Enlaces accesibilidad
Coronavirus

EE.UU. reconoce que no cumplirá su meta de vacunación para el 4 de julio

Por
Bandera de EE.UU. formada viales de la vacuna y muestras sangre
Bandera de EE.UU. formada con viales de la vacuna y muestras sangre GETTYIMAGES / Sono Creative

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, había fijado a principios del mes de mayo como principal objetivo del plan de vacunación conseguir que el 70 % de la población adulta -mayores de 18 años- hubiera recibido al menos una dosis antes del 4 de julio -Día de la Independencia-.

Sin embargo, el propio Biden ha reconocido este martes que no será posible alcanzar esa meta, en gran parte por los bajos niveles de vacunación entre los más jóvenes.

Según los últimos datos de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés), a fecha de este último martes, el 55,9 % de la población -más de 144 millones- mayor de 18 años está completamente inmunizada y el 65,4% -más de 168 millones- ha recibido al menos una dosis.

Sin embargo, las tasas varían considerablemente de unas zonas a otras del país: un total de 16 estados de EE.UU., más el Distrito de Columbia, han alcanzado la meta del 70 %, mientras que hay cuatro -Misisipi, Wyoming, Luisiana y Alabama- con menos del 50 % de adultos a los que se les ha administrado alguna dosis, arroja el conteo del diario The New York Times.

El coordinador de la respuesta de la Casa Blanca a la COVID-19, Jeff Zients, ha asegurado que para alcanzar el "audaz" objetivo marcado por Biden se van "a necesitar unas semanas extra".

La pandemia y los jóvenes

"La realidad es que muchos jóvenes estadounidenses han sentido que la COVID-19 no es algo que les afecte y han estado menos interesados en ser vacunados", ha comentado Zients, quien ha destacado que sí que se alcanzará la meta del 70 % en los mayores de 27 años para el 4 de julio.

Sobre las bajas tasas de vacunación entre los jóvenes, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha dicho que el Gobierno va a "redoblar" sus esfuerzos, especialmente entre los jóvenes de entre 18 y 26 años, para animarles a que se inmunicen.

Entre esas medidas se encuentran colaboraciones como la que ha hecho el principal epidemiólogo de la Casa Blanca, Anthony Fauci, con "influencers" en redes sociales empleadas por los jóvenes, como TikTok e Instagram; o un chat en WhatsApp en español para motivar a aquellos que hablan este idioma.

Un estudio publicado el lunes por los CDC apunta que es menos probable que los jóvenes se vacunen contra la enfermedad en EE.UU. que las personas mayores. Desde el 19 de abril, todas las personas mayores de 16 años son aptas para recibir la vacuna contra la COVID-19 en EE.UU., pero a fecha del 30 de mayo solo la mitad estaba completamente vacunada, con los menores índices entre los adultos de 18 a 39 años.

La propagación de la variante Delta

Ante la ralentización de la campaña de inmunización y los bajos índices en algunas zonas, Fauci ha avisado este martes de la posibilidad de brotes "localizados" de covid en algunas áreas, aunque ha descartado que vayan a ser tan graves como los registrados antes de la aparición de las vacunas.

Según él, "la principal amenaza" actual para EE.UU. es la mutación Delta del virus, como ocurre en el Reino Unido en la actualidad. En ese sentido, la directora de los CDC, Rochelle Walensky, ha puntualizado que esa variante "representa una serie de mutaciones que podrían llevar a otras futuras a que esquiven la vacuna".

"Es por eso que es tan importante vacunarse ahora para acabar con la cadena de infección, la cadena de mutaciones que podría llevar a una variante más peligrosa", avisó.

Inflamación en el corazón en jóvenes vacunados

Expertos estadounidenses se reúnen este miércoles en para examinar unos 300 casos de inflamación en el corazón desencadenados tras la inyección de ciertas vacunas contra la COVID-19,  entre los más de 20 millones de adolescentes y adultos jóvenes vacunados. Los casos se observaron después de la inyección de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna, que comparten la característica común de estar basadas en la tecnología del ARN mensajero.

"Estos casos son raros, y la gran mayoría (de ellos) se han resuelto con reposo y cuidados", dijo el jueves pasado Rochelle Walensky. "En los últimos meses, hemos pedido a los profesionales que estén atentos y notifiquen a los pacientes con síntomas de miocarditis y pericarditis después de la vacunación", dijo.

Estos casos se registraron por primera vez en Israel, donde la vacunación fue más rápida que en la mayoría de los países. El Ministerio de Sanidad israelí planteó a finales de mayo "una posible relación" entre la vacuna de Pfizer y los casos de miocarditis en hombres jóvenes, aunque precisó que el 95% eran benignos.

Según los datos no confirmados, en Estados Unidos se notificaron unos 530 casos de miocarditis o pericarditis tras una segunda dosis de la vacuna Pfizer o Moderna. Más de la mitad de estos casos se dieron en personas de entre 12 y 24 años, la mayoría de las cuales eran hombres. El síntoma más común reportado fue el dolor de pecho.

Un síntoma menor si se tiene en cuanta que más de 2.600 personas de entre 0 y 29 años han muerto en Estados Unidos, según las autoridades sanitarias, tras desarrollar casos graves de coronavirus.

Noticias

anterior siguiente