Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Desconcierto y enfado en Castilla y León, a las puertas de la vacunación con AstraZeneca: "Estamos hasta las narices"

Por
Una cola para vacunarse, el pasado lunes, ante el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid.
Una cola para vacunarse, el pasado lunes, ante el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid. EFE/R. García

Desconcierto y enfado son algunas de las sensaciones que han descrito este miércoles quienes se han quedado a las puertas de la vacunación contra la COVID-19 en Castilla y León, donde la Consejería de Sanidad ha suspendido cautelarmente la inoculación con viales de AstraZeneca. La decisión, comunicada en torno a las 10:00 horas, ha pillado por sorpresa a miles de ciudadanos que estaban citados a lo largo del día y que, en mucho casos, se han enterado de la noticia desde la misma cola, mientras esperaban su turno.

“Estoy un poco indignada, la verdad, porque ya que estabas preparada…”, confesaba a TVE una mujer que estaba a punto de ser vacunada en Valladolid, al igual que otras 2.400 personas. Justo a su lado, otra vallisoletana se quejaba de la “mala organización” y de que no hayan avisado con antelación.

Lo peor, en palabras de algunos castellanoleoneses citados este miércoles, es el desconcierto y la incertidumbre que les genera la paralización del proceso de forma tan repentina.

“No hay ningún responsable sanitario que pudiera tener la decencia de estar aquí y decirnos, comunicarnos, cuándo podemos venir a vacunarnos”, comentaba esta mañana un señor ante las cámaras de TVE.

Se ha llegado a poner "algunas" vacunas antes de conocerse la decisión

Los nacidos en los años 56, 57 y 58, dependiendo de cada provincia, habían comenzado a acudir desde el pasado jueves a los espacios autonómicos dedicados a la vacunación sin cita previa, tras ser llamados por las delegaciones territoriales en cada una de las nueve provincias de la Comunidad a través de las redes sociales.

A todos esos ciudadanos de entre 60 y 65 años, siguiendo las nuevas normas aprobadas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, se les comenzó a inocular el compuesto de AstraZeneca, hasta que este miércoles la Administración autonómica ha anunciado que suspendía de forma cautelar el proceso, pese a que muchos de estos ‘vacunódromos’ estaban ya listos para comenzar otra jornada de suministración masiva.

La confusión ha llegado a tal punto que, en León, según ha reconocido a Efe la Gerencia, han puesto "alguna" de las dosis a primera hora de la mañana, antes de que la Consejería de Sanidad anunciara la suspensión de esta vacunación masiva.

En el caso de Ávila, se han vivido momentos de tensión en el Hospital Provincial, donde estaba programada la jornada de vacunación, ya que varios de los convocados se han quejado ante el personal sanitario de la falta de información y del desplazamiento que acababan de realizar, en algunos casos desde localidades situadas decenas de kilómetros de la capital abulense.

"¡Estamos hasta las narices!", ha comentado a los medios una de las mujeres que a primera hora se encontraba a las puertas de la zona de vacunación, después de haber realizado 100 kilómetros desde el Valle del Tiétar, al sur de la provincia de Ávila.

Vecinos de Arenas de San Pedro, también en Ávila, han admitido que llevaban "una semana tomando la decisión" de si vacunarse o no ante las informaciones sobre esta vacuna, antes de lamentar que, una vez decidido que sí se vacunaban, se han encontrado con que se ha suspendido.

La consejera de Sanidad de CyL insiste en "ser prudente" y suspender la vacunación con AstraZeneca

En el resto de comunidades se ha seguido vacunando

La Consejería de Castilla y León ha explicado que la medida se ha adoptado "en aplicación del principio de precaución que ha de regir la gestión de alarmas y riesgos en cualquier medicamento", a la espera de conocer el informe de seguridad que ha hecho público la Agencia Europea del Medicamento por la tarde.

Este organismo ha confimado un “posible vínculo” de AstraZeneca con los casos inusuales de coagulación sanguínea reportados en algunas personas que recibieron esta vacuna, pero considera que su beneficio sigue estando por encima del riesgo de cualquier efecto secundario detectado.

En paralelo al revuelo que ha ocasionado la decisión de Castilla y León, el resto de comunidades autónomas sí se ha seguido vacunando este miércoles con AstraZeneca con normalidad, aunque algunos ciudadanos han confesado a TVE que estaban algo más inquietos por la información que les llegaba. “Viene una un poquito asustada”, ha dicho una mujer en A Coruña.

En cambio, otra aseguraba tener “ganas de recibirla” y una tercera ha expresado así su postura: “Adelante, lo que tenga que ser será”.

Los vacunados del día anterior: "Me vacunaba hoy otra vez"

En Castilla y León los que también han sido sorprendidos con la noticia son quienes se vacunaron un día antes, como Montse Marcos, nacida en Castromonte (Valladolid) en 1956 e inoculada este martes con el compuesto de AstraZeneca. No obstante, ella lo tiene claro: "Si me llamaran, me vacunaba hoy mismo otra vez. Esto es elegir: ¿Qué quieres: coronavirus o la vacuna"?, ha expresado en declaraciones a Efe.

Al igual que a Montse, su amiga Catalina Rodríguez, también de su misma quinta, le ronda la sospecha de por qué se ha decidido suspender esta vacunación "justo el día después de que el presidente del Gobierno anunciara que se llegará a un 70 por ciento de vacunados en agosto", algo que ambas interpretan como un "movimiento político" que les genera algo de "inquietud".

Las dos tienen la sospecha de que la  decisión excede el ámbito sanitario, ya que "los casos de trombosis son hoy los mismos que ayer", expresa 'Cati', quien confiesa haberse informado "mucho y con detalle" antes de vacunarse con el compuesto de AstraZeneca, para llegar a la conclusión de que es "segura".

Noticias

anterior siguiente