Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Una tercera dosis contra la COVID-19: ¿ciencia o falta de solidaridad?

Por
La cola para la vacuna contra el coronavirus en Timbu, Bután
La cola para la vacuna contra el coronavirus en Timbu, Bután Upasana DAHAL / AFP

La necesidad de una tercera dosis de la vacuna para reforzar la inmunidad contra el coronavirus ya está encima de la mesa en España. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, avanzó esta semana la posibilidad de aplicar esta medida, que entraña un dilema ético y global por las agudas desigualdades entre países para acceder al antídoto de la pandemia. Los expertos consideran, además, que todavía no existe la evidencia científica suficiente para tomar una decisión. 

Un debate ético global: la OMS rechaza el pinchazo de refuerzo

El debate ético es de alcance global. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha denunciado que mientras los Gobiernos ricos piden dosis de refuerzo, los países con menos recursos sufren dificultades para acceder a la primera.  "No tiene sentido", dijo el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom. 

En un contexto de escasez de vacunas, el 83 % están concentradas en estados con nivel de ingresos alto o medio-alto, dejando un 0,1 % de las dosis a los estados de nivel bajo e importantes brechas territoriales: 18 de los 20 países más pobres están en África. Es el segundo continente por población, pero también es el que menos vacuna.

De los 54 estados africanos, solo Marruecos ha inmunizado con al menos una dosis al 34% de la población. Le siguen Túnez y Guinea Ecuatorial, con menos del 15%. El resto no llegan siquiera al 10 % y siete países, en lo que viven 131 millones de personas, están por debajo del 1 %. Uno de los casos más graves es el de República Democrática del Congo, que ha vacunado a menos del 0,1% de una población que supera los 86 millones, esto es, casi dos Españas.

Sanidad abre la puerta a una tercera dosis de refuerzo contra el coronavirus para determinados colectivos

Los expertos cuestionan la evidencia científica de la medida

En nuestro país, como ocurre con la gripe, Sanidad ha señalado que será necesaria una dosis cada año para restituir los anticuerpos. Ahora bien, la comunidad científica insta a completar primero la campaña actual y recabar más información para poder tomar las decisiones.

"No tengo ninguna duda de que el marketing que está haciendo Pfizer vendiendo la tercera dosis tenga un componente comercial", señaló a TVE el profesor Luis Enjuanes, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cuyo equipo desarrolla una vacuna contra el virus. El virólogo aseguró que la necesidad de una dosis de refuerzo no aparecerá hasta que haya pasado "como mínimo" un año. "La necesidad más potente será a partir de dos años". 

24 horas - López Acuña: "No hay ninguna razón de peso para decir que tenemos que poner un tercer pinchazo"- Escuchar ahora

Del mismo modo, el epidemiólogo y exmiembro de la Organización Mundial de la Salud, Daniel López Acuña no ve clara la idoneidad de la medida a corto plazo. "Desde un punto de vista científico, de evidencia epidemiológica e inmunológica, no hay ninguna razón de peso para decir que debemos poner el tercer pinchazo. Y muchos menos ya. Pienso que la ministra se ha precipitado al hablar de esto", ha afirmado en una entrevista en el programa 24 horas de RNE. 

El epidemiólogo ha señalado que importantes figuras como el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García Rojas, la viróloga del CSIC Margarita del Val o él mismo no creen que la necesidad de una tercera dosis sea todavía "clara" y esté respalda por la evidencia.

"Es mucho más importante centrarse en completar la vacunación de las personas con la pauta completa en todos los grupos de población que aún están pendientes. Tenemos que avanzar hasta llegar a una cobertura que, hoy sabemos, tiene que ser más del 70%", ha afirmado López Acuña, señalando el riesgo de las nuevas variantes. 

La OMS urge a vacunar primero a todo el mundo antes de inocular una tercera dosis

¿Cuándo, cómo, a quién?

"Lo que habrá que determinar es cuándo", reconoció la ministra al confirmar, en una entrevista en Onda Cero, los contratos de 1.800 millones de dosis con Pfizer y de 480 millones de Moderna para la dosis de "booster", de refuerzo, para el 2022 y el 2023. Pero no adelantó sus previsiones.

En algunos países ya han estipulado el pinchazo adicional solo para determinados colectivos. Así ha sido en Hungría, donde han indicado que la tercera inoculación será útil para los trabajadores sanitarios. Mientras tanto, en Israel, ya han comenzado a administrar una dosis extra para las personas inmunodeprimidas.

Los especialistas en inmunización y vacunas sí creen que podría ser conveniente para ese tipo de casos. "Para poderles administrar una tercera dosis, no está mal tenerlas en la recámara", ha asegurado Rosario Cáceres, de la Asociación Española de Vacunología, en declaraciones al Telediario.

Ante la propuesta de Pfizer para aumentar la respuesta inmune con una tercera dosis, tanto la agencia reguladora de los medicamentos en Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades han llamado a la calma y han minimizado la urgencia de una vacuna de refuerzo.

"Los estadounidenses que han sido completamente vacunados no necesitan una vacuna de refuerzo en este momento", han insistido, en una declaración conjunta. Según los organismos, estas personas ya "están protegidas de enfermedades graves y la muerte, incluso ante las variantes que circulan actualmente en el país, como Delta". La Agencia Europea del Medicamento no se ha pronunciado al respecto.

Noticias

anterior siguiente