Enlaces accesibilidad

La UE acuerda preparar nuevas sanciones contra Turquía por sus acciones en el Mediterráneo oriental

  • Quieren ampliar la lista actual de sancionados, que incluye personas relacionadas con la compañía petrolera estatal turca
  • Pese al deterioro en la relación, Turquía se trata de un vecino ineludible y socio clave para la Unión Europea

Por
El presidente francés Emmanuel Macron (i), el presidente del CE Charles Michel (d) y el Alto Representante de la UE, Josep Borrell (a)
El presidente francés Emmanuel Macron (i), el presidente del CE Charles Michel (d) y el Alto Representante de la UE, Josep Borrell (a) EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Tras varias horas de negociación, los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europa (UE) han superado este viernes sus diferencias y han acordado sancionar a Turquía por sus acciones "ilegales y agresivas" de exploración de gas en el Mediterráneo oriental.

En concreto, quieren ampliar la lista actual de sancionados, que actualmente incluye a dos personas relacionadas con la compañía petrolera estatal turca. En las próximas semanas se elaborará una lista de nombres que se someterá a la aprobación de los Estados Miembros, de conformidad con las conclusiones aprobadas por la Cumbre de los Veintisiete en Bruselas.

Además, han encomendado al Alto Representante para Política Exterior, Josep Borrell, que estudie la posibilidad, de aquí a marzo, de ampliar el ámbito de estas sanciones, en función de cómo avance la relación con Ankara.

Turquía y Grecia se enfrentan por la búsqueda de hidrocarburos en el Mediterráneo al este de Creta, una región que ambos países consideran zona económica exclusiva (ZEE) y donde ambos han realizado maniobras militares, en un gesto de hostilidad mutua.

Un socio clave e ineludible para la UE

La amenaza de represalias se había planteado en el mes de octubre, pero varios estados se mostraban en duda. Pese al deterioro en la relación, Turquía es un vecino ineludible y socio clave para la UE.

Mientras Alemania mostraba "temor a los flujos migratorios" e Italia por los vínculos energéticos con Turquía, los países de Europa del Este ven a Ankara como "un importante aliado de la OTAN contra Rusia", ha explicado a AFP una fuente diplomática.

Al final, "las medidas que se decidan serán sanciones individuales, y se podrán aplicar medidas adicionales si Turquía continúa con sus acciones", ha explicado un diplomático.

Evitan medidas más drásticas

Sin embargo, evitan medidas más drásticas como llevar a cabo un embargo de armas, tal como pedía Grecia, y recalcan que "la oferta de una agenda positiva entre la UE y Turquía sigue sobre la mesa".

Francia, enfadada por la política exterior turca en Siria y Libia, también ha tratado de presionar a la UE para que considere la posibilidad de aplicar sanciones económicas, pero no ha contado con un amplio apoyo.

Reportajes 5 Continentes - Macron y Erdogan, dos rivales en el Mediterráneo Oriental - Escuchar ahora

En la cumbre del pasado 1 de octubre, los jefes de Estado y de Gobierno se comprometieron a revisar el estado de la relación con Turquía y a aplicar nuevas sanciones si el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan no rebajaba las tensiones con la UE, especialmente con Grecia y Chipre.

"Las acciones unilaterales y provocativas de Turquía en el Mediterráneo oriental todavía continúan, incluido en la Zona Económica Exclusiva de Chipre", dicen los líderes en las conclusiones de la cumbre. No obstante, "toman nota" de la decisión de Ankara de retirar, el 30 de noviembre, el buque Oruç Reis de las aguas de Grecia.

"Creo que el acuerdo es equilibrado en las cuestiones sobre las que nos sentimos provocados, nuestros colegas chipriotas tienen razón para quejarse, pero espero que los mensajes que estamos enviando sean recibidos y comprendidos", ha señalado Angela Merkel al término del Consejo. También el presidente español, Pedro Sánchez, se ha manifestado en la misma línea. "No cerramos la puerta a tener un diálogo constructivo en ese contexto", ha señalado.

Los Veintisiete reiteran su apoyo a Chipre y condenan la reciente vista de Erdogan al barrio de Varosha, en el norte del país, y la decisión de las autoridades turcochipriotas de reabrir el área, establecida desde hace 46 años como zona militar y considerado clave en este conflicto.

Noticias

anterior siguiente