Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Señales Covid en el museo, cuando seguir la flecha se convierte en arte

  • El Centro de Arte Contemporáneo Dos de Mayo de Móstoles cuenta con una señalética "Covid" amable y creativa
  • Las distancias de seguridad y los protocolos se extienden en una iniciativa única de coreografía espacial

Por
El proyecto se ha levantado por entero con materiales sostenibles como el papel encolado Murray

Que algo tan aparentemente frío como una flecha en el suelo, impuesta por la distancia de seguridad, se transforme en sinónimo de hospitalidad, y, con todas las cautelas, en alegría, puede darnos la medida de cómo se deconstruyen las relaciones entre el hombre y el espacio en la era del coronavirus.

Con este runrún el CA2M, el Centro de Arte Contemporáneo Dos de Mayo de Móstoles, dependiente de la Comunidad de Madrid, ha elevado su señalética a explosión creativaaquilatada en los protocolos de seguridad, pero también “libre, cercana y relajada”, como explica su director, Manuel Segade, sobre la filosofía de un museo gratuito y “abierto a la comunidad con espacios que mutan”, donde te puedes encontrar a chavales que rapean en la terraza o a un grupo de vecinos en mitad de un curso para aprender a tejer, explican.

Uno de las ascensores con mensaje del CA2M Murray

Coreografiar el espacio con personalidad propia

Para abrir boca, en la entrada, el CA2M saluda con un “hola, cómo estás” y recuerda que aquí se “habla por los codos”, que solo “puedes tocar con los ojos” o que la distancia entre las personas (1.5 metros) son solo cuatro pasos u ocho escalones, que estamos separados pero no aislados y que "la parada es parte del camino". Esto como norma general de la visita y lo hace vía textos y señales con aspecto lúdico donde a veces los niños juegan a la rayuela, nos cuentan.

“Queríamos huir de la típica banda limitante en el suelo y dar un giro a las instrucciones, coreografiar el espacio y que fuera menos impositivo. En algunos sitios la señalética es tan sutil que ni se ve, aquí quisimos exagerarla para que no se olvide la seguridad pero que no se perdiera el código cariñoso a pesar de las mascarillas, los hidrogeles y las distancias”, explica Segade a RTVE.es.

El proyecto se basa en un sistema modular que invita a la hospitalidad Murray

El proyecto de "señalética crítica" concebido en un principio como efímero, ha sido diseñado por la agencia Murray Branding & Design, se ha levantado por entero con materiales sostenibles como el papel encolado y es una rara avis en las instituciones culturales españolas e internacionales.

La estructura que envuelve el edificio (con un fondo de más de 1.500 obras y casi 6.000 m2 de superficie) desde la cafetería, al zaguán, pasillos o salas, se apoya en dos ejes: uno horizontal, con símbolos propios (glifos) en el suelo con la tipografía galápagos en magenta y amarillo que delimitan entradas y salidas, y otro vertical, donde los guiños en los detalles- que casi rozan el aforismo- son perlas para los visitantes: desde una escalera que ofrece imaginación con una banderola gigante a una máxima reconfortante que señala en el ascensor que aunque debes subir solo, no estás en soledad.

La tipografía en magenta, amarillo, blanco y negro marca el diseño Murray

“Queríamos que se pudiera recorrer un espacio con un desconocido pero a la vez sintiéndose juntos y reflexionar sobre los procesos recientes de digitalización de nuestras relaciones. Trabajamos a nivel verbal a partir de los protocolos reales de la Comunidad de Madrid con su lenguaje institucional pero escribimos estos textos de forma amable y no binaria pero sin caer en lo naíf”, detalla Paula Chalkho, directora creativa de Murray, sobre la sintonía en la ejecución con la línea del museo.

Al margen de la originalidad, el proyecto en estos tiempos “paralizantes” ha ejercido de revulsivo: ya se han producido visitas específicas de arquitectos para recorrer la señalización del CA2M. Y un milagro más en medio del "confinamiento" en Móstoles (más de 200.000 habitantes).

“Antes de la pandemia teníamos muchísimos visitantes como 15.000 al mes. Cuando reabrimos en mayo cayó en picado a unos 200. A partir de la señales que ya llaman al público desde la calle, hemos subido a unos 1.000 a la semana. Estamos al 40% de aforo cuando El Prado y el Reina Sofía están en torno al 10%”, ahonda el director con orgullo. Pura retroalimentación en la “nueva normalidad”.

La escalera invita a la reflexión y a mantener la distancia Murray

Covid Exit: el diseño gráfico desafía al coronavirus

El diseño gráfico ha afilado la creatividad con la pandemia. Bajo el lema Covid Exit se celebra en la capital Madrid Gráfica 2020 con la participación de más de 500 artistas de 45 nacionalidades distintas que exhiben sus obras en lugares emblemáticos como la Plaza de Oriente o en museos como el Nacional de las Artes Decorativas, donde se expone el diario de confinamiento en ilustraciones De repente, inmovilizaron el mundo, del francés Ruedi Baur, uno de los principales exponentes del diseño cívico [Mira aquí el programa completo]

Ilustración del diario de confinamiento de Ruedi Baur Museo Nacional de Artes Decorativas



“Los diseñadores tienen ahora una importante tarea social que cumplir. Llenar las calles con un mensaje de aliento, ánimo y responsabilidad a la vez. Haciendo que el Diseño contribuya a recuperar la vida urbana, cultural y social, y el pulso económico de la sociedad, esencial para lograr una recuperación plena. Necesitamos carteles que transmitan mensajes elaborados, bajo diferentes puntos de vista pero con un tema y un lema común: Covid Exit. Carteles que lleguen hondo, que sustituyan a las argumentaciones largas por mensajes sencillos y fuertes que a través del sentimiento, el sentido del humor o la fuerza gráfica, hagan pensar. Mensajes que lleguen a la vez al ojo, a la cabeza y al corazón”, señalan desde el certamen organizado por Dimad (Asociación de Diseñadores Gráficos de Madrid) y el Ayuntamiento con el apoyo del Foro de Empresas de la capital.

Noticias

anterior siguiente