Enlaces accesibilidad
Libros

Eva García Sáenz de Urturi: "Leonor de Aquitania frenó a los tiranos y fue una estadista a la altura de Churchill"

  • RTVE.es entrevista a la escritora que ha ganado el Premio Planeta 2020 con Aquitania
  • Un thriller histórico en el siglo XII con la figura de la reina Leonor de Aquitania en el centro

Por
La escritora Eva García Sáenz de Urturi EFE/ Monica Santoja/Grupo Planeta

La escritora superventas Eva García Sáenz de Urturi, autora de la trilogía de policíaco La ciudad blanca, cita dos fuentes muy explícitas de las que ha bebido su séptima novela, Aquitania, “una mezcla de Juego de Tronos y El nombre de la rosa”.

Un thriller histórico que ha tejido como un tapiz tumultuoso de la sociedad del siglo XII donde se cruzan venenos ancestrales, amores incestuosos, las Cruzadas y en el centro, la aristócrata Leonor de Aquitania (1122-1204). Mujer avanzada a su tiempo, precursora de la leyenda artúrica y una de las gobernantes más influyentes de la Edad Media, en una narración en primera persona a tres voces que arranca con un misterio.

Con Aquitania, entre cuyas páginas late una minuciosa documentación de más de dos años, Sáenz de Urturi ha ganado el Premio Planeta 2020.

PREGUNTA: ¿Un Premio Planeta atípico, no?

RESPUESTA: En algunas cosas la gira del premio está siendo un poco atípica, un poco mixta, en algunas actividades me puedo trasladar a Madrid y en otras es online, a través de Skype lo hice para la Feria del Libro de Guadalajara en México.

También es una ventaja no tener que desplazarse hasta allí. Atender a periodistas de veinte y pico países desde el salón de tu casa también te permite ciertas ventajas.

P: ¿Cree que la pandemia cambiará la forma de escribir ficción?

R: Creo que se verá más adelante y que los escritores necesitamos tiempo para asimilar el presente. Se verá mejor pasado un tiempo, sobre todo porque no lo hemos superado todavía. Todavía es difícil tomar distancia si es que nos va a cambiar o simplemente seguiremos hacia adelante y nos vamos a querer olvidar rápido de todo lo que ha pasado.

Libros de arena - Eva García Saenz de Urturi, Premio Planeta 2020 - Escuchar Ahora

“La literatura se ha convertido en un valor refugio”

P: La literatura ha sido bálsamo durante el confinamiento, hemos leído mucho como evasión.

R: Yo siempre digo que la literatura se ha proclamado como valor refugio. Es como el oro cultural. Estábamos acostumbrados a un montón de contenidos y a poder elegir entre series, películas, plataformas, novelas y teníamos exceso de oferta. Pienso que el confinamiento al ser un periodo tan largo de tres meses dio tiempo a que todo el mundo se pusiese al día de todas las series que quería ver, y luego volvieron la vista hacia su biblioteca personal.

Cada uno leyó lo que tenía pendiente y lo que me cuentan los libreros es que desde el postconfinamiento, las ventas han subido. De alguna forma hemos vuelto al hábito de la lectura porque este año nos está imponiendo un ritmo mucho más lento.

Se aproxima el invierno vamos a seguir pasando mucho más tiempo en nuestros hogares. La literatura está siendo un lugar de ficción al que volver cada noche. Se ha impuesto durante esta pandemia el valor de la cultura y de la literatura.

P:¿Cómo llegó hasta Leonor de Aquitania, un personaje fascinante?

R: Fue en mi última novela Los señores del tiempo de la trilogía La ciudad blanca ambientada en Vitoria. Dentro del libro había toda una novela histórica del medievo en el siglo XII, en Navarra.

Entre toda la documentación, encontré un dato que me resultó curioso y es que una princesa que era Berenguela de Navarra se fue hasta Tierra Santa a casarse con el rey de Inglaterra que era Ricardo Corazón de León, y su madre era Leonor de Aquitania que ya había cumplido de largo los 70 años.

Pues le acompañó ella, que ya había estado en la segunda cruzada, pero atraviesa de nuevo todo el continente y los Alpes en enero solo para entregar a la moza casadera a su hijo favorito porque tenía mucho interés en que se desposase para el trono de Inglaterra.

Empecé a leer biografías y me quedé fascinada por todo el personaje pero también por todo el territorio de Aquitania (el rico ducado se extendía por el suroeste y centro de Francia). En esa corte del siglo XII de trovadores, con una cultura políticamente más avanzada en literatura, música, en moda, más que en el resto de Europa.

A partir de ahí empecé a planificar Aquitania y tomo unos años de la vida de la juventud de Leonor (desde los 13 a los 23) con su primer esposo, pero es un thriller histórico no una biografía.

Fotograma de 'El león de invierno' (1968) donde Katherine Hepburn encarnó a Leonor de Aquitania

P: Fue reina consorte de Francia e Inglaterra, territorios enfrentados, una mujer culta, amante de la poesía, y tuvo influencia en muchos aspectos.

R: Estuvo 70 años en primera línea de gobierno. Con ocho años se queda como heredera del Ducado de Aquitania, luego a los 13 se queda huérfana y se convierte en Duquesa, todos los barones de las tierras que eran inmensas, de Pirineos hasta Normandía, la obedecen solo a ella.

Se casa con el rey de Francia, Luis VII, tras 15 años se divorcia, ella misma pide la anulación, y poco después se casa con un jovencito Enrique Plantagenet que será el rey Enrique II de Inglaterra; también será reina regente del país cuando su hijo Ricardo Corazón de León vaya a las Cruzadas y es un poco la única figura que para los pies a otro de sus hijos (tuvo diez), Juan sin Tierra, que dicen que fue el peor rey de Inglaterra.

La reina tuvo mucha influencia en muchos aspectos de la vida cotidiana y política en Europa y Tierra Santa.

"Toda la novela es un '¿quién lo hizo?' de un asesinato"

P: En la novela tiene como guía una especie del “Arte de la guerra” aquitano.

R: El manual de vida de los Duques de Aquitania que es ficticio, parido totalmente de mi imaginación. Pensé que tendría lógica que una familia tan culta tuviera este libro de política y de estrategia que se transmitiera de padres a hijos.

Bebe de El Príncipe (1532) de Maquiavelo o de El Oráculo (1647) de Baltasar Gracián y sobre todo de los estoicos. Es un manual de vida y de cómo gobernar.

P: Todas las mujeres son poderosas en el libro, de alguna manera ensombrecen un poco a los hombres en una época brutal con matrimonios a la fuerza, violencia sexual.

R: La violencia se ejercía en la Edad Media hacia todos los géneros. Ahí se ve en el papel del Niño que tiene cinco madres pero no tiene ningún nombre. O el mismo Luy Capeto (Luis VII) no puede elegir su destino, su padre le impone que sea rey aunque él quiere seguir siendo monje. En el medievo la violencia extrema estaba a la orden del día.

P: ¿Cómo fue la labor de investigación con detalles muy concretos como la gastronomía, las leyendas o los tatuajes?

R: Se parece bastante al proceso de una tesis, todo el linaje de los Capetos, todo el linaje de los Duques de Aquitania con su abuelo el trovador. Estudiando todas las biografías y viendo que caracteres vas a hacer chocar en tu novela.

Luego ficcionas sobre sus vidas pero tienes que respetar los eventos importantes como muertes, nacimientos, las batallas, los casamientos pero tiene que haber espacio para la trama y la investigación no olvidemos que es un thriller. Toda la novela es un whuddunnit? (¿quién lo hizo?) sobre la muerte del Duque de Aquitania, el padre de Leonor (Guillermo X, fallecido en extrañas circunstancias en Santiago de Compostela).

P: En la trama detectivesca están muy presentes los venenos ancestrales, ¿cómo tejió este tapiz?

R: Yo las había introducido en la saga de Los Longevos también aparece el veneno de tejo en El silencio de la Ciudad Blanca y la cantárida. Era un arma que estaba al alcance de todos y en la Edad Media se usaba cotidianamente me lo encontraba a la hora de documentarme. En las actas del rey Sancho de Navarra había muchos ajusticiados porque habían asesinado con veneno.

En Navarra era muy común lo del beso de la Adelfa cuando un niño llegaba a una familia y no era deseado. La madre restregaba una adelfa en el chupete se lo daba y el niño se moría con un color muy fuerte. Esto señalaba a la madre que era ajusticiada.

Reproducción en yeso de las tumbas de Enrique II y Leonor de Aquitania EFE

“La Edad Media nos sigue fascinando porque la vemos cercana”

P:¿Con qué líder histórico equipararía a Leonor?

R: En la época contemporánea sería Winston Churchill porque fue la única persona capaz en Europa de frenar a un tirano que era Hitler.

A ella le sucedió lo mismo, primero con su segundo esposo Enrique II que se convirtió en un auténtico tirano que estaba sangrando a los vasallos y a los nobles con los impuestos. Cada vez era más rico, tuvo una política muy expansiva pero muy nefasta para su pueblo.

Leonor era la única que tenía el dinero para juntar ejércitos, en su caso los barones aquitanos, y también la influencia sobre sus tres hijos que tenían derecho al trono y que pudieran rebelarse contra su padre (Enrique II encerró a la reina durante 15 años en la Torre de Salisbury).

Era una mujer que había estado enamorada, antepuso sus vasallos y el reino a sus sentimientos, dice mucho de su figura política, e hizo lo mismo con su hijo Juan sin Tierra. El peor rey de Inglaterra que perdió Aquitania y todos los territorios continentales. Es su propia madre la que ya con 80 años tiene que frenar aquel desmán que llevaba al país a una segunda Anarquía (Guerra civil en Inglaterra y Normandía entre 1135 y 1153 que generó un desplome generalizado de la ley y el orden).

Es difícil encontrar a una figura política que tuviese los medios, la sabiduría y la experiencia de cómo legislar durante siete décadas para frenar a unos tiranos aunque fueran de su familia.

P: Una mentalidad de moderna estadista

R: Si, totalmente. Hubo políticos clarividentes con sabiduría con el sesgo de ahora del siglo XII en el medievo, a pesar de la brutalidad yo me he encontrado con personas cultas y muy refinadas y con personas que nos sorprenderían por su modernidad.

P: ¿Qué le atrae tanto de la Edad Media?

R: Yo creo que nos atrae a todos los europeos. El éxito de las mayores ficciones son del medievo desde El señor de los Anillos (J.R.R. Tolkien), El nombre de la rosa (Umberto Eco), Juego de tronos (George R.R. Martin), La catedral del mar (Ildefonso Falcones), Los pilares de la tierra (Ken Follet) …

Creo que tiene que ver con que en Europa siguen estando muy presentes esos restos medievales. Es una época que pese que han transcurrido 800 años todavía nos resulta conocida y es como volver a casa.

Noticias

anterior siguiente