Enlaces accesibilidad

El Gobierno no retirará a De Prada de la negociación del CGPJ pero admite que sí renunció a Rosell

  • Montero insta a los populares a "salir de la actitud obstruccionista" que mantiene desde el inicio de la legislatura
  • La negociación entre Ejecutivo y PP ha encallado tras el veto a los dos jueces como vocales del Consejo

Por
Montero, sobre el CGPJ: "El Gobierno ha cedido, no ha ejercido ningún tipo de veto"

El Gobierno no tiene intención de renunciar a su propuesta de incluir al magistrado de la Audiencia Nacional José Ricardo de Prada en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pero sí admite que ha retirado de la mesa de negociación con el PP a la exdiputada de Podemos y actual delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, según confirman fuentes gubernamentales.

Por ello, el Ejecutivo exige al PP que reconsidere su postura y acepte volver a sentarse a negociar la renovación de este órgano sin "vetos". Ha instado así de nuevo a los populares a "salir de la actitud obstruccionista" que mantiene desde el inicio de la legislatura, a cumplir con la Constitución y a propiciar la elección de un nuevo CGPJ, porque "ninguna formación política tiene el derecho a vetar la renovación de ningún órgano". 

De momento, las fuentes consultadas explican a RTVE que los contactos con el PP a través del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, siguen abiertos para intentar un acuerdo sin más vetos. 

"El Gobierno ha cedido, no ha ejercido ningún tipo de veto"

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado que el Ejecutivo "ha cedido" ante el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) al no rechazar a ninguno de sus candidatos y aceptar algunos de sus vetos, pero ha subrayado que "estos vetos tienen un límite".

Montero no ha querido dar nombres, pero sí ha afirmado que el Ejecutivo ha aceptado la oposición ante propuestas de personas con una "especial vinculación a una determinada formación política".

"Algunas de las personas que han sonado en los medios finalmente no se incorporaban a las propuestas defendidas justo para facilitar el acuerdo, algunas personas que tenían responsabilidades en el actual Ejecutivo o habían tenido vinculación con algunas de las formaciones políticas de forma explícita", ha afirmado, al ser preguntada en concreto por el caso de Rosell.

Eso sí, ha dejado claro que lo que no aceptaron ni van a aceptar es que se vete a jueces por las actuaciones que hayan hecho en el desarrollo de sus responsabilidades como jueces, en clara alusión a De Prada. "No podemos permitir que exista ningún tipo de veto cuando estamos hablando de conductas asociadas al ejercicio de las funciones que estos juristas tenían asignadas antes de ser propuestos para este órgano", ha señalado.

El PP ha criticado en concreto la propuesta de De Prada, que formó parte del tribunal del caso Gürtel y motivó la declaración como testigo en el juicio del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, por lo que considera que nombrarlo vocal del Consejo sería "una ilegalidad". Además, el líder del PP, Pablo Casado, explicó al comité de dirección de su partido que el veto se debe a que la formación "no acepta la propuesta del PSOE de permitir puertas giratorias entre política y justicia", según fuentes del partido.

El Gobierno prevé contactar con el PP para retomar la negociación

El PSOE, por boca de su presidenta, Cristina Narbona, ha asegurado este lunes que una vez que se rompieron las negociaciones (una ruptura de la que responsabilizó al PP), es el partido de Pablo Casado quien ha de dar ahora el paso para volver al diálogo. Pese a ello, fuentes del Gobierno han señalado que el ministro de Justicia prevé seguir "tirando cabos" al PP para retomar la negociación.

La idea es que, en todo caso, los contactos preliminares que puedan desembocar en una vuelta al diálogo correrían a cargo de la interlocución habitual de Juan Carlos Campo, quien ha venido hablando sobre este asunto con el responsable de Justicia del PP, Enrique López.

Sin embargo, según ha podido saber RTVE, desde el PP no tienen previsto entrar en contacto con el Ejecutivo: "Nuestras condiciones siguen igual. Eso no cambia". Aseguran, además, que tanto Rosell como De Prada habían sido descartados, pero mientras se esperaban nombres alternativos les comunicaron que este último se mantenía. "Se sentaron a negociar diciendo que no iba a haber nadie de Podemos en el Consejo", añaden.

El PP advierte de que no acepta "chantajes" de PSOE y Podemos

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, ha advertido este martes al PSOE y Unidas Podemos de que no acepta "chantajes" con las reformas registradas por ambos grupos parlamentarios en su estrategia para forzar al PP a pactar la renovación del CCGPJ.

En una rueda de prensa en el Congreso, Gamarra ha insistido en que esa última reforma está "mal hecha" porque se ha hecho mediante una tramitación exprés, sin pedir informe al propio CGPJ y sin escuchar al resto de agentes implicados.

"Una cosa es la responsabilidad en la renovación de un órgano bajo las normas establecidas con unas mayorías cualificadas para proteger la independencia de ese órgano y otra muy distinta la tramitación de una reforma que afecta a la ley orgánica que afecta a esas normas", ha argumentado, incidiendo en que "son cuestiones que no deben interferir una con la otra".

Noticias

anterior siguiente