  

Así que si eres fan de María Pedraza, Esther Acebo o Miguel Bernardeau, te proponemos el plan MSP perfecto: manta, sofá y Playz, lo necesario para disfrutar de las mejores películas y series gratis del catálogo online de Playz. 

Esther Acebo en 'Antes de perder'

Esther Acebo es Mónica Gaztambide en La casa de papel, una trabajadora de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre que sufre el secuestro de primera mano... ¡y qué manos! No os queremos spoilear mucho más. Si eres fan de la actriz, te recomendamos que no te pierdas su magnífico papel en la serie de Playz Antes de perder. Esther Acebo protagoniza junto a Mariam Hernández esta road movie que rompe los códigos tradicionales sobre lo femenino: Jana y Diana son dos mujeres en la treintena tan diferentes en todo que, en condiciones normales, no hubieran cruzado ni un par de palabras. Sus vidas están en punto muerto y solo necesitan una chispa para empezar a vivirlas con intensidad... o para acabar pudriéndose en la cárcel.

Para facilitar su visionado, la tienes disponible en formato película, para que no tengas ni que esperar al cambio de capítulo:

No recomendado para menores de 16 años Antes de perder. La película
Transcripción completa

(Sonido metálico)

(Sonido de oleaje y gaviotas)

(Música)

(Pitido)

(Carraspea)

Hola.

No.

Bueno, si estas viendo esto es que todo salió bien.

O no.

Mira, el caso es que me da miedo, me da miedo...

Porque te van a contar muchas mentiras sobre nosotras.

Sobre lo que pasó, sobre lo que hicimos.

(Música con mucho ritmo)

(Golpe)

Que igual no te lo crees,

pero yo antes tenía una vida estándar,

mi trabajo, mi novio, mi pilates, mis cañas los viernes,

el cocido con la familia los domingos.

Una vida normal, aburrida, como Dios manda.

¿Y cuándo cambió todo?

Pues creo que fue el día de la boda.

No, de la mía no, yo he hecho muchas tonterías,

pero esa... Esa todavía no.

(Disparos cámara)

(Disparos cámara)

(Sonido golpe contra el agua)

(Sonido metálico)

¡Vamos! ¡Espera que voy!

(Toses)

(Música intensa)

No, no, solo a corto.

Entraría, siempre que se pueda, entraría, que es donde está la pasta.

¿Todo bien?

No sabes lo que pasó en la sesión de fotos.

Ya no a mí a la novia. ¡Horrible!

¡Ya sabes cuál es mi frase! No importa si tengo razón o no,

lo que importa es cuánto gano si tengo razón

y cuánto pierdo si me equivoco.

Diana, Diana, he visto un chalet en Oleros ¡espectacular!

tirado de precio, un soplo del banco.

Pero yo no me quiero mudar, Luis te lo dije mil veces.

Diana, hazme caso..

Ese chalet es una inversión de la hostia.

Vale, vale, sí, sí, mañana.

Mañana en la reunión de agentes, venga.

Cuídate, máquina.

Que estoy bien aquí, me gusta vivir en el centro,

no sé de dónde sacaríamos el dinero...

Diana, Diana, ya sabes cuál es mi frase:

Además, mis padres pueden ayudarnos con la entrada

y después, una hipoteca, como todo Dios.

Bueno, pero haciendo fotos en bodas

no sé si me llega para una hipoteca, como todo Dios.

Yo no digo que dejes de sacar fotos, pero...

Tendrás que buscar un trabajo de verdad, ¿no?

Hacer fotos es un trabajo de verdad.

No, un trabajo de verdad es algo que te da un sueldo decente,

y lo que haces tu lo puedes llamar hobby, afición, lo que quieras.

(Disparo)

¡Joder!

¡Putos zombis de los cojones!

(Disparos)

(Sonido del agua)

(Grito)

(Jadeos)

(EN OFF) ¿Diana, no habíamos quedado en el Corte,

para ver lo de tu colchón?

"Llevo una hora esperando, hija.

Y no empieces a mirar cosas por internet, no seas cutre,

los colchones hay que probarlos. Y dime si venís a comer el domingo

para decirle a Mirta si saca el bacalao del congelador, ¿vale?".

¡Odio el puto bacalao, mamá, lo odio de toda la puta vida!

¿Y esa maleta? Me voy.

¿Perdona?

Que me voy. Diana, quieta.

¡Diana!

Lo vi claro, mi vida era un fracaso, una mentira,

siempre haciendo lo que otros esperan de mí, por comodidad

o por miedo al futuro, yo qué sé.

(Portazo)

Pero esta vez, no.

Esta vez me iba a alejar de allí a toda hostia.

(Sonido derrape)

Y estaba asustada, ¿eh? Más que nunca.

Mira, entre lo que me hacía daño y la nada, elegí la nada.

Nada de trabajo, nada de familia, nada de dinero...

Nada.

Pero lo bueno de la nada

es que deja espacio para que entre algo mejor, ¿no?

Joder, qué coñazo.

Apaga eso, ¿qué quieres, que reviente todo?

Pues mira, al menos sería una novedad.

Lo único que quiero es no tener problemas, eso es todo, ¿vale?

¿Contento? Muy contento, gracias.

Fer. ¿Qué?

Si pudieras hacer lo que quisieras en la vida, ¿qué harías?

No lo sé, Jana, no sé.

No sé, es que no lo sé, estoy a gusto aquí. No sé.

¡Oh!

¡Humm!

Ya lo veo, tu vida es maravillosa.

No sé, si te dejaran elegir, lo que fuera, cualquier cosa.

No sé, cualquier cosa,

¿a qué te refieres con cualquier cosa?

¿Tirarme en paracaídas o algo así aventurero?

Lo que sea, coño.

Bueno, sí.

¿Sabes qué es un híbrido?

Pues que compraría uno que consume muy poco. Eso haría.

Pues con ese dinero que hay ahí,

podríamos comprar un híbrido. ¿No?

Es que ese dinero no es nuestro.

¡Joder!

Así nunca nos vamos a ir a Brasil.

Que yo no quiero ir a Brasil, que manía, yo no quiero ir a Brasil.

No quiero, no quiero... Eso lo pagas.

Eso lo pagas...

De verdad, desde que dejaste los porros eres un tostón.

Claro, porque cuando tenía ataques de ansiedad era todo muy divertido.

Perdóname por estar aquí a gusto y no querer ir al quinto "carallo".

Disculpen. Idiota.

¿Perdón?

No, no, no le hagas caso. ¿En qué te puedo ayudar?

¿Me pones 40 de diesel, por favor? Claro.

(Carraspea)

Menuda putada.

Nuestra amiga la comunista.

Ay, voy un momentito a...

Por aquí. Gracias.

(Música)

Ay, mierda. Tengo un tampón, si quieres,

pero de los de meterte tú sola.

No hace falta, gracias.

Yo es que prefiero meterme el dedo que un trozo de plástico.

Así de paso, aprovecho y saludo:

"Hola, vagina, ¿qué tal? ¿cómo va todo por ahí? ¿Bien?".

¿Te enteraste de lo de las tías estas que corrieron una carrera

de no sé cuantos kilómetros sangrando?

La verdad es que no.

Como no podían parar a cambiarse, pasaron de todo y corrieron así.

¡A tomar por culo!

La hostia, ¿eh? Hum.

Si lo piensas,

la de veces que nos habremos quedado atrás

como unas gilipollas por cambiarnos el tampón

o porque nos dolían los ovarios.

Toma, para que te tape, luego me la devuelves.

No hace falta, si tengo ropa en el coche.

¿Y viajas sola?

Sí. ¿Y podrías acercarme?

¿Dónde quieres que te lleve?

De puta madre.

No sé por qué, pero me caes bien.

Toma anda,

si no nos ayudamos entre nosotras, mal vamos.

(Música)

¡Ah! ¡Joder!

¡La gran...!

¡Joder, Jana! ¡Jana!

Ya está bien, joder. ¿Qué?

¿No podemos tranquilizarnos e intentar hablar?

No hay nada que hablar, hemos terminado.

No me hagas esto, Jana. ¡Qué aburrido eres, Fernando!

Joder. ¡Va, venga! Vámonos.

¡Si te vas no vuelvas! Arranca.

¡Y esto no tiene ni puta gracia! ¡No tiene puta gracia!

Va, va, va. Venga.

¡No soy tan aburrido!

(SUSURRANDO) Joder, no soy tan aburrido.

(Música)

¡Buah! Me flipa el coche.

Es súper antiguo, ¿verdad?

Sí. ¿Se puede fumar?

Claro. Menos mal.

En el coche de Fer, el gilipollas de la gasolinera,

no se podía,

que dime tú pa' qué coño quieres un coche

si no puedes fumar a gusto, ¿no?

Aunque bueno, hay mucha gente así,

gente que se compra las cosas

y luego no la saca de los plásticos.

¡Menudos pringaos!

Oye, tenía sangre,

tu novio, y grapas.

Ex-novio

En realidad quería dejarlo inconsciente, pero no pude,

chica, al final, eso solo pasa en las pelis.

Y a todas estas, ¿cómo te llamas?

Yo, eh, Diana.

(SORPRESA)¡Anda!

Como la diosa de la caza.

Bueno, yo soy Jana,

mi nombre viene de Casandra,

otra diosa, también.

¿Sabes lo que significa? No.

La que enreda a los hombres.

Al final,

los dioses unos santos y las diosas unas chungas.

¡No te jode! Siempre igual.

¡Uy!

Eres fotógrafa.

Bueno, más o menos. Sí.

(Disparos cámara)

Para...

Para, por favor, para, que no me gusta.

(Teléfono)

Paso de los móviles, yo no tengo, ¿eh?

Me parecen una mierda,

ni subo fotos ni nada de eso.

Al final los han hecho para tenernos enganchados,

bueno, y nos espían con ellos, ¿eh?

Que lo he leído. ¿Quién?

Los de la CIA, los de Google,

y el rubio ese que tiene cara de androide.

Todos están en el ajo.

(Música)

(Mensaje de WhatsApp)

Mensaje de mamá.

"Diana, cariño, ¿dónde estás?

Yo no te quiero otra vez en casa, ¿eh?

Pero me dejas plantada en el Corte y ahora no me coges el teléfono.

Ya estoy aquí, entro, ¿eh?

Luis. ¡Luis!

¡Ay, por Dios!

pero ¿qué ha pasado? ¡Luis!".

¿Quién es Luis?

Diana, ¿qué coño está pasando? Nada, que tengo que irme.

¡Ah, muy bien! Tienes que irte, ¿y qué pasa, no puedes decírmelo?

Has quedado con tu madre otra vez. No.

Sí, bueno, no es eso. ¿Qué?

La boda,

que estuvo a punto de ahogarse, te lo dije antes...¿Quién?

La novia.

Diana, por favor, ¿quieres escucharme?

No quiero y no quiero vivir en ese puto chalet.

(Música)

(Portazo)

¿Te cargaste a tu novio?

No. No, no.

No te lo cargaste.

Bueno, un poco.

Eso quiere decir que no te ensañaste con el cadáver

ni lo partiste a cachitos, pero...

A ver, quiere decir que fue un accidente.

Pero lo dejaste ahí tirado y te fuiste corriendo.

No va a parecer un accidente.

No te agobies, tú tranquila,

mira yo, acabo de atracar una gasolinera.

¡Ya ves!

En unas horas había mandado a la mierda

un montón de años de perfección doméstica

y por un lado yo pensaba:

"Pero qué haces, Diana, pero qué haces,

vuelve, que lo vas a estropear ¡No lo estropees!"

Diana, tranquila, estamos juntas en esto.

Bueno, cada una con los suyo,

pero tenemos tiempo, podemos buscar una solución, ¿no?

Yo te ayudo.

¡Mierda! ¿Qué?

¡Mira!

Hostia puta. ¿Qué hacemos?

"Y por otro pensaba:

'Atrévete, vamos, de cabeza, hasta el final'".

Diana. ¡Diana! ¿Qué?

Que qué hacemos. Yo que sé,

es la primera vez que mato a mi novio

y atraco una gasolinera en un mismo día, yo qué sé que hacer

Pues solo hay dos opciones: ¿Cuáles?

O paramos ¿O qué?

o pisamos a fondo y los pasamos por encima.

"¿Sabes? En aquel viaje tuve dos orgasmos,

y el primero me lo dio el pedal del acelerador".

¿Eh? No, no, no, no, que estaba de coña, joder, que no.

¡Diana, Diana, para, joder! ¡Diana, para! ¡Me cago en la puta!

(Máquina de constantes vitales)

Tiene muy mala pinta.

-Sí, ¿qué le pasaría?

-Me dijeron los del Tes que lo encontraron tirado

en el suelo del apartamento.

-Pues tropezaría. -Medio desnudo.

-Oh, pues entonces es movida sexual.

-Dicen que avisó la madre de la novia,

fue la que dio el aviso, que la novia que no aparece.

-Ah, pues entonces es secuestro. -A saber.

Bueno, venga, vamos a lo nuestro, a ver qué tal se dio la tarde.

-Pues a ver, vamos a ver cómo fue.

Pues parece que tenemos bastante dopamina,

epifedrina, pero tenemos también muchísimas de estas

que no se venden nada, que son de dos colores,

pero que no sé para qué sirven.

Vale, yo las probé, solo dan ganas de mear.

Lo que pasa es que meas verde, no sé si es de las pastillas

o de que antes me comí unas galletas de maría.

¡Aleluya!

Mor... -Dímelo, dímelo, dímelo.

Fi... -¡Sí!

Na. -¡Sí! Ti ti ti.

-¿Una chupadita? -¿Eh?

-Sí, una chupadita. -¡Ah!

-¡Cuidado!

-¡Hey!

Por muchas ganas que una tenga de arriesgarlo todo,

sin pensar en nada, como en plan rebelde, incluso contra una misma.

Joder. ¿Qué hacemos?

¡Diana, para, para!

¡Diana, joder, que te cojo el volante¡ ¡Que pares!

A veces, una parada a tiempo, es la mejor decisión.

Jo-der. Pensé que te los ibas a cargar.

Yo pensaba que me los iba a cargar también.

Puta loca. Venga, hablo yo. No, yo no.

Que sí. Cállate, Jana, por favor.

Buenos días, señorita. Buenos días, agente.

Señoritas. ¿Perdón?

Que somos dos. Ah, disculpe.

Buenos días, señoritas. ¿Todo bien?

Juerga de chicas, ya sabes. Ah, despedida de soltera.

¡Bingo! Qué listo eres. ¿Cómo te llamas?

Roy. Roy, ¿sabías que con ese cuerpo

y ese uniforme serías un estríper increíble?

Hago pesas. Ya, se nota muchísimo,

de hecho, me imagino tus abdominales perfectamente marcadas.

(Siseo)

No, estamos solamente de paso. ¿De qué zona?

De paso, de paso, de paso. Ah, de paso.

No verían por ahí una gasolinera, ¿no?

No, no, no. ¿Una gasolinera dicen?

No, no. No.

Acabamos de recibir un aviso y aquí el GPS falla,

por estas comarcales "tolea". Claro, sí,

que tampoco le podemos ayudar más, que estamos de paso.

Y ¿alguna cosa más, agente?

No, no, en principio, una preguntita,

no por nada, ¿a dónde van?

Los móviles fallan muchísimo, por eso yo no tengo uno.

Una pena, Roy, porque si no te daría mi número de teléfono.

Perdón. Y ya está, ¿no?

Sí, sí, en principio no molestamos más.

Eh, nada, conduzcan con cuidadito, ¿vale?

Gracias.

¡Roy! ¿Sí?

Si un día tienes que cachearme,

te juro por mi vida que no pondré resistencia.

(EN OFF) ¡A ver, Roy, espabila!

-Sí. Vale, daré paso al tráfico.

-Eso es, vamos.

(SUSURRANDO EN OFF)¡Joder!

(Sonido velocidad coche)

(Risas)

¡Flipa!

Oye, a mí me da como un poco de grima, ¿eh?

No sé, me da mal rollo, podríamos haber ido a un hotel normal.

¿Pero qué dices? Aquí nadie nos ve entrar ni salir,

Y además,

la policía nunca va a buscarnos en un sitio como este.

Normal.

(Sonido sorpresa)

¡Me encanta!

Hala, tía, ¿esto para qué sirve?

¿Te hago un croquis?

¿Tú alguna vez has...? Yo no.

¿Y qué tal? Que no.

(Risas)

¿Qué dices?

"Joe", pues es, no sé, como echar un polvo en un columpio del parque,

pero sin pillar el tétanos.

(Mensajes de WhatsApp)

Espera.

Claro, he debido de pillar el wifi y me están entrando ahora

tropecientos mensajes; voy un momento.

Qué manía con el puto móvil.

Pues mira, no sé dónde leí que esas pantallas tienen...

no sé, unas movidas, como unos destellos o algo así,

que afectan a las mismas neuronas que la farlopa.

"Diana, nena, ¿dónde estás? Estamos todos muy preocupados.

Entre tú y la menopausia vais acabar conmigo.

Dice tu padre que las cosas no se arreglan así,

que si estás asustada por lo que ha pasado con Luis...".

¿Qué tal?

Eh... Monísima. A que sí.

Sí.

¡Joder, qué divertido, tía!

Mira.

(Ruidos)

Guau, siempre he querido hacer esto.

(Risas)

¿Sabes qué voy a hacer con toda esta pasta?

Primero sacarme el carnet de conducir,

y luego voy a ir a un spa,

¿tú te crees que nunca he estado en un spa?

Pues con esto me lo voy a hacer todo:

lo del chocolate,

lo de las algas,

lo de los pescados esos que te limpian los pies,

y lo del oro.

¿Te imaginas todo mi cuerpo lleno de oro

como si fuera una cantante de trap?

(EN OFF)"Qué líos todos los audios, hija. ¿Por qué no me coges?

Por lo menos para tranquilizar a tu padre,

que quien le aguanta soy yo, Diana...

Y por marcharte los problemas no desaparecen.

Los médicos dicen que no hay que perder la esperanza,

que Luis es muy joven y otros en peores condiciones

han salido del coma, nena".

(Sonido parada grabación)

(La grabación continúa)

"Que Luis es muy joven y que otros en peores condiciones

han salido del coma, nena".

Que no está muerto.

¿Eh? Luis.

Que está en coma. ¿Qué?

O sea, que no has matado a nadie.

Esto es la hostia, hay que celebrarlo.

Champán del malo, el mejor para emborracharse.

#Canción en inglés#

Mira, por lo menos está fresquito. Creo que debería volver.

¿Volver a dónde?

A ver, él está así por mi culpa.

No.

De eso nada.

No es tu culpa, fue un accidente, tú me lo dijiste.

Y además ya habías pensado dejarle. Pero no así.

No así, ahí tirado, sangrando.

Que a lo mejor entró en coma por eso,

que igual sale del coma y le quedan secuelas para siempre.

Diana, está vivo y mira, si queda tonto,

pues que lo cuide su familia o quien sea,

tú tienes que seguir con tu vida, Diana.

Joder. Además, mira, con todo este dinero,

es que podemos hacer todo lo que queramos.

¿Qué vamos a hacer con eso si no hay ni 2000 euros?

Ah, claro,

porque tú antes vivías como el Lobo de Wall Street, ¿no?

No es eso, Jana, no es eso. Podemos conseguir más.

Soy su novia y le estoy dejando abandonado ahí,

en el peor momento,

en coma, en el hospital. Ex novia, me dijiste.

¿Cómo me voy a mirar yo al espejo si no voy a cuidarle?

No sería buen ejemplo para nadie.

De verdad, qué ejemplo ni qué hostias,

que es que siempre nos hacen sentir culpables a nosotras,

que no, que solo tienes que ser ejemplo para ti misma.

Pues eso.

Mira, Diana, a ti...

a ti no te van a relacionar con lo del atraco,

así que si quieres irte, pues vete.

No pasa nada, total, aquí tampoco tienes nada que te ate.

¡Bah!

Bueno, ¿y qué pasa contigo?

¿Conmigo? Qué va a pasar.

Nada, yo voy a estar de puta madre, como siempre.

Me voy a comprar ese billete a Brasil

y me voy a pasar la vida bebiendo mojitos y bailando samba.

Va a ser la puta hostia.

(Risas)

Va, venga. Lárgate, coño.

Venga.

Bueno, pues ya me voy mañana por la mañana, ¿no?

Total, si es que ahora es de noche, no puedo entrar al hospital.

Pues mira, también es verdad, pues entonces...

¡Champán! ¿Sí?

Dale.

Iban a ser mis últimas horas con Jana, así que saqué la cámara

y me volví loca, de verdad,

disfruté de la fotografía como hacía tiempo que no lo hacía.

Ni bodas, ni poses, ni horteradas.

(Disparos cámara)

Me lo pasé tan bien.

(Disparos cámara)

Pero todo lo bueno se acaba.

(EN OFF) ¡Guardia Civil, coño, abra la puerta!

(Golpes en la puerta)

Jana. ¿Hum?

Jana.

Escucha.

Joder, mi cabeza. (EN OFF)¡Abran la puerta!

Champán del malo,

y tanto que era malo, joder. Chist, escucha.

(EN OFF)¡Guardia Civil, la puerta! ¿Qué es ese jaleo?

Nadie.

¡Guardia Civil, abra la puerta! -Un momentito, por favor.

¡Control ordinario!

¡Control extraordinario!

Guardia Civil, Guardia Civil.

No me jodas, hombre.

Había pedido antidisturbios,

que me pone más con todo el kit de pegar hostias,

ahí con las porras bien duras. ¡Oh, oh, oh!

Pero bueno, algo podemos apañar con vosotros dos.

Tú nada, pero tú, ratoncito, vente conmigo,

grumete,

que te voy a petar la popita. Ven.

Lárgate por la puerta de atrás, por el garaje, corre.

¿Y tú qué?

Yo estoy acostumbrada a movidas peores, venga.

Voy. Voy, voy las zapas. Corre.

Ven aquí. Ay, joder.

Venga, venga, venga.

Venga, Jana, a ver cómo salimos de este sin Dios.

Se te pasan muchas cosas por la cabeza

cuando tienes que tomar una decisión rápida,

y cuando no estás segura de nada,

cualquier pequeño detalle

puede hacer que la balanza se decante hacia un lado o el otro.

(Música)

Dicen que eso es el destino.

Hola, buenas,

¿hay alguien?

¡Ay!

(ACENTO LATINO)Qué susto.

¿Por qué será que está aquí la Guardia Civil, señor alcalde?

(Sonido látigo)

Buenas, señor alcalde, puede continuar con el... con la...

Bueno, con lo que esté haciendo. Yo no he visto nada, ¿eh?

Buenas tardes.

Sí. No.

No lo sé. Quiero decir, no sé si puedo hablar de ello.

Ah, no, a las chichas no las he visto.

¡Espabila!

(Risas)

Ay, tía, pobre Roy,

menuda cara de susto tenía.

Ahora que te digo que lo del látigo fue brutal,

me asusté hasta yo.

Montaba a caballo de pequeña,

cosas de mi madre,

que nunca pensé que me fuese a servir para nada.

Diana,

gracias.

Nada, tía, sororidad.

¿Sororo qué?

Da igual. Bueno, ya sabes, que si nos ayudamos entre nosotras.

(Música)

Oye, pues espero que tu chico se recupere.

Nada, me dejas en una parada de autobús y ya yo me apaño.

No, no, no, no. Que no va a hacer falta.

No, porque tienes razón,

porque estoy harta de sentirme culpable

y estoy harta de hacer lo que quiere la gente que haga,

y no lo que quiero hacer yo,

y yo lo que quiero ahora es quedarme aquí.

O sea, aquí no, quiero seguir en esto

y a ver a dónde nos lleva, ¿sabes?

Que por primera vez en mi vida me siento...

Me siento libre, me siento ¡de puta madre, joder!

No, no, de verdad, y al final,

¿a quién tengo que dar explicaciones?

Solamente a mí, a mí mis... (ARCADA)

¿Diana?

(Toses)

¡Oh, oh!

¿Estás bien, Di? ¿Te puedo llamar Di?

¿Qué te pasa?

Estoy embarazada.

¿Qué?

¡Pero eso es genial, enhorabuena!

No, no lo es, perdón, mierda.

No sé, ¿qué hago? ¿Te doy un abrazo?

Di, una cosita, si vas a vomitar,

el lavabo está aquí, a tu derecha.

(Susurros)

(Música)

(Sonido avance del coche)

No sé, Jana, igual no deberíamos haber parado aquí.

¿Por?

Mira a esas tres señoras que no nos quitan ojo.

Parecen policías infiltradas.

¿Tú crees? ¿Te imaginas?

Un cuerpo de élite de la tercera edad.

Muy graciosa.

Es que igual tu novio dio la matrícula a la Guardia Civil.

Ex. Bueno, pues exnovio.

Bueno, tu tranqui que vuelvo enseguida.

Vigila al comando Mari Carmen.

(Gesto)

No tardes.

(Portazo)

-Vamos a ver si yo me aclaro.

Usted dice en su declaración

que su novia le atacó con una grapadora

y que esto le desorientó,

y que mientras estuvo desorientado,

ella aprovechó para vaciar la caja y llevarse el dinero.

Es esto, ¿no?

-Era, era mi novia, ahora ya no, claro.

-Ah, ya no es su novia. -No.

-Lo siento.

Bueno, si le parece, a partir de ahora

me referiré a ella como la sospechosa.

-Mejor, se lo agradezco, sí. -Bien.

Oiga, ¿y usted no intentó detener a la sospechosa?

Y yo qué iba a hacer, salí tras ella, pero...

-A ver, a ver.

-Ah, sí. Perdón, aquí lo dice. Muy bien.

Salí tras ella,

pero no conecté la alarma hasta mucho después.

Perdone, pero esto no lo entiendo.

-Porque yo quería tratar de convencerla,

pero es que a Jana cuando se le mete algo en la cabeza.

-¡Ja! Ya, ya, ¡mujeres!

Oiga, aquí también dice que había otra chica,

¿quién era, una amiga de su novia,

de la sospechosa?

-No sé quién era. -Ni idea, ¿no?

-No pudo verla la cara. No.

-No. Ni la cara ni la matrícula.

A ver,

en ese momento no estaba pendiente ni de matrícula ni de...

Estaba a lo que estaba. -Las grapas.

-Claro.

(Mensaje de WhatsApp)

Perdón.

Vamos a ver.

Oh, disculpe, es mi mujer.

Es que estamos yendo a terapia matrimonial

y nos aconsejó que nos mandemos mensajitos,

corazoncitos, chuminadas de esas.

Y aquí nos tiene, después de 25 años.

¿Cuánto tiempo llevaban ustedes juntos?

-El mes que viene haríamos cinco años.

-¿Usted en todo ese tiempo no...?

A ver, es que yo la quiero,

entonces no contaba con que me hiciese esto.

-Amigo Fernando,

(PATERNALISTA) amigo Fernando, yo le recomiendo

que empiece a colaborar cuanto antes para resolver este asunto,

porque si no,

se va usted a comer un marrón del carajo.

Y si cree que dos grapitas en la frente

le van a servir como excusa,

está usted muy equivocado.

(Golpe)

(Risas)

Joder, Jana, ¿por qué has tardado tanto?

He comprado mogollón de cosas superútiles.

Mira, periódicos para estar informadas,

algo de desayunar, ¡qué hambre tengo!

Y esto, para ti:

especial para embarazadas, mira, bajo en todo.

Tiene que ser sanísimo. Genial.

Y además...

Mogollón de ropa. Ropa, ¿para qué, Jana?

Para que no nos reconozcan. ¡Qué buena idea!

Seguro que con esto nadie se fija se nosotras.

Se fijarán, sí, pero no sabrán quiénes somos.

Y además, vamos a estar monísimas.

Mira, yo no sé si es buena idea

que estés paseándote por el pueblo, así tan tranquilamente.

Pero si llevaba las gafas. ¿Y si te han reconocido?

¿Cómo me van a reconocer si no saben quién soy?

Es imposible. ¿Qué?

¡Buag!

Buag, no, Jana, léela.

No hay ni foto, solo pone mis iniciales,

y las tuyas ni siquiera están.

Además, que no ponen ni dónde se nos vio por última vez.

Jana. Ni caso.

Saben quién eres.

Saben cómo me llamo, pero no tienen ni puta idea de quién soy.

Arranca, nos vamos. ¿A dónde?

Toma.

(Música)

(Sonido arranque coche)

¡Charlie! ¿Qué pasa, Jana Montana?

¡Madre mía, cuánto tiempo!

Qué viejo estás. Sin embargo, tú cada día...

Estás más buena. ¡Ey!

Joder, está todo igual.

¿Le pasa algo al coche o me echabas de menos?

Las dos cosas.

A ver, ¿en qué lío te has metido?

Pues esta vez no he sido yo.

¿Tu amiga?

Su ex,

un hijo de la gran puta, que como la encuentre.

¿Y no lo ha denunciado?

Es que además de hijo de puta es picoleto, coronel o algo así,

y tiene a medio cuerpo buscándola.

¿Por qué la ayudas?

Ya te lo dije, porque es mi amiga.

Muy importante debe ser esta amiga tuya

para meterte en este "embolao", ¿no?

Bueno, y porque estaba un poco hasta el coño de mi vida,

ya me conoces. Ya...

Te la estás tirando. Eres un puto pervertido de mierda.

¡Diana, ven!

Diana. Charlie.

Diana.

Bienvenida,

y tranquila que aquí sin mi permiso, no entra ni Dios.

(Risas)

Ven, que te lo enseño todo.

(Música)

¿Qué? ¿Qué le has dicho?

Nada, poca cosa. No, poca cosa no, ¿qué le has dicho?

Que tu novio es un picoleto psicópata y que te está buscando.

¿Qué?

¡Yo que sé! Fue lo primero que se me pasó por la cabeza.

¿Se lo ha creído? Ya sabes,

a los tíos les encanta ayudar a mujeres desvalidas.

(EN OFF) Señoritas, la cena está servida:

percebes, nécoras, centollos y camarones de la ría.

¡Voy! Este es idiota.

(Música)

¿Hace mucho que sois amigas? No, que va, no mucho.

¿Y vosotros, hace mucho que...? Desde el Big Bang.

¿A que sí?

A los 16 años me escapé de Fuerteventura

y, la verdad, no sé muy bien cómo,

acabé trabajando en una pizzería de mala muerte en Ibiza:

de isla a isla y tiro porque me muero del asco.

¿Y a que no sabes quién era el encargado?

Charlie.

Bingo.

El encargado y el camello. Siempre fui muy emprendedor.

Estaba loquito por mí,

pero luego...

le dio por las pesas,

sacó esos músculos y se vino arriba.

No, lo que pasa que nos hicimos mayores,

me vine aquí y monté este chiringo.

Y me rompió el corazón.

Eso lo dudo mucho.

Siempre tenía un montón de tíos haciendo cola

para invitarla a una copa.

Porque siempre fui una emprendedora.

(Risas)

¿De qué color quieres el coche?

¿Rojo, negro, azul eléctrico?

En una semana te lo dejo niquelado.

¿Cómo? No, una semana ni de coña.

Con los papeles y la documentación nos vale.

Ese coche es un cante. Pues déjanos otro.

No, no, eso no, que es herencia de mi abuelo, lo trajo de Alemania.

Lo más fácil es pintarlo,

y si es por la pasta, no os preocupéis,

os hago precio.

Aquí la pasta no es un problema,

quiero decir, que joder, que tenemos prisa.

Hum.

(Cantan en inglés)

Confía en mí, aquí estás a salvo.

"Sentí una descarga que me recorrió todo el cuerpo

y en ese momento supe

que me iba a meter en un lío"

Me meo con Charlie,

no tardó ni una hora en meterte tremenda ficha.

¿Ficha? ¿Y eso por qué lo dices? ¿Por qué?

"Tranquila, aquí estarás a salvo".

Bueno, quería ser amable y eso.

Sí, sí, amable en plan:

"Si te pillo te empotro contra los neumáticos".

¿En serio? Hombre.

Bueno, pues que no se haga ilusiones conmigo.

Pues a mí me vendría que te cagas un buen empotrador,

pero no Charlie, que ni de coña, otro cualquiera.

No sé, es que...

Follar con Fer era como... como lavarse los dientes.

Ahora por un lado, ahora por el otro,

arriba, abajo, adiós que me voy,

y chao "pescao". Por lo menos follabais.

¿Tú con tu novio, bueno, lo que sea, no?

Sí, bueno, alguna vez.

Cuando, bueno, cuando ganaba el Celta, sí.

Pero él decía que era por mi problema con la lívido

y me pidió cita con el psicólogo y ya está.

¿Perdona? O sea, que si no te pone, la culpa es tuya también.

De verdad que yo flipo con los tíos.

A ver, yo estoy contenta de haber hecho la terapia,

me vino súper.

¿Pero la hiciste? Sí, sí, sí.

Y funcionó.

Funcionó que según puse un pie en esa consulta

me volvió la lívido de golpe. Sí, seguro.

Te lo juro, el psicólogo estaba buenísimo.

(Risas)

No sabes cómo era, ¿eh?

Guapísimo, te lo juro. Déjame.

Cuando algo se me mete en la cabeza,

hacer fotos es lo único que me ayuda a desconectar,

siempre fue así y no sé si es bueno.

A veces,

desconectar

es solo una manera de hacer el gilipollas.

Venía al coche a por la ca... La bate...

el cargador de la batería de la cámara.

"Mademoiselle".

(Música)

Gracias.

Has hecho muchas fotos, ¿no? Sí.

Es muy chulo este sitio,

con todos los coches apilados y eso.

Es, es, es turbio y sexi.

Si te acercas tanto no se va a ver el sitio.

Lo que veo no está nada mal.

Turbio.

Y sexi.

Venga, ¿arranco?

A modiño. Primero vamos a hacer una prueba.

A ver, pisa el embrague.

Joder, Jana. ¿Qué?

Ese es el acelerador.

Bueno, yo no te digo nada, pero está todo del revés en este coche.

Están siempre igual, Jana

embrague, freno, acelerador.

Pues son demasiados pedales, coño. Si son tres.

Va, ¿ponemos música?

Jana, céntrate, las manitas al volante.

Sí, claro, porque aquí con el motor apagado esto es superemocionante.

Uh, uh.

Bueno, es que si no sabes ni cuál es el embrague,

no podemos arrancar, uh, uh.

Mírame, mírame, mírame.

A lo maromo que va de tío bueno.

¡Pibón, deja de buscar que ya me has encontrado!

(Risas)

¡Hum!

Y ahora a lo abuelita que va paseando a Miss Daisy.

(VOZ DE ABUELA) Apartaos de ahí, por favor,

que no llego a misa de las seis.

Dios, esto va a ser muy complicado.

(SUSPIRANDO)¡Ay!

Di,

a ti te mola Charlie, ¿que no? A mí.

No, no, no, que va, no. Un poco, sí.

Que no vamos, qué tontería, además que...

No sé por qué

por qué dices eso, vaya.

Si te lo quieres tirar, por mí no te cortes.

Lo mío con Charlie es agua pasada, tengo cero interés.

Yo tengo cero interés por Charlie, venga, coge el volante.

Pero no te pilles, ¿eh?

En mi defensa diré que llevaba mucho tiempo

sin echar un polvo en condiciones,

y entre eso y las hormonas del embarazo pues...

(Diana y Charlie gimen)

(Ambos gimen)

(Disparos cámara y risas)

No, no me hagas fotos.

Tú me has hecho un montón.

Ya, pero a mí no me gusta salir en ellas.

Bueno, a ver,

no de esa manera.

Yo estoy en todas mis fotos, pero...

Pero no se me ve.

(Suspiro)

¿Y si vuelves, no sé, dentro de unos meses, un año?

Cuando todo se haya calmado un poco. Claro.

Y tú me vas a esperar.

(Risas)

Pues si no vienes, voy a tener que seguirte,

y soy la hostia siguiendo rastros.

Aja.

Las huellas en el barro, la posición de los planetas,

el musgo en las piedras y cosas así.

(Risas)

En serio, tengo sangre cherokee.

¿En serio? De verdad.

De los auténticos cherokee de la zona.

(Sonido beso)

(Música rítmica)

¡Di, Di!

¡Di, despierta, joder! Di.

Charlie, que se ha pirado y se lo ha llevado todo.

¿Qué? Lo que oyes.

Es que...

¿Y mi cámara? No lo sé.

¡Hijo de la gran puta!

¡Hostia!

(Grito prolongado)

(Música rítmica)

(Golpes)

(Música)

¿Qué?

Nada, que no está, se piró.

Y mira lo que he encontrado en el taller.

Sabía lo de la gasolinera, sabía lo del atraco

y el hijo de la gran puta lo sabía y estaba jugando, me cago en...

Joder, soy una imbécil. No, tú no,

tú simplemente echaste un polvo,

fue él, es Charlie,

joder, que es un egoísta y siempre lo ha sido.

Me lo podías haber dicho, Jana.

Céntrate que la culpa no es mía, tú céntrate.

El cabrón es Charlie.

¿Y ahora qué?, ¿qué hacemos? No lo sé.

No lo sé, no lo sé, no lo sé,

déjame pensar, no tengo ni puta idea.

Sí.

Ya está.

Atracar otra gasolinera.

Sí, hay una que está por aquí cerca y además ya tenemos el arma.

¿Qué dices?

Aunque igual, igual debería volver a usar la grapadora.

Claro, como marca de la casa, como un apodo criminal:

"la chica de la grapa"

o "la ladrona de la grapadora".

No, lo tengo: "la grapa o la vida".

Joder, Jana, es la segunda cámara que me roban en un año.

Di.

La segunda cámara.

La segunda cámara. Pero, ¿qué coño haces?

Vale, después de que me robaron la primera

a esta le puse un localizador que funciona por GPS

para poder rastrearlo.

Funciona. ¿Ves la bolita? Sí.

Pues ahí está mi cámara.

Yo flipo. Sí, sí.

Y con un poquito de suerte,

también estará el cabrón de Charlie.

"La venganza es un tipo de justicia,

sobre todo cuando se trata de desquitarse con algo o alguien

por una mala acción recibida".

No lo digo yo, lo dice la Wikipedia,

que dice también que causa placer a quien la efectúa, y eso es cierto.

Porque nos iba todo fatal,

pero yo solo pensaba en encontrar a Charlie

y recuperar lo que era nuestro.

"No sé si fue por la venganza o porque con Jana al lado

cualquier locura parecía posible, pero...

ahí empecé a pasármelo de puta madre".

Según este chisme acabamos de llegar a nuestro destino.

Mira, el coche de Charlie.

Pero ¿y esto qué es?

No lo sé.

Tiene pinta de una peluquería, ¿no?

¿Y qué hace Charlie en una peluquería?

Nunca te fíes,

el after en mi pueblo es una pulpería churrasquería.

¿Sí?

Pues vamos.

(Música expectante)

Vaya "looser",

si cree que esto le va a molar a alguien va de culo.

La gente sube cada "fake",

que yo no quiero ser "hater", pero lo ponen a huevo.

Perdona. ¿Por qué?

¿Qué? Que por qué te tengo que perdonar.

Está abierta la peluquería, ¿no?

Entraste, ¿no?

¿Y nos atiendes tú?

Hombre, digo yo, si no no estaría aquí a estas horas de la mañana.

Pues no lo sé, nena, pero no nos cuentes tu vida,

¿nos atiendes o no?

Pues no lo sé, nena. ¿Tenéis cita?

¿En serio?

(Grillos)

Vamos a ver, si queremos un arreglito muy sencillo,

es lavar y secar, nada más que...

Es que tenemos la boda de mi prima y la peluquería...

¡Mamá, clientas!

¿Qué desean?

Pues una cosita sencilla, lavar y secar.

O sea, que no tienen cita.

Bueno, pero supongo que nos podría hacer un hueco, ¿no?

Los martes es el día de lavar y secar, hoy solo mechas.

Bueno, es que nosotras queremos lavar y secar.

Hoy solo mechas.

Mechas es perfecto.

¿Color?

Nos gustan todos los colores.

Por aquí el de moda es el blanco.

¿Blanco? Blanco genial.

¿Cuántas mechas? Dos y media.

Jennifer, a por los tintes.

-Que estoy subiendo una foto.

¡Qué rapaza! Todo el día con el móvil en la mano.

¡Todo el santo día!

"Influencer" dice que quiere ser,

vete a saber qué carallo es eso.

La pobre de la madre trabajando como una esclava todo el día

para que tenga una educación y me sale "influencer".

No podría salir abogado o funcionario de la Xunta, no, no:

"in flu encer".

Que con lo vaga que fue toda la vida,

no creo que sea de trabajar mucho.

-Cuando me suban los "followers" un poco y me lluevan las ofertas

me piro a Madrid y dejo esta paletada de pueblo.

-Para Madrid, dice la pampanada,

para Madrid, si en Madrid está todo carísimo, todo lejísimos

y hay una contaminación que vas por la calle ahogado.

-¿Tú qué sabes si naciste el siglo pasado?

Aquí el problema es que la crió el padre

y dejó hacer lo que le dio la gana toda la vida.

"Fixo del un pandeiro"

-Sí, papá sí que me entendía. -¡Ahora te jodes que estás conmigo!

A por la puta fariña de una vez.

-Que no sube la foto, un momento.

Mierda de cobertura.

Si hubieras puesto el wifi, como te dije,

no tendría que tirar del 3G medieval.

-Que no pongo eso porque no quiero esas ondas friéndonos el cerebro,

por esta casa que bastante contaminación hay

con los pesticidas, los plásticos y toda esa basura.

Nosotros en casa todo ecológico, todo sostenible y todo de cercanías.

¡Jennifer!

Si acabo antes haciéndolo yo.

Tía, me quedo muerta.

Las señoras gallegas son la hostia, pura raza vikinga.

¡No se me sube la foto de mierda,

con la cobertura de este pueblo de vacas de mierda!

¡Hasta el coño, de verdad!

¡Vamos!

(VOZ DE HOMBRE EN OFF) Señora Casilda, por favor,

sea usted comprensiva.

(VOZ DE MUJER EN OFF) -No me rompas la cabeza, Charlies,

que ese dinero no cubre ni la mitad de lo que me debes.

Y la cámara no la quiero para nada.

-Es de lo mejorcito del mercado.

-¿Para qué quiero yo una cámara con las que tienen los móviles?

¡Mira para ahí!

Este,

última generación, ultraligero, no sé cuantísimos megapíxeles tiene.

Mira, de mi clase de bolillos. Mira qué colcha.

Mira, se ven hasta los hilos,

mira qué flor, qué belleza, qué preciosidad.

-Ya, pero mire, es que esta cámara vale un dineral.

Si usted la vende puede sacar 3000, 4000, incluso 5000 euros.

No me tomes por una ignorante, Charlies,

que soy una mujer de negocios y estoy al día,

en los 90 hacíamos negocio con ese material,

pero hoy en día, no vale para nada.

El hijo del que colocaba las antenas del Canal Plus, Germán,

ese se manejaba con este material,

pero ahora está casado, tiene dos hijas, está gordo.

-Ya, pero puedes subirla al Wallapop, es el mercado negro actual.

Sí, para que la suban al Facebook y me denuncien.

¡Que no, que estoy al día, Charlies! -¿Piensa que la cámara es robada?

No, no, que va, que va.

Es un regalo que me hizo una amante,

que estaba loquísima por mí,

me la dio en pago por los servicios prestados.

Chist, ¿estás loca? Aquí, necesitamos un plan.

(Sonido de carga escopeta)

¿Quién anda ahí?

-Las invitadas de la boda.

(Música)

¡Ay!

Es que... Eres un cabrón.

Un momento, ¿os conocéis?

Este hijo de puta nos ha robado esta cámara y esa mochila.

-No, yo no lo veo así.

Yo cogí todo prestado pero pensaba devolverlo.

Eres un sinvergüenza. -Mira quién habla.

Jenny,

a la peluquería por si entran clientes.

-Mama, para una vez que pasa algo interesante.

¡Jennifer, inmediatamente a la peluquería o te confisco el móvil!

Y vosotras ya podéis empezar a explicaros.

¿Sabes cómo convertir un enemigo en aliado?

Encontrando un punto en común, por ejemplo,

un tercer que sea enemigo de los dos

como en la Segunda Guerra Mundial.

Estaban los americanos y los rusos, que eran superenemigos.

y encontraron a los nazis que eran enemigos de los dos.

Esto es otra historia.

El caso es que teníamos que encontrar un tercero,

un enemigo común con la señora Casilda.

¿Así que para pagarme a mí le robas a una pobre chica preñada?

-No fue así, señora Casilda.

Además, ellas no son ningunas santas, el dinero también lo robaron.

Si robaron será por el futuro de la criatura

o por escapar de algún mentecato como tú.

(DESPRECIATIVA) ¡Ay, los hombres!

Mienten más que hablan.

A mí me pasó lo mismo, ¿eh?

Enamoradísima me casé del padre de la Jennifer,

y embarazada,

y tan feliz que hubiera hecho cualquier cosa

por salvar a mi familia.

¡Qué tonta!

Por salvarlo a él fui presa 12 años.

Pero se la devolví, que ahora es él el que está en la "chupela"

y yo con todo el negocio.

(Risas)

A Casilda no se la juega ningún mentecato,

y menos tú, ¿oíste Charlies?

¿De cuánto estás, nena? De muy poco.

A mí me hubiera encantado darle un hermanito a la Jenny,

pero... Cuando salí de la cárcel

se me pasó la paciencia de andar buscando hombres.

Ahora tenéis lo de la inseminación artificial,

la fecundación in vitro;

en mis tiempos si querías quedar embarazada

o pasabas por la cama o pasabas por la cama.

Si fuera ahora, buah,

me lo encargaba por catálogo,

con los ojos azules, como Paul Newman.

¡Mamá, redada!

Pero ¿cómo que redada?

¡Pero hoy no es viernes!

Pero...

(Golpe)

Tú quieto ahí, julay, que aún no acabamos de hablar tu y yo

Vengo ahora, nenas.

(Cantan en inglés)

Esto es increíble.

No hacéis más que fastidiar al pequeño empresario.

No os basta con las subidas de las cuotas de autónomos y las del IVA.

No, no, no. -Chist, chist, chist.

A ver Casilda, no te pases,

que sabes bien que a tí lo del IVA no te afecta.

Chist, chist, un respetito, ¿quién eres tú para tutearme?

Que a mí de uniforme me parecéis todos iguales, ¿eh?

-Es nuevo,

el hijo del señor Custodio, el de la ferretería.

Pero este no era medio...

¿Qué es esto de venir de redada un viernes, mujer?

-Yo ya le dije que hoy no era el día.

Claro que no, las redadas los lunes, de toda la vida de nuestro Señor.

Y me venís el viernes que es el día más fuerte.

-Solo estamos echando un ojo.

Pues el ojo me lo echa usted rapidito, ¿eh?,

que aquí estamos trabajando.

Y que yo lo vea, ¿eh?

Esto está muy mal, Federica,

que tenemos un trato y me vienes de uniforme.

-Es que se me puso de un pesado.

Es nuevo y va de justiciero, ya conoces a los novatos,

hasta que no interiorizan las costumbres.

¿Y qué es de tu madre que hace mucho tiempo que no la veo?

-Ni yo.

Se fue a Benidorm con una excursión del Imserso,

hace dos meses ya,

y dice que no vuelve.

-¡Ay, qué lista fue siempre tu madre!

¿Ves? Eso tenía que hacer yo, mandar todo esto al carallo y hala,

¡A vivir la vida!

-No fue mi intención, de verdad.

Son negocios.

Además, estaba metido en un lío.

A mí no me hables.

Y follar conmigo fueron negocios también.

-No, eso surgió porque ambos queríamos.

Además, lo pasamos bien, ¿no?

(VOZ DE LA PELUQUERA EN OFF) -En el almacén

solo hay productos de peluquería y no tenéis una orden de registro.

Estáis acabando con mi paciencia,

esto se lo pienso decir a tu madre, Federica.

(Golpe)

Y tampoco lo pasamos tan bien.

Madre mía qué hostiazo.

Está vivo, tú tranquila. Estoy tranquilísima.

Bueno, va, vámonos. Va, va, va, va.

Joder.

(Grito prolongado)

Corre, corre.

Arranca.

¡Sí!

(Música rítmica)

De puta madre, está todo.

Vale, y la cámara parece que va bien.

Di,

estuviste increíble con Charlie.

Venga, sonríe. Va, espera.

(Disparo cámara)

¿Qué es eso?

Una indemnización por las molestias causadas.

Joder, Jana, intento de asesinato, atraco y ahora narcotráfico.

¡Menuda carrera criminal llevamos!

Tú tranquila que no las movemos nosotras,

se las vendemos a algún camello de poca monta y listo.

Claro. Nos vamos a forrar.

Como tus planes salen tan bien.

¿A dónde vamos?

Al paraíso.

(Música)

#Esto es lo que tengo que hacer#

Pero ¿vas a vomitar otra vez?

¿Te sujeto la frente? No...

Menos mal, porque me da un asco.

A ver, que voy a hacer pis,

pero si me quieres sujetar la frente.

Idiota.

Ah...

Las fotos que le sacaste a Charlie son acojonantes.

Ni me nombres al capullo ese. ¿Las borro?

No, que igual me valen para alguna exposición o algo.

Creo que voy a crear una carpeta

de "capullos sexis de los que no te puedes fiar".

"Capullos para echar un polvo y largarse cagando hostias".

Usted investiga el tema de los rallies nocturnos, ¿no?

Si no es por lo de los rallies ni por lo de Casilda,

Pues entonces, no sé.

Por...

Por lo de las matrículas falsas.

¿Puede decirme por qué cojones estoy detenido?

-Hace 20 minutos le mandé un WhatsApp a mi mujer

y no me contesta, y sé que lo ha visto.

Sé que lo ha visto porque están ahí los dos "checks",

pero no me contesta.

(Mensaje de WhatsApp)

¡Ah!

A ver.

Aquí está. Esta es mi mujer.

Un "guifi". Buenísimo.

Ahora tendré que enviarle yo otro mejor.

Coño, qué presión.

A ver, qué tengo por aquí.

Esta, esta del bebé bailando y el del mono.

Oiga, ¿a usted cuál le parece mejor?

(Risa)

Joder, el del mono, el del mono es mucho más gracioso.

-El del mono es el que pensaba yo.

Venga, pues enviado el mono.

Ay, Charlie, pero qué flojito me eres, hombre.

No he tenido ni que abrir la boca

y ya has cantado las matriculas falsas,

los estupefacientes y las carreras ilegales.

Pero todo muy de andar por casa.

-Delitos de andar por casa,

Me gusta.

Pero ¿sabes?

Vas muy desencaminado.

(Sonido ambiental)

Jana, mis tías abuelas.

Unas míticas. ¿Qué hacen?

Creo que están grabando vídeo para su canal de YouTube.

¿Qué?

Hicieron un curso de internet,

les dio por grabar vídeos de la huerta, y lo están petando.

Yo flipo,

pero que tienes unas tías "youtubers".

¡Tías!

(Risas)

¡Tía! Hola.

¡Hola!

Hola, tía Ana.

La hostia.

Está que te cagas.

Buenísimo, muy rico.

"Para mí el paraíso es...

es ese sitio al que vuelves

cuando no tienes ni idea de a dónde vas.

Y aquellos días en la casa de mis tías,

nos olvidamos por completo de que íbamos a algún sitio".

(Música gallega)

(Disparo de cámara)

Pasaron un par de noches en mi desguace, eso es todo.

Me porté como un caballero...

y así me lo pagaron.

-¡Uf!

Me dieron con una cámara, una cámara de fotos, de las buenas.

-Y si tan bien se portó con ellas, ¿por qué le golpearon?

Eso digo yo,

pero usted no conoce a esas chicas,

son unas histéricas. -Ya...

¡Mujeres!

Sí. -Ya.

-Si de verdad piensa

que puedo acompañarlo en esa argumentación tan pobre

sobre las mujeres, está usted muy equivocado.

-No entiendo. -¡Qué coño va a entender!

-Mire...

Yo puedo ayudarle a encontrarlas.

Tuve un encuentro íntimo con una de ellas,

usted ya me entiende,

y una mujer satisfecha, cuenta cosas.

-Esa fue la que lo golpeó. -Sí.

-Normal.

-Oiga, si se va a poner de su parte, no le cuento nada.

-Charlie, si después de todo lo que me ha contado,

de verdad piensa que tiene un margen de negociación conmigo

es que usted es tonto.

¿Dónde están las chicas?

(Música rítmica)

Pero que no lo tengo.

No, te he hecho la seña de que no tengo nada.

Coge.

¡Ay!

Oye, Di, ¿cuándo se empieza a notar?

¿A los dos meses o así?

Lo mismo te pasaste con el pilates y los músculos no le dejan crecer.

Imagínate, es como estar ahí dándose contra una pared.

Di, ¿qué te pasa?

No sé.

Es que no lo tengo claro, ¿sabes?

con todo este lío no me ha dado tiempo ni a pensarlo.

Pero es que no hay nada que pensar. Lo vamos a tener...

Espera, espera, ¿cómo que lo vamos a tener?

Lo primero que hay que hacer es pensar en el nombre

porque el nombre es muy importante,

yo en los ratos libres he pensado muchísimo.

¿Qué ratos libres, Jana, por Dios?

Mira, he pensado que si es niña se llame Elba,

¿qué te parece? ¡Elba, bájate de ahí!

Es bonito, ¿verdad? Y si es niño, Mateo.

¡Mateo, no se escupe a los demás niños, ¿eh?!

Oye, ¿puedo elegir yo el nombre de mi hijo

o de mi hija o lo que sea?

¿Has visto qué mala leche tiene la mamá?

Ahora te vas a venir con la tía molona, nos vamos al McDonald's

y nos saltamos el cole. No, al McDonald's no.

Al McDonald's no.

Pues ahí se va a poner a llorar y va a decir:

"Mamá, me quiero ir con la tía que es mucho más guay".

Bueno, ¡vale ya, vale ya! ¿No?

Es que lo del embarazo, lo de estar embarazada,

no estaba en mis planes, tía, no.

Eran los planes de Luis.

Bueno, y los de mi madre...

y los de mis suegros y los de todo Cristo, menos los míos

y yo no sé si quiero tenerlo, tía.

Claro que quieres,

lo vamos a criar juntas y esto va a ser la puta bomba, de verdad.

No vamos a criar nada juntas tú y yo, Jana.

A ver si te queda claro que aquí la única embarazada soy yo

y nadie me dice lo que tengo que hacer, ¿entendiste?

Bueno, tranquilízate, ¿vale? Sí, me tranquilizo,

pero ya tuve una vida con alguien que me anulaba

y no quiero otra con alguien que hace lo mismo.

¿Yo te anulo? Pues un poco.

¿Ah, sí?

Pues lárgate, si quieres.

¡Vete!

No, que esta es la casa de mis tías, lárgate tú.

(SUSURRANDO)Gilipollas,

para qué coño me habré subido yo en ese coche, joder.

Podría estar yo en Brasil

bebiendo mojitos.

(Música)

Sí señor, sí señor. -Vamos a ver. ¡Ay!

"Gracias a Jana, también descubrí que tengo mala uva".

¡Jana!

"Pero la mala uva es como todo,

hay que aprender a usarla

si no quieres meter la pata hasta el fondo".

¡Jana, perdona!

Por el sofá no será. -Venga, inténtalo.

¿Qué va a hacer este? -Venga, hombre.

¡Ahí va, ahí va!

(Vitorean)

No lo va a conseguir.

¿Qué tal por aquí?

Hasta que llegaste tú, de puta madre.

No fumo. No, que va.

Venga, dale una caladita, verás cómo te relaja.

Que no quiero, coño.

Mira, te vas, le dices a tus colegas

que te he dado el número de teléfono, y os piráis, ¿vale?

Ya está.

Creo que estás un poco sola para ponerte tan chulita.

Hombre, Dieguiño, cuanto tiempo.

Cómo creciste, estas hecho un "mangallón".

¿Qué haces? Nada, aquí, de risas.

Pues no me pareció a mí que se riera mi amiga.

¿Sabes qué es gracioso?

Me encontré con tu madre,

que dice que maduraste, sí, que ya no metes la pilila en los tomates,

(Todos ríen)

que te vieron metiéndola en un melón,

en el huerto de doña Rosita.

Yo me tengo que ir.

(Risas)

Buscamos la casa de unas señoras que tienen un canal de YouTube.

¡Ah, de Televisión Española!

(Música)

Es que no sé, cuando me emociono,

me vengo arriba. No ya, ya.

Me salen las cosas sin pensar...

Diana, mi niña. Hola.¿Qué pasa?

El de las pesas.

¿Qué haces con eso ahora? Toma.

¿Qué haces, qué haces? Guarda esto. Voy a entregarme.

Así los entretengo y tú te vas.

Qué tonterías dices, no me voy a ningún sitio sin ti,

nos vamos las dos, ese era el plan. Di, se acabó.

No sé, yo pensé que aquí estaríamos a salvo,

pero no, no lo estaremos ni aquí, ni en Brasil, ni en ningún sitio.

Ya está, y tú tienes que pensar en el bebé.

No. Eso es lo más importante. Sí.

No. Sí.

O sea, claro que sí, pero ese no es el tema ahora.

Jana, guárdate esto, por Dios. ¿Qué dices?

Tú eres la optimista, tú eres la que tienes

planes para sacarnos de cualquier embolado.

El embolado soy yo y mis planes, ¡que son una puta mierda, coño!

Escúchame. Quita.

Jana, escúchame. ¿Qué?

No nos da tiempo ahora a ponernos dramáticas.

Di, tú no tienes antecedentes y Luis está vivo,

así que no te van a acusar de nada,

y yo voy a decir que te amenacé, te obligue y por eso me ayudaste.

Ya está.

Pero ¿qué haces?, ¿qué te pasa? Que estoy cansada, joder.

¿Estás cansada? ¡Que se acabó! ¡Sí!

Es una mierda. Muy bien, es una mierda.

Estás cansada, pues descansa, descansa entonces,

y luego nos vamos, no voy a dejar que te entregues.

Muy bien. Muy bien.

¿Y se le ocurre a la rubia algún plan mejor?

(Apertura de puerta)

Bingo. Estás de coña.

Vamos a defender el reino. ¿Qué? Espera, espera.

¿Estás diciendo que te vas a liar a balazos en casa de tus tías?

Bueno, solo si no nos dejan salir.

Se te va la olla.

Pero ¿cómo que se me va la olla? Joder, Di.

¿Que llevas todos estos días

vendiéndome el sueño de mujer libre,

mujer empoderada y ahora se me va la olla a mí?

Sí, es que mi sueño no decía nada de un tiroteo con picoletos.

Bueno, pues haberlo pensado antes.

Perdón.

Eh...

Busco a una señorita, eh, mire.

Bueno esto, esto después...

Mira, ésta.

Es una...

es una... una amiga.

Una... una... hermana,

una amiga de mi hermana.

Eso, que si la conoce. -Sí, sí, trae.

A ver, ¿por dónde iba?

Sí, estaba intentando convencer a Jana de...

de recibir a los guardias a tiros si era necesario.

"Puede parecer una idea estúpida,

pero lo peor de todo es que nos la tomamos muy en serio.

(Disparo cámara)

Más o menos".

(Risas)

¿Qué? Nada.

Bueno, Jana, tía te descojonas cada cinco minutos,

de verdad que así

ni defendemos el reino ni defendemos nada.

Vale, vale.

Pero Di, yo a tu plan le veo alguna grieta, ¿eh?

Sí, que nos van a matar a las dos, eso ya lo dijiste.Aparte.

Pasamontañas. Pasamontañas.

No tenemos. No tenemos, ¿qué?

Te lo acabo de decir, que estás empanada.

Joder, esa movida que te pones en la cara para que no te reconozcan.

Va, da igual,

seguro que tus tías tienen una sábana vieja, una manta

o un trozo de tela que nos puedan dejar.

¡Jana! ¡Ay! Rosa.

Imagínate, ¡no, fucsia! Un pasamontañas fucsia, joder.

Jana. Siempre he querido tener uno.

Vale, siempre no, porque no... (GRITANDO)¡Jana!

Imaginat... Coge el hacha.

(VOZ DE HOMBRE EN OFF) Señora, ¡señora!

(Golpe)

(Grito)

No respira.

Bueno, tranquila Di, que ellas no tienen la culpa.

¿Cómo iban a saber que era un picoleto?

Además, que está prohibido colarse en huertas ajenas,

lo dice bien clarito el código penal, es allanamiento...

De huerta. Eso.

(Ronquido)

Mi madriña. ¿Qué?

¡Está vivo! Yo flipo.

¡Sois la puta bomba!

¡De verdad, os admiro mogollón!

Joder, que yo he intentado dejar inconsciente a mi novio

y eso solo pasa en las pelis, es que...

¡Sois las putas amas!

Despierta.

Despierta, por favor.

Se despertó.

-No. No, eso es imposible.

Sí.

(Risas)

-En todos los años de colocón

no vi nunca ni unicornios, ni dinosaurios,

ni pitufos como ve la peña,

pero ahora puedo morir tranquilo y decir que vi a uno de estos.

Un paciente. -Eso, un paciente.

¿No llamamos al médico? -No, no, no, tío.

Disfruta del momento.

¿Puedo tocarle la cara?

-Claro que puedes.

Claro que puedes, las visiones no sufren. Mira.

(Risas)

(Sonido patinazo coche)

Ay, Dios, se nos fue un poco de las manos, ¿no crees?

No te pongas dramática que no está muerto,

simplemente, tenemos atado a una silla

al atractivo agente de la ley, nada más.

Precisamente por eso.

Eras tú la que quería defender el reino a tiros,

será mejor tener un agente secuestrado que muerto.

¡Oye, cállate que estamos intentando pensar! Gracias.

Te dije que esto tampoco sale como en las pelis.

¿El qué? La mordaza, que no funciona.

Igual habría que meterle un calcetín en la garganta.

Uy, ¿y si se ahoga?

(INTENTA HABLAR)

¡Oye! ¡Bueno, por favor!

Me estás poniendo nerviosa. ¿Te callas?

(INTENTA HABLAR)

¡Por favor!

Tengo calcetines para rellenarte el intestino grueso.

Muy bien. Así me gusta, "sexy boy",

estabas perdiendo todo tu atractivo y no queremos eso, ¿a que no?

Jana, céntrate. ¿Dónde?

¿Qué hacemos con él? No sé, ya que está aquí...

Jana, por Dios. ¿Eh? Ah, no, que...

que ya que está aquí, que podríamos sacarle información.

"En ese momento me pareció una buena idea,

pero a veces la verdad puede joderlo todo".

¡Va, dinos! ¿Cómo nos encontrasteis?

No sé, de casualidad.

¿De casualidad?

Hay 3472 parroquias en Galicia

y ¿de purita casualidad llegasteis a esta?

¿Tantas? ¡Caray!

Bueno, ¿y bien?

No pensé que hubiese tantas parroquias, me parecen muchas, ¿eh?

Ah, o sea que si no te torturamos no vas a decir nada.

No, no, no he dicho eso. Entiendo.

Hay que cortarte una extremidad

para que no te llamen gallina en la comandancia.

La masculinidad. Es muy esclava.

Sufren muchísimo.

¿Eres zurdo o diestro?

¡Allá tu!

Lo echamos a suertes. Luego no me vengas

con que no puedes hacerte una pajilla con la mano buena.

¡No, no! ¡Para, para, para!

Un tal Charlie se lo contó al teniente.

Pero no sé nada más y no me cortes ninguna mano

que voy a usar las dos.

Dios. ¿Charlie?

No me lo puedo creer. ¿Le dijiste a dónde íbamos?

No.Di. No.Di.

No lo sé, bueno, a lo mejor... ¡Joder!

¡Dios, no me creo que se chivase!

¿Cómo te fiaste del cabrón de Charlie?

Me lo presentaste tú, era tu amigo. ¿Y eso qué coño...?

(Walkie talkie)

Perdón.

Hostia puta. Se nos acaba el tiempo, Di.

¿Qué hacemos? ¿Qué hacemos?

Le pegamos un tiro y nos piramos. No, no, no.

Eso no es una opción. Exacto, no lo es.

Lo que no es una opción es rendirse cuando vamos ganando.

¿Por qué me miras así como si tuviera yo que tomar una decisión?

Porque tú nos metiste en este lío. ¿Yo?

Sí. ¿Es mi culpa todo?

Por favor.

¿Fui yo la que robé el dinero de la gasolinera?

¿Fui yo la que le grapé la cabeza a tu novio?

¿Fui yo la que nos puso a las dos en ese desguace

con el capullo ese chivato...?

Mira, todo iba de puta madre

hasta que perdiste las bragas por el gilipollas de Charlie.

¡Tú eres una...! ¿Yo qué soy?

¿Qué soy? ¡Dilo! ¡Dilo! ¡Que te follen!

Ya lo he dicho.

Oh, y aún encima es ella la que se enfada,

¿te parece normal?

Hombre, yo creo que algo de razón tenéis las dos, pero...

Me callo.

"Sentí que entre nosotras se había roto algo

y que era culpa mía,

por haber confiado en Charlie como una imbécil, y pensaba:

'A lo mejor es verdad

que soy una niñata, que no sabe tomar decisiones,

que necesito una guía, una señal.

(Mensaje de WhatsApp)

"Un milagro".

¿Se puede saber qué coño os pasa a los tíos?

Te estoy preguntando.

¡Coño! ¿Que por qué tenéis que joderlo todo siempre?

No me parece justo.

¿Perdona?

Bueno, estás generalizando un poco, ¿no?

No sé.

No todos los tíos somos como Charlie.

Ah, no, claro, porque tú eres especial, ¿no?

(MADRE) "A ver, Diana, ya está bien, ¿eh?

¿Dónde te has metido? ¿Estás bien? Coge el teléfono, dime algo.

Fui a visitar a Luis al hospital,

¿te puedes creer que en la pública

hay que meter monedas para ver la tele?

¿Qué estaba diciendo?

¡Ah, sí!

Que Luis se recuperó del coma, Diana,

y que no está enfadado ni nada, ¿eh? Que te echa de menos.

"No sé si eso era un milagro o una maldición,

pero era algo, y me agarré a ello como un clavo ardiendo".

O sea que tú eres un chico dulce, sensible y todo eso.

¿Gracias?

Y un partidazo como tú ya estará pillado, ¿no?

¿Que si tienes novia, mujercita o algo así?

No, no, no, no.

Ah, ¿y te gusta?

O sea para... ¿Sí o no?

Sí, sí, sí, sí.

¿Y te gustaría follarme?

¿Sí o no?

Bueno.

No puedo desatarte por cuestiones de seguridad,

espero que te guste el "bondage".

Bon..., ¿qué?

Bastante tienes con este cuerpo.

"De repente, mi aventura con Jana me parecía una fantasía

y, por muy jodida que fuese mi otra vida,

al menos, era real".

"No sabía qué hacer, me iba tan rápido la cabeza

que una chispa de nada podía hacer que estallase...

Y eso fue una puta explosión".

(Gemidos en crescendo)

(SUSURRANDO)¡Joder!

La de tiempo que hacía que no me echaba un buen polvo.

(Suspiros)

Oye... Una pregunta.

¿A los picoletos

os molesta que la peña os llame picoletos?

Quiero decir,

que a mí me parece una palabra como graciosa,

picoleto.

"Hola, soy don picoleto, encantada del cuerpo".

(Risas)

Es como redonda, ¿no?

(Motor arrancando)

¿Diana?

¡Diana!

¡Diana!

¡Diana!

¡Diana!

¡No te vayas!

(Música)

(Sirenas)

-¿Cataratas? -Cataratas.

-Cataratas, ¡bah!

A ver si yo me aclaro.

Resulta que las dos chicas

estuvieron refugiándose en esta casa,

y una de ellas, Diana,

es sobrina nieta suya,

pero... Ustedes no saben nada. -Sabemos, sabemos.

-Saben. ¿Y qué saben?

-Teniente.

-Madre del amor hermoso.

(Risas)

-¡Unas fenómenas!

(Risas)

Estas chavalas son unas auténticas fenómenas.

(Risas)

¿Y tú de qué cojones te ríes?

Te vas a pasar una temporadita en el calabozo

y a ver si allí te ríes, pero de tu puta madre.

(Carraspea)

(Maquina de constantes vitales)

¡Diana!

Hola, Luis.

(Música)

(Ruidos de la cabina)

(Vibración de móvil)

"Di, ¿me oyes?.

¡Di, que me digas algo, joder!".

-Lo siento,

pero no pude conseguir zumo de arándanos.

¿De verdad no quiere cualquier otra cosa?

Estoy bien. -Bien.

(Golpes)

¡Me cago en la puta! ¡Puta!

¿Qué? Estoy arreglándolo,

que soy técnico de esta movida.

Va, circulen.

Circulen.

(SUSURRANDO)Joder, Di, coño.

-Cuando mi mujer estaba esperando a nuestra segunda hija,

Pauliña,

no hacía más que pedir ginger ale.

¡Qué barbaridad!

Lo que son los antojos, ¿eh?

(Mensaje de WhatsApp)

Perdón.

Ah, mira, mi mujer.

Me envía unas fotos.

Uh.

(Risas)

A ver.

(Disparo de cámara)

Bien. Oiga, usted es fotógrafa, ¿no?

Sí.

-¿Qué filtro me aconseja? ¿El crema o el dramático?

Yo me inclino más por el dramático,

pero, sinceramente, no tengo ni idea.

Es una estrategia. No, mujer, estrategia no,

es un pequeño truco para salir más favorecido.

Lo hace todo el mundo.

No, no, me refiero a que...

Si cree que utilizando mi embarazo

o mi profesión va a sonsacarme información de Jana,

está totalmente equivocado.

(Risas)

-Mi "madriña", qué fantasías, ¡una estrategia!

Cuánto daño nos han hecho esas series policiacas de televisión.

Bueno, me da igual, no voy a decir nada de Jana.

Me he entregado, me he entregado y punto,

si quiere saber algo de mi amiga, tendrá que averiguarlo solo.

-Oiga, Diana,

¿usted se hace una idea

de lo que significa criar a un hijo en la cárcel?

Algo he leído.

-Ya... En internet, me imagino.

Verá, cuando a las ocho de la tarde

se cierre la puerta de la celda

y él no pueda salir, usted tendrá que explicarle por qué.

Bueno, pues...

Eso ya será mi problema. -No, no.

Ahora su problema será también su problema.

Así que antes de decidir si va a colaborar con nosotros o no,

piénseselo bien, por los dos.

Me encanta todo, me encanta así, en plan "open space",

porque los espacios abiertos son lo mejor,

podemos vigilar al niño desde la cocina.

Podemos vigilar al niño.

Lo que sí vamos a tener que replantearnos

es tu cuarto oscuro para revelado. ¿Por?

Cariño, lo analógico está muerto,

por no hablar de que es peligroso

tener todos esos productos químicos por casa

con un niño correteando por ahí. O niña.

Y con los despistada que eres,

un día te queda la puerta abierta y ya la liamos.

Tienes razón.

(SUSPIRANDO) ¡Ay!

Si yo sé que lo has tenido que pasar muy mal

pensando que lo ibas a criar tú sola, pero no te preocupes,

estoy aquí, nena, estoy aquí, ¿sí?

(Móvil)

Hola, papá.

Sí, le encanta, le encanta.

¿A cenar?

Vale, sí, sí, ahí estaremos, sí.

(EN OFF) Este año no me casas ni de coña. No.

(Vibración de móvil)

(Música con mucho ritmo)

#Cantan en inglés#

Gracias.

Ningún tío se merece tres intentos.

¿Te pongo algo? Un chupito.

No sabrás de alguien que pase por aquí, ¿no?

No. Ya.

Es tu garito y no me puedes decir nada,

¿y si me doy una vuelta y tú me dices frío o caliente?

Son tres pavos. Tres tíos.

No, que son tres euros.

(Continúa la música)

Pastillas.

-Muy bien, listilla, somos de los antidrogas.

Sí, antidrogas, pero de paisano.

-Sí, tienes derecho a una llamada, tienes derecho a un abogado,

tienes derecho a guardar silencio, tien... eh...

Y cualquier cosa que digas puede ser utilizada en tu contra.

-Eso, en tu contra, por ejemplo, cualquier cosa que digas como:

"Pablito clavó un clavito"; en tu contra.

O si dices: "Tigres, tigres, leones, leones", en tu contra.

Mirad, gilipollas, no tengo el coño pa' ruidos,

¿lo queréis o no? -Venga va, sí, sí. Claro que sí.

Norma una: antes de comprar, hay que probar.

La blanquita.

(Disparos cámara)

Método Ferber, ¿lo conoces?

¿Eh? Es un método para dormir bebés.

No, Luis, no conozco ningún método para dormir bebés.

Pues es el que utilizó mi hermano con sus hijos.

Aja.

(Disparos cámara)

(Sonido agua cisterna)

Mola la banda, ¿que no?

¿Las conocías?

Suenan de la hostia.

Yo de chavala quería ser bajista, como King Gordon,

pero que va, la música no es lo mío.

Si pudiera pedir tres deseos, uno sería ese,

saber tocar el bajo,

pero así, zas, de golpe, sin tener que aprender ni nada.

¿Tú tocas algo?

¿Y conducir?

¿Sabes?

Pues a mí también me intentaron enseñar a conducir.

(Disparos cámara)

Mira, ese sería otro deseo que pediría: saber conducir.

"Baby led weaning",

es un método guiado de alimentación para bebés.

¿Me oyes? Muy bien, Luis.

¿Y ese quién es, el dueño del desguace?

Es el amigo de Jana del que te hablé.

Y el tercer deseo que pediría sería...

(Disparos cámara)

Va, da igual.

Es el más imposible de todos.

Mira, esta nos la hizo mi tía cuando estábamos en la aldea.

Vamos a ver, Diana, vas a ser madre,

tienes que pensar ahora en tú futuro...

#Cantan en inglés#

Es que Diana, no te entiendo.

Yo tampoco.

(Sonido patinazo coche)

-Zumo de arándanos,

he tenido que ir a comprarlo yo mismo,

con esto de la corrupción te miran los gastos con lupa.

Hasta las grapas.

Gracias.

-Oiga, Diana,

nosotros solo podemos acusarla de complicidad,

sabemos que lo del atraco fue cosa de Jana,

y sabemos también que fue Jana la que, al parecer,

acosó sexualmente a un agente de la ley.

Pobre. Otra víctima del hembrismo.

-Oiga, usted no tiene antecedentes,

si nos ayuda a detener a Jana

quedará libre y podrá criar a su hijo de una forma adecuada.

En un ambiente agradable, rodeada de familia y amigos.

¿Qué le parece?

"En ajedrez hay una palabra

para cuando todas las decisiones que puedes tomar son malas,

era una palabra alemana muy rara, no me acuerdo.

Siempre se me dio fatal el ajedrez

y todavía peor lo de tomar decisiones,

sobre todo, si vas a hacer daño a alguien que quieres de verdad".

(Móvil)

¿Sí?

Estoy hasta el coño de llamarte, que lo sepas.

Hola, Jana.

Pídeme perdón. Perdón.

No se va arreglar tan fácil, ¿eh?

Que te fuiste y me dejaste sola con un picoleto.

Al que te tiraste. No me cambies de tema.

Primero me vendes la película esa de liarnos a tiros, y después ¿qué?

Te vas y no dices ni adiós. A ver, Jana, estoy embarazada

y ahora tengo que pensar en el niño, me lo dijiste tú.

Ahí tienes razón, y mira que me jode dártela.

Ya tengo el pasaporte y mi billete a Turquía.

¿A Turquía? "Sí, como siempre he querido",

y sale del puerto de Vigo, a las siete.

Espera, espera, ¿y la samba y los mojitos?

¿Vas a comparar eso con un baño turco?

Te voy a echar de menos.

Fue la hostia, ¿que no?

Sí, fue la hostia.

(Pitido)

"Ya tengo el pasaporte y mi billete a Turquía".

"¿A Turquía?". "Sí, como siempre he querido,

y sale del puerto de Vigo, a las siete".

(Pitido)

-Detenedla, pero sin armar jaleo,

al fin y al cabo, tampoco es ninguna terrorista.

(Música)

¡Ey!

(Risas)

¡Di!

Di, qué ilusión.

Pero ¿de qué vas disfrazada?

De: "nos vamos a Brasil".

¿Sí? Ayúdame, anda. Claro.

Madre mía, la guardia civil debe estar buscándome

en el puerto de Vigo.

Pobre teniente, se la colaste pero bien. ¿Eh?

De eso nada, se la colamos.

Ay, amiga.

Oye, ¿cómo está Elba? Poco a poco, casi no se nota, ¿no?

#Ya no guardo más secretos#

#un lavado de cerebro#

#Para ti#

#Voy siguiendo tus consejos#

-Muchachos, espabilad,

espabilad porque se acerca una revolución.

(Llaman a la puerta)

Mi teniente. -¿Sí?

Acaba de llamar Luis, el del coma. -¿Qué?

Su novia, desapareció.

-¡Joder!

¿Y la otra chica?

(Risas)

Unas fenómenas.

¡Estas chavalas son unas fenómenas!

(Risas)

Por goleada.

Nos acaban de ganar por goleada.

#Siempre termino chocando#

Joder, Di, no entiendo por qué le grabas eso a la niña

si se lo vamos a contar una y otra vez a lo largo de su vida.

Elba, mi amor, soy Jana, tu tía la guay.

¡Ay! Dios, Dios, Dios, mira. Ay, mierda, joder.

Mierda joder, no. ¿Qué hacemos?

¡Qué vamos a hacer, pues dar a luz! Ayúdame, Jana.

Que me olvido.

Elba, espérate un poquito, ¿vale cariño? Tú tranquila.

Ay, al otro asiento. ¿Conduces tú?

Claro. Madre mía, pues ten cuidado.

Di, pero si me lo saqué. ¡Ah!

A ver si me acuerdo... ¿Cómo que a ver si me acuerdo?

Coge la cámara.

Freno, acelerador, embrague...

¡Arranca, Jana! Voy.

¡Que no puedes, no! ¡Arranca, por favor!

Que sí, que sí. Ay, ay.

No me atores que me lo acabo de sacar.

Duele, Jana;duele, Jana. Respira.

Tú respira. Ay.

¡Ay, Dios mío!

#¡Esas chica!#

#se bajó de su coche#

#muy despacio#

#fue caminando hasta el cielo#

(Sigue la canción y créditos)

Antes de perder. La película

Clara Alvarado en 'Bajo la red 2'

La actriz Clara Alvarado ha sido noticia esta semana porque por unos días ha dejado su carrera dramática para ponerse en primera fila en la lucha contra el coronavirus, ya que además de actriz es enfermera. Además de La casa de papel, Clara Alvarado esta presenten en dos proyectos de Playz: la segunda temporada de Bajo la red y en Circular.  

Bajo la red es un thriller juvenil sobre una cadena de favores en internet acaba de estrenar su segunda temporada y que recientemente recibió la mención de honor en la categoría de Entertaiment Web en los Premios Prix Italia.

No recomendado para menores de 12 años La cadena de favores sigue funcionando, pero ahora con un nuevo Conseguidor al mando: Irene.
Transcripción completa

(Cristales rotos)

¿Emilio?

(Cristales rotos)

(ANAÍS RESPIRA SOBRESALTADA)

(VOZ MASCULINA) Hola, Anaís.

(ANAÍS GRITA)

(Sintonía de "Bajo la red")

(ANAÍS GIME)

No me hagáis daño, por favor.

Por fa...

(LLORA)

Lo siento.

¡Lo siento!

¿Que qué coño queréis?

(VOZ MASCULINA) Lo siento, Anaís.

David dice que está bien. Nos manda muchos besos.

Especialmente a ti.

Que quiere saber cómo ha ido el juicio.

¿Que cómo ha ido?

Pues dile que muy bien.

Que hemos ido, le hemos visto,

ha hecho lo suyo...

y se ha librado.

El asesino de mi madre sigue libre.

Dile eso.

Sabes que estamos aquí para lo que necesites.

Y Kiu, sabes que hay mil salidas legales

que puedes coger, ¿vale?

Puedes apelar, puedes... pedir un segundo juicio.

No, no. No.

Ha untado a un juez.

Y si lo ha hecho una vez

lo puede hacer las veces que haga falta.

Os digo una cosa:

si la justicia no hace su trabajo, lo haré yo, por mi cuenta.

Voy a entrar en la cadena.

¿Estás de coña? ¿Eso te parece?

¿Eres tonto? Después de lo que hemos pasado,

¿vas a volver a entrar en la cadena?

No es nada comparado con lo que estoy pensando.

¿Recurrir a la cadena para vengarte de alguien?

Entiendo que quieras hacer algo, pero no es la manera, Kiu.

¿Y tú no vas a decir nada?

Kiu, sé por lo que estás pasando.

Sé lo que se siente.

Pero no puedes entrar en la cadena.

Hay consecuencias.

Pues claro que hay consecuencias, coño.

(Puerta)

Ah, es... (TITUBEA) Gabriel, un amigo mío.

¿Qué tal? Hola.

Mireia, Joel, Irene.

Se está quedando a dormir en casa porque...

ahora que hay más sitio.... Hola.

...me está ayudando.

Irene, Mireia y "Joel".

"Yoel".

¿Bien?

(ACENTO MEXICANO) ¿Y qué es eso de la cadena?

La cadena es una... Sí, es...

Es una tontería.

¿De verdad?

O sea, parece que si me cuentan, me van a matar.

Perdón si les incomodé, no quería. Pero bueno...

Luego voy, ¿vale?

Sí, eso. Sí.

Mucho gusto.

(Aplausos y piano de fondo)

(VOZ FEMENINA LEJANA) Anaís...

Anaís...

...de meter voces en el estribillo.

Una tercera por encima, una octava, una armonía.

¿Tienes un rato y lo ensayamos?

No tengo tiempo. -¿Cómo que no tienes tiempo?

(ANAÍS) "No es mala gente, ni siquiera me cae mal".

No entiendo por qué ella va a ser la protagonista y yo no.

(VOZ MASCULINA DISTORSIONADA) Ella no es una buena protagonista.

No.

He trabajado muy duro.

¿Me vas a cumplir el deseo o no?

Todos tenemos deseos ocultos.

Y secretos que no queremos que nadie conozca.

Escondidos en nuestros sótanos,

en nuestras cavernas.

Alejados de todos los demás.

Mostramos una cara ante los demás.

El buen padre, la madre cariñosa,

el marido y la mujer fieles,

pero de vez en cuando nos hacemos la gran pregunta:

"¿Y si abriera las puertas del sótano?

¿Y si me dejase llevar por mi deseo oculto?".

Si nos dejásemos ver tal y como somos,

a lo mejor no gustaríamos a los demás.

¿Estamos preparados para eso?

¿Para asumir las consecuencias sean las que sean?

Por eso tú te tapas la cara, ¿no?

Porque tienes que ocultar algo.

Si quieres seguir con el trato, estas son las reglas:

Regla número uno:

para que te conceda tu deseo, tú debes hacerme un favor.

Regla número dos:

no puedes hablar con nadie sobre nuestro trato.

Regla número tres:

una vez aceptas, no puedes abandonar.

Pase lo que pase.

¿Qué decides, Anaís?

¿Quieres seguir con el trato sí o no?

(Móvil)

¿Sí?

"¡Por fin! Te he llamado un par de veces".

Ya, es que antes no lo he escuchado.

"Eh... nada, que estoy por tu zona, por si te apetece tomar algo".

Es que no estoy por el barrio, Joel.

"No te preocupes entonces".

Si quieres otro día o algo.

Sí, sí, claro. Bueno, un beso. Chao.

"Venga, chao". Chao, Joel.

Muy buena onda tus amigos.

¿Quieres una?

Son buena gente, sí. Salud.

(ASIENTE) Me cayeron bien.

Kiu...

(CHISTA) No, Kiu, no.

No todavía.

No.

¿No qué? ¡No! Que no.

Si quieres me voy, no te quiero molestar.

No te vayas, no te vayas, por favor.

Perdón.

(RESOPLA)

Perdón, perdón.

Estoy llevando mal lo de mi madre, perdóname.

No, no, eso yo lo entiendo y...

Perdón si yo también actúo mal.

Pero...

O sea, es difícil porque...

(RESOPLA) Joder, joder...

¿Y ese tatuaje?

De la cadena.

Claro, de la que hablaban tus amigos, ¿no?

Que...

A veces...

me gustaría joderle la vida a la persona que mató a mi madre.

¿Por eso quieres entrar en la cadena?

# No es por falta de fuerzas

# si ves flaquear

# mis piernas. #

Va bien. Abre la mirada, intenta incluir a todos.

# Por más que intento # acercarme a ti,

# tú nunca... #

Te propongo que aquí subas con fuerza.

Vale. ¿Rollo rompiendo la voz? -Sí, rompe.

¿Vale? -Vale, venga.

Venga, vamos con "Dame un instante", ¿vale, chicas?

Venga.

Olvídate. -Vale, vale.

(Canción)

(Aplausos)

# ... un instante. #

¡Cuidado!

(Ruido)

¡No estéis aquí cuando estemos trabajando!

¿Estás bien?

Sí.

Aquí lo tienes.

Completamente arrepentido.

¿Qué clase de justicia es esta?

¿Qué justicia estás buscando?

La que merece mi madre.

Y quiero que este cabrón...,

el de las risas, el de las copas,

quiero que desaparezca.

¿Quieres...

(VOZ MASCULINA DISTORSIONADA) ...ojo por ojo?

Exacto.

Tú no quieres justicia, tú quieres venganza.

Y creo que te estás confundiendo.

Yo dirijo una cadena de favores, tú lo que necesitas es un sicario.

Justicia, venganza, ¿a ti qué coño te importa lo que yo quiera?

Tú estás aquí para conceder deseos.

Y este es mi deseo, así que tienes que concedérmelo.

No. No tengo por qué...

Que te jodan, puto mono.

(Golpe)

(RESOPLA)

(Telefonillo)

"¿Ha pasado algo?

No, no, no, qué va".

Es que hace mucho que no nos vemos.

Y digo: "Voy a pasar un rato a verla".

Es que estoy supercansada hoy, Joel.

Iba a ducharme y a dormirme.

Vale, vale.

Pues entonces me voy. Mejor.

Bueno, si quieres, me ducho y luego nos tomamos algo.

Un té o... algo.

Vale, sí, mira, eso mejor.

Tardo cinco minutos.

¿Qué coño estás haciendo?

Nada. ¿Qué puta mierda de persona eres

que esperas a que me meta en la ducha para cotillear

y buscar yo qué sé qué?

Sabes perfectamente que ahí están las cosas de mi hermana, Joel.

Lárgate de mi puta casa.

Déjame que te lo explique un momento, ¿vale?

Perdón.

Solamente me estoy preocupando porque te noto rara.

¿Quién coño eres tú para controlarme a mí

que no me controla ni mi padre?

Solamente me preocupo por ti, Irene.

Vete.

No... ¡Vete!

(Agua cayendo)

(VOZ DISTORSIONADA) "¿Lo has pensado mejor?".

¿Qué tengo que hacer?

Así que quieres que quite de en medio a Rebeca.

Sí. Quiero que Rebeca desaparezca.

Quiero ser la protagonista de la obra.

¿Crees que vas a poder estar a la altura?

Tengo entendido que se requiere un gran esfuerzo físico.

¿Y qué vas a hacer cuando tu enfermedad

no te permita moverte?

¿Por qué sabes todo eso?

Ahora solo tienes que controlar los temblores.

¿Qué va a pasar más adelante?

Es una enfermedad cruel, la ELA.

Lo sé todo sobre ti, Anaís.

¿Estás dispuesta a seguir adelante sí o no?

Sí. Sí.

La condición es la siguiente: tienes que conseguir pruebas

para meter a un corrupto en la cárcel.

Y créeme que te va ser fácil hacerlo.

Te voy a mandar una foto de quién es.

A lo mejor que suena su cara.

¿Mi padre?

Tu padre lleva años robando a la gente.

Se merece pagar por lo que ha hecho.

Es tu padre o tu sueño.

Y ya has aceptado el trato.

"Y quieres volver a la cadena"

porque tu amiga Irene tiene el mismo colgante

que ese tal Gabriel. ¿No estarás celoso, Joel?

Quizá deberías conocer a más gente.

Y dejar que Irene siga con su vida.

Ya, pero es que una cosa es dejar que Irene siga con su vida

y una muy diferente ver cómo se la jode y no hacer nada.

No son celos...

Es que a mí me da igual...

que pase de mi puta cara, eso me da igual.

Pero no me fío de este tío, no sé qué...

No es bueno para nadie.

Y menos para Irene, ¿no?

Crees que no es la de siempre. Lo que creo es que estos dos

se conocían desde hace tiempo y nos ocultan algo.

Y dime, Joel, ¿qué es exactamente lo que quieres?

Que la salves de toda la mierda de vida en la se está metiendo.

Por favor.

Me da igual, haz lo que sea.

Me da igual.

# Solo pido hacer un trato.

# No quiero casi nada a cambio.

# Vamos a firmar el pacto.

# Que yo estaré siempre de tu lado.

# Y tú

# caerás

# bajo la red.

# Y tú

# caerás...

# Dime si te sientes solo.

# Dime si quieres ser como todos. #

La cadena de favores sigue funcionando, pero ahora con un nuevo Conseguidor al mando: Irene.

María pedraza en 'Si fueras tú'

María Pedraza triunfa internacionalmente por partida doble tras su paso por series como Élite y La casa de papel. Antes de ello, la actriz interpretó a Alba en Si fueras tú. Una chica de 17 años que se va a vivir con su tío Miguel a una nueva urbanización. Allí empezará una nueva vida, pero sus compañeros de instituto no se lo pondrán nada fácil. Todo se debe a su gran parecido con Cris, una chica que desapareció medio año antes. Entre sus compañeros de reparto destacan Óscar Casas, Lucía Díez o Jorge Motos.

No recomendado para menores de 12 años Si fueras tú - Si fueras tú, la película
Transcripción completa

(Respiración agitada)

(Música de intriga)

(RESPIRACIÓN AGITADA)

(Hierros caen)

¿Hola?

¿Hay alguien?

(Risas)

¿Hola?

(Golpe)

¡Si esto es una broma no tiene ni puta gracia!

(Risas)

(Risas)

(GRITA) ¡Abrirme! ¡Abrirme!

(Música pop)

Buenos días, dormilona.

¿Todo bien?

Sí.

(Móvil)

¿Es Marta?

Sí, me preguntaba cómo iba todo.

¿Y cómo va todo?

Ya verás como a partir de ahora todo irá bien.

Si hay una frase que odio es "todo irá bien".

En mi lista de frases odiadas esa es la segunda.

¿Y cuál es la primera?

"Si luchas por lo que quieres lo conseguirás".

Alba, hay que tener paciencia.

Esa es la tercera.

(Música dramática)

Bueno, guardamos las maletas

y después meto el coche en el garaje.

Cotillas.

¿Qué pasa?

No, nada. Pues venga, vamos.

¡Ay!

No encuentro mis cosas.

¿Pusiste tu nombre en las cajas? Como te dije...

Mierda.

Bueno, me voy.

¿Cómo que te vas?

¿Y me dejas aquí con todo el marrón?

Es que tengo que hacer la inscripción.

Esta caja es tuya, ¿no?

Te queda muy bien.

Es de mamá.

Como siempre me la ponía, me la acabó regalando.

Oye, ¿y esto?

Mi delfín de la suerte.

Como de pequeña tenía miedo.

Pues dormía con él para que me protegiera.

Me encantan los delfines.

Alba,

solo son unos meses.

Siete.

Ya verás que en cuanto te des cuenta

volverás a estar con tus padres.

Además, vivir una temporada con tu tío favorito

tampoco está tan mal, ¿no? Hombre,

es que eres mi único tío, mucha competencia no tienes.

Venga, te acompaño al instituto.

Tío. (ASIENTE)

Creo que aquí serás más útil.

Qué morro tienes.

¡Chao, tío favorito!

¡Chao!

(Música animada)

(Sonido inquietante)

(Claxon)

(Timbre)

(Música de misterio)

Perdón.

¿Cristina?

No, soy Alba.

¿Me puede decir dónde está la secretaría?

¿La secretaría?

Sí, tengo que matricularme.

Sí. Perdona, giras a la izquierda después de los lavabos,

la puerta del fondo.

Gracias.

¿Qué? ¿Ya te has metido otra vez los dedos?

¿No te lavas las manos?

Qué pena me das.

Qué mala cara.

Podrías maquillarte un poco.

Aunque lo tuyo tiene poco arreglo.

¿Pasa algo?

Tienes que firmar... aquí y aquí.

Y no te olvides de poner la fecha.

Vale.

¿Acabas de llegar?

(ASIENTE)

Yo también llevo poco tiempo en Sotocruz.

La gente aquí es un poco rara, ¿no?

Hay de todo, ya verás.

Gracias.

¡Alba!

Tú te llamas Alba, ¿verdad?

(ASIENTE)

Hola. Hola.

Soy Alberto Blasco, el jefe de estudios.

¿Puedes venir conmigo un momento, por favor?

Sí.

Alba, te presento a la sargento Lara,

de la Guardia Civil.

¿Ha pasado algo?

No. No, tranquila.

Os dejo solas.

¿Puedo hacerte un par de preguntas? ¿Sobre qué? No entiendo nada.

Siéntate, por favor.

¿Podrías confirmarme tu nombre y apellidos?

Alba Ruíz Alonso.

¿Quiere ver mi DNI?

Sí.

Yo también soy piscis.

Qué bien.

¿Y siempre interrogan a los nuevos en este pueblo?

No, es solo un trámite.

¿Cuándo te has mudado a Sotocruz?

Hoy mismo.

¿Con tus padres?

Con mi tío Miguel.

El hermano de mi madre. Mis padres viven en Oakland.

Se trasladaron a Nueva Zelanda por trabajo hace un mes.

Y yo me iré con ellos cuando termine el curso.

¿Y por qué te has cambiado de instituto con el curso empezado?

¿Profesor Blasco?

Sí, ¿usted es el...? Sí, Miguel Alonso, el tío de Alba.

¿Hay algún problema con mi sobrina?

No. En principio, todavía no.

¿Es que espera que los haya?

Será mejor que pase, le están esperando.

(Llaman a una puerta)

Buenos días. Adelante.

¿Podrías esperarnos fuera?

(Música de suspense)

Es Cristina Romero.

Desapareció en marzo.

Y nadie sabe dónde está ni qué le pasó.

Alberto, tienes una llamada.

Sí, voy.

Es que no sabes cómo me miraba la gente.

Es que es igual que yo.

Dicen que todos tenemos un doble en alguna parte, ¿no?

Y la mía tiene que estar muerta y vivir en este pueblo de mierda

e ir a mi instituto. ¿No es casualidad?

Lo es. ¿Pero qué más puede ser?

Termina la cena, anda.

En un par de semanas tendrás tu pandilla, ya lo verás.

¿Mi pandilla?

Hablas como una abuela, en serio. Tú es que flipas.

Que voy a ser la friki, me van a machacar.

En serio, no puedo pasar por eso. Para, para.

Lo que tienes que hacer es darles una oportunidad.

Lo más importante, dártela a ti.

Me piro a la cama.

(Música animada)

(Sonido inquietante)

"Hemos puesto todos los medios técnicos y humanos

para descubrir su paradero. ¿Y han descubierto algo?

No podemos hablar de ningún sospechoso,

ni dar más detalles de la investigación".

"Hemos activado un servicio de apoyo psicológico

para todos los alumnos y alumnas que lo necesiten".

"¡Que nos dejéis en paz!".

(Música dramática)

(Tintineo)

(Tintineo)

(Música de suspense)

(Móvil)

(Música dramática)

(CHICO) ¿Qué haces?

Me llamo Rafa.

Nos vimos ayer en el instituto.

Eras uno de los mirones, ¿no?

Por lo menos yo no te hice ninguna foto.

¿Vamos al instituto?

(ASIENTE)

Que no, de verdad, que te lo imaginarías.

Es imposible que hubiera alguien en la ventana.

Además la madre de Cristina y el hermano

se fueron de casa antes del verano, no han vuelto.

¿Seguro? Sí.

Pues te juro que ayer vi alguien en una ventana.

Que no, imposible, te lo imaginarías.

¿Y por qué se mudaron?

No sé, demasiados recuerdos, supongo.

Ya. A ver, cuéntame,

¿por qué robabas la correspondencia de su casa?

No robaba, simplemente cogí un papel del suelo,

se llama publicidad.

(Llamada del móvil)

¿No contestas?

No, es que era publicidad.

Ya.

Oye, ¿y cómo es que empiezas el curso tan tarde?

Es una historia muy larga.

No fumo.

Cris fumaba como un carretero.

¿Eras amigo suyo?

Bueno, sí, la conocía.

¿Y cómo era?

No sé, una chica normal.

Pues tan normal no sería si había gente que la odiaba.

(Música de intriga)

(Llamada del móvil)

Si es tu novia, mejor que contestes.

¿Sí? -"Por fin."

"¿No viste mis mensajes? Llevo media hora..."

...esperándote en la calle. ¿Dónde estás?

"Tía, cálmate."

Un despiste lo tiene cualquiera. -"No digas que me calme."

Me volverán a poner falta por tu culpa. ¿Dónde estás?

-"Estamos llegando a la calle de la estación."

-¿Estamos?

No, que estoy, he dicho "estoy", Nerea.

Pues ya estás dándote la vuelta,

quedamos en cinco en la plaza del mercado.

"Mira que eres capullo, tío."

Será mejor que vayas.

Sí, ¿no?

Oye, una cosa, ¿eres de Ciencias o Humanidades?

Ciencias.

Pues mira, mañana hay un trabajo de Medio Ambiente.

Qué coñazo, ¿no?

Pues sí, la verdad.

Pero como lo haremos en grupos, echaremos unas risas.

Que si quieres, te puedes apuntar al nuestro.

Gracias. Nada.

(Música de suspense in crescendo)

(CHICA) Vamos, Hugo, rápido. (CHICO) Voy.

¡Oye!

Mira quién viene. -No me jodas.

¿Vais al instituto?

Soy Alba.

Yo, Rocío, él es Hugo.

Oye, os juro que no soy Cristina, no tengo nada que ver con ella.

Espero que no aparezca otra.

¿Os imagináis que hubiera docenas de clones?

Venga, vamos.

¿Y qué es eso del trabajo de Medio Ambiente?

¿Cómo te enteraste de lo del trabajo?

Pues... me lo ha comentado Rafa.

¿Qué pasa?

Cuidado con él.

Va de guay, pero no lo es.

Es un capullo. Eso le ha llamado su novia.

¿Y eso?

Olvidó pasar a buscarla esta mañana a su casa.

¿Quién es su novia? Nerea.

Rafa era el novio de Cris.

Y, en cuanto desapareció, enseguida empezó con esa pija.

-Y eso que Nerea y Cris eran íntimas.

¿Y tan rápido se olvidó de ella?

Tal cual.

Yo no sería capaz, desde luego.

Si quieres a alguien de verdad, no puedes hacer eso.

Oye, Alba, si no tienes grupo para el trabajo,

puedes hacerlo con nosotros.

-Si quieres, ¿eh?

Pues es que Rafa también me ha dicho.

Vaya.

Se nos han adelantado. -¿Qué esperabas?

Es carne fresca.

En fin, tú verás con quién vas.

Me lo pensaré.

El aula es esa.

Ahora voy. Os veo dentro.

(Timbre de entrada)

(Tono de llamada)

(Llamada de móvil)

(Llamada)

(Llamada)

(Llamada)

"¿Hola? ¿Quién es?"

¿Hola? "¿Hola? ¿Que quién es?"

Dejamos los teléfonos.

Los guardamos, por favor. Nos despertamos.

Vamos tarde, chicos. Venga, por favor.

Tú siéntate ahí, si quieres.

Os recuerdo que mañana tenemos la salida al campo.

Así que si alguien quiere cambiar de grupo...

ahora es el momento.

Tú, como has llegado la última, ya nos dices con quién quieres ir.

¿Por qué no viniste ayer, Cris?

¡No soy Cris!

Tienes que darme esas fotos. Pero ¿qué fotos?

¿Empezamos o qué? Que nos van a dar las uvas.

¡Sí, ya vamos!

Deja de jugar conmigo, ¿me entiendes?

Os recuerdo que para el informe geomorfológico

nos interesan cuatro factores:

el clima, el relieve, la litología y la vegetación.

A mí es que el rollo de la geología me da una pereza...

Pues vaya fichaje que has hecho, tío.

Se suponía que la nueva era lista. Me llamo Alba.

Y sí, me quedan muchas cosas por saber,

y no son solo de geología.

¿Qué quieres decir?

Tengo un problema.

¿Solo uno?

¿Siempre tienes que ir de lista?

A ver, ¿cuál es tu problema?

Todos os pensáis que soy Cris, y no lo soy.

Necesito conocer más cosas sobre ella.

Blasco me ha pedido que le devuelva unas fotos.

¿Sabéis algo?

Vamos, que sí.

Sabéis algo.

Blasco iba detrás de Cris.

Cris nos pidió que les hiciéramos unas fotos.

Así la dejaría en paz.

Pero Cris tenía novio.

Bueno... -¿Esto qué es,

un programa del corazón?

Vamos, que no quiero suspender este trabajo.

¿Este árbol cuál es?

Ni puta idea.

Las únicas plantas que conozco son las que se pueden fumar.

Ni idea, pero podemos pedir ayuda.

Antes muerta.

¿Qué haces? -Ver si lo estáis haciendo bien.

Es nuestro trabajo.

No me gustaría que os suspendieran.

Bastante tenéis con lo vuestro.

-Devuélvemelo, por favor. -No me da la gana.

¿Algún problema?

Déjalo, tía.

Volvemos a empezar y lo apuntamos en el tuyo.

Tema resuelto. Lo lees y nos dices qué tenemos que hacer.

Mejor lo leéis tú y tu novio. Yo me piro.

Eres valiente. Pocos se atreven a hacer

lo que le has hecho a Nerea y a Rafa.

Quizá por eso siempre hacen lo que les da la gana.

Oye, ¿Blasco siempre es tan borde? No digas eso.

Desde lo de Cris ha cambiado.

Estaban liados. -Eso es una leyenda urbana.

Blasco no haría nunca eso. Él no es así.

Seguro que fue cosa de Cristina. ¿Y por qué lo haría?

Blasco la suspendió.

Seguro que ella le amenazó con decirle a todos

que estaban juntos, aunque fuera mentira.

Cris era capaz de cualquier cosa.

¿Era? ¿Tú también crees que está muerta?

Bueno es una forma de hablar.

Pero vamos, en las series de polis dicen que si el desaparecido

no vuelve en 24 horas, chungo.

Y aquí han pasado meses.

Ayer encontré un papel sobre la desaparición de Cris.

Alguien apuntó a mano que tenía información y un teléfono.

Bueno, Ya hemos acabado y tenemos que irnos.

(Teléfono)

¿Te esperamos?

No, id tirando.

(SUSURRO DE MUJER) Alba...

¿Hola?

¿Puedes ayudarme?

¡Por favor, no te vayas!

¿Dónde estás?

¡Alba!

¡Alba! -¡Alba!

¿Se puede saber dónde estabas?

Venga, vamos.

Vaya susto nos has dado, Alba.

Tampoco ha sido para tanto, solo han sido unos minutos.

¿Unos minutos? Alba, llevamos buscándote más de una hora.

¿Se sabe dónde desapareció Cris?

¿Por qué lo preguntas?

Por esto.

¿Es que no me habéis oído?

¡No os retraséis!

¿Qué pasa Alba?

(Música de suspense in crescendo)

¿Y si la mató él?

¡Pero qué dices!

Tú misma dijiste que tenía problemas con Cris.

Si le chantajeaba, tenía motivos para quitarla de en medio.

¡Qué manía! Que te encarcelan

por enrollarte con una menor. ¡Qué no se enrollaron!

En estos temas, primero te detienen y luego te preguntan.

¿Qué te pasa?

Nada.

A ti te gusta Blasco.

No. No, para nada, Es un viejo.

Venga, tía. A mí me lo puedes contar.

Además, para la edad que tiene, Blasco está bien.

¿No somos amigas?

¿Qué te han dicho? Está reunida.

Y han llamado a tu tío. ¿Y eso?

No sé. Pero me quedo hasta que llegue.

No. No te preocupes, en serio. Qué me quedo contigo.

No hace falta, de verdad. ¿Seguro?

Vale, me voy. Lugo me cuentas. Vale.

Parece que hay restos de sangre.

Lo enviaremos al laboratorio.

Alba, necesito que me indiques exactamente

el lugar donde encontraste la pulsera.

Según tu declaración, estabas cerca de la papelera. Ven.

¿Qué papelera? La fábrica de papel.

Ah, sí.

Estaba por aquí.

Otra cosa: ayer encontré un aviso por la desaparición de Cristina.

Alguien apuntó un número de teléfono,

y creo que sé quién es.

Sí, y yo también.

Se trata de Hugo Molina, un compañero de Cristina.

Alguien anotó su número para que todo el mundo le llamase.

Se trata de una broma pesada. ¿Una broma?

No le veo la gracia.

El pobre chico se pasó tres semanas con el móvil apagado.

No le dejaban en paz.

¿Alguna cosa más, Alba?

No.

Gracias por la colaboración.

Muchas gracias. Gracias a usted.

Lo importante es descubrir la verdad.

¡Cristina!

¡Cristina!

¡Mi niña! ¡Mi niña! Carmen. Carmen, espera.

No es tu hija. Claro que es Cris.

Soy mamá. ¿No me reconoces?

¿Quién es ese hombre?

¿Quién es usted? Por favor, váyanse.

¿Qué hace con mi hija? ¿Quién es usted?

¡Carmen! ¡Deje a mi hija! ¡Cristina!

¡Escucha! ¡Cristina!

¡Cristina! -¡Mamá! Por favor.

¡Cristina!

Sí.

Es de mi hija.

Gracias, Carmen.

¿Dónde encontraron la pulsera?

¿Estaba donde la chaqueta?

No te lo puedo decir.

Sé que todo esto es muy duro... No, no lo sabe.

Esa niña...

es como mi Cris.

¿Seguro que no es ella?

Sí.

Parece imposible, pero... ¿Han analizado las huellas?

Sí hemos hecho todas las comprobaciones.

No es Cristina.

Pobre mujer.

Cómo me miraba.

Es normal, pensaba que eras su hija.

¿Y es normal que yo sea igual que ella?

Dicen que todos... Todos tenemos un doble, ya.

Pero uno puede estar en Islandia y el otro en Albacete.

Yo tengo a mi doble en la casa de enfrente.

Bueno, tenía, porque está muerta.

No, no se sabe si está muerta.

Si no, ya estaría con su familia.

O habría dado señales de vida, pero nadie quiere aceptarlo.

Sí, Alba, de acuerdo, es lo más probable.

Pero no sé, yo creo que... nunca hay que perder la esperanza.

Eso vas y se lo cuentas a su madre.

Al menos, alguien la echa de menos.

Claro que la echan de menos. Todos la echan de menos.

Su novio la ha olvidado muy pronto. Y su mejor amiga.

En el instituto había gente que la odiaba.

Es como si esa chica fuera un monstruo.

Hasta la peor persona tiene algo bueno.

Hay algo más, ¿verdad?

Tengo pesadillas... y Cris se me aparece en ellas.

¿Por qué no me lo habías contado?

Para que no me vieras como a una loca.

Yo nunca pensaría eso.

Y menos después de...

Después de todo lo que ha pasado.

¿Sabes?

Me han dicho que en el pueblo hay una heladería estupenda.

Si no recuerdo mal, tu helado favorito es el de... pistacho.

Hacemos una cosa: voy a por el helado....

y después llamamos a tus padres, ¿vale?

Vale.

Venga, hasta ahora. Hasta ahora.

Gracias.

¿Problemas? Muchos.

Encontramos la chaqueta de Cristina aquí.

Y la pulsera ha aparecido aquí.

Demasiada distancia.

Ya ha pasado mucho tiempo para tener esperanzas.

Esto supone que hay alguien detrás de esto.

Y nos quiere confundir.

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Golpes en la puerta)

Hola. Soy Dani, el hermano de Cristina.

¿Qué quieres? Tenemos que hablar. Es importante.

Dime.

Aquí no. Vamos a mi casa.

Escucha, no quiero que te pase lo mismo que a mi hermana.

Es solo cruzar la calle.

(Música de tensión)

Es Cris de pequeña.

Le encantaba columpiarse.

Vamos con cuidado para no despertar a mi madre, ¿vale?

Es por aquí.

Vamos con cuidado para no despertar a mi madre, ¿vale?

¿Os habéis vuelto a mudar a Sotrocruz?

Sí, queresmo estar cerca por si hay novedades con la nueva pista.

Aunque no tengo mucha esperanza.

Solo quiero que el que lo hecho lo pague.

¿Qué hay detrás de esta puerta?

Es el cuarto de mi hermana.

¿Puedo entrar?

(Música de tensión)

(SUSPIRA)

¿Te pasa algo?

No.

Era buena chica.

No todos pensaban lo mismo.

Bueno, desde la separación de mis padres, estaba un poco borde.

Lo pasó muy mal.

Pero era una hermana...

estupenda.

¿No eres ella de verdad?

-Dani, ¿has ido a la farmacia?

-¡Sí, mamá!

Voy a darle esto. Espérame aquí.

(Música de tensión)

¿Qué haces aquí?

¿Es esto de lo que querías hablarme?

Sé quien la mató. Fue Rafa.

No puede ser. Sí, sí puede ser.

Fue él, es un cabrón y lo conozco bien.

No podía soportar que Cris lo dejase.

Y fue el último que estuvo con ella. ¿Tienes pruebas?

Alba, tienes que creerme, por favor. Tengo que irme.

¡Alba!

¡Alba!

¡Alba, escúchame!

No te acerques, ¿eh? -Alba, ¿pasa algo?

-¡Que te metas en tus asuntos!

-Me meto donde me sale de los huevos.

-¿Con mi hermana hiciste lo que te salió de los huevos?

-Mira, chaval, no te pases.

-Que no te acerques. ¡Ya está bien!

-No te acerques a Alba, ¿me oyes? ¡Que paréis ya!

¿Qué coño haces? -¿Ahora qué?

¡Dime dónde está mi hermana! ¿Qué has hecho con ella?

¡Para! ¿Qué?

¡Que paréis!

¡Ayúdame, por favor!

¡Que me digas dónde está mi hermana! ¡Para!

¿Qué está pasando aquí? ¿Qué hiciste con mi hermana?

-¡No me vuelvas a tocar! ¿Queréis parar?

-¡Eres un mierda!

¡Id para casa! ¡Me quedo con él!

-¡Puto loco!

¿Estás bien?

¿Crees que esto va a ayudar a tu madre?

¿Cómo está?

-Mal.

Le he dado unos medicamentos que le recetaron y está dormida.

Venga... Vamos a dar una vuelta, así te calmas.

Ah...

Oye, siento lo que ha pasado.

No te preocupes, no pasa nada.

Oye, pues me puedo quedar así.

Así estaría maquillado ya para la fiesta.

¿De qué fiesta hablas? La de Halloween.

La está organizando Nerea. Y, bueno, venía a invitarte.

Me podrías haber llamado por teléfono.

Ya, bueno, pero no...

No sé, prefería verte y...

No tengo ganas de fiesta.

Venga...

Va a ir todo el mundo.

¿Rocío y Hugo también?

Eh... (RÍE)

No creo. Pues si ellos no van, yo tampoco.

¿En serio?

Bueno...

Si lo tienes tan claro...

Espera.

Hay que cerrar la herida.

No, no, no. Paso.

Cobarde.

De cobarde nada.

No sé si te acuerdas, pero salí a defenderte.

Yo me sé defender sola. Además, no me estaba haciendo nada.

Alba, que ese tío es un enfermo.

Ha perdido a su hermana. Tiene una orden de alejamiento.

Me reventó una botella de cristal en la cabeza.

Está obsesionado con que maté a Cris.

Y ni siquiera la vi esa noche.

Pues él dice lo contrario.

A ver... ¿Tú crees que la Guardia Civil

me habría dejado libre si eso fuera cierto?

Estuve toda la noche con... Nerea.

Parece que pronto te olvidaste de tu novia.

Rafa, me mentiste.

Me dijiste que solo erais conocidos.

Ya.

Es que no... No sé. Me quedé pillado.

Alba, piensa que acababa de conocerte y...

sois iguales... No sé...

Lo siento.

Venga, anda, siéntate, que te pongo los puntos.

Yo quería mucho a Cris.

Fue muy duro para mí.

Nerea pues...

me ayudó mucho.

Pero cuando... ¡Ah, hala, hala, hala!

¿Cuando qué?

Cuando te vi,...

sentí algo que nunca había sentido.

¿Te pongo otro?

Perfecto. Ah.

Dime la verdad...

Tú también sentiste algo.

Lo noté.

¿Qué pasa?

Nada.

¿Va todo bien?

¿Necesitáis algo más?

¡No, no! ¡No hace falta!

¡Ahora bajamos! Vale.

No podemos hacer mucho ruido.

Tranquila.

Oye, que muchas gracias por los primeros auxilios.

Has sido un buen paciente.

Acuérdate de la fiesta. ¿Vale?

¿Nunca aceptas un no por respuesta?

Chao.

Chao.

(Música de tensión)

Sí, sargento Lora.

Ya, ya lo sé, perdona.

Es que... tengo que hablar contigo.

Sí.

Vale.

Gracias.

¿Qué haces aquí? ¿Puedo hablar contigo un momento?

Tengo prisa. He quedado en mi casa.

¿Puedo ir contigo?

Si no queda otro remedio...

Tú dirás.

Quiero que vengas a mi fiesta,

pero Rafa me ha dicho que si Hugo y Rocío no vienen, tú tampoco.

Vaya, parece que tu novio te lo cuenta todo.

Por eso he venido a verte.

Porque quiero que los invites tú.

¿Yo?

Si lo hago yo, no vendrán.

Y no me extraña.

Por eso necesito tu ayuda.

Esto tiene que acabar de una vez.

Han sido unos meses muy duros.

Y lo hemos pasado muy mal.

Unos peor que otros.

He hecho cosas de las que no me siento orgullosa.

Ayúdame.

Por favor.

¡Ni de coña! ¿Tú sabes las putadas que nos han hecho?

Hugo, por favor.

Mira, tú haz lo que quieras, pero con nosotros no cuentes.

Por lo menos, conmigo.

¡Hugo, espera!

Tía, ¿qué le pasa?

¿No lo sabes? No.

¿El qué?

Hugo estaba colado por Cris.

Cuando ella se enteró, quiso reírse de él.

¿Qué hizo?

Le dijo que también le gustaba,

que le parecía un chico interesante y especial.

Y se citó con él en el parque.

"Pero ¡bueno!".

"¿A quién esperabas?". -"A nadie...".

"¿No? -"A nadie".

-"¿Seguro? A mi novia. ¿Sí?". -"¡No esperaba a tu novia!".

"Ven, ven, ven".

"Te van a explicar una cosita aquí, yo creo...".

"Mira".

"¡Eh, eh! ¿Adónde vas?".

"Te vas a enterar".

"¡Que lo digas, venga!". -"Soy un mierda".

-"Que no te escuché. Otra vez, que no te he escuchado".

"¡Soy una mierda!".

-"¡Oh, no!".

"(RÍEN)". -"Soy un mierda".

-El vídeo se ruló por todo el instituto.

Hugo se intentó suicidar con un bote de pastillas.

Estuvo mucho tiempo sin venir a clase.

Cris nos hacía la vida imposible.

Como ahora hace Nerea.

Mira, Rocío...

Yo he tenido que cambiar de instituto

porque también me hacían la vida imposible.

Y me arrepiento de haberlo hecho.

¿Por qué?

Porque tenía que haberme quedado ahí.

Arreglar mis problemas en vez de huir.

Eso es muy fácil de decir.

Lo sé,

pero es el momento de arreglar las cosas.

Debéis confiar.

Yo sé que lo estáis pasado muy mal.

Pero seguro que todo va a ser distinto.

Todo el mundo merece una segunda oportunidad.

La que Cris no tuvo.

No sé qué hacer.

Yo voy a ir a la fiesta.

Solo entraré si vosotros venís.

Creo que esta noche todo va a cambiar.

¡Guau!

¿Qué? ¿Qué te parece? ¿A que acojona?

Lo que acojona es tu vocabulario.

Como se enteren tus padres de lo mal que hablas, me matan.

Espera, que esto... está mal. A ver.

Pues... ¿sabes que apenas pienso en mis padres?

Ya te dije que te adaptarías rápido.

No, pero...

Quiero decir que debo mirar una foto

para acordarme de ellos. Es como si no tuviera memoria.

Bueno, no te preocupes por los fallos de memoria.

El médico dijo que era normal después de...

Tomarme las pastillas. Sí.

Pero es que no recuerdo ni siquiera eso.

Bueno, ¡venga! No le des más vueltas.

Pásatelo bien y no hagas tonterías.

¡Listo!

Adiós. Adiós.

(MURMURAN)

Hola.

Hola.

Te estaba esperando para acompañarte.

(Moto)

(Claxon)

¿Y Rocío? Ahora voy a buscarla.

¡Es el de la familia Adams!

-Joder, vas de Muerte. -Muy gracioso.

-Que no es de coña.

Siento si te lo ha parecido.

Bueno, y que...

Que también siento lo que te hicimos Cris y yo.

De verdad.

-Bueno,

os esperamos allí.

En serio, me alegro un montón de que vengáis.

Gracias... por pedir perdón.

-De nada, es lo que tocaba.

Nerea tiene razón.

Hoy empieza una nueva era.

Y habrá que celebrarlo.

Pues sí.

¿Quieres una?

Son de puta madre, te lo juro.

Hey, que me las ha pasado mi hermano.

Son de confianza.

(Música techno)

No tengas miedo, no te pasará nada.

Mejor que no, la última vez que me tomé una

no me sentó del todo bien, no merece la pena.

Como quieras.

Venga, vamos. ¿Y tú?

No.

Si tú no te la tomas, yo tampoco, no merece la pena.

(Música techno)

Joder, vaya ambientazo, ¿no?

¡Vamos!

-¡Aah!

-¡Quita!

(Alboroto)

-Alba, mira, la Familia Adams. Estáis geniales.

-Gracias.

-¿Lo ves?

Que todo tiene solución... y gracias a ti.

(Timbre de la puerta)

Hola. Hola, ¿puedo hablar con usted?

Sí, adelante. Gracias.

(Música techno y risas)

(Teléfono)

Vamos a bailar. Venga, vamos. No. ¡Qué no!

¡Venga! ¡Qué no!

¡Vamos!

Podía haber denunciado a mi hijo

y con la orden de alejamiento que tiene con Rafa

ahora podía estar en la cárcel, eso hubiera sido demasiado para mí.

Hablar arregla muchos problemas.

Es como si toda esa ira que tenía hubiera desaparecido.

Eso es mérito de Dani, se lo aseguro.

Mire, todos tenemos dentro algo bueno y algo malo,

solo es cuestión de prestar atención a lo bueno,

de hacer ver que todo tiene solución,

por mucho que nos duela la vida.

No voy a tener esperanzas que no serán realidad.

No, para seguir viviendo,

para poder dar lo mejor a su hijo y a usted misma.

Para tener paz.

Yo nunca encontraré la paz.

Jamás hay que decir "nunca".

¡Oye, Alba! Tenías razón, ha sido buena idea venir.

¿Merecía la pena sí o no? Sí.

¿Brindamos? Claro.

Oye, ¿tienes un minuto?

Quiero hablar contigo.

Claro.

Es un montaje. Estás metido en un buen lío.

Y estás acosando a Alba. ¡Es Cristina!

No lo es, las pruebas así lo indican.

¿Y quién coño es, su doble?

Esto es muy raro, sargento.

Lo sé, pero solo puedo actuar según las pruebas.

Y esta lo es. ¡Explícate!

A ver...

Es imposible que hiciera algo

ni con Cristina ni con ninguna otra chica.

¿Por qué? Soy gay.

¿Vale? Soy gay.

Mira mi agenda. ¿Quieres hablar con mi novio?

(Móvil)

Sí, dime.

No, ve tú, ya he terminado mi turno.

Alguien está haciendo una fiesta por encima de sus posibilidades.

Odio, halloween.

Antes ponían "el Tenorio" en la tele y a dormir.

¿Qué vas hacer conmigo?

Estás fotos vas a tener que explicárselas al juez.

De momento, deja en paz a Alba.

En serio, me siento mucho mejor después de haberme disculpado.

Has demostrado mucho con lo que has hecho.

La verdad es que no sé por qué hacía esas cosas.

Alba, desde que has llegado aquí he cambiado.

Creo que nos tendríamos que ir, no sea que Nerea.

Nerea me da igual.

(NEREA) Ahora, queridos zombis, el momento estelar de la noche.

Vamos a entrar. -¡Colocaos!

Silencio.

Venga, chicos, silencio, que esto os va a encantar.

La película que cambiará la historia de nuestro cine,

la dura adolescencia o cómo ser una patética que te cagas,

ese título me gusta más.

(Timbre de la puerta)

¿Sabes algo? Ni puta idea.

(Música de misterio)

(RÍEN)

¿Por qué lloras? ¡No llores!

¿Qué pasa, no quieres comer?

¡Patética!

Nerea, olvídalo, la Guardia Civil. -Vaya, justo en el mejor momento.

¡Basta!

¡Que paréis ya!

No sabía nada, lo juro. Mientes, no eres mejor que ellos.

-Tendremos que terminar la fiesta en otro sitio,

Putos vecinos. ¿Qué tal en la Papelera?

(TODOS) ¡Vale!

-Vamos.

-¿Qué, no venís con nosotros?

(TODOS MURMURAN)

¡Esperar! ¡Alba, Alba! ¿Dónde vas?

Me tengo que ir con ellos, tengo que ayudarles.

Están enfadados, déjales.

Quédate conmigo, por favor.

Venga, vamos a pasarlo bien.

-Rafa, ¿pasa algo? -¿En qué estabas pensando?

¿Qué haces poniendo ese vídeo?

¿Qué te pasa, tía? -Cálmate que ha sido una broma.

-¡Una broma! ¿En qué piensas, tía?

(CONTINÚAN DISCUTIENDO)

-¡Estás cambiando por ella!

-¡Alba!

-Se está llevando mi puta moto...

(Música de intriga)

-Que me da igual, Nerea, te has pasado una huevo.

¿Dónde está esta tía ahora? -No muy lejos.

Con la poca gasolina que tenía la moto...

Ahí está.

¿Dónde has dejado mi moto?

Te partiré la cara, ¿donde está mi moto?

Está ahí, que te tranquilices.

-¡Nerea, tía, relájate!

A ver, chicas, ¿esto no es una fiesta?

Pues venga, vamos a pasárnoslo bien.

Ey...

Venga.

Gilipollas.

(Música de misterio)

Joder... (RÍE) -No te rías por eso.

Ay...

-¿Hola?

-¿Hola?

-¿No hay nadie todavía?

-No. -Pues yo no espero.

-Tú, pásame... Has traído vasos, ¿no?

-Cuidado, que nos caemos.

(Cristales rotos)

-Hala, bien por ti.

(Música de misterio)

-¿Quedan cervezas?

(Música de misterio)

¿Qué haces aquí?

-¿Qué hace aquí quién?

Ella.

-¿Ella? Ella... ¿Quién es ella?

¿No la veis?

¿A quién?

A Cris.

Déjate de bromas, Alba.

Que está aquí, lo juro.

-No me pueden ver. -¿Qué quieres de mí?

-¡Estás hablando sola!

¿Tú qué te has tomado?

-¡Estás colgada! -Dejadla en paz.

-Está hablando sola, ¿no te das cuenta?

-Alba, ven, por favor. -¡Alba, para ya!

-¿Qué haces? -Alba, Alba, ven.

-¡Joder! ¿Qué mierda es esta?

-Vamos, venga. -¡Alba, vámonos!

-¡Vamos! -Espera un momento. Alba, vamos.

-¡Corred, corred!

Yo no soy como tú,

tú hiciste daño a muchísima gente.

-No eres como yo,

eres yo, Alba.

Sígueme.

(Música de misterio)

-¡Vamos, daos prisa, corred!

-Chicos.

Chicos, esperad un momento. -Pero ¿qué haces?

-Hay que volver.

No podemos dejar a Alba sola.

-No vayas.

-¡Que me dejes!

-¡También podemos decir la verdad, que fue un accidente!

¡A lo mejor así algún día puedo volver a dormir!

-¿De verdad vas a dormir mejor en un reformatorio?

¡Yo no pienso pagar por esa hija de puta! ¡Ayúdame!

-¡No!

-¡Mira, Rocío, tú tuviste la idea de dejar esa chaqueta

en la otra punta del pueblo!

¡No me puedes dejar solo ahora!

-Ya es demasiado tarde.

-No deberías de haber venido. -¡No le hagas daño!

¿Qué haces, Hugo? ¡Para, no lo hagas!

-Rocío...

¿Qué he hecho?

¡Todo esto es culpa tuya, Alba!

¿Por qué ellos sí te pueden ver?

-Porque son las únicas personas que saben que estoy muerta.

-¿Qué cojones pasa aquí? ¿Qué me echasteis en la bebida?

-Yo soy Cris y me matasteis, Hugo.

-O sea, que fuisteis vosotros.

-No. ¡Sí, bueno, dejadme en paz!

¡Cris, solamente te queríamos dar un susto

para que sufrieras lo mismo que nos hacías sufrir, de verdad!

¡Me has hecho mucho daño!

¿Hola?

Si esto es una broma, no tiene ni puta gracia.

¡Ah! ¡Abridla! ¡Abridme!

¡Ah!

-¿Qué se siente cuando se tiene miedo?

¡Déjame, gilipollas!

¡Que vengas! ¡Déjame, hijo de puta!

¡Ven aquí, hostia!

¡Cris!

¡Ah!

¡Suéltame!

¡Que me sueltes, cabrón!

¿Por qué me has humillado? ¡Suéltame! ¡Ah!

-Cris...

-¿Qué hemos hecho?

¡¿Qué hemos hecho?!

-De verdad, que fue sin querer, que fue un accidente.

(Música de misterio)

Pero ¿qué coño ha pasado aquí?

(Radio policial ininteligible)

(Música de misterio)

Déjeles pasar.

¿Es mi hija?

Sí.

Nos avisó Rafa.

-Pero ¿por qué no le detiene?

Porque no fue él.

Fue Hugo en colaboración con Rocío.

Rocío lo ha confesado todo. -Necesito verla.

Carmen, no te lo aconsejo.

Me da igual, necesito verla. -Mamá, más tarde.

Venga, déjales trabajar. Sí.

¿De verdad que no me pueden ver?

Seguro.

Entonces investigarán mi desaparición.

Nadie recordará nada.

Ni de ti ni de mí.

¿Y el colegio?

¿La fiesta donde perdí el sentido?

No busques el móvil.

Nada ha existido.

¿Y Marta?

Ahí la tienes.

¿La secretaria del instituto?

Soy Cris.

Hice daño a mucha gente...

y no me di cuenta.

Pero has vuelto...

y has defendido a los débiles,

has tenido una segunda oportunidad

y la has aprovechado.

Venga, es hora de irnos.

Me gustaría despedirme de ella.

(LLORA)

No te verá.

A lo mejor puede sentirme...

y saber que estoy en paz.

Inténtalo.

(Música rock)

Te quiero.

(ECO) Te quiero. Te quiero.

(Música rock)

(Sintonía final)

Si fueras tú - Si fueras tú, la película

Elisabet Casanovas en 'Drama'

A Elisabet Casanovas la conocimos por su personaje de Tania en Merlí. La serie está arrasando en estos momentos en Latinoamérica y en España sigue conquistando el corazón de todo el que la ve por primera vez. Elisabet es también la protagonista de Drama, uno de los últimos lanzamientos de Playz y una de las grandes sorpresas de la temporada, arrancando los aplausos de público y crítica especializada. 

Creada por Dani Amor y dirigida por Ginesta Guindal, Drama cuenta la historia de África (Elisabet Casanovas), una veinteañera que vive en un piso compartido que se cae a pedazos, tiene un trabajo precario y ve cómo su vida cambia radicalmente cuando descubre que se ha quedado embarazada y no sabe de quién. A través de un humor irreverente y canalla, durante los seis capítulos de la serie descubriremos qué sucedió realmente cuando África se quedó embarazada y cómo en el presente intenta solucionar el drama que tiene encima.

No recomendado para menores de 16 años Mira ya el capítulo 1 de 'Drama'
Transcripción completa

(GIME) (GIME)

(JADEA)

(GIME)

(GIME)

(GIME)

(GIME)

(GIME)

(GIME)

(LOS DOS GIMEN INTENSAMENTE)

(GIMEN INTENSAMENTE)

(Música "rock")

Capítulo 01: Yuri.

(Música "swing" de la calle)

(Música de cabecera)

(Música "dance")

(RÍE)

Martina perdona es que acabo de vomitar.

Qué asco.

No tienes una sudadera grande, ¿no? No.

Lo mío no te cabe. Me lo reventarás.

Le cojo esto a tu padre, ¿vale? No le digas nada, se lo diré yo.

¿Tienes planes para el futuro?

¿Qué? Que si tienes planes para el futuro.

No estarás solo dando clases a niños.

No. Hago muchas más cosas.

¿Qué cosas haces? Muchas.

No tienes pinta de hacer nada más que dar clases a niños.

(IRÓNICA) Qué bien.

Por suerte, tengo clarísimo que seré doctora.

No una pringada como tú. Planazo.

Pero puede que, por lo que sea, se te tuerzan las cosas.

(SUSPIRA) Tienes mala cara.

Gracias, doctora. (Tiene náuseas)

¿Vas a vomitar?

(Puerta abriéndose)

¿Has bebido?

¡Aquí no, eh!

(Puerta cerrándose)

¡Qué asco! (SUSPIRA)

Perfecto.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? ¿Te encuentras mejor?

Sí, sí.

No hacía falta venir, Gorka. Eres un exagerado.

Nunca se sabe, África.

A mi hermano pequeño le pasó algo parecido.

Se desmayó en casa, no le dimos importancia y murió.

Joder, Gorka.

(Vibración de móvil)

Oye, por cierto... Te queda muy bien la camisa.

Quédatela si quieres. Gracias. Bueno, no es mi estilo.

Ya, ya.

¿África Aday? Sí, yo.

Hola. Hola.

(GORKA CARRASPEA)

¿Qué? ¿Te gusta? Sí, sí. Me gusta.

Pero con esta guarrada aquí delante se me corta el apetito.

No, pero que yo me refería al cuadro, no al canapé.

Ah, vale. Pensaba que era el canapé.

(RÍE) He venido aquí de golpe... El cuadro.

(RESOPLA) La verdad es que no me gusta nada, tío.

No. Te lo juro.

No sé qué perturbado puede pensar que esto es arte

y que esto puede gustar a alguien.

(RÍE NERVIOSO) A mí.

Vaya, que soy el perturbado que ha montado esta...

...exposición.

¿Fumas? No.

No.

Bueno, claro...

A lo mejor, si salgo, algún cigarrillo sí que cae.

Algunos días también... O sea, sí que fumas.

(TITUBEA) Sí. Sí.

¿Trabajas? Sí. Doy clases a niños.

¿Estás de alta en la Seguridad Social?

No, eso no...

Entonces no trabajas. Bueno.

¿Tomas medidas anticonceptivas? Algunas veces sí.

¿Otras no?

Pon que no. Pongo que no.

No vaya a ser que... A ti te da igual, ¿no?

No. Papiloma, "welcome".

Hale. A ver, tampoco es eso.

¿Enfermedades venéreas? No.

¿No? Ninguna.

Pongo que no.

¿O igual sí? ¿Cuándo fue la última revisión?

Hace unos meses.

¿Sí? Pocos.

¿Dos? No. Pocos...

Doce. ¿14? ¿Doce meses o años? ¿Qué pongo?

Dos añitos. (IRÓNICA) Dos añitos. Ánimo.

Nada, está estupendo.

No has dado ni una, nena. Dígame ya lo que me pasa.

Me estoy poniendo nerviosa. Pues tú misma.

(HOMBRE) Quiero irme a casa. -Marcial, esté quieto.

Me cago en la puta.

A ver. Espérate un momentito. (MARCIAL) -Quiero irme a casa.

(Música de intriga)

(LEE) "Desarrollo".

(DOCTORA) ¿Qué haces? Nada.

¿Qué has leído? Nada.

¡Eres una inconsciente!

No puedes mirar el ordenador de un médico.

No pasa nada, ¿no? Es confidencial.

¿Confidencial para quién? Para mí, solamente.

Es mi cuerpo. ¿Ah, sí?

¿Y si por error lees otro expediente? No es el caso.

¡No es tu caso! ¿Y si lees que tienes una ETS?

¿Un sidaco de ese? ¿O algo feo? ¿Qué pasa?

Te afecta, te pones nerviosa y dices: "Me tiro por la ventana.

No lo puedo soportar. Y me mato. Y mato también al otro".

¿Eh? Y los dos muertos.

¿Qué otro? ¿Qué dos?

¿No has leído nada? No.

Pues nada.

Pues... estás embarazada.

De ocho semanas.

(Latidos de corazón)

(Explosión)

(JADEA)

(Latidos acelerados)

¿Qué coño te pasa con los pies? Son la parte más fea del cuerpo.

Mira, la mayoría de estos cuadros son pies de amigos míos.

Que yo tengo amigos, ¿sabes? Es que los pies son un mundo.

O sea, en serio. Hay un montón de tipos de pies.

Están los romanos, los egipcios...

A mí, personalmente, me encantan los griegos.

Me flipan.

Y los que tienen mucho puente... (SUSPIRA)

(RÍE) O sea... Impresionante.

¿Qué estás haciendo?

Eh... (RÍE)

Nunca me han hablado así de los pies y quiero saber si son bonitos.

(NERVIOSO) Pero no te vistes...

Tápate. ¿Qué te parecen?

Tápate. No, tío.

Tápate. No me estás mirando. Míramelos.

Dios, sí. Me encan... O sea, son bonitos.

(SUSPIRA) Sí. Sí, el izquierdo es...

Está bien. Me gusta. Sí. Le haría un molde, ¿sabes?

¿Harías un molde del izquierdo? Sí.

Cuando quieras. Perfecto.

Me llamo África. ¿Tú? Yo me llamo Yuri.

(Música de percusión)

(HOMBRE CANTA) "África - ah - ah.

#África - ah - ah"#

(ACE. CANARIO) ¿No te gusta? (ACE. CANARIO) Sí me gusta.

¿No te gusta lo que te cocina papi? Sí me gusta.

¿Cómo está la abuela? Bien. En la habitación.

¿Qué te pasa? A ti te pasa algo. No, estoy bien.

Me puedes contar cualquier cosa. Que no, que estoy bien.

Yo sé lo que te pasa. ¿Sí?

Notas que hay una especie de evolución.

Papá, te veo igual que siempre.

(RÍE) ¿Igual que siempre? Sí.

A ver. Yo también estoy preocupado por cómo te afectarán estos cambios.

Pero ¿de qué cambio hablas?

Quiero que sepas que no me olvido de mamá.

¿Por qué sacas a mamá? Tengo muy presente que mamá murió.

Gracias por ser tan sutil.

Sé lo que has aguantado cuando me has visto con mujeres,

y toda esa vida disoluta.

Pero te quiero decir que estoy enamorado de verdad.

#Y el amor corre por mis venas.#

(RÍE) He conocido a una persona muy especial.

Se llama Flora.

Y entre que tu madre murió

y que Flora está viva y es muy simpática...

No digo que Flora sea más que tu madre, pero...

...están ahí. ¿Eh?

Me alegro por ti, pero me da igual con quién salgas.

Me da igual. Joder, pero... ¿adónde vas?

Tengo el estómago revuelto. Voy al baño.

Estás eléctrica.

Mira a ver si fue un virus. Eso debe de ser.

Uno chungo, además.

¡Ven a bailar la salsa con tu papi!

#África - ah- ah".#

(Música melancólica)

(Presentador) "Antes de la pista en 'La parte por el todo',

tenemos al gran Simón ya.

¿Dispuesto? - Dispuesto".

Hola, yaya.

Hola.

(Música intimista)

(GIME)

África. ¿Qué?

¿Hacemos el molde? ¿Qué?

Si hacemos el molde. Sí, hombre, sí.

Sigue con esto, que está súper.

(GIME)

(GIME MÁS INTENSAMENTE)

(JADEA)

(GIME)

(Música electrónica)

(Chisporroteo)

¡Eh!

¡Yuri!

¡África!

¿Qué tal?

Hola. Me hizo mucha ilusión escuchar tu mensaje.

¿Sí?

Pues espérate. (SUSPIRA)

He venido para decirte una cosa que no sabía si decirte o no,

pero he hablado con una amiga y creo que es lo mejor.

No sé por dónde empezar.

Te lo digo así de golpe.

(CHASCA LA LENGUA) ¿Te acuerdas del día...?

La noche que estuvimos... Sí, del molde de tus pies.

La del molde. Exacto. Sí.

Ese día me quedé embarazada.

(EXHALA NERVIOSO)

(SUSURRA) Ya.

¿Y qué tal? ¿Cómo estás?

Mal. Muy mal.

Bueno, no, claro...

(RÍE) Me lo imagino. No, no te imaginas.

No me imagino. No.

Eh...

No sé. ¿Quieres que te haga...?

(TITUBEA) No sé. ¿Qué?

Tengo el molde de tus pies.

África.

¡Qué feos! Tus pies. Son preciosos.

No quiero el puto molde.

Venía a decirte esto.

Venías a decirme que estás embarazada.

Si me lo tenías que decir...

Gracias, pero...

Es que no...

Mira, los dejo aquí y cuando quieras, vienes a buscarlo, ¿vale?

(TITUBEA) Son tus pies, África.

(TITUBEA)

# Hoy no quiero salir de mi cama.

# Deja que suene la alarma # un día más.

# Algún día esta canción # me hará llorar.

# Pero, hasta entonces, # prefiero bailar.

# Súbeme el volumen de mi soledad. # Yo contra el mundo, qué más da.

# Súbeme el volumen de mi soledad. # Yo contra el mundo, qué más da.

# Hoy no quiero salir de mi cama.

# Deja que suene la alarma # un día más.

# Algún día esta canción # me hará llorar.

# Pero, hasta entonces, # prefiero bailar.

# Súbeme el volumen de mi soledad. # Yo contra el mundo, qué más da.

# Súbeme el volumen de mi soledad. # Yo contra el mundo, qué más da.

# Súbeme el volumen de mi soledad. # Yo contra el mundo.

# Súbeme el volumen de mi soledad.

# Qué más da. #

Mira ya el capítulo 1 de 'Drama'

David Solans en 'Boca Norte'

David Solans interpreta en Merlí a Bruno, el adolescente con el padre más irrevente e inspirador que te puedas imaginar. Paralelamente a este proyecto protagonizó Boca Norte, la serie de Playz ganadora del Premio Ondas al mejor contenido de emisión digital de 2019. Una serie que, con la música y el baile urbano como hilo conductor, trata temas de actualidad como el feminismo, la bisexualidad, el capitalismo, el choque de culturas, la dependencia de las redes sociales, la adicción a la pornografía o la virginidad. 

No recomendado para menores de 16 años Boca Norte - Capítulo 1
Transcripción completa

Andrea, tía, esta casa es la hostia.

¿Y tú qué coño pintas en ese barrio de chungos?

Te sacaremos de ahí como sea, la culpa la tuvo la loca esa.

(Trinos)

(Melodía melancólica)

(SUSPIRA)

(Melodía melancólica)

Déjeme pasar un segundo, debo hablar con mi hija. Perdonen.

Pero ¡¿qué haces aquí?!

Coge tus cosas y abajo. Que no.

Andrea, por favor. No, me voy con Carol a la playa.

No te conviene estar con Carol. Me da igual, es mi amiga.

No lo es, te vuelves a casa.

No es mi casa, no quiero vivir en este barrio de mierda.

No entiendo por qué me haces esto.

Has sido tú quien lo ha provocado, ¿no te das cuenta?

-¡Señor, nos vamos ¿o qué?!

¡Sí, sí; un segundo!

No, no te das cuenta.

Vete con Carol, cuando vuelvas ya hablaremos.

Papá...

Disculpen, perdón.

(Motor del autobús)

¡Espere!

(Melodía de piano)

(DEJA DE TOCAR)

¿Has salido de casa?

Andrea, llevas días sin salir;

no puedes estar siempre delante del teclado.

Te tiene que dar el aire.

Conecta el aire acondicionado.

Andrea...

Mira, papá, no quiero volver a discutir.

Yo tampoco.

A ver, ¿ahora qué?

Es un centro para jóvenes,

podrías acercarte, está aquí al lado.

Seguro que harías amigos.

Tienen talleres de música y, también, instrumentos.

Yo ya tengo mi teclado.

Muy bien.

¡¿Qué haces?!

No tocarás más hasta que salgas de casa.

¡¿Qué?! Lo que oyes.

¿Me lo vas a quitar? Hasta que te apuntes a algo, sí.

Vamos a ver, ¿me quitas el teclado por no salir?

Efectivamente. El teclado.

Con el que hago música, que es algo bueno.

No es que me castigues sin salir por meterme un gramo de MDMA.

Tú, todo al revés. ¿Cómo llamas a esta psicología? ¿Retorcida?

He cortado Internet, en Boca Norte tienes Wi-Fi gratis.

(Melodía moderna)

¿Qué pasa con las compresas?

Son carísimas y los tampones, también.

¿Qué propones? -No sé...

Lo primero es inventarse un "hashtag" que enganche, tipo...

Mi regla, mis reglas o sangría económica.

Sangría económica. -Sí.

Vamos a hacer la encuesta y, luego, no sé...

No te van a contestar. -Sí.

Ya lo verás. -Ya verás que sí.

Hola, ¿te puedo hacer unas preguntas?

No, gracias, tía. Es sobre sexualidad femenina.

¿Sabes dónde tengo que ir para inscribirme en algo?

No, pero... ¿cuándo perdiste la virginidad?

¿Perdona?

Ah, que eres virgen, no pasa nada.

Higiene sexual: ¿eres más de tampones o compresas?

Tú eres de copa menstrual.

Qué fuerte la copa menstrual, ¿lo has escuchado?

Tía, que paso, ¿vale?

Vale. -Imbécil.

Ahora, eso sí, mato por tener esas zapatillas.

(Gemidos)

Joder... date la vuelta.

(GIME) Sí... guay... está perfecto.

(Gemidos)

No pares... ahí está bien.

¡Hostia, Dani, tío! ¿No te han enseñado a llamar?

¿Qué haces? ¿No puedes esperar a casa?

No me puedo esperar porque no tengo fibra.

Como Silvia se entere...

No se va a enterar, ¿a que no?

Lo que pasa en el despacho de Silvia se queda aquí.

Hijo de la gran puta...

Tío, pírate que tengo curro.

(RESPIRA CANSADO)

¿Nunca has visto una polla? Eres un asqueroso.

No lo tires ahí, joder.

Pues ya lo he tirado.

Bueno, da igual.

Estás todo el día con el porno. ¿Qué porno?

Dani, esto no es porno, tío.

Esto es mucho más, es alta calidad, te lo juro.

Por veinte pavos hacen de todo. ¿Encima pagas?

Claro, tío, lo bueno no es gratis.

Como tú te follas a Katy siempre que quieres, te da igual.

Pírate, que tengo curro.

Vale.

Una cosita. (SE QUEJA)

Es verdad.

¿Qué harás con lo de Katy?

¿Qué voy a hacer de qué? Dani... ¡lo del bombo!

¿Qué dices?

A mí me lo ha dicho Sarah.

(Melodía de piano tranquila)

¡Hola!

(Melodía de piano tranquila)

Katy, llámame, es urgente.

¡Hola!

Hola.

¿Aparte de estos cursos de música tenéis otros?

No, tenemos estos:

percusión, iniciación a DJ, ritmos urbanos y cajón.

Pero llegas tarde, están todos empezados.

(RÍE) A ver... ¿No me puedes meter en el que sea? El que acabe antes.

Lo siento, pero no.

¿Si te pago más te puedes inventar una plaza?

¿Estás de coña? No.

¿Me estás intentando sobornar?

Tío, no flipes, estoy negociando contigo.

Un segundo.

Katy... Katy... Ahora no, que me meo.

¿Es verdad? No lo sé, ahora lo veremos, no sé.

¿Estás embarazada? No lo sé, tranquilo.

Joder... Un momento.

¿Por qué no me lo has dicho? Para evitar esa cara.

¿Qué cara, eh? La de drama que pones, Dani.

Joder, ¿dónde lo he puesto?

Chicas, por favor, ¿me ayudáis?

Seguro que lo traes. Lo acabo de comprar. ¿Está?

Sí, aquí está. Perfecto.

Vale, vamos. Quédate, que me cortas la meada.

Chis. En caso de que sí, ¿prefieres niño o niña?

Andy.

(CARRASPEA) Perdona.

Eh... Sí.

Inscríbete en la lista de espera.

Si hay alguna baja, te llamo.

Tío, ¿en serio? Sí. En serio.

¿Puedo hablar con tu superior?

Igual estás un poco ocupado con tus amigos

y no puedes atender a los clientes.

¿Clientes? Eh...

Para tu información, esto no es un centro comercial.

Ya veo. Es un centro de jóvenes

y solo estamos nosotros.

Si quieres algo, tienes que hablar conmigo.

Pues qué suerte tengo. Así es la vida.

Tienes las hojas para inscribirte allí.

Por favor, no te lleves el boli. Vamos escasos de recursos.

¿Qué haces? Para que vaya más rápido.

¡Vale! ¡Ya, ya, ya! ¿Qué?

Joder.

Nada. No estoy embarazada. ¡La madre que te...!

Eres... Perdón.

Perdón. Era muy tentador. No me toques, Katy.

(Tono de notificación)

Me he mareado.

(RÍE)

(Música instrumental)

(TOCA EL TECLADO)

(TARAREA UNA MELODÍA)

(TARAREA)

Te estaba buscando.

(APLAUDE)

Yo solo quería...

Perdón. No, pero...

¿Has visto cómo toca? Sí, Andy. Sí.

Vamos.

(Tono de notificación)

Me tendría que haber quedado en casa sobando.

Ayer me dormí a las cuatro de la mañana.

¿Calentando para tu cumpleaños? Salí de fiesta y me lié.

¿Un martes? Ajá. Ah, por cierto.

Este sábado, fiestote en mi casa.

Mis padres se piran y mi hermana

me compró siete botellas de vodka.

Eso para ti. ¿Y para nosotros? ¡Anda ya!

Digo yo que pibitas habrá. Lu, creo que te has tirado ya

a todas mis invitadas. Hola.

Eh... ¿Este es el taller

de ritmos urbanos? ¿Taller?

¡Qué guay que hayas venido, Andrea! -¿Qué hace esta aquí?

La he invitado yo. No, no.

Me llegó un mensaje diciendo que había una plaza libre

para esta clase. Vale. Te lo envié yo.

A lo mejor esa plaza no existe.

Pero hay algo mucho mejor: nosotros.

¿En serio? -Sí. Mira.

Tenemos un grupo de músicas urbanas.

Yo compongo y canto. Lu se encarga de la parte técnica.

Y las chicas bailan. Vamos a ensayar

y me gustaría que nos vieras.

Eres un poco pesado. Por favor.

¿Y por qué? Tú relájate. Todo a su tiempo.

Tú te sientas, nos escuchas y luego ya... ¿Eh?

Venga. ¡Vamos, vamos!

Hola. Soy María. Hola.

Andy dice que tocas muy bien el teclado.

Tampoco es para tanto. Entonces, seguro que no eres

tan borde como dice. -Vamos, María.

"Five, six, seven, eight".

(CANCIÓN) #Cómo olvidar ese día que alguien recibía

#el mensaje que me escribías.#

#Decidí borrarlo. Ya no siento amor.#

#Sabes que no cambio por nadie.#

#Me sigo drogando en la pista de baile.#

#Lo pasamos bien antes que se acabe.#

#Vida solo hay una. Lo sabes.#

#Ahora súbelo. Tengo uno y quiero dos.#

#Te quito del sillón. Cuatro, por un show.#

#Esas putas quieren copiar mi llave

#y no lo consiguen aunque diga la clave.#

#Estoy tranquila montada en la nave.#

#Que me lo coja suave. Cómo olvidar ese día

#que supe que alguien recibía el mensaje

#que tú me escribías. Decidí borrarlo. No siento amor.#

#Tú sabes que no cambio por nadie.

#Me sigo drogando en la pista de baile.#

#Lo pasamos bien antes. Vida solo hay una. Lo sabes.#

#No recéis por mí. No.#

#Podéis tirar millas.#

#No veo por aquí ya.#

#Ya lo conseguí.#

#Me miro y no me encuentro en el espejo.#

Bueno, ¿qué me dices?

¿Queréis mi opinión? Pues claro.

¿Y por qué? Quiero que te unas al grupo.

¡Joder, Andy! Nos podrías haber dicho algo, ¿no?

Quiero que Andrea se una al grupo. Ya está dicho.

¿Qué me dices? Paso.

Te mueres por venir a Boca Norte. Me lo dijo Dani.

¿Que me muero por estar aquí? Mi padre me castigó

y estoy aquí para que me devuelva el teclado.

Únete al grupo y tu padre se relajará.

Para ya con este rollo de "marías sin fronteras" que llevas.

¿Sabes qué pasa? Que no me gusta que me mientan.

Algo tenía que hacer para que nos vieras.

Hacemos una cosa.

Vete a casa, que en caliente no se toman buenas decisiones.

Cuando sea que sí, me lo dices.

Me lo pienso y te lo digo. Vale.

(Canción reguetón)

Hola. Soy Andy, de Boca Norte.

Hoy hay fiesta de cumple de Katy, en su casa.

Vente. Estaremos María, Lu, Sarah, Dani.

Va a ser la puta hostia, tía.

Tía, los cutres de Boca Norte me acaban de invitar a una fiesta.

(Tono de notificación)

(Música instrumental)

¡Joder, papá!

(Música instrumental)

(Música hip-hop)

Qué sorpresa.

Hola.

¡Andrea, tía, qué guay que hayas venido!

Vente, vente. ¿Quieres un cubata?

Vale. Venga.

Hola. Hola.

¿Te dieron las latas vacías?

A ver cómo está esto.

De puta madre, está perfecto.

Gracias.

¿Quieres algo para complementarlo?

¿Tienes limón? Limón... Yo me refiero

a algo más químico, ¿sabes?

¿Químico? Drogas, coño.

No, no, gracias. Guau, ven, ven.

Vaya pedo lleva Katy, madre mía.

¿Hace mucho tiempo que están juntos?

A ver, juntos, ya no, ahora es más intermitente.

Dani va de duro porque creo que vivía en una casa de acogida,

pero es un crack, pero sufre mucho por todo.

Y Katy va a su bola, vamos, pura incompatibilidad.

Oye, ¿tenemos algo por lo que brindar o...?

No sé. Que te lo vas a pasar bien,

tía, ¿a que se lo pasará bien? -De puta madre.

Claro. Pensaba que era una borde.

A ver, empezamos mal, pero ya bien, ¿no?

Claro, además, que seas borde no es que seas mala gente, coño.

Gracias. Nosotros somos majos casi siempre,

pero nuestro barrio es la puta polla.

Es como nuestro tesoro. -Aquí mola todo.

Sí, y cuando llega alguien nuevo

y lo descubre, nos ponemos algo nerviosos.

¿Brindamos?

(Música hip-hop)

Hola.

Sabes que para ponértelo primero tienes que empalmarte, ¿no?

Ya lo sé, joder.

Tu fama de "fucker" se está yendo un poco a la mierda.

¿Qué dices? Que es broma.

Eh.

Mejor lo dejamos, ¿vale? No, qué va, qué va,

además, puedo hacer otras cosas.

(Música hip-hop)

Perdón.

Hola. Hola.

El lunes pásate por recepción.

Tienes que firmar la ficha de usuario.

Así que ya me puedo dar por admitida, ¿no?

Cosas de Andy.

Aunque tu talento también ayudó.

Tía, tía, vamos, vamos.

(RÍE)

Ah, ah. Perdón.

Estás muy pedo, tía. Quiero mi regalo.

¿Llevas condones? No.

No, creo que no. No quiero tener otro susto.

Pues a retirarse a tiempo.

Joder. ¿Qué, no te apetece, no?

Siempre haces igual y luego no la sacas.

Joder, Katy.

Es mi cumple, deja de hablar.

Eres un aguafiestas. Katy.

Que paso, Dani. Katy, no te ralles.

Joder, siempre igual. Katy.

Katy, Katy.

¿Tú y yo qué somos, Dani?

Vete a la mierda.

(Música hip-hop)

Katy, Katy.

Katy, Katy. Katy.

Katy, Katy. No responde.

Andy, llama a una ambulancia. Espera, déjame.

¿Qué haces? Tiene que vomitar.

Necesita una ambulancia. Joder, Dani.

Joder, necesita un médico. Tiene que sacar el alcohol, joder.

Madre mía.

Vamos a la habitación.

Katy, vamos.

Pero llamo o no. Arriba.

Venga, y... abajo. Ahí.

(RÍE)

¿Te puedes quedar tú con ella? Voy a limpiar el pasillo.

Vale.

Hola. -Bueno, la que faltaba.

(RÍEN)

Cabrones.

Dais mucho asco, tíos.

(RÍEN)

No estoy ni tajado, pero me encanta.

Hueles fatal. -A ver, gente, creo que ya

le podemos dar la bienvenida oficial a Andrea el grupo, ¿no?

Bienvenida. -"Welcome".

Vaya bienvenida, tronca.

Ha sido todo muy bonito. "Guten morgen".

Dani, ¿me puedes coger el móvil, por fa?

Yo no sé qué es lo que busca.

Ay, a ver, tranquilitos todos.

(RÍEN)

A lo mejor es por tener la nariz tapada, pero huele como a...

Gracias. ¿A qué?

A pota. -No, a deltoides de anguila.

(RÍEN)

Oye, no vomitará, ¿no? La nariz tapada dice.

Me tiro a la barra esta.

Pues ponte suero.

(RÍEN)

Esta... esta no está bien.

El techo no tiene cosas.

Boca Norte - Capítulo 1

Chacha Huang en 'Circular'

A Chacha Huanh la hemos visto en dos capítulos de la tercera temporada de La casa de Papel como amiga de Tokyo (Úrsula Corberó). Un papel breve, pero que le ha abierto las puertas a nuevos proyectos. En Playz la vimos poco después como una misteriosa joven con una sensibilidad fuera de lo norman en Circular. Se trata de una serie de terror ambientada en el metro de Madrid y lanzada originalmente para consumir a través de Instagram Stories. 

Miguel Bernardeau en 'Inhibidos'

Miguel Bernardeau nos ha conquistado como Guzmán en Élite. Pero antes de su salto internacional, lo vimos la webserie de Playz Inhibidos. En esta ficción interpreta a Toni, un chico con mucho carácter, al  igual que Guzmán... La trama arranca cuando cinco adolescentes deciden ir a pasar un fin de semana a la casa de uno de ellos. Parece un plan genial, pero todo se complica cuando aparecen dos individuos en los alrededores.

No recomendado para menores de 12 años Inhibidos - 'Inhibidos', la película
Transcripción completa

"Lo que os voy a contar

ocurrió en el verano más extraño de la última década.

Un verano de calor y de tormentas.

Sucedió en el pueblo donde veraneaba con mi familia,

antes de que mi madre muriera.

Después de su muerte,

mi padre decidió vender la casa que teníamos.

No le importó lo que significaba esa casa para mí.

Solo le pareció un buen negocio."

"Así que no había vuelto a ese pueblo desde hacía cuatro años

cuando mis amigos del colegio y yo, inseparables de los 14 a los 17,

alquilamos una casa rural para celebrar nuestra graduación.

Esa fue la última vez que nos vimos todos juntos."

"Desde entonces solo Instagram,

una relación basada en el 'stalkeo' y en darnos varios 'me gustas'.

Así que el plan no podía ser mejor.

Unos días en el campo recordando los viejos tiempos,

sin meternos en líos,

como la última vez".

#Cantan en inglés#

(Campanada y Risa demoniaca)

(Música)

(Música terrorífica)

(Música alegre)

Tony. Tony.

¿Es todo de madera? Toma ya, Juan.

Te lo has currado por una vez, ¿eh? Venga, vamos.

Vamos, ¿no? A ver, deja, deja.

Ay, gracias, Juan. Ven, rubia. A ver, dame la maleta.

Oye, hay una nota ahí. ¿Cómo que hay una nota?

Sí, míralo. Sí.

(SUSURRANDO)A ver qué dice eso.

¿Qué pone?

Pues esto dice...

Que no puede venir a recibirnos

y que tenemos las llaves debajo del felpudo.

¿Y esa riñonera? ¿Qué riñonera?

¿Qué pasa con la riñonera? Esa que llevas.

¿Ya estás tocando los cojones con la riñonera?

Señores, venga, esa foto. Que no se llevan las riñoneras.

Joder con la riñonera, de verdad. Venga una foto.

Venga, sí, foto.

¡Cómo os gustan las fotos a las rubias, madre mía!

¿Pintalabios llevo?

Guapísima, estás guapísima.

Tony, el cabezón. A ver, que no me metes.

Mari, métete. Mari, a ver si consigues salir bien.

Venga, una, dos y... ¡Imbécil!

(Disparo)

¡Joder! Pero suena aquí al lado, ¿no?

¿Qué cojones es esto? Son cazadores, ¿no?

Suena aquí. ¡Asesinos! Los encerraba a todos, en serio.

¡Qué susto! Es que es aquí al lado, a ver.

Da igual, Tony, déjalo. Venga, va, vamos.

La impresión...

Tony...

Vamos, vamos, vamos.

Cuidado con los tacones, no te caigas.

Sí.

(Sonido puerta al abrirse)

Me encanta. Oye, es monísima.

Mejor que la de hace cuatro años. Bueno, está más aislada.

Parece la casa de mi abuela, hay que decirlo.

¿Y la tele? Que me he traído la Play, Juan, joder.

¿No veníamos a desconectar? ¿¡Qué desconectar!?

No veo router, no hay wifi tampoco. En mitad del campo total.

Qué puta mierda de casa.

Ay, tíos, que hay juegos.

Hay cartas. Podíamos jugar a algo.

De verdad, ¿tan mal estás, Mari?

Tú vete a la mierda. Aburrida.

¿Y esto?

Sí, sí, pásamelo, por favor. Pásamelo, tira.

¿Eso sí? Huy, huy, huy. Sí.

Juan, ¿te acuerdas cómo te machacaba en el cole o no?

Es fútbol americano. Te machaco igual.

No te lo crees ni tú. Pásamela, pásamela.

Tira, tira.

¡La tengo aquí!

Tira, tira, ¡bah!

Toma, pilla. ¡Qué me la des!

Pero, tío, pilla... (RÍE)

¡Pasa, Juan, pasa!

(Sonido de golpes al árbol)

-Buenas tardes, señorita.

¿Os gustarían unos conejos?

-Son recién cazados.

A ver, a ver, que no queremos nada. Fuera de aquí.

-¿Seguro? A lo mejor ella quiere.

No quiere. No, no quiero.

¡Eh! ¿Qué hacéis aquí?

Esto es una propiedad privada. ¡Fuera!

-Esta casa lleva mucho tiempo sin dueño.

Me la suda. Eso no os importa. ¡Fuera!

-Tranquilo, tranquilo.

Solo queríamos ser amables.

-¡Vámonos, hijo!

Tony, vamos al pueblo a comprar algo.

Señor, sí, señor. Cualquiera te dice que no, macho.

Eh, chicos...

¿Compráis sésamo y quinoa?

Y agua.

¿Qué coño es la quinoa?

¡Joder! colega.

En el Tinder me salen dos pavas de 50 palos,

con una puta cara de simios... ¡Madre mía!

(Móvil)

Mi viejo. ¿Es tu padre?

Déjame, por favor, Juan. Tío, que no.

Hola, papá. "Hola, Juan. ¿Qué quieres?

Me pillas recién llegado a Tokio". No, me has llamado tú.

Pero porque tú me habías llamado. Que más da. ¿Cuál es el problema?".

No, no, ningún problema, simplemente...

que ya he llegado a la casa rural y que estaré el fin de semana fuera.

"Pero ¿qué casa rural?".

La casa rural, ya te lo dije que iba a pasar el finde con unos amigos.

"Vale, Juan, genial, venga, pásatelo bien.

Te veo a la vuelta".

Vale, hasta luego.

¿Tu padre sigue igual de tocapelotas?

No. Qué va, qué va.

¡Ah!. Desde que trabajo con él todo va mucho mejor.

(Graznidos)

Oye, chicas, qué guay, ¿no?

Esto es como cuando íbamos a tu casa, Mari, ¿te acuerdas?

Igual.

Igual de verde la piscina, igual.

(Ríen)

Oye...

¿No os parece que Tony está un poco pesado con lo de su negocio?

Mazo pesado. Son putas fotocopias, tío. Ya.

Pues eso.

Es una empresa de digitalización, no una copistería, colega.

Bah, chicas, que no es para tanto. Que no lo dice tanto.

Es montar un negocio de franquicias.

Y en un par de años, cuando tengas ya pasta,

montaré una tienda.

Y luego montaré otra y luego la otra,

y ya la voy dirigiendo desde arriba. ¿Me entiendes?

Joder, qué motivado.

-Yo también he montado mi bar de copas y no voy dando el coñazo.

Y sí, les pedí dinero a mis padres, pero ya se lo devolveré.

Ya, bueno, pero no es lo mismo.

Él lo quiere hacer con su propio dinero.

Para una persona sin carrera tiene mucho más mérito.

A mí la que me pone es Lidia. Lidia.

Con las gafitas.

Imagínatela en la cama, tú dándole ahí, pa, pa, pa.

Y ella con el inhalador.

(IMITA EL INHALADOR)

¿O no? ¡Qué guarro, tío!

Joder. Oye, ¿y Claudia?

No, no, no.

Escucha, escucha, Juan. No. No.

Claudia está muy buena y te diré que me está tirando miraditas.

Ni se te ocurra, ¿me oyes? Ni se te ocurra.

Tienes miedo. Pues sí.

Espero que no se piense que tiene opción con nosotras.

Os lo digo en serio. Yo creo que sí, eh.

Que no, ni de coña. Yo creo que ni se lo plantea.

La que te falta es María. ¿María?

María. Con María es imposible.

¡Que dices! ¡Qué va!

Bueno, con 15 años nos dimos un par de besos.

A la tía le flipó.

¡Qué puto asco, tío! Yo me besé con él.

(Ríen)

¡Tía, qué asco!

Yo creo que soy lesbiana por su culpa.

Oye, Juan tiene un polvo, ¿no?

Pero Clau, ¿tú no tenías novio?

Ya, yo también paso de tías.

¡Estoy muy bien como estoy!

Pues para pasar tanto las dos,

le dais mucha importancia al sexo,

y más con estos, que son amigos de toda la vida.

¿Sabes qué? Que echaba de menos esta mierda.

Joder, claro que sí, tío.

La verdad... Oye, ¿te estás poniendo ñoña?

Te iba a decir que la verdad es que me alegro haber venido,

pero que te den por culo. Te estás poniendo ñoñas, oye, tío.

Que te dejo aquí... Déjame en paz, joder.

(Música)

Pásala.

¡Cuidado, cuidado!

#Cantan en inglés#

Vamos, chicos que yo también quiero jugar.

Pásamela.

¡Lidia! ¡Ya!

María, pásamela.

¡Joder, pasádmela de una puta vez! ¡Pásamela!

¡Pasa! ¡Dámela!

¡Dámela! ¡Dámela!

¡Me cago en la puta! Te la doy, te la doy.

¡Coño! ¡Joder! ¡Chicos!

¡A tomar por culo!

#Cantan en inglés#

"Déjame salir", colega.

¡Es que ponéis pelis, muy difíciles tío!

(Gritan)

#Cantan en inglés#

¡Mira, mira, mira!

(Gritan)

¡Bueno!

(Ríen)

Clau, ponte.

A ver, posa. Ay, qué guapa. Mira.

Te hago un truco de magia. Quieta. Mírame, ¿vale?

Quieta.

¿Dónde está? No sé.

Mira. ¡Hala!

No, tú no puedes.

Oye, esto no pega ni nada. ¿No hace ruido?

¿Qué?

Ay, Tony, déjamelo.

¿Esto no hace "urggg" ni nada? No, ¿qué te crees?

Vale, María, María:

Deja el móvil.

Adivinad a quién vi el otro día. ¿Es otro juego?

¿A quién viste? Al Pelopo.

¡No! ¡Al puto Pelopo!

Pelopo es Darth Vader. Estaba para el arrastre.

Yo no sé cómo está vivo, aún.

Iba con una bombona de oxígeno a clase, súper rara.

Muy pesado.

(VOZ GRAVE): "Chicos, disfrutad de la vida,

que puede ser muy corta".

Tío, estaba loco.

Casi te lo cargas un día. ¿No te acuerdas?

Que le cerraste la llave. Hostia, es verdad, verdad, no.

Para pedo el que nos pillamos en este pueblo.

Que tú acabaste en el calabozo. ¿Te acuerdas?

Y que Tony se escaqueó, ¿os acordáis?

Es verdad. ¿Cómo?

A ver, que no me escaqueé de nada. No me escaqueé.

Sí, Tony.

Que no pasa nada, esa pelea fue mítica.

Alguien le tocó el culo a Claudia y los vasos empezaron a volar.

Juan, ¿de qué estás hablando?

Si metí a alguien en el calabozo, me lo como tranquilamente y lo sabes

Eras tú que estabas muy agresivo. Nadie tocó el culo a Claudia.

Te querías pegar. ¿Que yo me quería pegar?

Pero Tony que hiciste bien en salir corriendo como Bolt.

Yo también lo tenía que haber hecho. Como Bolt dice, ¡no te jode!

Mira vamos a un bar, en el pueblo, nos pegamos,

y a ver quién ¡coño se escaquea!

Pero que da igual, Toni. A tomar por culo.

No pasa nada, no. ¡No soy un maricón!

Yo digo las cosas a la cara. A la puta cara, y lo sabes.

Que estamos de buen rollo. ¡A la puta cara!

Bueno, ya está. Tony, ya, basta.

Que sí, que estamos de buen rollo. ¡Qué estamos de buen rollo!

Me voy al bar, ¡joder!

Venga, Tony. Yo flipo, tío.

Yo paso de este tío, en serio.

No, no, se ha ido a hacer fotocopias seguro.

(Ríen)

No sé qué estará haciendo. Jo, Juan.

No te pases. Que no digo nada. Pero cómo se pone.

(Música electrónica)

(Para la música)

No, no, no la cambies. Tía.

Un momento, dejadme elegir una.

Espera un momento. Espera.

(Música)

(Música)

¡Qué tío!

A ver tú, fuera de aquí.

#Cantan en inglés#

¡Tony tío, ya empiezas!

Siempre igual. ¿Te vas a ir con éste?

Sí. ¿Qué haces, tronco?

Vete a tomar por culo.

Siempre hace lo mismo. No le aguanta nadie.

Ya, pero ¿por qué me hace eso? Yo lo controlo.

¿Sí? ¿Y a ti quién te controla?

¿A mí? Sí.

Tú un poco. ¿Yo un poco?

(Música moderna)

Juan no te conviene y lo sabes.

#Cantan en inglés#

(Música chirriante)

(Un búho ulula)

(Campanada)

(Risa demoniaca)

(Música de intriga)

(Trinos)

(Música de intriga)

(Trinos)

(Música en crescendo)

(Ruidos)

¡Chicos, joder!

¡Despertad!

(Música de ópera)

(Sigue música de ópera)

Tíos, que no tengo cobertura.

A ver. ¿¡No tienes cobertura!? No.

No.

(Suspira)

A ver un momento. Esto tiene que ser una broma.

Estamos encerrados y no hay cobertura.

No puede ser, ayer teníamos. La puerta está cerrada.

No hay luz y tampoco agua.

¿Cómo que no hay agua?

(Música de ópera)

(Voces de la casa)

(Sonido de golpes)

(Música de ópera)

Esto tiene que ser una broma de Tony, ¿no?

¡Tony!

¿Qué coño es eso? ¿Por qué estáis tan a oscuras?

Esto es una broma tuya, ¿no, Tony?

¿Qué me estás diciendo?

No tiene ni puta gracia que si es una broma.

No sé de qué me estás hablando. ¿Qué está pasando?

Alguien nos ha encerrado.

Alguien nos ha encerrado, ¿no lo veis?

Está toda la puta casa tapiada y ninguno tiene cobertura.

No hay luz. Hasta han cortado el jodido agua.

¿Y arriba?

(Tony sube las escaleras)

(Ruidos)

¡Su puta madre!

A ver, chicos.

Arriba las ventanas también están tapiadas.

¿Cómo?

¿Qué cojones es esto?

(Balbucea)

Me estoy poniendo... Muy nerviosa.

Tengo que salir.

(GRITANDO)¡Necesito salir! ¡Me estoy muy nerviosa!

¡No me toques que me pongo nerviosa si me tocas!

¡Que me estoy poniendo muy nerviosa! ¡Cállate!

¡No puedo gritar, que no puedo! ¡Tranquila!

¡Ya!

Venga, que sí, respira. Venga.

(Música terrorífica)

Llevas media hora con la puerta y ni se mueve.

Juan, no me voy a quedar sentado, ¿sabes?

Una cosa, chicos, siento haberme puesto tan nerviosa antes.

Es normal, Claudia, aunque no lo parezca yo estoy histérica.

"Aquí el resto estamos encantados ¿sabes?"

María, ¿Quieres que te enseñe un ejercicio de relajación?

¡No me toques las pelotas, Claudia!

¡Tony, Tony!

Ya lo hemos probado antes. Ni siquiera tiemblan.

¿Tan rápido te rindes, rubia, o qué?

A ver chicos, que quizá el dueño de la casa ha venido

y pensando que no había nadie "decide cerrarlas"

¿Poniéndole chapas?

No sé, es que no sé.

¡Juan! Juan, a ver, ¿cuándo alquilaste la casa?

No lo sé, no lo sé,

hace seis semanas que monté el grupo de Whatsapp.

Y harías una transferencia,

contactarías con alguien, supongo. No lo sé.

Sí, pero esto no se monta en tres días. No lo sé.

¿Cómo es posible que nadie nos haya oído?

Han puesto unas tablas arriba y nadie se ha enterado. No puede ser.

Íbamos muy pedo, es normal que no lo oyéramos.

Pues ya está, chicos. Ya está, ya está.

Esto es un secuestro, pero de verdad, además.

¡Estamos secuestrados!

"Lo mejor de todo, ¿sabes qué?, es que yo aquí no pinto nada,"

porque tu papi, tu papi, tu papi y tu mami,

tienen mucha pasta, pero yo no sé qué coño hago aquí.

¿Ya estamos con el rollito de la clase obrera?

Tío que todavía no sabemos qué pasa.

Juan, que no te enteras, ¡joder!

Que la gente lo pasa muy mal, que están muy mal, ¡coño!

¡Qué cansino, macho!

Mira, vuestros problemas de machito no me importan una puta mierda.

(Trinos)

(Voces de la casa)

"...Juntamos toda la comida...

Ves tú arriba"

¿Y nosotras qué? ¿Buscamos comida?

"No, buscad herramientas, todo tipo de herramientas."

(Música expectante)

(Disparo foto)

(Música)

(Sonido coche acercándose)

(Música)

-¿Tú qué coño haces aquí? ¿No estabas en la costa?

-Me han despedido.

Pero bueno, hermano, ¿pero qué es esto?

Qué movida más alucinante te has montado, pero ¿qué es esto?

¿Esa no era la casa abandonada, la que está en el pueblo? ¡Hermano!

-Tienes que irte, no te lo voy a repetir.

-Esta también es mi casa, ¿no?

Yo solo quería ducharme, comer algo.

-No hay agua. -Sí, sí, sí.

Eso me ha dicho Julián,

que no habrá agua en un par de días.

Pero, hermano, ¿qué te has montado ahí?

¿Qué mierda te has montado ahí, tío? Es un puto secuestro.

Palabras mayores.

¿Quieres volver a la cárcel?

-Creo que no me has entendido.

¿Quieres que te saque a hostias?

-Tranquilo, hermano, tranquilo.

Yo solo quiero ayudarte, como hacíamos antes.

-No quiero tu ayuda.

¿Cuánto necesitas esta vez?

-Eso no me importa. -¿Cuánto?

-3000.

¡Hermano! Tenía pareja de ases y perdí con un J5.

Con eso sabes que nunca se pierde, lo sabes.

-800 euros. No te estoy dando a elegir.

Si vuelves antes de cinco días, te parto la cara.

-Lo sé, hermano.

Te conozco.

-Las llaves.

-Aversión.

Mala voluntad.

Mala voluntad.

Como siempre, hermano, te falta la última palabra, ¿eh?

-Y tú, como siempre, tienes la nariz sucia.

¡Largo!

-¡Hijo de puta!

#Cantan en inglés#

Chicos, ¿por qué comprasteis tan poca comida?

¿En serio hay tres botellas de agua?

Sí, joder, ya sé que hay poca comida.

A la rubia se le olvidó la cartera.

Pero, vamos, yo tenía 68 euros y los invertimos muy bien.

No te preocupes que te he comprado tu quinoita.

Y si quieres me encargo de racionar la comida,

porque quedan cuatro cosas.

Una mierda, la comida es mía y la raciono yo.

Tony, la comida es de todos.

No, no, no, rubia, la comida es mía porque la he comprado yo.

Estás de coña, ¿no? No, no estoy de coña, Mari.

Paso de discutir, haz lo que quieras.

Tony, por favor, tío, no seas inmaduro.

¿Inmaduro por querer racionar mi comida?

Estas obsesionado con el puto dinero. No es sano.

Ah, que no es sano, tiene huevos, es verdad. Es que no es sano.

Mira, Juán, Juan, el otro día

compartí en Facebook el experimento del Monopoly.

¿Lo viste? ¿A que no lo visteis?

¿A qué viene ahora el Monopoly?

Sí, sí, en el Monopoly,

todos los jugadores cuando pasan por la casilla de salida

cobran 200 euros, ¿verdad?

Bien. Pues en este caso se modifican las reglas del juego

para que solo uno cobre esos 200 euros. Bien.

En el 99 % de los casos, ese tío gana el juego

y se burla de sus compañeros, les putea, ¡olvidándose!

de que el cabrón partió con ventaja.

Vamos que se convierte en un capullo, ¿me entendéis?

Yo es que no he entendido nada. No se entera ni él.

Que sí, Juan, que está muy claro, está muy claro.

Mira, tú siempre has tenido ventaja, ¿verdad?

Y encima crees que no.

De hecho te comportas como si el dinero fuese un derecho o algo.

En este caso la ventaja la llevo yo,

porque yo he comprado la comida.

Eres un gilipollas.

Mo-no-po-ly.

Y un puto amargado.

(Ríe)

A tomar por culo las dos rubias.

Mira Tony, vete a la puta mierda. "No me toques los huevos, Mari."

(Ruidos de la casa)

(Música)

-Sí.

-Escúchame bien, tu hijo está secuestrado.

Así que, si llamas a la policía, te lo mandaré hecho pedacitos.

¿Lo quieres vivo?

(Mensajes)

-Excuse me.

(Música expectante)

(Marcación móvil)

"Hola, soy Juan, no puedo cogerte. Deja tu mensaje."

-Juan, cuando escuches este mensaje, llámame, por favor.

(Música expectante)

(Trinos)

(Ruidos)

¡Vamos, cabronazo!

(Música)

(Ruidos)

Nada, que no abre la puerta.

"¿Cómo que no? Que no, que no la abre."

¿Este tío es tonto o qué? ¿Y por qué? No entiendo.

Porque tiene 13 años mentales.

"Creo que si a esto..."

Le damos con la herramienta ésta sí que se puede abrir.

(Gritos de las chicas)

¡Que hay un tío con un pasamontañas, joder!

(Voces desesperadas)

(Apertura puerta)

¡Tony! ¡Tony! ¡Tony, baja!

¡Vale, vale, vale! ¡Está ahí, está ahí!

(Gritan las chicas)

Eh, eh, ya está. ¡Eh, eh, bájalo! ¡Para, para!

¡Por favor!

-Agua.

Vale, ya está. Por favor...

No nos hagas daño, por favor... -¡Chist!.

¿Yo? Vale, vale, ya está, ya está.

¡Tranquilas, tranquilas, tranquilas!

Venga, vale. ¡Juan!

Si lo que quieres es dinero, nuestros padres tienen dinero.

Pero encerrándonos en una casa no tienes ningún...

(TODOS): ¡Ah!

¡Ah!

¡Que mierda hace!

¡Qué mierda haces, joder!

¡Tony, Tony!

(Golpe)

Tony, Tony...

¡Joder!

¡Tony, que hay un tío aquí abajo, que ha pegado a Juan, en serio, sal!

¡Tony, mierda, mierda!

(Música electrónica)

(Música terrorífica)

"No puedo dormir.

No me quito al tío del pasamontañas de la cabeza.

¿No has tomado las pastillas? No."

Claudia y María sí, están fritas.

¿Tú crees que nos quiere hacer daño?

Prefiero no pensarlo, no sirve de nada.

Solo pienso en cómo podemos salir de aquí.

Yo pienso en que...

no puedo mandarle un WhatsApp a mis padres

como siempre diciéndoles que estoy bien,

y eso en vez de...

hacerme sentir... Agobiada,

me hace sentir libre, ¿sabes?

Es un poco locura sentirse tan...

Tan libre estando tan encerrada, ¿no?

No.

Dicen que un preso puede ser más libre

que alguien que está en la calle.

Todo el mundo tiene sus miedos,

sus propias cárceles.

Si no, mira a Tony,

cree que el mundo le debe algo

cuando el mundo no le debe una mierda.

Ya.

Yo estoy tan cansada de hacer lo que se espera de mí que...

(SUSURRANDO)No sé...

Yo quiero ser veterinaria.

No quiero estudiar Derecho.

Cuando murió mi madre, me sentía un poco como tú.

No entendía nada.

Solo quería dejarme llevar, beber, pelearme.

Solo ponía excusas para no afrontar las cosas.

Como se suele decir, tienes...

Aquello con lo que te conformas.

Pero un día supe perfectamente qué es lo que tenía que hacer.

Pues qué suerte, yo...

Yo no sé por dónde empezar.

¿Por qué no empiezas por quitarte esas gafas?

¿Qué es lo que te gustaría hacer?

(Música suave)

(Tono de mensaje)

(Música)

(Pitido apertura puerta)

(Llamada móvil)

(Vibrador móvil)

(Vibrador móvil)

-Espero que esta vez no me cuelgues, ¡cabrón!

¿Has visto la foto que te mandé?

-Lo único que veo es a Juan con sus amigos.

-No soy un puto aficionado, así que escúchame.

Tengo a tu hijo y ayer le metí una buena hostia.

Abre tu mail.

(Click)

"Cuando vamos a una casa... ¡Ah!

¡Joder!, ¡Ah!"

-¿Qué es esto?

-Te he dicho que solo ha sido la primera.

(RESPIRA FUERTE): -Yo mientras hablo contigo

puedo tener al director general de la policía

"rastreando tu sucio culo de cateto."

-¿Cateto?

-Sí, cateto.

-A ver, ahí tienes un archivo que dice mi mierda.

-¿Tu mierda? -No, tu mierda, ábrelo.

(Click)

(Música en crescendo)

-¿Cómo has conseguido esta información?

-Este cateto tiene muy buenos contactos en tu banco.

Así que, ahora vas a bajar el tono, ¡cateto!

Porque tengo a tu hijo,

pero también tengo información de toda tu mierda,

suficiente para montarle al gran banquero un escándalo de cojones.

No vas a llamar a la policía ni vas a mandar a tus sucios matones

a que me hagan daño porque, si me hacen daño,

voy a sacar a la luz toda tu mierda.

Tu puto banco nos quitó todo lo que teníamos,

por culpa de las preferentes que sacasteis al mercado.

La Unión Europea en su directiva...

-¿¡Qué cojones dices de la Unión Europea!?

"Estoy a punto de llorar con tu historia, así que vamos al grano."

Dame una prueba de que Juan está vivo

y seguiremos hablando.

-¿Otra prueba?

Oye...

Me cago en la puta, me ha vuelto a colgar.

¡Hijo de puta! ¡Cabrón!

(Sonido lluvia)

#Cantan en inglés#

¡Hola!

¡Hola!

¡Socorro!

¡Ayuda! ¡Hola!

Claudia... ¡Hola!

Claudia.¡Qué! No te van a oír.

¿Por qué no me van a oír? La casa está en medio de la nada.

¡Ah!

(Tose)

¡Joder! ¡Dios, estoy sudando!

(Tose)

Me voy al baño.

(Tose)

(Tose)

"Igual los cazadores nos escuchan, ¿no?"

(Tose)

(Tose)

(Tose)

(Tose)

(Ruidos)

(Suspiros)

¿Vas a salir algún día de aquí o qué?

Esto apesta, además no hay papel.

No tengo ganas de ver a Juan.

De verdad, supéralo.

Sé cómo te sientes, pero estás muy rallado con Juan.

No tienes ni idea de cómo me siento.

(Suspira)

Mira, no eres el único que no encaja aquí, ¿sabes?

Soy lesbiana,

de una familia más católica que el Papa.

Los pijos me ven como una tía que va de alternativa,

y el resto como una pija que no va de pija.

Así que... Parece que mi sitio no está en ningún lado.

¿Te acuerdas del día de mi comunión?

(SUSURRANDO) Sí, claro.

¿Sabes lo que hizo mi padre?

No teníamos coche,

y el pobre pensó que no podíamos ir en el metro vestidos de gala,

así que alquiló uno,

pero se gastó la mitad de su sueldo

y no me pudo comprar unas zapatillas que llevaba medio año prometiéndome.

Todos los niños en el colegio llevaban esas zapatillas.

Menos el puto hijo del conserje.

Joder...

Me he cargado la navaja.

(Suspiro)

Tu padre alquiló ese coche por ti.

No.

Lo hizo por él.

Solo pensaba en gustarle a esos putos pijos.

Y quería que yo fuese como vosotros.

De verdad que quería.

Pero yo nunca voy a ser como vosotros.

No quiero.

(Música triste)

Oye, ¿cómo vas de pitis?

Me fumé el último peta ayer.

¡Te jodes!

(Jadea)

(Música)

(Tose)

(Jadea)

Lidia, ¿estás bien? Tía, ¿estás bien? Vale tranquila.

(Jadea)

Sigue tranquila.

"¡María, Tony!

¿Qué pasa? ¿Qué pasa?"

Un ataque de asma.

¡Un ataque de asma, joder! El inhalador.

¿Dónde está el inhalador?

¡Arriba, arriba, está arriba!

(Tose)

"¡No está, no está, joder, no lo encuentro!"

Se va a morir. No se va a morir.

Le está dando un ataque de asma. No se va a morir.

"¡Eh, necesitamos ayuda!"

¡Ayuda!

"¡Eh, necesitamos ayuda, eh! ¡Ayuda!

¡Está en la mesita de fuera!"

¡En la mesita de fuera!

¡Ayuda! ¡Está en la mesita de fuera!

¿Afuera? ¡Ayuda!

¡Ayuda! ¡Ayuda!

(Ruidos)

¡Está ahí!

Es un cabrón, ¿nos escucha?

Chicos, chicos, hay un tío con pasamontañas fuera.

Hay que hacer algo ya. ¡Puta escopeta!

Da igual. Tiene una escopeta.

Me da igual. ¿Quieres salir de aquí?

Está ahí.

(Gritos)

(Jadea)

(Inhalación)

-Vais a grabar un mensaje. ¡Y los móviles, venga, todos!

¡A la mesa, cojones, los móviles!

¡Venga!

(Disparo y gritos)

(Música moderna)

¿Estás loca? ¿Pero tú eres tonto o qué tío?

¡Joder!

(Jadea)

Joder...

¡Joder!

(Disparo)

(Trinos)

(Jadea)

(Pasos)

(Chasquidos de ramas)

(Jadeos)

(Música de misterio)

Chicos, que ya está, no os preocupéis, que ya estoy bien.

No es el primer ataque de asma que me da.

El que me preocupa es Tony.

Lo que ha hecho ha sido ponernos a todos en peligro.

Por lo menos ha escapado, ha sido supervaliente.

Mira, solo tenía que esperar a ver qué quería el tío ese, y ya está.

Tía, que lo siento, ya sé que ha sido mi culpa.

Que no, que no. ¿Es por el tabaco?

Que no, que mi padre fuma, no te preocupes.

(SUSURRANDO) Bueno...

Me he liado con Juan.

Más bien le he besado yo a él. ¿Cómo que te has liado con Juan?

Aún no sé. Cuéntame, cómo fue.

No sé, fue raro.

Bueno, yo ya te lo dije el primer día.

Juan no te conviene.

Ya sé que a ti estas cosas de enamorarse y tal...

Que no te importan,

pero es que no podía más, tenía que soltarlo.

¿Tú sabes por qué yo me fui de Los Ángeles?

Porque el curso era una mierda y querías centrarte en tu música, ¿no?

Me pillé.

Me pillé muchísimo y nunca me había pasado.

No me la podía quitar de la cabeza.

¿Y quién era?

Pues mi profe de Guion.

Ni siquiera era lesbiana, pero no podía parar de pensar en ella.

A mí me pasa lo mismo con Juan.

Estoy obsesionada.

Me voy a dormir y pienso en él.

Intento estudiar y no puedo, no paro de pensar en él.

Yo creo que las relaciones se deciden al principio

y esta tía no se iba a enamorar de mí.

No sé qué debe de pensar Juan después del beso que le he dado.

Lo que piense Juan no importa.

Y de verdad, yo creo que no estás enamorada de Juan.

Yo creo que estás enamorada de la idea de Juan.

¿Y sabes qué pienso? ¿Qué?

Que a lo mejor te lo follas y se te pasa toda la tontería.

(Resopla)

¿Y no estarás mejor en la habitación?

(Música suave)

(Sonido coche)

(Portazo)

-¿Tú qué coño haces aquí?

¿No fui lo bastante claro?

-He estado pensando.

-¿Pensando? -Sí, pensando.

Quiero formar parte del secuestro.

-No tengo tiempo para tus gilipolleces.

Tengo una hora para recoger todo esto

y largarme cagando hostias.

-Ah, mis gilipolleces. -Sí, tus gilipolleces, sí.

Uno de los chicos se ha escapado.

-¿Ves? ¿Ves como necesitas ayuda, que no puedes hacer esto tú solo?

-¿Y quién te ha dicho que lo he hecho yo solo?

Siempre llegas en el peor momento, ¡joder!

Tú tampoco deberías estar aquí.

-¿Te acuerdas cuando se murió el tío Juan Antonio?

-¿Qué coño dices?

-Solo lo conocimos con sus gafas de culo de vaso, ciego como un topo.

Yo tenía 6 años, tú 16.

Yo me emperré en que lo enterraran con las gafas puestas.

¿Y tú qué me dijiste? ¿qué me dijiste?

-¿Tú cuándo has visto que entierran un cadáver con las gafas puestas?

-Me dijiste: "Pedro, no deberías estar aquí, no deberías estar aquí".

Te guste o no, hermano, estoy aquí, ¿me entiendes, eh?

Es lo que quería padre. -Deja a padre.

-Saco a padre si me sale de los cojones, ¿eh?

-Solo le jodiste la vida,

recogiendo la mierda que dejabas en todas partes.

-Y tú no te dabas cuenta de lo mal que lo pasaba

cuando iba a visitarte a la cárcel, ¿eh?

(Golpe)

-¡Cállate la puta boca, joder!

¿Sabes por quién es todo esto?

Es por padre, ¡cojones!

Pero ahora todo se ha ido a la mierda.

-¿Pero qué tiene que ver padre en todo esto?

-Uno de los chicos es el hijo del banquero que jodió a padre.

Llevo seis semanas detrás de él. -¿Por qué no me lo has dicho antes?

-¿Tú recuerdas cómo acabé en la cárcel?

No puedo estar pendiente de ti toda la vida.

-¿Cuánto ibas a sacar?

-100000.

-Si seguimos en esto quiero la mitad.

-¿Has oído algo de lo que te he dicho?

-¡Eh!

Ponte el pasamontañas.

-¿Qué coño has hecho, Pedro?

¡Para, para! Para.

Tío, tío. Me han secuestrado. ¡Vámonos de aquí, vámonos, corre!

¡Corre, llama a la policía, por favor, ¡tío!

¡Ah!

(Golpes y gritos)

-¿Y por qué lleva la gorra puesta?

-Queda como un guante, joder.

(Cierre puerta)

(Ríe)

-Te doy 20000 euros.

-¿Y has montado esto tú solo?

-Venga, mete todo otra vez.

(Campanada y risa malévola)

Ya has bebido suficiente, ¿no?

¿Qué eres, ahora mi madre o qué?

¿Quieres uno?

Estoy preocupada.

No te hagas conmigo la psicóloga, anda.

Eres un gilipollas.

(Ruidos)

¿Por qué me dejaste, Claudia?

Nos entendíamos de cojones.

¿De verdad quieres saberlo? Sí.

Porque te convertiste en otro tío.

Antes eras un tío divertido.

Y después tu madre se murió.

Y te convertiste en un tío agresivo.

Y que le echa la culpa a su padre.

Él tuvo la culpa de que mi madre se suicidara.

Lo siento, pero no.

Tu madre era depresiva antes de que tu padre la dejara.

Creo que ha sido tu excusa.

Creo que has convertido las cosas en algo muy simple.

Buenos y malos.

Las cosas no funcionan así.

No estoy igual.

"He cambiado, ¿y sabes por qué?"

¿Por qué?

Porque ya sé lo que quiero.

¿No has escuchado nada de lo que te he dicho?

Claro que sí.

(Música expectante)

(Golpe)

(Ruidos conexión)

(Música)

(Sonido del tirón)

Incorpórate.

Venga.

Ya he visto que eres un tío muy especial, ¿eh?

Un tío que siempre dice las cositas a la cara.

Sí, la casa está llena de cámaras.

Por eso creo que eres la persona perfecta

para entender los motivos que me han llevado a esto.

(PATERNALISTA) Venga, come.

Lentejitas, que tienen mucho hierro.

Hace muchos años me dedicaba a dar palos por los chalets, ¿sabes?

Si tenía que pisar algo, pues lo hacía.

No dudaba.

Le reventaba la cabeza.

Hasta que una vez, una noche,

mi...

Mi socio,

se quedó dormido en el coche.

No oyó que llegaba la policía.

¿Por qué me estás contando todo esto?

(Música suave)

-Acabé en la cárcel.

La única persona que venía a visitarme era mi padre.

Un tío de campo,

que no quería que sus hijos fueran por el camino malo.

No eligió el camino fácil,

eligió el buen camino.

Salí de la cárcel, dejé la mala vida,

la bebida, y me puse a trabajar.

Y ahora estás en el único sitio que mi padre no perdió

cuando se arruinó.

Trabajó toda su maldita vida

para que un buen día el banco

se lo quitara todo.

(SUSURRANDO) Se colgó de un árbol.

No dejó ni una nota.

Toda una vida para acabar colgado de un árbol.

(Ruidos)

Así que tú estás aquí

por culpa del padre de tu amigo Juan,

el dueño del banco,

José de Castro.

Un tío que, por cierto, nos va a pagar una buena pasta.

Pero...

Pero nosotros no tenemos ninguna culpa.

Juan tampoco.

-Mira, no se puede hacer una tortilla sin romper unos cuantos huevos.

Así que ya puedes imaginar

que, si hace falta, volveré a ser el hombre

que mi padre no quería que fuera.

Oye...

¿Cuándo me vas a soltar?

-Aversión, mala voluntad, siete letras.

¿Se te ocurre algo?

¿Puedo pasar? Sí.

(Cierre de puerta)

¿Te importa si...? No, claro.

Juan...

Una cosa, lo del beso de antes, que...

(Música in crescendo)

(Gimen)

(Gemidos)

(Suspira)

Mierda, me he dormido.

(Suspira)

¿Has visto mis calzoncillos? No.

(Resopla)

(Resopla)

(Música)

(Suspira)

(Suspira)

Mira, Juan, creo que tenemos que hablar, ¿eh?

Lidia, luego hablamos, ¿vale?

(Música)

(Resopla)

(Trinos)

(Sonido oleaje)

¿Sabes lo que más me gusta de este sitio?

¿El qué? Estar contigo.

Claudia...

¿Claudia?

¡Claudia!

¿Quieres un café?

No.

¿Estás haciendo café? Sí.

Hazme uno, porfa.

(Suspira)

¿Qué será de Tony?

-Quiero una maldita prueba de que Juan está vivo.

-¿Ibas a colgar?

-No, no, no iba a colgar.

-Sí, ibas a colgar, siempre lo haces.

Sueltas tu frase y luego cuelgas.

-¿Qué mierda es esta? ¿Ahora somos un matrimonio?

¿Cómo quieres que cuelgue con toda esa información

"que tienes sobre mí?".

-Tendrás tu prueba.

Pero, de momento, vete preparando 435.346 euros.

-Pero ¿qué mierda de cifra es esa?

-Es justo lo que perdió mi padre:

435.346 euros.

-¿435...?

-"435.346 euros".

(Pitido)

¿Lo has anotado?

¿Oye? ¿Oye?

Me cago... (SUSURRANDO): En su puta madre.

-Pablo,

necesito que me averigües qué cliente nuestro

perdió 435.346 euros en acciones preferentes.

4-3-5-3-4-6.

(Música)

Eres mucho más cabrón de lo que pensaba.

¿Qué dices?

Que te has follado a Lidia, Juan.

Solo hemos dormido. Que os he escuchado.

Vale, sí, me la he follado. Fue un error, estaba borracho.

No tendría que haber pasado.

Aun así, no sé a qué viene ese ataque de celos,

después de toda la mierda que soltaste ayer.

¿Esto lo has hecho por lo de ayer? ¿Para joderme?

No te flipes, ¿eh?

Tampoco eres el centro del universo.

No, no te confundas. Esto no es por mí.

Es por Lidia.

Que siempre has sabido lo que sentía por ti

y te importa una mierda.

Mira, Lidia ya es mayorcita.

Seguro que sabe cuidarse sola.

¿Sabes qué?

Antes te dije que no habías cambiado, pero es que estás peor.

Eres un egoísta.

Y te da igual joder a cualquiera por tus caprichos.

¿Has terminado?

Creía que podíamos ser amigos.

Yo no te lo he pedido.

(Llora y gime)

Claudia, lo siento muchísimo.

De verdad, lo que he hecho no está bien.

Pero no sabía que tú seguías sintiendo algo por Juan.

Ya lo sé.

Ya sé que no lo sabías.

(Ruidos de golpes)

Para mí eres súper importante, no quiero perderte,

y menos por este gilipollas. Ya lo sé.

(Murmura)

No sé, me muero de la vergüenza.

No quiero bajar. He hecho el ridículo.

(Suspiro)

Eres una de las tías más fuertes que he conocido.

(Música)

(Grito apagado)

(Golpes)

(Motor)

¡Chicas!

¡Chicas, chicas, bajad a la puerta!

(Música expectante)

Tony... ¿Qué coño le has hecho?

¿Cuándo nos soltarás?

-Si hacéis lo que os dice este, en nada estaréis fuera.

Ahí tenéis comida.

¡Tony!

Estoy bien, estoy bien.

"Estoy bien, estoy cansado"

Pero ¿qué ha pasado? ¿Dónde has estado?

Estuve corriendo un buen rato por el campo.

No veía nada.

No tenía ni idea de dónde estaba. Y el tío éste me iba pisando el culo

No he corrido así en mi vida.

Pensaba que le había dejado atrás, pero es que apareció otro.

¿Qué otro?

¿Hay dos? Hay dos.

Con el del pasamontañas se puede hablar, con el otro no.

Por favor, no le digáis nada, es un puto salvaje.

Vamos a ver, vamos a ver...

¿Les has visto la cara?

No. ¿Seguro?

Sí tío, no les he visto la cara, no he visto nada.

(Resopla)

Y vais a flipar.

Nos ven por un circuito cerrado de cámaras.

¿Cómo? ¿Qué dices?

"Hay cámaras por todos los lados. ¿Qué dices?"

Si las tocamos, nos cortan los dedos.

También sé por qué estamos aquí.

¿Por qué, Tony?

Por tu padre...

Y tu banco.

No...

No es mi banco.

Me da igual, Juan.

El padre de uno de los secuestradores

se colgó de un árbol.

Porque le quitasteis todo lo que tenía.

(SUSURRANDO) Hijos de puta.

Tenemos que grabar un mensaje mirando a este espejo.

(Ruidos)

Este es el mensaje.

Si el padre de Juan paga, nos sueltan.

Y, si no paga...

Es una carnicería.

Tony, ¿qué dices?

¿Por qué dices eso?

"Chicas, yo entrego el mensaje. ¿Por qué dices eso?"

Me lo han dicho a mí. Vamos a grabar.

Sí, me lo han dicho. ¿Les crees capaces?

¡Eh, vamos a grabar esta mierda!

Poneos delante del espejo.

Vale, estamos, ¿no?

Hola, papá.

Llevamos tres días secuestrados.

Tienes 24 horas para pagar lo que te piden o nos matarán.

-¡Hermano!

Están grabando el mensaje, ¿eh?

En cuanto lo hagas, nos dejarán ir, pero, si no,

les cortaremos los dedos,

uno a uno, luego los brazos, las piernas...

y te enviaremos el trapo envuelto en papel de plata.

Pero...

Es literal, papá.

Ya sabes cuánto dinero quieren y ya conoces sus motivos.

Esto es solo un mensaje para que veas que estoy bien,

que estamos bien.

No podemos decir nada más.

Es una orden.

Adiós, papá.

"Hola, papá.

Llevamos tres días secuestrados.

Tienes 24 horas para pagar lo que te piden o nos matarán..."

(Agua caer)

(Suspira)

¡Dios!

¿Qué haces aquí, Juan?

Quería pedirte perdón. No hace falta.

Mira, lo que ha pasado... Juan,

que no me arrepiento, que yo también quería follar.

Que no tienes que venir aquí a decirme nada,

que soy mayorcita,

que no sé qué os pensáis los tíos, de verdad.

Vale.

(SUSURRANDO)Vale.

Entonces...

¿Todo bien? Todo bien.

Vale.

Espera, siéntate aquí un momentito.

A ver.

No está todo bien.

Si crees que venir aquí y decirme esto

va a hacer que te sientas mejor,

pues no te va a servir.

Y la verdad es que a mí, como tú te sientas, me da igual.

A ver, Juan...

Que estoy enamorada de ti desde tercero de la ESO,

Desde la primera vez que nos sentaron juntos,

cuando ni siquiera habíamos hablado casi.

Y tú nunca me has hecho ni caso.

Es más, empezaste a salir con mi mejor amiga.

Juan, que no pasa nada.

De verdad, es que no pasa nada.

Que follar contigo ha sido una liberación, de verdad.

Que...

Es que no he sentido absolutamente nada.

Creo que eres un mierdas, Juan.

De verdad. ¡Eh! Ya está.

Y si no te importa,

me quiero cambiar, así que te puedes ir.

(Suspira)

#Cantan en inglés#

Mira, prueba esto.

Está bueno, ¿eh?

Sí que está bueno.

No tengo champiñones, pero me sale bien.

No estés tan triste, ¿no?

#Cantan en inglés#

-¿Has visto el vídeo?

-Sí.

-¿Nos dejamos de hostias y acabamos con esto de una puta vez?

-¿Era necesario tratar tan mal a mi hijo?

-Al final todos tenemos a alguien que nos importa. ¿No?

Pensarás que esto es solo por dinero.

No te confundas.

Es por justicia.

-La venganza no es justicia.

-Es un tipo de justicia.

Y en este juicio yo soy juez y parte.

Deberías saber una cosa.

Estos días, cuando hablaba contigo, solo tenía una imagen en la cabeza:

-Quiero a mi hijo de vuelta.

-Cada día me he sentado aquí, junto a un árbol,

en un bosque por el que solía pasear con mi padre.

(Música)

-"Me importa una mierda tu historia, dime qué es lo que tengo que hacer".

-Te voy a dar un número de cuenta. Apunta.

(Ruidos)

Ahora te llamo.

(Trinos)

-¿Ha pagado ya?

-Ahora vengo, tengo que volver a llamar.

-Tranquilo... Eh, hermano, ¿dónde vas?

Llama desde aquí, ¿no?

¿Qué es lo que no puedes decir delante de mí, eh?

-Ya te lo dije, Pedro, aquí mando yo.

-Hermano,

se te están subiendo a las barbas, ¿eh?

Vale, tranquilo, hombre, tranquilo, ¿eh?

Llama desde aquí.

Yo me voy al pueblo a comprar tabaco.

Todo tuyo, hombre, todo tuyo.

(Música)

(Ruidos)

No puedo más.

Quiero irme.

Pues yo estoy empezando a divertirme y todo.

Quiero que el padre de Juan pague ya.

¿Y si no paga? Pagará.

¿Seguro?

Ay, déjale, está como nosotros.

(Ríe)

¿Quieres dejar ese rollito de tía madura y comprensiva?

Joder...

Estoy de tu parte.

Tú te crees superior, ¿no?

Nos miras a todos por encima del hombro.

Estás tan jodida como el resto.

¿Cuánto tardaste en reconocer que eras lesbiana, eh?

De puta madre, Juan.

De puta madre.

¿Tú disfrutas, no, con todo esto?

Metiéndote con Tony.

¡Follándote a Lidia! ¿Eh?

Pues sí, follándome a Lidia, ¿qué?

¿Erais vosotros los que follabais?

¡Joder, Lidi! Sí.

Juan, eres un cutre.

(Ríe)

¿Y tú con tus consejitos de mierda de manual de autoayuda?

Te estás pasando, Juanito, te estás pasando.

Oye, ¿le caigo bien aquí a alguien? No.

Mira, yo solo quería recordar lo que nos une:

Beber, charlar y recordar toda la mierda que nos une.

Ya, es que lo que nos une contigo es que hemos ido juntos al colegio.

¿Y, entonces, para qué mierda habéis venido?

¿Para contar que quieres montar una copistería?

Empresa de digitalización, Juan.

Ni empresa de digitalización ni hostias.

Una mierda de copistería.

Mira, este secuestro es lo mejor que nos ha pasado

para darnos cuenta que somos unos putos extraños

los unos con los otros.

No me vas a tocar los huevos, ¿vale?

Por favor, déjame en paz, que estoy muy tranquilo.

¿Seguro?

Cuando yo te miro, solo veo una cosa,

la mierda del hijo del conserje.

¿Qué coño acabas de decir?

Lo has oído perfectamente.

Mira, eres un puto cínico.

¡Y te partía la cara ahora mismo!

¡Joder!

¡Ahora sí que te voy a partir la cara!

(Suspira)

-Apunta.

C-H-3-7-5-4

2-3-7-6-5-2.

-¿Una cuenta en Suiza?

-Tienes dos horas para hacer el ingreso.

¿Me vas a partir la cara? ¡Pártemela!

Siempre has pensado eso de mí.

¡Eres un punto mierda, puto pijo!

-Haz la transferencia ya de una puta vez.

-¿Cómo sé que puedo fiarme de ti?

-No puedes.

-Quiero saber que Juan está vivo antes de soltar el dinero.

-Lo único que tienes que saber es la cifra:

435.346 euros.

(Música en crescendo)

-¿Y qué pasa con la información que tienes sobre mí?

(Música en crescendo)

¿Oye?

¡Oye!

(Música de ópera)

Hijo de puta...

Vamos, cuándo quieras.

(Discuten)

(Música de ópera)

-Solo he pedido 100000, solo 100000.

Para ti son 20.000". ¡Tu puta madre!

(Música de ópera)

(Música de ópera)

¡Te voy a reventar la puta cabeza! ¡Hijo de puta!

(Música de ópera)

¡Chicos! ¡Suelta toda la puta mierda!

¡Tony, Tony! ¡Suelta tu mierda!

¡Te voy a reventar la puta cara! Te gustaría tener mi puta vida.

(Música de ópera)

-Que coño haces...¡Joder!

-¡Inclina! -¿Qué coño dices?

-¡La maldita horizontal! ¡Hijo de puta!

(Música de ópera)

(Gritos)

(Música de ópera)

Bueno, chicos, perdonad,

antes me he pasado un huevo.

Tony, perdona, tío...

Venga, cuando salgamos de aquí,

las cosas serán diferentes, estamos todos muy nerviosos.

Las cosas están claras, Juan. El único que está nervioso eres tú.

Sí, yo también las tengo claras.

Venga, Tony, que somos amigos, tío.

Éramos amigos.

Ya no.

No estamos obligados a ser amigos, ¿sabes?

No hay que darle más vueltas.

Me voy a la ducha.

(Ruido conexión)

(Sonido agua)

(Música)

-Buenas tardes, chicos.

¿Ha pagado mi padre? -Tranquilo, chaval.

Ya hablaremos de tu padre.

Yo solo quiero presentarme.

No quiero ser un maleducado.

A la pared. ¡Contra la pared!

Muy bien, tú eres la dulce Lidia.

¡Bú!

(Risas)

¿Y Claudia?

¿Dónde está mi Claudia?

(Música expectante)

-Lo siento, chicos, pero... ¡Eh!

Te voy a tener que atar.

No, hombre, no... -¡Eh!

Tranquilito, chaval, ¿eh?

(Ruidos)

-Hola.

Sal de la bañera.

¡No! ¡Que salgas de la bañera, joder!

Por favor.

(Ruido del agua)

(Suspiro)

-Vístete.

Vamos, vamos, va, va.

Tira, coño, tira.

¿Adónde vamos? -A mi coche, el rojito de ahí, va.

¡Vamos, hostia!

Eh.

Vamos, chaval, va, tú conduces.

¿Dónde está el otro? ¿Eh?

-Cállate y conduce, entra en el coche.

Cariño, tú y yo en el coche, vamos aquí los dos.

Como si fuéramos novios. Venga, abre, cariño, abre va.

Entra en el puto coche.

(Portazo)

Arranca el puto coche. ¿Adónde vamos?

Oye esto...

Esto es una locura. Vamos dos chicos con...

Con un tío con una máscara de cerdo y una escopeta.

Nos va a parar la policía. -No pasa nada, cariño.

Estamos juntos. Arranca el puto coche.

(Motor)

A ver, relájate, ¿vale?

A ver, tenemos bien el starter ¿vale?

Pisa el embrague suavecito

y ahora, fuerte.

-No pasa nada, no pasa nada. Bien. -Déjalos ir.

-Joder...

¡Me cago en la puta! Ahí quieto, ¿eh?

-Déjalos ir. -¿Qué haces aquí, hermano?

-Ya te lo dije, Pedro, aquí mando yo.

-Aquí mando yo, joder. -¿Dónde están los otros?

Están en la casa.

-Quieto, te he dicho que en el coche.

Mira, eh, si lo que quieres es dinero,

en mi casa hay cien mil euros en metálico.

-Cállate, joder. -Calla, chaval.

Ya está, se acabó.

Tendrás los veinte mil euros.

-No, no, me has engañado desde el principio.

Sabías perfectamente lo que ibas a cobrar.

¡Lo sabías! Eh, tranquilo, hazle caso.

-¡Pedro, mírame! ¡Mírame, Pedro!

No lo he hecho por joderte, lo he hecho por tu bien.

Si quieres, te daré la mitad.

Doscientos mil euros.

Va, Pedro...

-Podemos empezar una nueva vida. -No, no...

No quiero empezar una nueva vida contigo.

No quiero, yo quiero irme con mi piba.

-¿Dónde está mi piba? -¡Pedro!

-¿Dónde está mi piba! -Pedro.

¿Dónde está mi piba? ¿Dónde está mi piba?

(Música expectante)

¡Chicos!

¡Rubia, rubia! ¡Chicos!

¡La navaja!

¡Papá! ¡Eh! Haz la transferencia ya.

-¿Cómo sé que no te matarán luego?

Me van a matar igual, ¿qué más da?

(Música expectante)

-Vámonos para casa.

(Barullo y gritos)

-Hecha.

Vale, ¡eh! Ya está hecha. Está hecha, está hecha, ¡eh!

-Pedro, no.

¡Quiero mis cien mil euros!

¡No, no, no!

(Disparo)

¡Juan!

¡Juan, Juan!

(Música)

(Música expectante)

(Apertura de puerta)

-Coñac.

(Ruido de la taza)

Menuda mierda de bar.

-¿Ha averiguado algo la policía?

No.

Y esto, ¿qué?

No estaba en el puto plan que me pegases.

-Un mensaje para tu padre.

Tampoco estaba en el plan que tu amigo se escapase.

Ni que tu hermano apareciese.

-La pasta.

(Ruido de arrastre)

-¿Me puedo fiar de ti?

Debes.

Hay más dinero del que habíamos acordado.

(Ruidos)

-Nunca he sabido muy bien por qué has hecho todo esto.

Por mi madre, ya lo sabes.

-No te confundas, Juan.

En esto, somos iguales.

Yo utilizo a mi padre y tú utilizas a tu madre.

Pero, en el fondo, lo hacemos por nosotros mismos.

¿Cómo te sientes ahora?

Me siento igual.

No he sentido ningún alivio.

-El alivio no importa, Juan.

Solo importa la venganza.

Hay que tener los huevos muy grandes...

Para ir hasta el final.

Tengo la impresión de que has hecho todo esto

para que tu padre te hiciera caso.

¿Pero sabes qué?

Está bien jodido.

¿Qué dices?

¿De qué mierda estás hablando?

(Música)

(Suspiro)

-¡Cuídate, amigo!

"Esa misma tarde, saltó el escándalo.

Fermín utilizó toda la información que le di.

Todo el mundo tienes sus cárceles.

Y casi nunca se puede escapar de ellas".

(Música y créditos)

Inhibidos - 'Inhibidos', la película

Jorge López en 'Wake up'

Jorge López aterrizó en la segunda temporadad de Élite como Valerio. Un poco antes le vimos por el universo Playz como protagonista de Wake up, la primera serie española en la que disfrutamos de este actor chileno. En ella interpretaba a Iris, un youtuber especializado en investigaciones conspiranoicas.

No recomendado para menores de 12 años Wake up - Capítulo 1: 'El principio inmortal'
Transcripción completa

Realidad 3.0.

Por eso estamos hoy aquí,

hablando en el presente sobre el futuro inmediato.

Nuestros jóvenes desean dejar su impronta en la vida

para que esta tenga un propósito y un legado.

Y, sin embargo, y aún habiendo conseguido muchos este objetivo,

son tremendamente infelices,

tremendamente infelices.

Son el resultado de una estrategia educativa fracasada.

Hemos...

fabricado una generación

de inútiles involuntarios.

Y ahora lo que de verdad necesitan es...

despertar.

Hola, hijo. Hola, hijo. Lo llamamos el espejo del sueño.

¿Dónde estoy?

¿Dónde estoy?

¿Qué es esto?

¿Y ustedes quiénes son?

¿Los conozco?

"Hi, luchers".

Aquí estoy de vuelta,

en un episodio especial de mis aventuras.

Soy Iris, estoy en "live streaming".

No sé cuánto tiempo tengo

antes que sepan lo que estoy dispuesto a hacer.

Voy a soltar una puta bomba.

(Cristales rotos)

Okey.

Tengo poco tiempo, así que voy al grano.

Tengo pruebas que demuestran que están haciendo experimentos

con gente clasificada como desaparecida desde hace meses.

Como lo oyen. Lo poco que nos queda de coco...

lo quieren controlar ellos, los muy hijos de puta.

Todavía no sé cómo los captan, no sé cómo los seleccionan,

pero está ocurriendo en todo el país,

en toda la zona de Madrid.

Esto huele a mierda.

Aquí dentro tengo las pruebas que demuestran

que lo que yo digo es verdad.

¡Ah!

¿Qué? (TV) "Nos adentramos en los barrios

de Madrid donde han aumentado...". Mierda.

"...las personas desaparecidas".

"Hablaremos con las familias afectadas".

¿Existe alguna relación entre estos casos?

¿Hay alguna pauta común entre los desaparecidos?

Esta noche

"despejaremos las dudas".

(Cristales rotos)

La puta madre.

(Puerta abriéndose)

(Puerta cerrándose)

(VOZ DISTORSIONADA) No queremos hacerte daño.

Solo queremos hablar contigo.

(Pitido electrónico)

A mamarla.

(Risas)

(Risas)

(Puerta abriéndose)

(Risas)

(Risas)

(Risas)

(Risas)

(Risas)

(Risas)

¿Alguien me puede explicar cómo un niñato de 18 años

se ha podido escapar?

Señor, creemos que... -¿Cómo que creemos?

Alguien... -¿Cómo que alguien?

El chico escapó de su piso.

Necesito a ese chaval. Buscadlo.

Le estamos traqueando.

Avanza por la calle Carpetana.

Y nuestros hombres están cerca.

Señor Medina.

Qué agradable sorpresa.

No hace falta que le recuerde la importancia

del momento en el que nos encontramos, ¿verdad?

No, no hace falta.

Soy muy consciente de lo que tenemos en juego,

pero no se preocupe, la recopilación de datos será un éxito seguro.

Los Informativos comienzan a hablar asiduamente

sobre desapariciones no resueltas en la ciudad.

Hablan de investigaciones paralelas.

Hemos invertido demasiado en un proyecto confidencial

como para que se nos escape de las manos.

Señor Alpha,

esta es nuestra última oportunidad

antes de darle carpetazo a todo.

¿Correcto?

Ah.

No hace falta que le recuerde quién es el último responsable.

¿Correcto?

A trabajar.

# Eras obsesión

# por tradición,

# mi maldición, y me anulabas.

# Y yo sin saber... #

(Mensaje al móvil)

¿En serio?

(Música pop)

Que no, tía, que no.

¿Qué tal, ladies?

¿Qué coño quieres? ¿Dónde van?

Tía, arranco y nos piramos, en serio. Puto friqui.

Luces. A ver, si me guían,

les cuento un secreto. ¿Qué le parece?

Que eres gilipollas.

Imbécil.

(Motor en marcha)

No se puede estar más jodido.

Sin pasta y sin móvil.

Vamos, Dalia.

Vamos, Dalia, despierta, porfa, despierta.

(CHICA) "¿Qué haces, tronco? ¿Eres imbécil? ¿No ves la hora?"·

¿Puedo subir? "No".

Porfa, porfa, porfa. "No".

"¿En qué puto lío te has metido ahora?".

En un follón de cojones. "(RESOPLA) Qué raro".

"¿Y vienes a verme a las 03:00 de la mañana".

¿Y a quién quieres que vaya a ver entonces?

"Vale, vamos, sube".

(Móvil)

(Móvil)

Cógelo, tía.

Si es el tuyo, tía.

(Móvil)

¿Qué dices, loqui? Es el tuyo, tía.

(Móvil)

Estás tonta, tía.

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(LAS DOS) ¡Qué fuerte, tía!

Mira, Iris, a mí no me metas en tus movidas.

Tienes que ir a la poli y contárselo.

No tengo pruebas suficientes. Jamás me creerían.

Tenemos que ir a buscar más. ¡Eh!

¿Qué parte de "no me metas en tus movidas" no has entendido?

Además, coño, que han entrado en tu casa.

En España, por lo menos, la Policía te protege.

No me van a hacer ni puto caso.

Tengo acento panchito.

Necesito pruebas, ¿entiendes?

Y no puedo solo.

Tengo copia de todos mis archivos.

Y además, conozco el lugar donde podemos ir a buscar más.

Necesito tu ayuda, Dalia.

(SUSPIRA) Te necesito.

"I need you, my flower". Vale.

Vale.

Pero esta vez la moto de mi padre no juega.

Vale.

¡Chist!

Te prometo que estamos de vuelta antes de que amanezca, ¿vale?

Dale, dale.

Dalia.

Dalia.

(GRITA)

Señor, ya tenemos al último sujeto.

M-255.

(SUSPIRA)

Señores...,

que empiece el juego.

(Música de suspense)

# Qué suave es el olor que derrama

# tu sencillez. #

-# Cruel definición

# del abuso de tu poder.

# Tu poder.

# Vacío está el vagón

# que me lleva a entender.

# Saber viajar en el tiempo

# y poder arrojar

# mis errores al mar.

# Wake up, wake, wake, wake up.

# No sé si ya estoy despierto

# o si es virtual

# este mundo a vencer. #

Hola, hijo. Este vídeo...

este vídeo es para explicarte algo.

Si descubren lo que hacemos, ¿sabes lo que pasará?

¿Dónde estoy?

¿Dónde estoy?

¿Qué es esto?

Tengo que salir de aquí.

¡Eh!

¿Estás bien?

¿Y ustedes quiénes son?

¿Los conozco?

Lo raro es que hayan seleccionado

a un huérfano friqui. ¿No habéis visto sus vídeos en YouTube?

¿Y el joker este de dónde salió?

Me han secuestrado, pendejo.

Me llamo Ares.

Hay que salir de aquí.

Es imposible.

No podemos.

(ALPHA) Efectivamente.

No podéis.

Ya no hay marcha atrás.

Pero no os preocupéis. Estáis aquí por vuestro bien.

Vais a ser las celebrities de moda.

A mamarla. Sácame de aquí ahora.

Sí. Las celebrities de Carabanchel.

Chicos, este pequeño gran grupo va a ayudar a perfilar

un nuevo sistema educativo revolucionario.

Son ustedes los elegidos.

Las putas cobayas querrás decir, ¿no?

No, señor Torth, no son ustedes cobayas.

Son ustedes exploradores.

¿Y por qué coño estamos atados, tía?

Gracias. Estáis bloqueados por vuestra propia seguridad.

No queremos que os autolastiméis.

Ahora vamos a proceder a induciros al sueño.

Y lo único que tenéis que hacer es dejaros llevar.

Y soñar.

No.

¡No, no lo hagas, cabrón!

No.

Iniciar secuencia uno.

Inducción.

"Iniciar secuencia 2".

"Ensueño".

(VOZ DEL SR. MEDINA) "Señor Alpha, esta es nuestra última oportunidad

antes de darle carpetazo a todo".

"¿Correcto?".

(ORDENADOR) "Cargando mapa de Madrid. Versión idéntica".

"Cargando decorados, calles, vestuario,

emociones sensoriales. Versiones idénticas".

"Recreación de avatares de jugadores".

"Iris, Deborah, Ares, Luna".

"Versiones idénticas".

"A partir de ahora, el mundo virtual será igual que el real".

"Si están viendo ustedes este holograma,

es que el experimento ha salido mal".

"Si están viendo ustedes este holograma,

es que el experimento ha salido mal".

¿Y eso?

¿Qué es eso?

"Si están viendo ustedes este holograma...".

Tú también lo tienes.

"...es que el experimento ha salido mal".

Joder, y yo también lo tengo.

¿Pero qué coño es esto? "Si están viendo este holograma,

es que el experimento ha sa...".

¡Que te calles ya, coño!

No sé lo que está pasando...

ni lo que significa esto,

pero hay que pirarse de aquí ya.

(BETA) "Sírvanse los jugadores de coger un arma".

"A continuación,

podrán practicar su uso disparando a los hologramas

interactivos que aparecerán de forma aleatoria

en la zona de prácticas del tutorial".

"Para la correcta participación en la interactividad del juego

posicionen una lentilla en su ojo derecho".

A mamarla.

Ni que fuera "Call of Duty".

Pues a mí me pone mucho tu voz.

Esperad.

Quizás las armas nos puedan venir bien.

Yo no juego con armas

que no haya robado yo.

Tiene razón. No sabemos...

La puta ciudad de Madrid es lo que hay afuera.

¿Qué?

¿Vais a ir con armas por las calles?

Que esto es lamentarse acá.

Vale, vale.

Estamos "lacayados", chaval. Vamos.

Uh, qué miedo.

Qué miedo.

¡Chist!

¿Hay alguien ahí?

¿Hay alguien?

No podemos continuar si no se equipan.

Habrá que motivarles.

Esto les va a ayudar un poco.

Rápido.

Rápido.

Ahora te parece mejor idea, ¿verdad?

¡Dejad de joderme, imbécil!

¡Eh! ¿Estás bien?

Mareada. Ahora vuelvo. No te muevas.

"Todos localizados".

Ya están todos equipados.

Inicio de recepción de datos.

(ALPHA) Bien.

Funciona.

Bien.

Cúbreme. "Cuidado, cuidado".

¿Qué coño es eso?

Ni puta idea. Pero tú dispara.

No, no, no, no.

El tiempo limitado no puede ser bueno.

El tiempo limitado no puede ser bueno.

El tiempo limitado no puede ser bueno.

¡Ah!

El tiempo limitado no puede ser bueno.

No puede ser bueno.

No puede ser bueno.

¡Cállate ya, loca!

No hace falta gritar, imbécil.

No está mal, pero creo que necesitamos aumentar

sus niveles de adrenalina.

(TOSE)

(TOSE)

¿Estás bien? (TOSE) Sí, estoy bien.

Vamos, rápido, a la puerta.

Lanza el siguiente nivel.

¡Hostia, que las balas son de verdad!

¡Ah!

El dolor es real.

Esto no es un juego.

Disparan al movimiento.

¡No! ¡Qui... quieta!

Quieta, parada, estática, bloqueada.

¡Hasta luego, idiotas!

¡Pijo cabrón!

¡No, no te muevas!

¡No!

(ORDENADOR) "Fin de primera prueba. Fracaso".

Me llamo Deborah.

Vengo de uno de los peores barrios de la ciudad.

Tengo dos hermanos pequeños.

Yo les cuido.

Me hago cargo de ellos porque mi madre tiene problemas

con el alcohol.

No conozco a mi padre y hay una puta trabajadora social

que anda detrás de nosotros para meternos en un internado

y separarnos de mamá.

Me gustaría entrar en Wake Up para ganar toda esa pasta que ofrecéis

y llevar a mis hermanos a la sierra.

Quieren ver la nieve.

Wake up - Capítulo 1: 'El principio inmortal'

PLAYZ

anterior siguiente