Enlaces accesibilidad

Agricultores indios toman el Fuerte Rojo de Nueva Delhi durante una violenta protesta

  • Llevaban dos meses acampados para pedir al Gobierno la derogación de tres leyes que liberalizan el sector
  • Al menos una persona ha muerto y 18 policías han resultado heridos

Por
Miles de campesinos indios marchan por la capital contra la reforma agraria del país

Miles de agricultores han salido este martes a las calles de la capital de India, Nueva Delhi, para presionar al Gobierno para que derogue unas leyes que liberalizan el sector agrícola en una marcha, inicialmente pacífica, que ha desencadenado enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Un grupo de manifestantes se ha desviado de la ruta acordada entre los organizadores y la Policía y han tomado el icónico Fuerte Rojo, que se encuentra en el caso antiguo de la capital. Al menos un manifestante ha fallecido y 18 policías han resultado heridos, entre ellos uno de gravedad.

La marcha ha coincidido con el Día de la República, un evento en el que las regiones del país muestran sus tradiciones y se celebra un desfile militar.

"Nuestro objetivo no es conquistar Delhi"

Las autoridades indias permitieron que los agricultores celebraran este martes la manifestación a cabio de que no interrumpiera el desfile del Día de la República, que se celebra en el centro de Nueva Delhi. Para ello, la Policía les ofreció una ruta específica, que debía bordear la capital.

Un grupo de manifestantes se ha desviado de la ruta y, con la ayuda de tractores y excavadoras, ha retirado barricadas de hormigón y vehículos que les cortaban el paso.

Varios agricultores han arremetido contra las fuerzas de seguridad y los antidisturbios han tratado detenerlos con gases lacrimógenos y cañones de agua sin éxito, unos enfrentamientos que han causado la muerte de al menos una persona y alrededor de 18 policías heridos.

Un hombre lanza gas lacrimógeno a la Policía durante una manifestación de agricultores en India

Un hombre lanza gas lacrimógeno a la Policía durante una manifestación de agricultores en India REUTERS REUTERS/Stringer

Antes de comenzar la manifestación, sus organizadores han insistido en que su objetivo "no es conquistar Delhi, sino conquistar los corazones de la gente de este país".

"A pesar de todos nuestros esfuerzos, algunas organizaciones e individuos violaron la ruta y cometieron actos que condenamos. Elementos antisociales se han infiltrado en este movimiento pacífico", ha asegurado el principal organismo campesino, Samyukta Kisan Morcha, en un comunicado, según recoge Efe.

El desfile del Día de la República

Las protestas se han vuelto violentas poco después de que finalizara el desfile del Día de la República y el primer ministro indio, Narendra Modi, y el resto de miembros del gabinete han sido trasladados a sus viviendas antes de que los manifestantes llegaran al centro de la capital.

Una de las imágenes más destacadas de la manifestación ha sido la toma del Fuerte Rojo por parte de cientos de agricultores, donde cada año los mandatarios indios pronuncian un discurso por el Día de la Independencia.

"Cientos de miles de granjeros participaron en el Día de la República del pueblo, no del Gobierno. Algo sin precedentes", ha afirmado a Efe el secretario general del frente campesino All India Kisan Sabha, Hannan Mollah.

Unas leyes que liberalizan el sector

Después de dos meses acampados a las afueras de Nueva Delhi la marcha de este martes, respaldada por miles de concentraciones en todo el país, busca presionar a Modi para que derogue las tres leyes que liberalizan el sector y acaban con un mercado controlado por el Gobierno.

El campo indio protesta contra la reforma agraria con un parón de 250 millones de personas

Estas tres leyes flexibilizan las normas sobre la venta y el precio de algunos productos agrícolas y obligarán a los agricultores a negociar los precios con las empresas dentro de la cadena de distribución, algo que califican como una "sentencia de muerte".

Por su parte, el Gobierno indio -que propuso una moratoria de 18 meses en la aplicación de las leyes, que fue rechazada por los sindicatos- asegura que ahora los agricultores podrán negociar en sus propios términos.

Noticias

anterior siguiente