Enlaces accesibilidad
Reino Unido

Las "meteduras de pata" y deslices más memorables del duque de Edimburgo

  • El príncipe Felipe llegó a decir que "las mujeres británicas no saben cocinar"
  • También comparó una obra de arte etíope con una "manualidad" como las que le traía su hija de la escuela 

Por
 El duque de Edimburgo y marido de la reina de Isabel II, el príncipe Felipe
El duque de Edimburgo y marido de la reina de Isabel II, el príncipe Felipe REUTERS/Andrew Milligan/Pool/File

El duque de Edimburgo siempre será recordado, entre otras cosas, por decir lo que piensa durante sus compromisos públicos, en los que en muchas ocasiones dejó frases memorables que podían provocar carcajadas pero también ofender estremecer a algunas personas.

El príncipe Felipe era bastante opuesto a la rectitud y discreción de su mujer, la reina Isabel II, y sus frases políticamente incorrectas sobre diferencias culturales, mujeres, jóvenes, personas con discapacidad e incluso periodistas o famosos, siempre quedarán en el recuerdo.

"Si te quedas aquí mucho más tiempo, te volverás a casa con los ojos entrecerrados"

En muchas ocasiones, las declaraciones del duque de Edimburgo versaron en torno a las diferencias culturales entre países y a veces llegaba a bordear lo socialmente aceptable. En 1998, el príncipe Felipe preguntó a un viajero que hacía escala en Papúa Nueva Guinea si se las había apañado para que los lugareños "no le devoraran", aludiendo a las prácticas de canibalismo.

En otra ocasión, durante una visita a China en 1986, se dirigió a un estudiante británico que se encontraba en el país y le dijo: "Si te quedas aquí mucho más tiempo, te volverás a casa con los ojos entrecerrados". Además, en una visita a Queensland, en Australia, el duque le preguntó al líder de los aborígenes australianos, William Brin, si "todavía se seguían lanzando jabalinas unos a otros".

Felipe de Edimburgo, una vida a la sombra de Isabel II

anterior siguiente
17 Fotos 1 / 17 ver a toda pantalla
  • La reina Isabel II y su esposo Felipe de Edimburgo saludan tras su coronación, el 2 de junio de 1953.

    Muere el duque de Edimburgo a los 99 años

    La reina Isabel II y su esposo Felipe de Edimburgo saludan tras su coronación, el 2 de junio de 1953.

  • El duque de Edimburgo rinde homenaje a la reina tras los actos de coronación.

    Muere el duque de Edimburgo a los 99 años

    El duque de Edimburgo rinde homenaje a la reina tras los actos de coronación.

En otro de sus memorables momentos, el marido de la reina Isabel II preguntó a un grupo de danza multiétnico si eran todos "de la misma familia" y, sobre una obra de arte etíope "primitivo" aseguró que parecía una "manualidad" como las que le traía su hija de la escuela.

También confesó que "le encantaría ir a Rusia", pero subrayó que "esos bastardos han asesinado a la mitad de mi familia" y, al preguntar a un diputado tory "de qué exótica parte del mundo procedía", recibió una inesperada respuesta: "Birmingham".

Frases poco oportunas sobre mujeres y jóvenes

Entre las frases poco oportunas del duque de Edimburgo también es recordada su afirmación durante un acto celebrado en el Instituto de la Mujer de Escocia, de que "las mujeres británicas no saben cocinar". En otro evento celebrado en Reino Unido, mientras admiraba una tela de tartán confeccionada para el Papa, se dirigió a la líder del Partido Conservador escocés Annabel Goldie para preguntarle si "tenía bragas fabricadas con ese material".

Las mujeres británicas no saben cocinar

A una trabajadora municipal de 25 años que llevaba un vestido con una cremallera a lo largo de la parte delantera, el príncipe Felipe afirmó que le "arrestarían si desabrochara ese vestido", mientras que a Elizabeth Rendle, cadete de Barnstable Sea, al decirle que también trabajaba en un club nocturno el príncipe le preguntó si trabajaba "en un club de striptease". Además abordó a una ciudadana keniana para averiguar su género y, ante la sorpresa de los presentes, le dijo: "Tú eres una mujer, ¿verdad?".

Más cerca - El duque de Edimburgo, siempre un paso por detrás de Isabel II - Escuchar ahora

El marido de la reina Isabel II tampoco se mordía la lengua al hablar de los jóvenes, a quienes llegó a llamar "ignorantes". También sugirió a un niño de 13 años, que había afirmado que quería ser astronauta en el futuro, que "perdiera peso", mientras que a un adolescente de 14 años en un encuentro con el Club juvenil de Bangladesh, le dijo que "tenía pinta de drogarse".

Otras de sus declaraciones se refirieron a personas con discapacidad. A un hombre que se desplazaba con una moto adaptada para personas con minusvalía le preguntó "a cuánta gente había atropellado esta mañana con esa cosa" y a un grupo de niños con sordera les dijo: "¿Sordos? Si os ponéis cerca de ahí (señalando a una banda de música caribeña que tocaba el tambor), no me extraña que estéis sordos".

La prensa en Reino Unido, como los "mosquitos" en el Caribe

En sus habituales encuentros con los medios de comunicación también regaló algunas de sus "perlas" sin filtro. En 2006, el príncipe de Edimburgo tildó de "pregunta idiota" la de una periodista de la cadena británica BBC, quien quería saber si la reina había disfrutado de su estancia en París.

En otra visita a un hospital caribeño también bromeó con una matrona, a quien le señaló que si ellos tenían que lidiar con los "mosquitos", los británicos, en cambio, tenían a "la prensa". Más recientemente, en uno de sus enfados con los periodistas, durante la conmemoración de la Batalla de Reino Unido le dijo a un fotógrafo: "Solo toma la maldita foto".

Sus incorrecciones públicas también han ido dirigidas a famosos y, en una ocasión, sobre una actuación del músico británico Elton John, el duque de Edimburgo comentó: "Ojalá le hubieran apagado el micrófono".

Noticias

anterior siguiente