Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Defensa envía militares sin vacunar a Rumanía y confía en que la OTAN lo haga allí

Por
 La ministra de Defensa, Margarita Robles
La ministra de Defensa, Margarita Robles EFE/ Rodrigo Jiménez

El Ministerio de Defensa ha enviado a 130 militares sin vacunar contra el coronavirus a una misión de la OTAN en Rumanía. Según fuentes del ministerio, no se les ha inyectado porque no estaban a tiempo de recibir la segunda dosis en España antes del despliegue. Ahora esperan que la Alianza Atlántica pueda realizar allí la vacunación.

La instrucción de Defensa establece la vacunación de todo el personal sanitario por ser crítico, así como la de los militares que vayan a ser desplegados en zonas de operaciones "y el personal de Unidades Operativas (incluyendo su cadena de mando establecida) que tengan un mayor riesgo de COVID-19 debido a las misiones asignadas".

Los militares estarán en el país europeo dos meses, en una misión de protección del espacio aéreo de la OTAN. Acompañan a seis cazas del Ejército del Aire español que se desplegarán en el espacio aéreo rumano dentro de la misión que defiende las fronteras de la Alianza Atlántica frente a Rusia en los países bálticos (Estonia, Lituania, Letonia) y en Rumanía.

La OTAN conoce esta circunstancia

El contingente español en Rumanía se compone de 130 militares, que han viajado en tres tandas. El último grupo y el más numeroso aterrizó ayer martes y a ninguno de los militares se le ha administrado la vacuna de la COVID. Las fuentes han indicado que la OTAN conocía esta circunstancia y confían en que, al ser personal de la Alianza, los aliados estadounidenses les pongan allí la vacuna.

Esta es la primera vez que militares españoles viajan con la OTAN a Rumanía dentro de esta misión. Alrededor de 350 más se encuentran ya en Letonia enmarcados dentro de la misma operación de protección del espacio aéreo frente a Rusia.

La misión Policía Aérea del Báltico comenzó en 2004 tras el ingreso en la OTAN de las tres repúblicas bálticas, enmarcada en el esfuerzo colectivo para vigilar la ampliación del espacio aéreo de la Alianza, dadas las dificultades para los nuevos países miembros de asumir por sí solos esa responsabilidad. 

Polémica por las vacunaciones en la cúpula del Ejército

El envío de este contingente llega en medio de la polémica dentro del Ejército por la vacunación del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) Miguel Ángel Villarroya. El anterior JEMAD anunció su dimisión el pasado sábado por vacunarse saltándose el protocolo contra el coronavirus. Este martes le ha sustituido el almirante Teodoro López Calderón, actual jefe de la Armada.

Villarroya, de 63 años, ha sido el primer JEMAD (cargo que se creó en 1984) en dimitir de su cargo, tras conocerse que él, junto con otros generales del Estado Mayor de la Defensa (EMAD), se habían vacunado contra la COVID-19, aunque dijo marcharse "con la conciencia tranquila" porque nunca pretendió "aprovecharse de privilegios".

Noticias

anterior siguiente