Enlaces accesibilidad
Alemania

Al menos cinco muertos y más de una decena de heridos en un atropello múltiple en la ciudad alemana de Tréveris

  • Un vehículo ha arrollado a varias personas en el centro de la ciudad, entre ellas un bebé de nueve meses
  • El conductor, que padece problemas psicológicos e iba bajo los efectos del alcohol, ha sido detenido 

Por
Un atropello en Alemania deja al menos cinco muertos y varios heridos

Al menos cinco personas han muerto en la ciudad alemana de Tréveris (Trier) tras ser atropelladas por un automóvil. El conductor, un hombre de 51 años residente de una localidad cercana, ha sido detenido e interrogado, según ha informado la policía de esa localidad occidental de la RFA. Se desconoce el número exacto de heridos y los agentes han informado que entre las víctimas mortales hay un bebé de nueve meses, una mujer de 25 años, un hombre de 45 y una mujer de 73.

Por el momento, el número de heridos asciende a 15 personas, cinco de ellos de carácter grave.

Los hechos han ocurrido en torno a las 13:45 hora local en el centro histórico de la ciudad, entre la Basílica de Constantino y la Porta Nigra, cuando un SV Range Rover de color gris ha irrumpido a gran veloicdad por la zona. Varios transeúntes han salidos disparados por los aires y algunos puestos comerciales han sido dañados, según han relatado testigos. 

De ahí, el conductor ha llevado el vehículo a una calle adyacente, donde ha sido interceptado por varios agentes y posteriormente detenido. Apenas han pasado cuatro minutos desde el primer aviso hasta el arresto. Y según las primeras pesquisas, el atacante padece trastornos psiquiátricos y no ha actuado bajo motivación política ni religiosa.

Angustia y desconcierto

El suceso ha sumido el centro de la ciudad en el caos en cuestión de minutos. Ruth Hornung, venezolana residente en la ciudad, volvía del trabajo en el autobús cuando ha sido retenida a la altura de la Porta Nigra instantes después del accidente.

"Fue un momento de muchísima incertidumbre porque todo pasó muy rápido. Podía ver muchas ambulancias, muchos médicos y gente desesperada. Es horrible", ha relatado al Canal 24 Horas. Su amigo Manuel Juan, un español que vive en Tréveris, describe una localidad bajo un fuerte dispositivo policial, con helicópteros sobrevolando la zona. 

La policía ha pedido a los ciudadanos que eviten la zona, pero no ven peligro una vez detenido el autor. Con todo, el ambiente en una ciudad blindad es de absoluta incertidumbre, puesto que se desconoce si el conductor iba acompañado. 

"Había gente desesperada y muchas ambulancias en Tréveris. Es horrible"

El autor iba fuertemente alcoholizado

El centro de la ciudad ha quedado acordonado y se ha desplegado un fuerte dispositivo policial para investigar los hechos. Allí han acudido el alcalde y la jefa de Gobierno regional. "Acabo de pasar por el centro de la ciudad y ha sido horrible. Hay una zapatilla tendida en el suelo, y la niña a la que pertenece está muerte", ha dicho el alcalde, Wolfram Leibe, visiblemente emocionado, durante una rueda de prensa. 

La Fiscalía de Tréveris ha precisado que el sospechoso no tiene antecedentes y había pasado los últimos días "en su vehículo". El autor iba fuertemente alcoholizado cuando ha sido detenido (1,4 mg/l, muy por encima del límite legal de 0,25 mg/l) y se investiga si pudiese tener alguna "enfermedad psiquiátrica". Está acusado de cuatro presuntos delitos de asesinato y "muchos más" de intento de homicidio al entender que ha sido un acto "malintencionado" en el que el coche ha sido utilizado "como un arma".

El miércoles pasará a disposición judicial y está por ver si queda en prisión preventiva o si se le interna en una institución psiquiátrica, ha percisado la Fiscalía.

Escoltados por dos helicópteros y fuertemente armados, los agentes han investigado a lo largo del martes el móvil y un equipo de artificieros ha revisado el vehículo para descartar que hubiera algún artefacto explosivo. 

Seguridad reforzada en Alemania

El incidente en Tréveris es el segundo con un vehículo que se registra en el país menos de una semana. El pasado 25 de noviembre, un hombre estrelló su coche contra la verja de la sede de la Cancillería, la oficina de Angela Merkel, en Berlín, y fue detenido.

El vehículo no llegó a atravesar la verja y solo sufrió daños menores. Los agentes descartaron un ataque y no encontraron explosivos ni armas. En los laterales del vehículo había escrito lemas: "Parad la globalizacón" en el lado derecho y "Malditos asesinos de niños y ancianos" en el otro lado.

En los últimos años, las autoridades han endurecido la seguridad en las zonas peatonales a lo largo del país tras el atropello masivo en el que murieron 12 personas en un mercadillo de Navidad de la capital. 

Noticias

anterior siguiente