Enlaces accesibilidad

Arranca la campaña de la gripe: quién, cómo y por qué vacunarse contra esta enfermedad

Por
Una mujer se vacuna de la gripe y la COVID-19 de manera simultánea.
Una mujer se vacuna de la gripe y la COVID-19 de manera simultánea. EFE / DAVID FERNÁNDEZ

La campaña de vacunación contra la gripe estacional ha arrancado este lunes, de manera simultánea a la de la tercera dosis COVID para los mayores de 70 años. En este segundo año de pandemia, el Ministerio de Sanidad ha lanzado la campaña "Yo me vacuno. Este año también marco la diferencia" para hacer un llamamiento a que la población más vulnerable, sus contactos y los profesionales sanitarios y sociosanitarios se vacunen también este año contra la esta enfermedad, dentro de una campaña que se desarrollará entre la segunda quincena del mes de octubre y la primera semana de noviembre.

A continuación, se intenta responder a las principales dudas que puede suscitar la campaña de vacunación contra la gripe estacional.

¿Por qué este año sigue siendo tan importante vacunarse contra la gripe?

El año pasado la gripe apenas circuló por las medidas de control y distanciamiento social puestas en marcha contra la pandemia de COVID-19. Su levantamiento ahora hace más probable que ambos virus puedan coincidir y que con ello se incrementen las complicaciones en los grupos de riesgo. Además, el efecto sinérgico entre los dos virus incrementa el riesgo de cuadros más graves y de muerte en caso de coinfección.

¿Es realmente efectiva la vacuna de la gripe?

Si bien la efectividad de esta vacuna es muy variable, se trata de un fármaco muy seguro y tiene un alto impacto para evitar hospitalizaciones y muertes ocasionadas por la gripe. En los mayores de 65 años, en la temporada 2019-2020 se estima que la vacunación evitó el 26% de las hospitalizaciones, el 40% de los ingresos en UCI y el 37% de los fallecimientos atribuibles a la gripe.

En las personas vacunadas, si llegan a infectarse, la evidencia científica apunta claramente a que el cuadro clínico de la enfermedad será menos grave.

¿De qué depende la efectividad de esta vacuna?

Depende fundamentalmente de dos factores: la edad y/o el estado de salud de la persona vacunada, y la similitud entre la cepa de los virus de la gripe que están circulando esa temporada y aquellos con los que se elaboró la vacuna.

El virus de la influenza -también conocida como gripe- se caracteriza por su elevada capacidad de mutación. Por lo tanto, al tratarse de un agente patógeno en constante cambio, las personas pueden volver a infectarse a pesar de haber superado la enfermedad, y la protección conferida por la vacuna no será completa. Por eso conviene repetir la vacunación todos los años. Sin embargo, si la persona infectada por este virus se ha vacunado, el cuadro clínico de la enfermedad será muy probablemente menos grave.

¿Qué presión puede ejercer la gripe sobre el sistema asistencial?

En el año anterior a la pandemia de COVID-19, durante la temporada 2019-2020, en España 619.000 personas acudieron a Atención Primaria por gripe, hubo 27.700 hospitalizaciones, 1.800 requirieron cuidados intensivos y se contabilizaron 3.900 muertes asociadas.

¿A quién se recomienda la vacuna de la gripe?

mayores de 65 años; personas de entre 6 meses y 65 años con un alto riesgo de complicaciones por alguna condición o enfermedad de base; grupos que pueden transmitir la gripe a los anteriores, personal sanitario y sociosanitario y ciertos colectivos considerados esenciales. También embarazadas y menores entre los 6 meses y 2 años con antecedentes de prematuridad menor de 32 semanas de gestación, así como pacientes con inmunodepresión.

¿Cuál es el objetivo de la campaña?

La campaña de vacunación persigue proteger a las personas más vulnerables, disminuyendo la incidencia de gripe en estos grupos para, de esta manera, reducir el impacto sobre la presión asistencial. Además, la similitud de síntomas entre gripe y COVID-19 contribuye a saturar aún más las consultas en centros de atención primaria, y este es otro de los problemas que se intenta evitar.

Entonces, ¿pueden vacunarse las personas inmunodeprimidas?

Sí, se recomienda la vacunación en los pacientes con inmunodepresión como aquellos con inmunodeficiencias primarias o secundarias a la administración de ciertos tratamientos, con cáncer, infectadas por el virus del VIH, trasplantadas, personas sin bazo, etc.

Si estoy embarazada, ¿tengo que vacunarme?

Esa es la recomendación. Durante la campaña de vacunación frente a la gripe se aconseja una dosis de vacuna inactivada a embarazadas en cualquier trimestre de gestación.

¿Pueden vacunarse las personas alérgicas al huevo?

Sí, aunque este es un criterio que ha sido revisado. La mayoría de las vacunas frente a la gripe se fabrican utilizando una tecnología basada en huevos y contienen trazas de proteínas de huevo, pero todos los estudios indican que las reacciones alérgicas graves en estas personas son muy improbables.

Las personas con historia de alergia por exposición al huevo pueden recibir vacunas frente a la gripe sin precauciones especiales. Esta recomendación es válida también para quienes hayan presentado reacciones alérgicas graves o anafilaxia al huevo.

¿Quién no debe ser vacunado?

El Ministerio de Sanidad únicamente indica cuatro casos en los que se desaprueba la vacunación:

- Niños y niñas menores de 6 meses.
- Personas alérgicas a los principios activos o a algún componente de la vacuna.
- Personas que han tenido una reacción alérgica grave a una vacuna de la gripe con anterioridad.
- Personas que tengan fiebre o una infección aguda: la vacunación deberá posponerse hasta que se hayan recuperado.

¿Existe mayor riesgo de que la COVID-19 sea más grave si me vacuno frente a la gripe?

No. No se ha demostrado que exista un mayor riesgo de infectarse por coronavirus o de padecer COVID-19 de mayor gravedad por haber recibido una vacuna frente a la gripe. Se trata de un bulo que RTVE.es ya se encargó de desmontar. La vacunación es la mejor forma de protección frente a ambas enfermedades y sus complicaciones.

¿Qué vacunas contra la gripe habrá este año?

La mayoría son inactivadas (no vivas) que contienen fracciones de virus o proteínas víricas. Por tanto, no tienen virus vivos y no pueden causar la enfermedad de la gripe. También está autorizada una vacuna atenuada que solo debe usarse en población infantil y joven sana. Los virus contenidos en esta vacuna, al estar debilitados, no ocasionan la gripe.

¿Cuáles pueden ser sus efectos secundarios?

El más frecuente es molestia y/o dolor en el lugar de la inyección. Estas reacciones locales suelen durar menos de 48 horas y rara vez interfieren con la vida normal de las personas vacunadas. Otras reacciones como fiebre, malestar o dolores musculares también pueden aparecer tras la vacunación; suelen iniciarse en las primeras 6-12 horas y suelen durar 1-2 días.

¿Puede administrarse de manera simultánea a otras?

Sí, aunque se aconseja que sea en lugares anatómicos diferentes, incluidas la vacuna de ARN mensajero frente a la COVID-19 y el neumococo.

¿Pueden vacunarse quienes han pasado la COVID-19 y sus contactos estrechos?

En pacientes que han superado la covid o la padecen de forma leve o asintomática se recomienda la vacunación tras finalizar los días de aislamiento recomendados. Los contactos estrechos de un caso confirmado que pertenezcan a los grupos en los que se recomienda la vacunación frente a la gripe podrán vacunarse una vez superado el periodo de cuarentena sin haber desarrollado síntomas.

Noticias

anterior siguiente