Enlaces accesibilidad
Estados Unidos

El líder republicano en el Senado de EE.UU. acusa a Trump de "provocar" el asalto al Capitolio

  • McConell acusa a los partidarios de Trump de usar "la violencia" para parar la certificación de la victoria de Biden
  • Han retirado a una docena de guardias nacionales de la investidura por lazos con movimientos extremistas

Por
Imagen de archivo de la Guardia Nacional a las puertas del Capitolio
Imagen de archivo de la Guardia Nacional a las puertas del Capitolio ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP

El líder de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, ha asegurado este martes que el presidente Donald Trump "provocó" el asalto al Capitolio que llevaron a cabo sus partidarios el pasado 6 de enero.

"La multitud se ha alimentado de un montón de mentiras. Fue incitada (a actuar) por el presidente y otras personas poderosas", ha dicho el que fue uno de los aliados del exmandatario en un discurso ante la Cámara Alta, según ha informado la cadena de televisión CNN.

El incidente se produjo cuando el Congreso de EE.UU. celebraba una sesión conjunta para certificar la victoria de Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre. Horas antes del asalto, Trump alentó a sus seguidores a "marchar" hacia el Capitolio para protestar por lo que considera fraude electoral y reclamar la victoria para sí mismo.

Continúan las investigaciones del asalto al Capitolio con nuevas imágenes del "hombre vestido de bisonte"

En este sentido, el líder republicano ha censurado que los partidarios de Trump "trataron de utilizar el miedo y la violencia para parar un procedimiento específico de la primera rama del Gobierno federal que no les gustaba". "Pero seguimos adelante" y trabajando para el pueblo estadounidense, se ha congratulado. 

Una ceremonia "segura"

Por otro lado, se ha referido a la toma de posesión de Biden y de la vicepresidenta electa, Kamala Harris, que tendrá lugar este miércoles, y ha apuntado que el presidente demócrata prestará juramento como estaba previsto y que la ceremonia será "segura".

En referencia al resultado de los comicios, McConnell ha precisado que las "órdenes" procedentes de los estadounidenses "están claras". "Tenemos que tener un debate sólido y buscar un terreno común", ha aseverado, subrayando que los partidos deben alcanzar "acuerdos" y "controlar y equilibrar a los demás (poderes) donde sea necesario".

Los comentarios de McConnell llegan cuando el Senado se prepara para celebrar un nuevo juicio político (impeachment) contra Trump por "incitación a la insurrección", cargo enmarcado en el asalto al Capitolio. En este contexto, ha matizado que el Senado ha recibido un mensaje de la Cámara de Representantes sobre la celebración del juicio, pero ha recalcado que la Cámara Baja no ha transmitido el artículo de cargos a la Cámara Alta.

Los demócratas presentan un 'impeachment' contra Donald Trump que podría afectar a su reeleción como presidente

Por su parte, el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, que está a punto de suceder a McConnell en los próximos días, ha dicho en un discurso también ante la Cámara Alta que Trump "es una amenaza para nuestro orden constitucional, esté en el cargo o no".

Retirados una docena de guardias nacionales por lazos con movimientos extremistas

Una docena de miembros de la Guardia Nacional de Estados Unidos han sido retirados del despliegue de la toma de posesión del presidente electo, Joe Biden, debido a sus vínculos con movimientos extremistas, según han informado este martes funcionarios estadounidenses a la agencia Reuters.

Uno de ellos ha sido retirado del servicio tras recibir mensajes de texto preocupantes y otro fue denunciado a una línea de información, ha dicho a los periodistas el General del Ejército Daniel Hokanson, jefe de la Oficina de la Guardia Nacional. No obstante, hasta el momento se desconocen los detalles de la investigación de los antecedentes de los demás soldados y qué ha llevado a que fueran retirados. Además, una de las fuentes ha afirmado que más miembros de la Guardia Nacional podrán verse afectados.

El FBI anunció este domingo que estaba investigando a los más de 25.000 efectivos de la Guardia Nacional y a los policías desplegados en el dispositivo de seguridad, después de que la Fiscalía recopilara pruebas de que algunos de los participantes en el asalto al Capitolio buscaran "capturar y asesinar" a representantes políticos.

La semana pasada, la Guardia Nacional de Virginia informó de que un agente de policía llamado Jacob Fracker estuvo relacionado con los violentos disturbios en el Capitolio. 

Noticias

anterior siguiente