Enlaces accesibilidad
Día de las escritoras

Siete autoras españolas de novela negra que no te puedes perder

  • Alicia Giménez Barlett fue pionera en dar protagonismo a la mujer con la inspectora Petra Delicado

Por
De izq. a dcha Rosa Ribas, Alicia Giménez Barlett y María Oruña EFE/ EUROPA PRESS

La escritora Alicia Giménez Barlett (Almansa, 1951) se percató de que las mujeres siempre aparecían en las novelas policíacas como víctimas “que morían en la primera página” o como ayudantes. Bajo la premisa de dinamitar este tópico, Barlett creó en los 90 a la inspectora Petra Delicado: una voz conscientemente feminista y una rara avis en el panorama literario del país.

El volantazo de Barlett ejerció de rompehielos: la visibilidad de las escritoras de género negro ha ido in crescendo a la par que la de sus protagonistas en una corriente paralela al cambio social: juezas, forenses o investigadoras se han incorporado a las páginas del neo noir español en un mundo tradicionalmente masculino.

Este lunes se celebra el Día de las escritoras y repasamos algunos de los nombres más destacados en novela negra. Creadoras que nos explican su punto de vista sobre la evolución del género políciaco.

Rosa Ribas

Rosa Ribas es una de las autoras de novela negra más sólidas de nuestro país. La calidad narrativa de sus textos sumada a la agilidad de sus historias con toques de humor, muchas veces centradas en los claroscuros de las familias, le han convertido en un referente silencioso pero incontestable.

Ribas, radicada en Alemania desde hace treinta años, también ha creado un buen puñado de detectives que pulverizan techos de cristal.

La escritora de "Un asunto demasiado familiar", Rosa Ribas responde al cuestionario del programa.

Desde la inspectora Cornelia Weber Tejedor, alemana de padres españoles, con cuatro novelas consideradas de culto por sus fieles seguidores (Entre dos aguasCon anuncioEn caída libreSi no, lo matamos), a la reportera en la Barcelona de los años 50, Ana Martí, en su serie a cuatro manos escrita junto a Sabine Hoffman; también sobresalen la peculiar Irene Ricart de La detective miope o la sagaz Marta Ferrer, una grisácea empleada de Hacienda transmutada en superheroína en Miss Fifty.

Tras una incursión fuera del noir con la aclamada Pensión Leonardo, Rosa Ribas ha retornado con la saga de la familia de detectives Los Hernández (Un asunto familiar, Los buenos hijos) que le ha reportado reconocimiento.

“Los detectives investigan secretos pero a la vez ellos mismos ocultan otros muchos secretos familiares. Sabemos muy poco de las personas con las que convivimos”, señala la escritora sobre los resortes de estas novelas.

Alicia Giménez Barlett

La escritora albaceteña es pionera en la novela negra y una de las autoras más traducidas en este género. Su comisaria Petra Delicado, tan popular que tuvo su trasunto en una serie protagonizada por Ana Belén y Santiago Segura en el papel de Fermín Garzón en 1999, rompió el estereotipo enarbolado por policías (masculinos) arrasados por la vida y abrió camino a otras escritoras.

Para todos los públicos Página Dos - Alicia Giménez Barlett - ver ahora
Transcripción completa

Bartlett.

Velasco.

González Franco.

Johnny Depp.

Alicia Giménez Bartlett deja por un tiempo a Petra Delicado,

para rodearse de unos hombres desnudos,

y no es broma.

(Música)

(Música rock)

Alicia, con este título, "Hombres desnudos",

podríamos pensar que el protagonista o protagonistas son solo hombres,

pero eso no es del todo cierto.

No, no es cierto.

Aparecen mujeres también.

Es una especie de juego, juego trágico a veces,

entre hombres y mujeres, sus roles, cambio de roles, etc.

El argumento, hablemos del argumento a través de los personajes.

Podríamos decir que hay una pareja protagonista, Javier e Irene,

¿quiénes son, y qué pasa con ellos?

Javier es un profesor de colegio, de Literatura, que pierde su trabajo.

Digamos que un treintañero cuarentañero.

Irene es una mujer empresaria,

que ha sido muy protegida por la vida,

y que de repente, su empresa entra en crisis, su marido la abandona,

y se encuentra también en un disparadero vital.

Y entre ellos dos, pasarán cosas.

Entre ellos dos pasan cosas, cosas.

Creo que interesantes, ya veremos.

Hablábamos de los personajes y del argumento de esta novela,

y es importante hablar de cómo alguno de ellos se reinventa.

Se reinventa por las circunstancias laborales,

como en el caso de Javier, el gran protagonista,

o uno de los grandes protagonistas. Sí, sí. Se reinventa muchísimo.

Pasa de dar clases de Literatura, de hablar de Santa Teresa de Jesús

como gran mística, a desnudarse como estríper en un centro,

en una especie de bar, una especie de local,

donde van muchas mujeres a ver estos stripteases masculinos.

Y ahí empieza esa reinvención, empieza nada más.

Solo empieza, porque luego pasan muchísimas cosas más.

Es muy importante también el papel de la voz narrativa

de cada uno de estos personajes, porque es muy especial.

Porque nos ofreces los pensamientos de estos personajes, ¿no?

Sí, y no de una manera tradicional. No, para nada.

Yo quería

reinventar, reciclarme yo misma,

en un recurso del Siglo de Oro, del teatro, de Shakespeare,

que es que de repente, hay un personaje en una escena principal,

deja de actuar en ella, se vuelve hacia el público de la sala,

y cuenta sus pensamientos.

Como si los otros, que quedan congelados, no pudieran oírlo.

Dice: "Sí, acabo de decir esto, pero en realidad pienso lo otro".

Es un recurso muy naif,

pero pensaba que trabajándolo un poco,

se podría dar pie a una manera en la que el narrador

no fuera tan presente, pero fuera importante.

Fuera importante.

(Música)

Cuando era muy pequeño,

pude recordar de mayor una conversación con mi padrino,

en la que yo le decía que de mayor quería ser escritor.

Yo empecé a ejercer la profesión de abogado bastante mayor, con 30 años.

Estudié dos carreras, digo que no por razones que se puedan explicar,

sino porque la primera carrera no me gustó,

y luego estudié Derecho, que me gustó mucho,

y que me ha dado buenos frutos.

Pero me llevó un tiempo decidir qué quería hacer.

Y desde luego, lo de escribir, me sobrevino en una determinada edad,

y pasado el tiempo.

(Canción en inglés)

Empecé a escribir poesía porque empecé pintando,

luego me vine a vivir a la ciudad, me quedé sin espacio,

y entonces empecé a escribir.

Tuve la necesidad y el impulso interno, hay que decirlo,

aunque suene a tópico, a poner negro sobre blanco algunas ideas...

Y luego me pasó que eso que yo estaba escribiendo,

otros dijeron que era poesía, pero no me paré a escribir poesía.

Empecé a escribir de una forma natural poesía.

"Autorretrato.

'Una cicatriz cose los días malos.

Las seriedad de las abejas, en su quehacer diario,

construyendo la gran casa, cementerio de vida dulce,

es otra cosa.

Me piso los cordones,

molesta esa sensación de caminar agrediendo al movimiento,

y dibujar en el aire una figura que no soy yo'".

"Aritmética del desgaste" es un texto muy sincero.

Hay una entrega de uno mismo material, incluso se podría decir.

Tan sincero, que yo creo que quizá hace que consiga

que el lector pueda ver que hay alguna cosa ahí que es cierta.

Uno de los que más he disfrutado, que he leído hace poco,

es un clásico, el de Inger Christensen, "Eso".

Me parece un libro, además de fascinante,

que demuestra claramente que la poesía no puede morir nunca.

Y además uno tiene la sensación de que cuando la lee,

lo que está diciendo es bastante de verdad.

Y en los momentos en que no es bastante de verdad uno también lo ve.

(Canción en inglés)

Yo creo que con la poesía, por decirlo de alguna manera,

no se puede traficar, no se puede hacer negocio.

La poesía es una cosa muy distinta, y por lo tanto,

el poeta tiene que hacer necesariamente otra cosa,

que quizás te liga, yo me dedico a la abogacía,

porque es un uso del lenguaje igual,

y construyo relatos, y se los transmito a un juez,

y los pongo por escrito, ¿no?

Hay también un desciframiento oculto de lo que uno dice,

para decirlo mejor que otro abogado,

y que le den la razón. Al final, no deja de ser...

Y cuando uno hace un juicio, genera y crea una realidad

delante de un tribunal, y el tribunal la compra.

Uno puede utilizar el lenguaje con otros fines,

de ayudar a la gente, pero que se gana bien la vida,

pero en la poesía es muy diferente.

La poesía no puede ser algo en que uno se levanta por la mañana y diga:

"Voy a escribir un libro, a ver cuántos vendo a fin de mes".

(Música)

A ver, toca conmigo, mira.

(TOCA)

Lo mío tiene que ver más con un vivir de un modo poético.

Quiero decir que la poesía,

esa reflexión interna, la llevo permanentemente en la cabeza.

Resulta que yo el libro de "Aritmética del desgaste",

lo escribí cuando nació mi hijo, que no nos dejaba dormir,

todas las mañanas, de 6 a 9, incluso en horarios intempestivos,

y que no afectaban a mi trabajo ordinario.

Encontraba esos momentos,

pero todo lo que escribía en esos momentos,

ya formaba parte de mí desde hacía muchísimo tiempo.

Bravo, bravo, Simón.

(Música)

Me gusta este libro.

Actualmente estoy leyendo un libro sobre Juana la Loca,

los últimos días de Juana la Loca en Tordesillas,

se llama "La cautiva de Tordesillas",

porque al año que viene voy a hacer en el teatro

un monólogo que ha escrito para mí Ernesto Caballero,

y me estoy informando a través de este libro,

sobre los últimos días de Juana la Loca en Tordesillas.

Me gustaría salir a cenar con Javier Marías.

Soy lectora no solo de sus libros, sino de sus artículos,

influyen mucho a veces en mi manera de pensar,

y me gustaría conocerle personalmente.

El libro que yo recomiendo, no es exactamente un libro,

es una serie de televisión, de dibujos animados,

sobre don Quijote de La Mancha, que hizo Cruz Delgado.

Y quiero que mi nieto vea esta serie,

porque a mí me enseñaron a leer con el "Quijote",

y le tomé una manía enorme,

y sé que mi nieto, a través de Cruz Delgado, va a querer a don Quijote.

De todos los personajes literarios,

el que me gustaría interpretar, lógicamente,

cuando llegue su momento y esté preparada,

es la celestina, de Rojas.

Entre los muchos libros que han influido en mi vida,

el que más ha sido un libro de poemas de Miguel Hernández,

que es mi libro de cabecera.

(Canción en inglés)

El tema de los estrípers masculinos, incluso si vamos un poco más allá,

el trabajo de gigoló en un momento dado,

¿es más usual de lo que imaginamos?

Sí. ¿Sí?

Sí.

Empiezan a salir artículos en todas partes,

donde te dicen que hay lugares donde es una práctica ya diaria.

El otro día leía que en Australia.

Está muy lejos, pero, demonio...

Aparte de canguros, se ve que hay cantidad de estrípers,

y cantidad de señoras que los contratan como chicos de compañía.

En España, también.

Lo que pasa es que es muy discreto,

y es más un boca-oreja,

que una agencia, aunque las hay.

Pues estoy obligado a preguntarte cómo ha ido

el proceso de documentación.

Los escritores siempre decís que os documentáis mucho.

En este caso, ¿cómo ha sido el tema?

He contado con testimonios muy interesantes.

Testimonios de otros.

Sí, porque dada mi provecta edad,

no me veía con coraje de meterme en esa vorágine.

Pero a lo mejor he hecho mal, ¿no?,

y hubiera tenido que verlo de primera mano.

Podías aprovechar la circunstancia de la documentación, está claro.

Todo ha venido por información ajena, de gente que sí,

que suele asistir a estos sitios. Sí.

Incluso ha contratado a chicos de compañía.

Incluso los he conocido.

Muy agradables.

1,80... (RÍEN)

Piel tersa...

Muy agradables. Solo hablan de tenis, pero da igual.

Hubiera sido una historia muy diferente

si los estrípers, en lugar de hombres, hubieran sido mujeres.

Eso hubiera sido la historia habitual.

Claro, la que ya conocemos. La que conocemos.

No sé si está muy documentado, pero desde luego llama la atención,

cómo describes las reacciones de las mujeres espectadoras

que van a estos espectáculos. Increíble.

De hecho, Iván hay un momento que comenta:

"Si esto lo hicieran los hombres, la que se liaría".

Es verdad.

Es un contexto de cachondeo total. Claro.

A ese tipo de espectáculos van mujeres

en despedidas de solteras,

chicas que acaban el bachillerato,

o gente que quiere divertirse, exclusivamente.

Y ahí se propicia más que haya reacciones...

Meter mano, "tío bueno", "te voy a comer...". Yo esto lo he visto.

Y resulta divertido, pero no cuenta la verdad.

Porque hay veces que sí se ve el puro sexo en estos espectáculos,

y bajo los gritos, puede haber momentos de clara insinuación.

Hay mucho sexo en la novela. ¿Te sientes cómoda cuando

tienes que escribir sobre sexo de una manera tan directa?

No, es muy difícil.

Javier Marías, un gran escritor, hizo un artículo sobre eso,

diciendo que o se cae en la pornografía grosera,

o en los términos médicos. Claro.

Evitar eso es difícil, y me cuesta mucho.

Un tema muy importante en tu novela son las relaciones de pareja,

las consecuencias de los divorcios,

las relaciones con los amigos cuando te has divorciado,

y a lo largo de la novela uno descubre que hay mucha hipocresía

en esas situaciones, en esos momentos.

Sí.

Y quizá la hay antes, y no nos damos cuenta.

Porque cuando se produce una ruptura,

es cuando sale a relucir que las relaciones no eran tan íntimas

ni tan profundas como creíamos.

Al final, las amistades, hay muchas,

que van a lo más fácil.

Son parejas son de la misma clase social, quizá el mismo trabajo,

y todo va sobre ruedas.

Cuando uno de estos elementos se rompe,

resulta que todo lo demás era pura conveniencia.

(Música)

Conveniencia.

-Cineasta...

(Música)

Al principio, Jim era un delincuente de poca monta.

Un tío listo, y disciplinado.

Y de un día para otro, se convierte en un capo.

¿Sabe por qué? Porque el FBI se lo permitió.

Desi, no recuerdo la última vez que tuvimos una adaptación mafiosa.

Yo tampoco. No me acuerdo. La de hoy va de mafia también.

Sí, hoy tenemos "Black Mass. Estrictamente criminal",

una película sobre la vida de uno de los mafiosos

más importantes de la historia de EE. UU.,

James "Whitey", que era el apodo, Bulger,

y a quien da vida Johnny Depp.

-Tu hermano se está metiendo en aguas turbulentas.

-Los asuntos de Jimmy son asunto de Jimmy.

-Todos necesitamos amigos, incluso Jimmy.

Incluso tú.

Esta adaptación se ha hecho a partir de una investigación

periodística del libro que se acaba de publicar.

Sí, es una ficción a partir de la información que hay en este ensayo

sobre la vida del mafioso, sobre cómo colaboró con el FBI,

a partir de ahí, explican la historia de una forma más convencional.

¿Te ha gustado?

Regular. Es una de esas películas que no te puedes cuestionar

a nivel de puesta en escena ni de interpretaciones, está muy cuidada,

pero le falta algo que le dé unicidad,

que haga que te acuerdes de ella en unos años.

Por ejemplo, a nivel de descripción del personaje,

pides que sea mucho más potente, y que sea mas único,

y te da la sensación de que es un mafioso intercambiable

con otros mafiosos de películas. Me ha llamado mucho la atención

el cambio de imagen de Johnny Depp. Me parece genial.

(Canción en inglés)

Siempre que pienso en películas relacionadas con la mafia,

la primera es "El padrino", de Coppola.

Sí, es una de ellas. Buenísima.

De las más emblemáticas.

Inspirada en un libro.

Sí, de Mario Puzo, está muy bien. Pero hay más.

Hay varios casos.

Por un lado películas muy emblemáticas de la mafia

inspiradas en libros, y otras que son guiones originales.

De las adaptaciones, me viene a la cabeza "Érase una vez en América",

"Casino", "Donnie Brasco", películas muy potentes.

En algún caso, las películas mejoraban las novelas.

Eran superiores a los originales.

El caso europeo es un poco distinto.

Recuerdo la de Roberto Saviano, "Gomorra",

el enfoque es totalmente... Claro.

Es diferente pensar en esta cosa estilizada,

de directores como Coppola o Scorsese,

a lo que proponían en "Gomorra",

una película más rota, más realista, y que no tenía mucho que ver

el perfil de mafioso de esas películas con el mafioso

cinematográfico emblemático que nos viene a la cabeza.

Yo me acuerdo en el libro...

(Canción en inglés)

Gracias.

Yo pensaba que nos ibas a recomendar un libro sobre la mafia

o sobre cine de la mafia, veo que no.

No, pero su protagonista estuvo muy perseguido, casi como un criminal,

aunque obviamente no lo era.

Es la biografía de Dalton Trumbo que ha escrito Bruce Cook,

un repaso a la vida de este director, guionista, escritor,

que fue perseguido por McCarthy. La famosa caza de brujas.

Estuvo unos meses en la cárcel.

Estuvo creo que 10 u 11 meses en la cárcel.

Luego se tuvo que exiliar.

Es un repaso a la vida y a la trayectoria profesional

de este cineasta, guionista, director, escritor...

¿Qué hace el protagonista de "Breaking Bad" en la portada?

Han hecho la película ahora.

Han hecho una película inspirada en este libro.

El protagonista es el prota de "Breaking Bad".

¿Has tenido oportunidad de verla? No la he visto todavía.

No me consta que tenga distribución en España.

(Música)

(Canción en inglés)

De la novela de Alicia Giménez, ambientada en el presente,

pasamos a la de William Boyd, ambientada en el pasado.

Aquí tenemos a Amory Clay,

una mujer que vivirá los locos años 20 de Berlín,

luego vivirá en el apasionante Nueva York de los 30,

para seguir su andadura en el Londres y el París

de la Segunda Guerra Mundial.

Siempre lo hará con una cámara en la mano, porque Amory es fotógrafa.

Aquí tenéis un magnífico retrato del siglo XX.

(Canción en inglés)

El filósofo Michel Onfray ha escrito un libro muy especial,

"Estética del polo norte".

Aprovechando un viaje que hizo junto a su padre

a la canadiense Tierra de Baffin,

contrapone los males de la civilización capitalista

con la auténtica vida de los inuits.

Es filosofía en estado puro.

(Canción en inglés)

¿Os acordáis de "¿Arde París?",

la novela de Lapierre y Collins?

Kiko Herrero, el polifacético artista que reside en París,

acaba de publicar su primera novela, "Arde Madrid".

Una historia donde nos habla de ese Madrid oprimido bajo el franquismo,

del Madrid fresco y alegre de la movida,

o de ese Madrid castigado por la crisis económica.

Como veis, un Madrid recordado desde París.

(Música)

(Música)

Mira, Ana. Fíjate en este libro tan chulo.

Es "El maravilloso Mini-peli-coso",

cuenta la historia de una niña que busca

el mejor regalo de cumpleaños para su madre.

Es un libro tan divertido, y con unos dibujos tan bonitos,

que ya lo querría yo como regalo.

-Me encantan los regalos, Bruna. Mi libro también lo es.

"Huziel significa 'te quiero'" es una verdadera historia de amor,

entre una tímida estudiante, llamada Zoe, y un atlante.

Lo digo en serio, el chico cree que proviene de la Atlántida.

(Música)

(Canción en inglés)

La crisis económica está muy presente en la novela,

casi hasta el punto de que se podría inscribir en el realismo social,

puesto al día, ¿no te parece? Completamente.

Yo sé que lo del realismo social tiene enemigos acérrimos,

y una mala prensa importante.

Pero si la forma se adecúa a cómo se escribe en la actualidad,

se incorporan nuevos elementos,

el tema social es el testimonio que tenemos que dar actualmente.

Lo importante que está pasando, es un tema social,

no solo en España, sino en el mundo.

El género policiaco, donde triunfas con tu serie de Petra Delicado,

este género tiene unas normas de trabajo,

una normas de escritura que son estrictas,

aunque se pueden cambiar.

El hecho de que tú escribas estas otras novelas fuera de la serie,

¿es una manera de respirar, de alguna manera?,

¿de permitirte cierto lujo creativo? Sin duda ninguna.

El género negro es más fácil para mí,

porque tengo los personajes, al ser serial, ya creados,

pero de vez en cuando hay que ponerse un reto a uno mismo,

y hay historias que no caben para mí en el género negro.

Me encuentro a gusto fuera del genero, pero me cuesta más.

Sudo, lloro, y me siento fatal cuando acabo, porque no tengo

la seguridad que tengo en el género negro.

No sé si ocurre contigo, ha ocurrido con otros escritores,

que han triunfado con series policíacas o de otro género.

Tú triunfas con la serie "Petra Delicado".

Esta serie, este triunfo, ¿solapa el resto de tu producción, o no?

Tienes muchas novelas publicadas, has ganado muchos premios.

Al principio me lo planteaba.

Ahora, sinceramente, ya no,

porque pienso que soy una persona privilegiada.

Hago lo que me da la gana, de repente cambio de registro,

escribo lo que quiero, tengo buena acogida.

Me da igual lo que se me considere, solo faltaría que...

pretendiera ser la reina absoluta en todos los géneros.

Estoy bien como estoy, mientras pueda hacer lo que quiera. Soy feliz.

No es que necesites visibilidad como escritora,

eres una autora muy conocida,

pero un Planeta como este, siempre viene bien.

En serio te diré que lo que más me llama la atención del premio,

son los nuevos lectores que pueda atraer hacia mis libros.

Eso sí es un subidón importante.

Entre esos lectores, a quienes no has interesado hasta ahora,

quizá por la importancia del premio, se van a acercar, y es maravilloso.

Es como ser profeta en un desierto y que de repente

te venga un grupito más de gente a oír tu palabra.

Alicia, ¿qué libro te hubiera gustado escribir?

"La regenta".

Hubiera dado cualquier cosa

por poner verde al magistral yo misma.

Crees que los escritores, como representantes

o cualquier otra profesión, ¿deberían saber jubilarse a tiempo?

Sin duda ninguna.

Hay que darse cuenta, pero cuando te das cuenta

de que estás autocopiándote,

de que vuelves a un tema y no aportas nada nuevo a ese tema,

lo mejor es dar un paso atrás.

Yo, como no sé si podré dejar de escribir alguna vez, es otro tema,

tengo en la recámara mis memorias. ¡Hala!

Que serán las memorias más hilarantes de este mundo,

porque hay que tomarse la propia vida un poco a pitorreo,

y yo tengo una con una visión bastante poco heroica de la mía.

¿Memorias para ti misma, o para ser publicadas?

Ya se verá. Ah.

Yo qué sé, aún falta tiempo.

Dada mi juventud, como he dicho antes,

aún queda el proyecto en la recámara, pero vendrá.

(Canción en inglés)

Pero vendrá.

Civilización capita...

Exact... -Me gust...

(Ladridos)

La crisis. Hablamos de ella, la sufrimos, la leemos,

la escondemos, incluso en ocasiones, la superamos.

Pero también está esa crisis que nos reinventa,

o esa crisis creativa que nos exige lo mejor de nosotros mismos.

Os aseguro que en "Página dos", no podemos vivir sin ella.

(Música)

"Sandra es un poco más joven que yo,

pero parece que se haya quedado anclada en el pasado.

No se da cuenta de cómo han cambiado las cosas,

de que nunca volverán a ser igual.

Piensa que se reimplantará el orden de siempre:

trabajo, familia, y un puesto en la sociedad.

A ella no le ha mordido la fiera de la crisis,

cobra un sueldo cada mes.

Vive tranquila, va a comer con sus padres los domingos...

Piensa que mi situación de parado es temporal.

No se entera, no advierte que la fiesta se ha acabado,

o bien cierra los ojos para no ver la realidad.

Pero la realidad está ahí. Buscarse la vida, esa es la opción.

No hay caminos, no hay destinos, campo abierto.

Alguien nos engañó, algún pastor nos llevó hasta el borde del acantilado,

y luego desapareció.

Si te precipitas por él, es culpa tuya.

No hay más".

(Música créditos)

Página Dos - Alicia Giménez Barlett - ver ahora

A través de diez libros, el primero, Ritos de muerte publicado en 1996, nos adentramos en la evolución de un personaje rico en matices y ya plenamente concienciado. “Petra demuestra que pertenece a una generación de mujeres que ya ha asumido su propia individualidad al margen del dominio masculino, de ahí que se pueda considerar bastante más feminista que sumisa y recatada”, señala Barlett ganadora del Premio Planeta en 2015 con otro thriller, Hombres desnudos.

Irónica, competente, decisiva y con una agitada vida sentimental, las situaciones que encara Petra Delicado están inspiradas, según Barlett que realiza una documentación exhaustiva para sus libros, en una inspectora jefe del Cuerpo Nacional de Policía en Barcelona con más de tres décadas de servicio.

Dolores Redondo

La historia de éxito de Dolores Redondo ha sido una y mil veces contada: la Trilogía de Baztán (El guardián invisible, Legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta) consiguió aunar las bendiciones de crítica y público en torno a unos libros que saben mezclar en su justa medida fenómenos sobrenaturales, tradiciones navarras ancestrales, un paisaje envolvente y una policía carismática: Amaia Salazar, formada en el FBI.

Publicada en 36 idiomas (por 38 editoriales distintas), Redondo es una de las autoras en lengua española más vendidas y leídas en todo el mundo. La trilogía ha sido llevada al cine y su precuela La cara norte del corazón ya ha dado el salto internacional.

Para todos los públicos Página dos - Dolores Redondo - ver ahora
Transcripción completa

"Cada 15 minutos desde las seis de la mañana,

las autoridades usaron todos los medios para advertir

de que el Katrina causaría daños devastadores

en toda la costa del Golfo.

Y las previsiones para Nueva Orleans

no eran muy esperanzadoras.

Situada a dos metros bajo el nivel del mar,

con el lago Pontchartrain al norte y el caudaloso Mississippi

como una serpiente que cruzaba la ciudad,

la amenaza de una marejada ciclónica

comenzaba a verse de pronto como una realidad inevitable."

(Música)

Yo creo que la vida literaria de Valencia como ciudad y,

en general, de toda la comunidad valenciana,

ha tenido un punto de inflexión. Hasta ese punto,

nos parecía a todos los autores que todo tenía que pasar fuera.

Gracias a Manuel Vicent y su "Tranvía a la Malvarrosa",

hemos ido comprendiendo que Valencia también es una ciudad literaria.

Contando historias desde aquí,

convirtiendo a Valencia en protagonista, por ejemplo,

yo misma, la mayoría de mis novelas transcurren en Valencia.

Y otros muchos más autores contemporáneos

que no se tienen que ir fuera porque aquí pasan cosas

y es una ciudad superficcionable.

(Música)

Estamos en la biblioteca valenciana,

que tiene la sede

en el Monasterio de San Miguel de los Reyes.

Aquí se custodia

la historia de la literatura de todo nuestro país, ¿no?

De la Comunidad Valenciana.

Tenemos desde incunables hasta primeros ejemplares

de los principales autores valencianos y valencianas

que, aparte, dentro de nuestros objetivos

está no dejarnos ninguno fuera.

Es la memoria gráfica y escrita y literaria de todo nuestro país.

(Música)

Yo estudié muy cerca de este barrio,

que esto es el barrio del Carmen, donde no hay,

como en todo barrio antiguo,

no hay calles perpendiculares ni paralelas.

Es una especie de barrio laberíntico.

Yo me perdía muchísimas veces cuando iba a clase.

De ahí, creo que me ha quedado

el temor a perderme por las ciudades.

Y esa es la semilla para un cómic, "Las calles de arena".

Un personaje que se pierde en un barrio como este,

aunque no se diga, pero es el barrio del Carmen,

con estas callejuelas que vemos aquí.

Y es un personaje que jamás puede salir de ese barrio.

(Música)

Valencia siempre ha tenido tradición en el mundo del cómic.

Desde la época de la Editorial Valenciana

con "El Guerrero del antifaz";

después, con revistas como Pumby.

Después con esa generación que llamamos la Escuela Valenciana

o esa edad de oro del cómic valenciano

con muchísimos autores que trabajaban para revistas.

Para mí eran como, un poco, un referente.

En del mundo del cómic,

lo más cercano que tenías y lo que querías

era formar parte de esa Escuela Valenciana.

(Música)

Ruzafa es un barrio que, a lo largo de los años, yo,

por ejemplo, los que llevo en la ciudad,

ha evolucionado bastante.

Y, bueno, en el tema de librerías,

nosotros pensamos en el barrio porque, en su momento,

contaba con librerías de segunda mano, de lance.

Nosotros hemos conseguido crear una clientela que, bueno,

desde el principio, gente que ha ido creciendo con nosotros,

y, bueno, sigue en el barrio;

gente, incluso, que no vive en el barrio

y se acerca hasta la librería

tanto en actividades como en talleres

o clube de lectura que gestionamos.

(Música)

Se están haciendo en torno al libro bastantes actividades.

Pues festivales de literatura, por ejemplo, "Valencia negra",

que lleva bastantes ediciones.

De ciencia ficción también se creó no hace mucho,

"Golem Fest".

Tienes de filosofía, "Avivament",

que también está creciendo mucho.

Poesía, está "Vociferio", que es poesía escénica.

Y en torno a "Vociferio", hay una red de "jumps",

de actividades relacionadas

con la poesía escénica muy interesante.

(Música)

La Albufera es un sitio emblemático en la literatura valenciana

desde el momento en que Blasco Ibáñez la elige

como escenario de una de sus novelas más célebres,

"Cañas y barro", que está ambientada en El Palmar,

que es una isla que está detrás de esos cañaverales que vemos.

Es una de sus novelas emblemáticas, decía,

entre otras cosas también, porque en los años 70,

en plena Transición,

hubo una miniserie en TVE que la hizo terriblemente célebre.

Valencia goza de una buena salud a nivel creativo.

En cuanto a literatura, nombres como Paco Inclán,

Alberto Torres Blandina,

María Bastarós, que con su novela

"Historia de España contada a las niñas"

ganó el Premio de la Crítica Literaria Valenciana de este año.

Hay movimiento y hay talento

porque la mayoría de estos autores publican a nivel nacional.

(Música)

Tú le prometiste a tus lectores

que habría otra historia de Amaia Salazar y lo has cumplido

porque acabas de publicar "La cara norte del corazón".

Novela muy especial porque nos trae a Nueva Orleans;

y también muy especial porque es como una precuela.

Bueno, tuve que pedir permiso a mis lectores para abandonar

por un tiempo a Amaia Salazar

y contar otras historias como "Todo esto te daré",

con la que me han seguido con mucha fuerza.

Pero yo también tenía muchas ganas de continuar con ella.

Ya les dije que tenía muchas historias que contar

y, bueno, he inventado una gran historia para Amaia.

Con un asesino en serie.

Con un asesino en serie, en Nueva Orleans,

a las puertas del mayor huracán de su historia.

Con el Katrina. Y con la presencia de Dupree.

Y con Dupree.

Es una precuela porque vamos a conocer

a una jovencísima Amaia,

con tan solo 25 años cuando se está formando.

Vamos con el argumento.

Siempre hay que ir con mucho cuidado,

pero debemos contar qué hacemos aquí,

en el corazón de Nueva Orleans, en la famosísima Jackson Square.

Porque sabíamos que Amaia había estudiado con el FBI.

Hay que explicarlo, sobre todo,

para los que se unan con esta novela.

Creo que los lectores de la trilogía sí que sabrán

por qué estamos en Nueva Orleans.

El agente Dupree nació aquí,

Amaia estudió, recibió parte de su formación,

además de en la Policía Foral, en el FBI, en Estados Unidos.

Y hay momentos en los que se cuenta que han convivido un tiempo aquí.

Los lectores saben que he ido repitiendo

Nueva Orleans y Dupree como un mantra en cada novela

esperando este momento para contárselo.

Cuando ella, como decíamos, era una joven policía,

todavía una subinspectora que viene aquí formándose.

Y, mientras estudian un caso que ellos están investigando,

se desata el Katrina sobre Bahamas,

empieza a avanzar por el Golfo de México y,

aunque inicialmente, parecía que se iba a disolver,

vienen hacia la ciudad.

Esto decreta un desalojo por parte del alcalde

y tienen que venir aquí porque saben

que el asesino va a venir aquí.

Podemos decir que Dupree le roba protagonismo

en esta novela a Amaia.

Oye, ¿hacemos un retrato robot? ¿Cómo es Dupree?

Este especialista en análisis de conducta.

En 2005,

el agente Dupree tiene 44 años y dirige un unidad

del Área de Comportamiento Criminal del FBI;

desde el principio,

pues se va a ir dirigiendo esa soberbia de juventud

que tiene Amaia, esa fuerza enorme

y esas capacidades que él reconoce quizá

porque él también las tiene.

Con una infancia muy similar a la de Amaia,

pronto ya cuando llegan aquí,

empiezan a hacerse más confesiones de otra índole,

van conociéndose mejor.

Y, aparte de una relación alumna-mentor,

se va forjando una amistad importante que,

como los lectores saben,

se va prolongando libro a libro durante toda la trilogía.

¿Hasta dónde nos puedes hablar de este asesino en serie

que nos tiene tan preocupados, de este compositor?

Además, creo que está inspirado en un personaje real.

Bueno, el compositor en la novela empieza a llamarse así...

Es como lo bautiza el único testigo,

un testigo que es el que realmente va a abrir el caso

de un asesino escondido, un asesino fantasma.

Uno de estos raros asesinos que intenta que no se vea su obra,

que pase desapercibida.

Y actúa siempre después de grandes catástrofes,

del paso de huracanes, del paso de ciclones,

de tornados.

Y él las aprovecha para matar a familias

que han sobrevivido a la catástrofe.

Sabemos que en esta precuela vamos a conocer mejor

cómo fue el trabajo de Amaia en el FBI,

esas prácticas,

vamos a conocer también toda esa trama

que tiene que ver con ese asesino en serie,

con el compositor

y que aprovecha los desastres meteorológicos,

concretamente, en este caso, el Katrina.

Pero hay una trama que también es importante

y que nos traslada de nuevo a Baztán.

Había dos preguntas que los lectores hacían siempre.

Me decían: "Falta que nos cuentes, en primer lugar,

qué relación tiene con Dupree".

Por qué le llama, por qué esas llamadas,

esas preguntas misteriosas, esa especie de clave,

esa pregunta que él le hace cada vez que ella le llama preguntándole:

"¿Ya es de noche en Baztán, inspectora?".

Y ella contesta: "Sí, siempre es de noche en Baztán".

Es como una especie de mantra o de clave

que ellos tienen para comenzar a hablar con toda tranquilidad.

Pero había otro aspecto

que muchos lectores me han preguntado

y es el siguiente:

todos sabemos que Amaia tuvo

un episodio terrible con su propia madre,

que la obligó a que la sacaran de su hogar

y se refugió en el de su tía,

que la ha querido y cuidado y eso llega a la actualidad.

Pero, entonces, ¿qué pasó después?

¿Qué pasó para que su tía, la propia Amaia,

decidieran que debía irse de Baztán para no volver jamás,

bajo ninguna circunstancia?

Así que para los muchos que me lo habían preguntado,

ahí estaba.

Sé que hay muchas preguntas más, las resolveré.

E igual que ahora le he concedido más espacio a Dupree,

se lo concederé a otros personajes

que son importantísimos,

como satélites alrededor de Amaia y que pueblan su universo.

"Arrancamos nuestra sección de noticias literarias

con una victoria contra la censura.

El alcalde de Río de Janeiro intentó que la Bienal de Libros de Brasil

expulsara de sus estanterías

un cómic en el que dos hombres se besaban.

Al final, los tribunales lo impidieron,

pero ya no hacía falta, el cómic se había agotado el primer día.

Seguimos con ferias del libro, se acerca la de Frankfurt,

donde se cierran los contratos más jugosos de la temporada.

Este año, el invitado de honor será Noruega y, además,

la feria contará con un espacio para los autores

donde podrán conversar con lectores y hacer contactos.

Tomad nota,

el Tribunal de Justicia de la Unión Europea

acaba de legislar

que la venta de segunda mano de libros digitales es ilegal.

Esta medida salvaguarda los derechos de autor

y eso es muy positivo.

La autora de la saga "Dos amigas",

la ya no tan misteriosa Elena Ferrante,

publicará nuevo libro en noviembre.

Su editorial anglosajona

ha publicado el primer párrafo en Twitter,

del que se desprende que el escenario será Nápoles.

Terminamos con un adiós,

el mítico autor de "Watchmen" y "From hell",

Alan Moore, se retira.

Recientemente ha confirmado que su último libro

será el final de la saga

de "La Liga de los hombres extraordinarios".

Y aquí lo dejamos. Punto final."

(Música)

Decir barrio de Treme es decir Nueva Orleans,

ciudad que tiene una clara influencia francesa.

Por eso nuestra primera recomendación

sea de este país, se trata de "Los años", de Annie Ernaux",

una mujer que suele hablar de sus propias vivencias,

y aquí lo vuelve a hacer con fotografías y recuerdos

que van desde la posguerra y hasta nuestros días.

Es una novela intimista

que tras la lectura se convierte en colectiva.

Como cuenta Dolores Redondo en su novela,

en el Superdome se refugió mucha gente

tras el desastre del Katrina.

Y aquí os hablamos de la siguiente recomendación,

el libro de cuentos

en la escritora salvadoreña Jacinta Escudos,

son cuentos unidos por la transgresión

que nos hablan de muerte, de locura, de sexo

y también de mundos oníricos, porque muchos de esos cuentos

son los propios sueños de la autora.

Un gran libro.

Puedo imaginarme a Amaia Salazar junto a este gigantesco lago

mientras que se las ve con un asesino en serie

en un Nueva Orleans devastado;

como me imagino al autor de nuestra última recomendación

revisando su pasado familiar.

Estamos en las Highlands escocesas, 1869,

se ha cometido un triple asesinato

y es acusado un joven Macrae. Mucho tiempo después,

un descendiente suyo investiga lo ocurrido para saber

las motivaciones de aquellas muertes.

El título ya lo dice todo: "Un plan sangriento".

(Música)

"Mona" es una novela en torno a una escritora latinoamericana

que se llama Mona que tiene origen peruano

y que va a festival de literatura en un pequeño pueblo en Suecia

donde van a dar un gran premio literario.

Ella está escapando,

tiene unas marcas que no se saben

y entonces es una suerte de thriller lo que pasa Mona en ese lugar.

Creo que surgió cuando estaba en un festival.

Y creo que había acumulado una serie de festivales

y me quería ir, me quería escapar.

Y me di cuenta que la única manera de sobrevivir

iba a ser escribiéndolos.

Bueno, sí, algunos escritores los he atrapado en ámbar en él.

Sí.

Sí, en un momento pensé en ponerle "Vida de pluma",

pero a mi editora argentina, Ana Pérez, que es una genia,

no le cerraba.

Y, en realidad, cuando hablaba con Victoria de la novela,

siempre hablábamos de Mona y Mona, y bueno, quedó "Mona".

Hay mucha literatura en torno a la creación,

y la bohemia asociada a los hombres,

Henry Miller, Bukowski, etc.,

siempre están como nosotros veíamos en las traducciones,

follando y a la vez escribiendo sobre los culos de las amantes,

y como que no había una literatura de mujeres

que hiciera eso.

Entonces me divertía mucho crear este personaje

que también estuviera haciendo,

conjugando todos esos verbos de escribir, de follar,

de estar perdida, de drogarse,

estar mamada y no entender nada.

(Música)

Hoy os voy a hablar de "El gato que vivió un millón de vidas".

Hoy os voy a presentar "Un día en la familia Mózar".

Va de un gato que vive un millón de vidas,

no le gusta ninguna vida que él ha vivido

y por eso se siente aliviado cuando él muere.

El señor Mózar está lavando los platos

y se encuentra a su hijo Wolfram

debajo de una mesa

y dice que no quiere ir al colegio

porque hay unos indios que le persiguen.

Nunca llora,

pero la última vez,

que conoce a una gata,

y tiene hijos y la gata se muere, él llora,

y entonces cuando él llora, él muere.

Mi personaje favorito es Wolfram porque está debajo de la mesa

y porque le persiguen los indios.

A mí me ha gustado mucho el libro

porque yo tengo un gato atigrado

igual que este gato que sale en el libro,

que también es atigrado.

(Música)

El Katrina es fundamental en la novela

no solo por la épica de la devastación,

sino por lo que tiene,

y es algo que me interesa mucho como novela, de denuncia social,

porque tú aquí críticas todas esas estrategias

que se llevaron a cabo después de lo que ocurrió.

O que no se llevaron a cabo más bien.

El abandono total que hubo hacia esta ciudad.

Bueno, creo que es algo que los que me conocen

no solo como escritora sino como persona saben

que mi compromiso es total.

Pero los lectores saben que no me conformo con una novela

en la que haya un caso policial a resolver,

que siempre me comprometo, de un modo u otro,

con las víctimas.

Estoy deseando escribir esta novela desde 2005.

Desde que esto estaba ocurriendo, ya quería escribir esta novela.

Todo este tiempo, he estado soltando miguitas

que conducen hasta aquí.

La vemos como novela policial

porque hay un tema que me interesa.

Tengo la impresión de que es una novela muy documentada,

a la vez, también a ratos muy técnica,

hablas de cómo trabaja el FBI,

de cómo son los perfiles de los asesinos en serie,

pero hay un momento en la novela

en que todo eso casi como que desaparece

y pasamos a un relato policial mucho más intuitivo.

No sé si es algo buscado.

Era algo a lo que me llevaban las condiciones reales de Katrina.

Ellos están en la ciudad persiguiendo a un asesino,

en la primera parte de la novela el huracán no ha llegado

o está llegando,

y ellos tienen acceso a todo lo que estamos acostumbrados,

a lo que aparece en todas las novelas actuales:

analíticas, laboratorios,

pruebas forenses de todas clases,

técnicas, comunicación todo el tiempo...

Pero luego llega el huracán,

y el huracán llegó con una realidad que fue cero comunicaciones,

imposibilidad casi de transportarse.

Llega un momento en que parece

que la investigación va a pasar a segundo plano

porque está por delante sobrevivir,

en el que llegan a plantearse si deberían ponerse a ayudar

con la emergencia social tan grave que hay

o continuar persiguiendo a este asesino.

Pero sí, desde luego hay un momento en que la novela es victoriana,

volvemos a un detective a lo Sherlock Holmes.

Siguiendo una pista, una corazonada, intuición.

Una parte intuición, otra parte de:

"Creo que es lo que va a hacer", de su posición, dejándose guiar.

Es que este río se lo llevó todo. Se lo llevó todo, se llevó...

El 80% de la ciudad estaba bajo el agua.

Y esto es decir muchísimo.

Le regalaste a los lectores toda la mitología de Baztán,

eso ya se ha convertido en marca de la casa,

vuelve a aparecer aquí pero con otra mitología,

que es la de esta zona.

La que tiene que ver con el vudú,

con la vida en los pantanos, el Barón de Samedi. Eso es nuevo.

Baztán está muy fuerte en la novela,

hablando también de esos conceptos mágicos,

pero esta vez hablamos, como dices, de la magia de aquí,

la magia de Baztán, que tiene mucho que ver con aquella.

Una de las cosas que descubrí al escribir estas tres novelas

cuando estudiaba las distintas mitologías,

era que muy a menudo encontraba

el mismo concepto en otras culturas,

nombrado de otra manera,

pero una distinta manera de nombrar el mismo miedo.

Los mismos demonios, con los mismos comportamientos,

las mismas maneras de actuar.

Te pido otra promesa.

¿Habrá más en el futuro de Amaia Salazar?

Creo que el hecho

de que nos hayamos ido atrás ya da una pista a los lectores

de que tengo la intención de contar muchísimas más cosas.

Que pueden seguir.

Los nuevos lectores se pueden unir aquí.

Es verdad, porque lo pueden leer al margen de la trilogía

y luego ir a la trilogía.

Pueden continuar hacia delante, hacia donde yo vaya,

pero creo que para los lectores de la trilogía es un regalo.

Te conocimos cuando publicaste el primer título de la trilogía.

Han pasado ya algunos años, eres una autora de muchísimo éxito.

¿La presión te acompaña desde entonces

o lo llevas con la máxima naturalidad?

Bueno, sé que me lo tienes que preguntar delante a cámara,

sabes que lo llevo bien, soy muy feliz,

pero es porque soy muy feliz.

Yo no quería ser otra cosa que escritora,

yo no quiero ser comentarista de televisión,

no quiero tener un show, no quiero ser "influencer",

no quiero aconsejar sobre nada.

Esta era mi meta,

es lo que he querido ser desde que era una niña pequeña.

Soy superfeliz, me encanta estar en casa escribiendo,

me encanta viajar,

me encanta esta parte en la que os veo a vosotros.

La que viene inmediatamente después:

encontrarme con los lectores, eso ya es mi premio,

Esa es mi felicidad absoluta.

Y luego, volveré a encerrarme en casa

y volveré a escribir otra novela y seré muy feliz.

(Música)

Aunque no es fácil, puedo llegar a imaginar

cómo las aguas del Mississippi entraron a lo bestia

en Nueva Orleans arrasándolo todo.

Incluso me puedo llegar a imaginar cómo un asesino en serie

aprovecha esa devastación para campar a sus anchas,

pero lo que ya me cuesta más es ver qué pinta en este caos

la navarra Amaia Salazar.

Y eso es responsabilidad de Dolores Redondo.

(Música)

"En la calle Bourbon,

el olor a cerveza vieja se mezclaba con la nueva

diluyendo el característico tufo de la calle.

La pestilencia caliente del mediodía perdía fuerza

cuando al anochecer bajaba solo un poco la temperatura.

El característico olor se combinaba ahora

con el aroma procedente de los pocos restaurantes abiertos

y el barroco perfume femenino que, como una mano invisible,

atrapaba a los transeúntes frente a los clubes de alterne.

El breve espejismo de calma dominical

que Dupree había observado al mediodía,

había sido sustituido por una marea de gente

que recorría la calle arriba y abajo."

(Música)

Página dos - Dolores Redondo - ver ahora

En una entrevista con RTVE.es, Dolores Redondo respondía así sobre la mayor visibilidad de las escritoras y los personajes femeninos fuertes en novela negra.

“A la vista está que entre los más leídos hay muchas autoras. Sin duda es un momento dulce en el que hay que poner el foco porque hasta hace poco no era así. Yo a la hora de leer algo no tengo tan presente si lo ha hecho un hombre o una mujer sino que la historia me envuelva y me conquiste. El nivel literario, por suerte, en hombres y en mujeres es muy alto”, afirmaba.

“Pero me gusta que haya voces femeninas sobre todo porque la mujer ocupa cotas más relevantes en la sociedad. Es normal que hablemos de una inspectora o una jueza muy competitiva. Esto hace cien años hubiera sonado a ciencia ficción. Es un reflejo de la realidad social”.

Eva Sáenz de Urturi

Saénz de Urturi arrancó su carrera autopublicando La saga de los longevos (2013) con una excelente acogida.
La escritora, óptica de profesión, abrió entonces de par en par su vocación literaria que floreció con el fenómeno editorial de La Ciudad Blanca (El silencio de la Ciudad Blanca, Los ritos del agua, Los señores del tiempo). Una trilogía de policíaco ambientada en Vitoria y protagonizada por el enigmático inspector Unai López de Ayala, alias “Kraken”.

Para todos los públicos Página Dos - Eva G. Sáenz de Urturi - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Alba no recibió muy bien la noticia.

Pensar que podíamos esperar más extraños asesinatos

con modus operandi medievales,

como la cantárida o el emparedamiento,

podía inquietar a cualquiera.

Pero había más.

Ella no estaba allí conmigo.

Estaba muy lejos."

Pues este centro tiene este signo, se llama Gaudem.

Es un centro educativo inclusivo,

desde un año hasta Bachillerato,

es decir, en todas las etapas educativas.

Se usan tres lenguas: la lengua de signos, el castellano y el inglés.

Los alumnos con los que yo trabajo tienen de 11 a 13 años,

y todos son alumnos sordos.

Lo que vamos a ver es cómo se utiliza

la aplicación de Te cuento aquí en el colegio.

Buenos días, buenos días.

Esta parece que se enciende, dice.

Cualquier persona, sea sorda o no, puede utilizar esta aplicación.

El contenido de Te cuento

va dirigido a disfrutar de cualquier cuento.

Igual que pasa con una biblioteca en la que tomas un libro

y disfrutas del libro o del cuento en este caso,

es un tipo de biblioteca virtual.

Nace la aplicación porque en 2003,

a través del fomento de la lectura

y del patrocinio que teníamos en este sentido,

elaboramos mucha literatura acompañada de CD, es decir,

literatura escrita con CD.

No llegaba a todos los familias, evidentemente,

porque los CD se acaban estropeando, te piden más,

se agota la tirada de este material,

y entendíamos que eso no era lo más adecuado, el formato más adecuado.

Yo tengo una familia de personas sordas, mi hermana es sorda,

sus hijos son sordos, mis cuñados son sordos,

y muchas veces nos decían:

"Le cuento muchos cuentos directamente".

Los niños siempre, evidentemente, están hambrientos de más cuentos,

de más información, porque es así, y también los padres se cansan,

y los niños oyentes tienen acceso a la información que viene en la radio

y la tele, no pasa lo mismo con niños sordos,

que dependen de sus padres,

en este caso, para recibir información.

Y yo me planteé que lo mismo pasaría con otras familias de padres

oyentes que están aprendiendo la lengua de signos

o incluso que no la conocen, pero sus hijos son sordos.

¿Qué pasa con esas familias?

Que no reciben información los niños de cuentos, cultural...

Detectamos la necesidad de crear un sistema

que cubriese esta necesidad.

Me voy a tumbar aquí en este árbol.

A ver quién gana antes.

Tu no vas a llegar, seguro, eres muy lenta, eres una tortuga.

Para los niños muy pequeños es muy útil

los diferentes cuentos signados,

que pinchas a cada uno y van accediendo a ellos.

Cuánto más mayores son y autónomos,

pueden utilizar una parte en la que los alumnos se graban solos,

y ellos en grupo o individualmente hacen cuentos signados,

las guardan en la aplicación, y, además,

es cuento pueden ponerle texto al cuento que ellos han signado.

Entonces, pensar cómo se tiene que escribir,

cómo se traduce lengua de signos a la oral es muy interesante,

y al revés también.

Bueno,

es un prejuicio mayoritario pensar en la lengua de signos es un mero

instrumento de comunicación.

No hay que molestarse, se desprende de un desconocimiento generalizado.

Cuando se conoce la lengua de signos, las opiniones cambian,

aunque siempre hay rechazos, pero en general la opinión cambia.

La lengua de signos, en primer lugar, y para aclararlo,

es igual que cualquier otra lengua, igual que el francés,

igual que cualquier otra lengua oral.

Todo lo que contiene una lengua oral

lo contiene y lo cumple la lengua de signos,

no hay ninguna diferenciación a nivel gramatical o sintáctico.

En francés puedes elaborar poesía, puedes oír poesía en francés, sí,

pues en lengua de signos pasa lo mismo.

Evidentemente, hay muchísima literatura en español,

y muchísima menos de lengua de signos.

No es de menor calidad, sino que hay menos.

Eva, lo suelo pregunta al final,

pero hoy creo que es mejor hacerlo al principio.

Se acaba de publicar la tercera parte

de tuya exitosa trilogía de "La ciudad blanca",

"Los señores del tiempo".

La pregunta es:

¿las aventuras del policía Unai López terminan aquí o quizás no?

Quizás no. A, quizás no.

Es decir, la trilogía está pensada como un viaje de tres libros,

a lo largo de ellos hay todo un camino, como sabes, del héroe.

Para él hay planteamiento, nudo y desenlace,

pero es cierto que cuando son personajes de tan largo recorrido

y tan queridos por los lectores,

siempre quedan casos en el tintero y siempre un final,

sea feliz no feliz, te la paso a un nuevo planteamiento.

Primero fue "El silencio de la ciudad blanca",

le siguió "Los ritos del agua",

y ahora llega el turno de "Los señores del tiempo",

pero son tres historias que mejor leer las seguidas,

pero llegado el caso, ¿se pueden leer por separado?

Cada libro es autoconclusivo y, en el sentido de que es thriller,

obviamente, novela policíaca, y cada caso termina donde termina,

pero es cierto que siempre se recomienda, obviamente,

comenzar por "El silencio",

continúa "Los ritos" y acabar con "Los señores del tiempo".

Vamos a poner un poco en situación

a aquellos que no conocen la trilogía,

porque podemos decir que el gran protagonista es Unái López,

alias "Cracken", un policía que trabaja aquí en Vitoria,

pero ¿cómo es, quién es?

Pues desde el punto de vista profesional, si quieres,

empezamos por eso, él es perfilado criminal.

Aél le llamancuando hay asesinos en serie, es decir,

cuando hay más de tres crímenes

y en medio hay un periodo de enfriamiento.

A partir de tres, ya es un "serial",

ya le llaman para que haga un perfil de los escenarios de los crímenes

y las huellas que va dejando.

Eso es lo específico y lo concreto de Unai.

En lo personal,

que yo creo que si esta trilogía ha tenido el éxito que ha tenido,

es porque la gente se preocupo por Unai, por el abuelo, por Germán,

por todo lo que rodea, por la parte emocional,

por la parte familiar, la parte social, por su padre.

¿Qué es?

Pues es un tipo rozando los 40, muy familiar, muy protector,

y muy preocupado por los suyos, entonces,

eso le trasciende también en el trabajo.

Es decir, si hay un crimen en su ciudad,

yo creo que el punto fuerte y también el débil

que se siente muy protector,

no quiere que siga pasando y frenar los asesinatos.

Lógicamente no está solo, los secundarios son fundamentales,

que según que entrega, son ya protagonistas.

Hay personajes tan importantes como su pareja,

Alba, su compañera y amiga Estíbaliz, el abuelo.

Sí, sí,

la respuesta de los lectores te da un poco el clima de la novela,

el clima emocional.

Cuando la gente dice: "No mates al abuelo, por favor".

No pienso hacerlo.

O te preguntan: "¿Acabará con Alba o con Estíbaliz?"

Es decir, la parte de los secundarios que toman,

que son secundarios de lujo,

el es puedes hacer un spin off perfectamente, que te lo aguantan,

te aguantan su propia historia.

Alba es su jefa y su pareja, de hecho, y la madre de su hija.

Y yo creo que hay un triángulo muy bonito entre Alba,

Estíbaliz, que es su compañera, su alter ego y demás,

y un triángulo bonito, de amistad,

tres personas que se quieren y se protegen mucho.

Seguimos pensando en aquellos que no ha leído la trilogía.

Sitúanos argumentalmente con la primera,

con "El silencio de la ciudad blanca".

Pues mira,

la novela comienza cuando en Vitoria suceden unos asesinatos

que precisamente comienzan aquí, en la catedral vieja,

y aparecen dos jóvenes, chico y chica,

desnudos y asesinados con un ritual un poco extraño,

una puesta en escena extraña, que son tres "eguzkilores",

que en euskera significa la "flor del sol",

es una flor de protección que se pone

en las puertas de los caseríos del norte para evitar

que vengan los "guauekos", que son los espíritus nocturnos,

las brujas y demás.

Entonces, con esa parafernalia tan extraña,

Unai, que es inspector, le llaman,

y ¿ por qué le llaman a un perfilador criminal?

Porque esos asesinatos ya se habían producido hace 20 años.

Entonces, le llaman a él diciendo:

"Tenemos a un asesino en serie nuevo,

la persona que hace 20 años se le mandó a la cárcel, es él,

sigue estando en la cárcel", es decir,

se encuentra con que unos crímenes se retoman 20 años después.

Llegamos a la segunda entrega, que es "Los ritos del agua".

En "Los ritos del agua" vuelve a haber unos crímenes también

con un marcado sesgo histórico.

Aparecen, siempre personas que están esperando hijos,

mujeres embarazadas

o chicos que están esperando un hijo de su pareja y demás,

y aparecen también asesinados de un modo

que se llama la triple muerte celta, es como se mataba,

realmente ese ritual existía hace 2.500 años, por los celtas,

que mataban a la persona tres veces, es decir, con fuego,

sumergida en un caldero sagrado y ahorcarlo.

Llegamos ahora a la tercera entrega, "Los señores del tiempo".

Casi podríamos decir que son dos novelas en una.

Sí.

Y además, con una novela dentro de la novela.

A ver, ¿cómo casamos esto, porque hay una trama del siglo XII,

en Vitoria, y luego otra trama en el presente?

¿Qué sucede con "Los señores del tiempo"?

Pues se publica una novela medieval,

que cuenta el asedio a la villa de Vitoria en el año 1199,

y es una especie de "Juego de tronos",

los linajes a la gresca que estaban aquí

dentro de estas murallas en la villa de Vitoria.

Por otro lado, ¿qué sucede?

Cuando se publica esta novela en el presente,

empiezan a aparecer personas asesinadas

con un modus operandi medieval que no se había visto antes,

entonces le toca Unai investigar qué relación tienen.

Aquí en esta plaza de la Virgen Blanca, en Vitoria,

es un vídeo Unai, el protagonista de la trilogía,

una trilogía muy policíaca, pero también histórica.

Por eso este es un buen lugar

para recomendaros "La batalla por los puentes",

de Anthony Beevor, su último libro.

Aquí se habla de los problemas que tuvieron los aliados en septiembre

de 1944 para poder cruzar el Rhin.

Es un libro minucioso y documentado, como todos.

Este es el palacio Villa Suso, de la plaza del Machete,

tus aquí arranca "Los señores del tiempo",

con la aparición del primer cadáver.

Enseguida descubriréis es una novela que se mueve entre el pasado

y el presente, nada que ver con "Umbra",

Silvia Terrón, ambientada en el futuro,

donde vemos que los seres humanos han perdido la voz.

Además, el planeta está dividido

entre una zona de luz y una de sombras,

pero ¿podéis imaginar el ansia de los seres humanos?

¿Recuperar la voz?

Debéis leerla.

La trama histórica de la novela de Sáenz de Urturi

y nos traslada hasta la Vitoria de finales de siglo XII;

la de Maurice Dekobra nos lleva hasta principios del siglo XX.

Aquí tenemos a una dama inglesa

que en la Rusia de los primeros bolcheviques

viaja por todo el país

en busca de unos pozos petrolíferos de su propiedad.

Tenemos aventura, viajes, espías...

¿Qué más se puede pedir a una novela entretenida?

"De la noche brotaron espinas,

tu recuerdo desbordado,

en las raíces de mis ojos, reclamaba su liberación eterna.

La miel oculta sellaba las fisuras de esta sinfonía inmóvil,

para siempre suspendida en tu compasión milagrosa.

Y me vestí con los frisos de nuestra capilla de votos,

una promesa que sondea

las profundidades en busca de Posidonia,

la que aún naufraga en el recuerdo esperando el encuentro de su gente,

y de sus dioses degenerados en olvido,

en un olvido sordo que no atiende a cicatrices

ni a tempestades definitivas.

Porque allá, lo que creímos amor,

transfigurado todas las formas

en tristes epifanías de galaxias remotas,

como luces que se contraen para expulsar el mal de sí misma,

como un ahínco terrible que gravita sobre nuestras almas

para brindarnos la clarividencia de la muerte cada cuerpo,

en cada cuerpo respirando violentas descargas de vida."

Este libro va de una chica que se llama Ivy

que le gusta mucho dibujar,

y un día un tornado arrasó su pueblo y pierde su cuaderno.

El libro va de un niño que por Internet

molesta a una amiga suya llamada Valeria, una compañera de clase.

De pronto un día sus dibujos van apareciendo en su taquilla,

y ella cree que lo hace la chica que le gusta.

Entonces,

el avatar virtual sale del teléfono para intentar suplantarlo

y hacerse pasar por él.

El libro me está gustando mucho, pero me está usando porque, o sea,

hay mucha intriga, para saber qué está pasando y quién le gusta.

Los dibujos sí que estoy mirando un poco así...

Lo intenté dibujar, dibujé la boca, y luego me rendí.

Es muy difícil.

Lo que hace especial este libro esta chica, llamada Ivy,

que a pesar de que no tenga casa y su familia esté desesperada,

ella sigue luchando.

Le tocó una mano por detrás y hace... (GRITA)

Y resulta que era su madre, que decía que fuese a cenar.

Y yo cagado de miedo.

Eva, nos interesa mucho, evidentemente,

lo que ocurre en esa trama histórica

de finales del siglo XII aquí en Vitoria,

nos interese mucho lo que pasa en el presente,

pero hay un tema que me interesa especialmente,

el tema de la familia el concepto de familia.

Por un lado, el tema de los linajes,

porque se habla mucho de eso tanto en una trama como en la otra.

Así es.

Desde la primera novela realmente,

los apellidos alaveses tenían mucho que ver,

y en esta este libro con el valor más aún,

y también uniéndolo a la trama familiar,

emotiva o sentimental si quieres.

Para mí la familia ha sido un poco la temática todas mis novelas.

He ido explorando las distintas relaciones familiares,

desde la protección, el amor, etc.,

pero también las rivalidades y demás.

Y esto no deja de ser...

"Los señores del tiempo" es una exploración más.

La segunda vertiente familiar tiene que ver

con lo que pasa en casa de Unai,

la deriva de este policía está generando

una situación muy especial, y no sé hasta dónde podemos contar.

Claro.

Lo importante para mí,

desde el momento en el que me planteo escribir un thriller,

era que los casos permeasen en la vida personal del investigador,

porque si no, qué más da quién sea el asesino,

cuál sea la motivación, uno que pasaba por ahí.

Para el lector es importante que haya una conexión emocional,

en este caso, también pasaba con "Los ritos",

siempre le pasa Unai que al ser una ciudad relativamente pequeña,

todo lo que sucede acaba tocándole a él o alguien de su familia,

y eso es importante para la implicación personal

y para que el lector también se preocupé.

Hemos hablado mucho de Vitoria, es que esta geografía de la novela,

es lo fundamental. Sí.

No es solo un escenario.

No es lo mismo, yo siempre lo he dicho,

no es lo mismo matar en Vitoria que matar en Alicante,

la Luz de Alicante no daría igual de bien con los crímenes,

allí sería más rojo, más pasional.

Yo siempre he intentado matar sin sangre,

siempre he intentado

que los crímenes sean lo más limpios posibles,

y que haya un porqué de ese modus operandi.

Y Vitoria daba muy bien, estas piedras milenarias,

este ambiente muchas veces encapotado, cielos grises y demás,

daba muy bien con el tono histórico.

De los primeros dos títulos ya se han vendido 700.000 ejemplares,

de esta tercera entrega

no sé si salen 100.000 de primera edición.

Imagino que no soñabas con este éxito, ¿o sí?

No, yo he sido más de hacer que de soñar,

la gente me dice: "Esas viviendo un sueño", es que nunca lo soñé.

Quiero decir, para mí leer y escribir

era tan consustancial en mí cómo tocar la guitarra

o ser scout, era algo que formaba parte de mí, entonces, no soñaba.

Lo mismo que cuando tocaba la guitarra

no soñaba con ser una rock'n'roll star, simplemente la tocaba.

Pasaba igual cuando escribía.

Cuando escribí la primera novela, ni me planteé publicar.

¿Y cómo llega una licenciada en optometría

al mundo de la literatura para vivir,

creo, que vivir exclusivamente de la literatura?

Pues llega con mucho trabajo.

Metiendo muchas noches,

metiendo todos los sábados y domingos del mundo,

no sabiendo cuándo es agosto, Semana Santa o Navidades,

siempre estás metida en el despacho escribiendo,

se lleva trabajando mucho, por amor, por amor a las letras.

Yo adoro los libros desde pequeña, soy más lectora que escritora,

es decir, he leído millones de libros,

y me da igual publicar o no, sinceramente,

seguiría escribiendo si lo necesito.

Entonces, se llega por mucho amor.

Porque hay que recordar que con el primer

libro tuviste problemas para encontrar un editor.

No lo encontré, no es que tuviese problemas.

Acabé "La saga de los longevos", mandé cómo se hacía entonces,

a editoriales no muchas, lo reconozco,

más me moví por el tema de los agentes y tal, y me decían:

"Tiene buena pinta la sinopsis y tal,

pero tenemos un plazo de unos nueve meses".

Claro,

que llevaba tres años por la noche escribiendo la novela

y el trabajo en la universidad y decía: "¿Qué hago ahora?".

Nueve meses esperando, me parecía muy anacrónico esperar tanto tiempo

a que me dijesen "me gusta, no me gusta".

Entonces, surgió Amazon, todas estas cosas de lo digital,

y no era porque quisiera ni publicar

ni ser escritora ni complicarme la vida,

era porque había hecho algo muy profesional y quiero ver si gustaba.

Lo que no me esperaba era que fuese número uno en dos días,

que vendiese lo que vendiese en Estados Unidos,

y toda esta vorágine en la que llevo metida desde 2012.

No lo esperaba.

Novelas como las de Eva potencian el turismo cultural,

te permite conocer buenas historias y, de paso,

descubrir lugares tan magníficos como esta catedral.

Así que os podés hacer un doble favor:

leer el libro y venir a Vitoria.

"Había que ser un desalmado para hacer eso a dos chicas.

Pensaba en ello mientras daba vueltas

entre mis manos a una pieza de cerámica

que reproducía la almendra medieval en tres dimensiones.

Era uno de los típicos souvenirs

que se vendían en las tiendas de recuerdo de la ciudad.

Podía tocar todos los edificios, las iglesias,

las calles y los cantones,

como en un plano en tres dimensiones.

Eran miniaturas que reproducían con barro blanco las fachadas

y los tejados naranjas del casco viejo.

Intentaba pensar como si un dios menor bajarse a la Tierra

y observase el caso desde su perspectiva aérea.

(Música)

Página Dos - Eva G. Sáenz de Urturi - ver ahora

Saénz De Urturi deja atados todos los cabos en varias líneas temporales que investigan una sucesión de crímenes con la ciudad como epicentro. Un puzle completamente consciente en su carácter adictivo.

"Son recursos muy trabajados como el cliffhanger. Soy muy productiva y organizada pero yo procuro ese efecto porque en novela negra todo debe ir perfectamente medido y escaletado. No se te puede ir ningún personaje, también me he formado en criminalística y medicina forense. El tema es que Kraken vaya seguro”, explica en RNE sobre su metodología de trabajo .

La escritora también confiesa que es una ‘friki’ de la Historia que “estudio y devuelvo en paquetitos didácticos. Busco emocionar pero también me gusta que los lectores aprendan”. Sáenz de Urturi ganó el Premio Planeta en 2020 con Aquitania sobre la reina Leonor de Aquitania.

Berna González Harbour

La periodista Berna Gonzalez Harbour se lanzó de lleno al policíaco con su primer libro sobre la comisaría María RuizVerano en rojo.

Un éxito al que han seguido otras dos entregas (Márgen de error y Las lágrimas de Claire Jones) sobre un personaje que tiene en común con la escritora la fuerza y la independencia, en sus palabras.

Página Dos - 'El pozo', de Berna González Harbou

González Harbour curtida como reportera durante años concibe la novela negra como ficción, sí, pero siempre con un pie anclado en la denuncia de las fallas del sistema: desde la avaricia de la corrupción, al acoso laboral o la violencia en redes sociales.

“Cuando empecé a escribir me planteé eso. A quién le hacen falta mis novelas si ya tienen a Agatha Christie o Raymond Chandler, pero lo que no está escrito es el crimen y el abuso en nuestro tiempo. Yo consideré que mi misión era retratar mi tiempo”, señalaba.

“En los tiempos actuales hay además una parte más depravada de un crimen porque se comparte en redes como es el caso de La Manada”.

María Oruña

La escritora y abogada laborista, María Oruña, es una asidua en las listas de los más vendidos pero su última obra, Lo que la marea esconde, la ha coronado como dama del suspense en un homenaje explícito a Aghata Christie y a los crímenes de “habitación cerrada”. Es la cuarta entrega de la serie Los Libros del Puerto Escondido, que protagoniza la teniente de la Guardia Civil Valentina Redondo.

Página Dos - Entrevista a María Oruña

La agente tiene que investigar la misteriosa muerte de una conocida empresaria, cuyo cadáver aparece en su camarote cerrado por dentro durante una travesía en una lujosa goleta por la bahía de Santander. Buena parte de los tripulantes tienen razones como para ser considerados sospechosos. Los celos, la envidia, la ambición, los peligros ecológicos y hasta los debates entre monárquicos y republicanos tienen cabida en una novela.

“Valentina es un mujer muy fuerte pero esta vez se rompe y decide apartarse. Todos pasamos en la vida por algo que nos rompe y cuando sabemos que esa oscuridad va a habitar en ti, tenemos que saber afrontar ese dolor. No se ofrecen respuestas pero sí actitudes de los personajes porque del dolor y de la muerte apenas hablamos”, explica la autora.

Uno de los enganches de la literatura de María Oruña es la capacidad para pintar el mosaico de los recovecos más escondidos del alma humana, siempre en Cantabria, que se transforma de apacible ciudad de provincias a inquietante escenario de crímenes.

Susana Martín Gijón

Tras una larga y paciente trayectoria en novela negra, Susana Martín Gijón ha dado el campanazo con Progenie y Especie: dos libros de la inspectora Camino Vargas de los que se esperan más entregas.

La escritora confiesa que sus referentes son Alicia Giménez Barlett y Pierre Lemaitre. A semejanza de estos autores concibe el género como un reflejo de la realidad social y sus evoluciones, también en el retrato de su protagonista: una jefa en un mundo todavía “masculinizado” pero en el que las mujeres cada vez son más visibles.

Libros de arena en Radio 5 - Susana Martín Gijón y 'Especie' - 24/02/21 - Escuchar ahora

El carácter vitalista de Vargas que se aleja radicalmente del clásico policía decadente es uno de los alicientes de las novelas de Martín Gijón, que orilla al thriller temas que, a priori, se escapan del cliché como la explotación animal o las clínicas de reproducción asistida.

“Creo que en otros países estas reflexiones están más avanzadas. Yo quería traerlas al hilo de la investigación de una trama adictiva, ágil y fluida, la reflexión está de fondo y lo puedes coger o no", asegura la autora.

Otro de los aciertos es la ambientación de los libros en Sevilla, ciudad natal de la escritora, un escenario poco mostrado en el policíaco pero que ofrece todos los niveles de suspense imprescindibles.

El misterio con truco de Carmen Mola

De Carmen Mola solo se conocían apenas un puñado de datos: escribía bajo seudónimo, era madrileña y su debut literario en 2018, La novia gitana (Alfaguara), aterrizó con una buena- y atípica- acogida en el panorama de la novela negra española con un estilo a caballo entre el thriller y el gore.

Gracias al boca oreja se convirtió en un fenómeno editorial (más de 150.000 ejemplares vendidos y publicada en diez países) acrecentado por un hermetismo auspiciado por la propia "autora", de la que llovían especulaciones sobre si en realidad era una profesora con tres hijos que no quería romper el anonimato, una escritora consagrada o hasta un miembro de las fuerzas de seguridad del Estado.

Todas las pistas formaban parte del "truco" que se ha desvelado tras ganar el Premio Planeta 2021 con La bestiaDetrás de la reina de la novela negra madrileña se encontraban tres guionistas y escritores Agustín Martínez, Jorge Díaz y Antonio Mercero, en un trabajo a seis manos.

Noticias

anterior siguiente