Enlaces accesibilidad
Agricultores

El cultivo de lavanda se expande por Cuenca

  • En el último año se han duplicado las hectáreas cultivadas de esta planta aromática
  • Las propiedades y aplicaciones de su aceite esencial son numerosas y variadas

Por
Expansión de la lavanda

El color morado de los campos de lavanda y lavandín no para de extenderse en las provincias de Guadalajara y Cuenca. En esta última, las hectáreas cultivadas se han duplicado en el último año alcanzando las cuatrocientas. Y es que esta planta aromática se presenta como una alternativa a los cultivos tradicionales del girasol o el cereal, pues su margen de ganancia triplica los de estas variedades.

Excelente campaña


La campaña de siega acaba de comenzar y las previsiones son más que buenas a pesar de algún episodio meteorológico. Mercedes de Loro, agricultora de la localidad conquense de Huete, espera rendimientos de hasta un 30% superiores a la media. Con su socia, Maite Bermejo, lleva 5 años cultivando lavandín, un híbrido de lavanda y espliego.

Ha llovido mucho y hemos tenido mucha humedad


“Es un año bueno porque ha llovido mucho y hemos tenido mucha humedad. Sin embargo, Filomena ha dejado algunas plantas heladas y la última tormenta que hubo partió parte de la flor”, asegura Mercedes.


La Alcarria, un entorno perfecto


El suelo de La Alcarria conquense es ideal para esta planta rústica y resistente. El lavandín no necesita altos requerimientos de nutrientes y, por eso, los suelos alcarreños, que son básicos y pedregosos, son suficientes para el cultivo. “Sobre todo la altitud a la que está hace que tenga un aceite con una calidad impresionante”, explica Mercedes.

Cosecha de lavandín

Maite y Mercedes cosechan lavandín RTVE CASTILLA-LA MANCHA


Además, en una zona muy afectada por la fauna silvestre, cabe destacar que los campos de lavanda no se ven afectados por ciervos o jabalíes. Un motivo más por el que introducir esta variedad en la rotación de los cultivos.


Múltiples aplicaciones y propiedades


A partir de un trabajo totalmente artesanal, comprometido con la tierra y el medioambiente, Mercedes y Maite elaboran productos bajo la marca “Lavandaña”. Lo hacen en una choza-cueva, una edificación ancestral de la localidad de Huete escavada en la piedra del Cerro del Castillo. “Aquí es donde trabajamos y elaboramos nuestros productos”, nos dice Mercedes mientras prepara un ambientador natural. “En esta cueva estamos más fresquitas y la planta y la flor se mantienen mejor”.

Elaboración de productos con lavanda

Elaboración de productos ecológicos con lavanda RTVE CASTILLA-LA MANCHA


Geles, licores, ambientadores… Su gama de productos es de lo más variada. Además, como planta medicinal, tiene infinidad de usos: analgésico, regenerador, sedante...


Un reto en la España Vaciada


La creación de su empresa supuso todo un reto de superación en el mundo rural. “Estábamos en paro, nuestros hijos eran mayores y buscábamos una salida laboral”, confiesa Mercedes. “Empezamos a hacer pruebas con el jabón y hemos ido introduciendo todos los productos que tenemos”, añade Maite.


Ahora sus elaboraciones viajan ya de Huete a Londres o París a través de la venta online. Un cultivo, el del lavandín, cuya expansión solo acaba de comenzar.
 

Noticias

anterior siguiente
-->