Enlaces accesibilidad
Elecciones EE.UU. 2020

Biden cree que el próximo debate no debe celebrarse si Trump continúa enfermo de COVID-19

  • El candidato demócrata ha declarado que "espera" debatir con el mandatario el próximo debate del 22 de noviembre
  • Trump ha señalado en Twitter que estará el próximo 15 de enero en el debate previsto a pesar de seguir recuperándose

Por
El candidato presidencial demócrata de Estados Unidos, Joe Biden, se ajusta la mascarilla durante una parada de campaña en Gettysburg, Pensilvania, Estados Unidos.
El candidato presidencial demócrata de Estados Unidos, Joe Biden, se ajusta la mascarilla durante una parada de campaña en Gettysburg, Pensilvania, Estados Unidos. REUTERS/Kevin Lamarque

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, ha afirmado este martes que el debate programado para el 15 de octubre con el presidente de EE.UU., Donald Trump, no debería celebrarse en caso de que su rival republicano siga enfermo de COVID-19.

"Creo que si todavía tiene COVID-19, no deberíamos tener un debate", ha señalado Biden en declaraciones a periodistas.

Con anterioridad, Trump había anticipado este martes en Twitter su participación en el cara a cara. "Estoy esperando el debate de la noche del jueves 15 de octubre en Miami. ¡Será genial!", ha escrito.

También en el aire el debate del 22 de octubre

Además del debate en Miami del 15 de octubre, hay un último programado para el día 22 en Nashville (Tennessee).

Biden ha declarado que "espera" debatir con Trump en esas fechas, pero también que deben seguirse "protocolos muy estrictos".

"Demasiada gente se ha contagiado. Es un problema muy grave, así que me guiaré por los protocolos", ha avanzado el candidato demócrata, cuya campaña ha anunciado que volvió a dar negativo en una nueva prueba a la que se sometió este martes.

Biden y Trump debatieron por primera vez el pasado martes pocas horas antes del positivo del presidente.

Por su parte, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, y su rival demócrata, Kamala Harris, tienen previsto participar en un cara a cara este miércoles en Salt Lake City (Utah).

Aunque el vicepresidente ha dado negativo en todas las pruebas a las que se ha sometido desde el positivo de Trump, la campaña de Harris ha pedido que se instalen barreras separadoras de plexiglás.

Trump ha regresado este lunes a la Casa Blanca tras una hospitalización exprés en un centro médico militar para tratarse de la COVID-19 y recibir tratamientos experimentales.

Noticias

anterior siguiente