Enlaces accesibilidad

Vuelven las colas para vacunarse por la exigencia del pasaporte COVID: "Lo necesito para viajar"

Por
La exigencia del pasaporte COVID reactiva la vacunación

El aumento del control en lugares públicos a través del pasaporte COVID y la necesidad de viajar durante el próximo puente y las fiestas navideñas, unido a las dosis de referzo, están reactivando la campaña de vacunación contra el coronavirus. En algunas grandes ciudades, como Madrid, Barcelona o Valencia, se han vuelto a ver colas en los centros habilitados para la inmunización, tras el frenazo que se produjo a finales de verano.

Según datos del Ministerio de Sanidad, en España un total de 37,5 millones de personas (el 79,2% de la población) han recibido la pauta completa, mientras que 38,2 millones (80,6%) tiene al menos una dosis.

Esta semana, coincidiendo con la puesta en marcha en varias comunidades autónomas de la exigencia del certificado COVID para acceder a la hostelería y a otras actividades de ocio, se han inoculado más de 72.000 primeras dosis, un 25% más que la semana anterior, en la que ya se detectó un aumento del interés de los 'rezagados' por percibir el suero.

Además, las comunidades aceleran para inocular dosis de refuerzo y Sanidad confía en que se puedan administrar unos 16 millones de pinchazos antes de Navidad para que los más vulnerables estén protegidos en esas fechas. Mayores de 60 años, personal sanitario y sociosanitario, internos en centros de personas con discapaciad y los inmunizados con monodosis de Janssen son el objetivo. 

A ellos se unirán previsiblemente los menores de 5 a 12 años, después de que la EMA autorizara el uso pediátrico del suero de Pfizer, aunque el Ministerio de Sanidad tiene que pronunciarse aún al respecto.

Aumento de las primeras dosis

"Sé que es necesario y en muchos lugares lo están pidiendo", asegura a TVE una joven antes de recibir la primera dosis en el espacio habilitado en el Palacio de los Deportes de Madrid

"Están aumentando fundamentalmente las primeras dosis porque se está poniendo el pasaporte COVID en muchos sitios ya y porque la gente quiere viajar en Navidad y necesita estar vacunado", afirma Clara María Sarrías, portavoz del SUMMA 112 Madrid.

"No era muy partidaria pero por obligación tengo que vacunarme, porque si no ni puedo viajar ni entrar a restaurantes ni ir al gimnasio ni nada: es que si no, no voy a poder hacer vida normal. Para mí es una vulneración de los derechos humanos porque me están cohibiendo a no poder decidir si quiero vacunarme o no", señala a Europa Press una joven a las puertas de un centro de vacunación masiva en Barcelona.

"No me la puse antes porque tenía dudas, la verdad; pero hay que trabajar y si no tienes pasaporte COVID es un impedimento", afirma una mujer en Barcelona.

La necesidad de viajar en estas fechas apremia a muchos españoles, algunos de los cuales lo necesitan para salir al extranjero. "Para viajar a Suiza no tengo más remedio que vacunarme para irme en Navidad", comenta una chica en el centro de vacunación de Madrid. Es un caso similar al de un hombre en Valencia que quiere ir a Portugal en Navidad: "Lo necesito para viajar", afirma.

Seis comunidades exigen ya en certificado

Hasta el momento, seis comunidades autónomas -Aragón, Baleares, Cataluña, Galicia, Murcia y Navarra- cuentan con el aval de la justicia para exigir el pasaporte COVID para acceder a determinados servicios y actividades, principalmente la hostelería, aunque otras cuatro -Andalucía, Canarias, Castilla y León y Comunidad Valenciana- están a la espera de respuesta o prevén solicitarlo, sobre todo a causa del incremento de casos en las dos últimas semanas y el temor que ha despertado la aparición de la nueva variante ómicron.

En Euskadi, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco no autorizó su uso, aunque el Gobierno vasco ha presentado un recurso ante el Tribunal Supremo y está a la espera de respuesta. 

El pasaporte COVID se exige ya en seis comunidades españolas

Por el momento, el Gobierno no ha planteado imponer la exigencia del certificado digital a nivel nacional y mantiene su apuesta por las mascarillas y la vacunación, dejando a las comunidades la decisión de solicitarlo a los tribunales, que tienen la última palaba.

"No creo que sea un lío. Lo que se acordó, y así está en las disposiciones legales, es que sea el Tribunal Supremo el que siente doctrina sobre esas cuestiones cuando se recurren", aseguró la pasada semana la ministra de Justicia, Pilar Llop.

Sanidad insiste en la necesidad de completar las dosis de refuerzo y recuerda que la tasa semanal de casos positivos en todas las cohortes de edad es superior en las personas no vacunadas

Noticias

anterior siguiente
-->