Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Cataluña estudia imponer el confinamiento domiciliario durante el fin de semana

Por
Las comunidades sopesan aplicar más restricciones tras el nuevo estado de alarma

La Generalitat de Cataluña está estudiando la posibilidad de aplicar un confinamiento domiciliario durante el fin de semana para evitar un nuevo confinamiento total como el del mes de marzo, pero ha criticado que el estado de alarma "no da todas las garantías jurídicas" para aplicar las medidas que considere oportunas. La comunidad ha registrado en las últimas 24 horas 4.167 nuevos positivos de COVID-19 y 25 fallecidos.

Así lo ha avanzado este lunes la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, en una entrevista en Catalunya Radio, en la que ha explicado que el Govern "irá viendo qué medidas debe ir tomando" en función de cómo evolucionen los datos epidemiológicos, aunque ha remarcado que hay que intentar "evitar el confinamiento total" que se aplicó en marzo.

En cambio, un confinamiento de fin de semana sí "es un escenario que está sobre la mesa" del Govern, ya que sábado y domingo "es cuando hay más interacción social".

"Hemos de explorar diferentes escenarios, y uno de ellos podría ser este, es una opción que está contemplada", ha insistido Budó, que ha hecho hincapié en la necesidad de "reducir la interacción social".

Aragonès asegura que explorarán todas las medidas para frenar la pandemia: "Es importante actuar lo más rápido posible"

El estado de alarma "limita las decisiones" del Govern

Budó ha destacado que la primera noche de toque de queda en Cataluña "parece que ha funcionado" gracias a la "responsabilidad" de la gente.

Sobre el decreto de estado de alarma impulsado por el Gobierno de Pedro Sánchez, ha opinado que "se ha quedado corto" porque "limita las decisiones que como gobierno de Cataluña podemos tomar".

Por ejemplo, el Govern no puede "dictar la obligatoriedad del teletrabajo" o imponer un "confinamiento domiciliario" de manera "unilateral" porque el decreto no le da "toda la cobertura jurídica para poder tomar todas esas decisiones sin ir a pedir la autorización" de los tribunales o del Gobierno español. 

Sin síntomas de mejora de la pandemia

La epidemia sigue propagándose sin control en Cataluña, donde han diagnosticado 4.167 nuevos positivos de COVID-19 en las últimas 24 horas y ha añadido otros 25 fallecidos a la lista de víctimas, mientras siguen creciendo los pacientes hospitalizados, que ya son más de 2.000, 347 de ellos en la UCI, cinco más que ayer.

Según los datos epidemiológicos actualizados este lunes por el Departamento de Salud, la incidencia acumulada de casos en los últimos 14 días (IA14) es de 572,2 por cada 100.000 habitantes, 38 casos más que la víspera, mientras que el riesgo de rebrote (EPG), que mide el índice de crecimiento potencial de la epidemia, se ha situado en 841, casi el doble que el máximo en la primera ola, que fue de 454, y 53 puntos más que el domingo.

El único dato que se mantiene estable con respecto a ayer es la velocidad de reproducción de la enfermedad, que se mantiene en una Rt de 1,53. Los datos no mejoran como esperaban los epidemiólogos al cumplirse diez días del cierre de bares y restaurantes en toda Cataluña

Noticias

anterior siguiente