Enlaces accesibilidad

Sahara Occidental: un conflicto desde la distancia

  • El conflicto en el Sahara Occidental entre el gobierno de Marruecos y el Frente Polisario, preocupa a las asociaciones en defensa del pueblo saharaui
  • Algunas, como Smara en Castellón, piden la intervención de la comunidad internacional para evitar la guerra en el territorio.

Por
Sahara Occidental: un conflicto desde la distancia

Nos acercamos a Embarka: es la primera mujer saharaui que se doctoró en el mundo. Afincada en Castellón desde hace 20 años, vive con preocupación el conflicto reavivado en el Sáhara Occidental. "Nos afecta muchísimo porque estamos lejos, es un sufrimiento diferente porque no estás con la gente, solo sabes lo que te cuentan", asegura.

Tras la ruptura del alto el fuego firmado con Rabat, afirma tener sentimientos encontrados. Ve la guerra como algo indeseable y, a la vez, necesaria para desbloquear un conflicto congelado desde hace 30 años. "Es una situación que ya no tiene vuelta atrás. Yo creo que la guerra es una condición para el logro de la paz. Es triste pero es así".

La realidad de los refugiados saharauis

El Sáhara fue abandonado por España cuando era su colonia hace 45 años. Marruecos aprovechó para ocupar un 80% del territorio. 170.000 refugiados saharauis, según Acnur, viven en los campamentos de Tinduf. Entre ellos, un niño que Esteban acoge cada verano. "Estamos inquietos por saber cómo lo están pasando estas familias", reconoce Esteban. "Se coge mucho cariño a estas personas".

La guerra es una condición para el logro de la paz

Por su parte, Pura ha recibido niños saharauis desde 1995. Algunos de ellos, ya adultos, se están alistando voluntaramiente para ir a la guerra. "¿Tú sabes que a lo mejor os van a matar? No se me ocurrió otra cosa que decirles eso", confiesa Pura. "¿Y sabes qué me dijo? Nosotros estamos muertos ya. Tú no sabes lo que es llevar aquí tantos años, despertarte en un desierto, ver nada más que arena a más de 50 grados en verano".

La asociación Smara acusa a la ONU de inacción y pide a la comunidad internacional que intervenga. "Estamos muy decepcionados con el gobierno de España: es una causa y un pueblo muy próximos y no deben apoyar una monarquía desfasada en el tiempo", asegura Embarka. Y recuerdan que llevan 29 años esperando un referendum de autodeterminación que todavía no ha llegado.

Noticias

anterior siguiente