Enlaces accesibilidad
Cultura

Carlos Ruiz Zafón, el triunfador discreto que batió récords con 'La sombra del viento'

  • El escritor barcelonés ha muerto a los 55 años en Los Ángeles a consecuencia de un cáncer
  • Su obra ha sido traducida a 40 idiomas y ha vendido más de 25 millones de ejemplares en todo el mundo

Por
Carlos Ruiz Zafón, el triunfador discreto que batió récords con 'La sombra del viento'

El escritor Carlos Ruiz Zafón, que ha fallecido este viernes en Los Ángeles (Estados Unidos) a consecuencia de un cáncer, es uno de los escritores españoles más exitosos del siglo XXI, sobre todo gracias a la tetralogía El cementerio de los libros olvidadostraducida a más de 40 idiomas y con más de 25 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo.

A pesar de ese éxito, Ruiz Zafón (Barcelona, 1964) mantuvo siempre un perfil discreto, limitando sus apariciones públicas a las promociones de sus libros, lejos de la fama que le suponía ser el escritor español con mayor repercusión después de Cervantes. "Yo no hago mucho caso a esas cosas, yo me conformo y me siento más que satisfecho con ser un escritor leído", aseguraba en una entrevista a RTVE.es en 2016 con motivo de la publicación de El laberinto de los espíritus, la novela que cerraba la citada tetralogía. 

Aferrado a sus convicciones, siempre se negó a que la novela que le lanzó a la fama, La sombra del viento (2001), y sus secuelas posteriores fueran adaptadas al cine pues lo consideraba "una traición" a su obra.

"Este cuarteto de novelas trata sobre los libros, quienes los escriben, quienes los venden, quienes los leen y quienes los destruyen, y sería un error intentar transformarlas en otra cosa para hacerlas más populares o intentar exprimirlas, porque no hace falta que todo sea una serie, una película o un videojuego", aseguró cuando le preguntaron por su rechazo a llevar a la gran pantalla sus historias y personajes literarios.

Inicios en la literatura juvenil

Carlos Ruiz Zafón estudió Ciencias de la Información y dio sus primeros pasos en el mundo de la publicidad y llegó a ser director creativo, pero en 1992 decidió abandonar esta profesión para dedicarse a la literatura.

Comenzó en el campo de la narrativa juvenil, con la publicación en 1993 de El príncipe de la niebla, con la que ganó el permio Edebé, lo que permitió a Carlos Ruiz Zafón trasladarse a Los Ángeles, donde compatibilizó su labor literaria con la escritura de guiones audiovisuales. 

El palacio de la medianoche (1994) y Las luces de septiembre (1995) completaron, junto con su primera novela, la Trilogía de la niebla, también de temática juvenil, al igual que Marina (1999).

Muere el escritor Carlos Ruiz Zafón a los 55 años

Éxito internacional

La sombra del viento (2001) fue su primera novela para adultos y nada hacía presagiar que llegaría a ser uno de los libros más vendidos de la historia de la literatura. La historia de un cementerio de libros olvidados en la Barcelona de la posguerra no fue un éxito inmediato aunque se hizo muy popular gracias al boca a boca. Pero su impacto internacional arrancó en Alemania, donde el entonces ministro de Exteriores, Joschka Fischer, recomendó su lectura con gran entusiasmo en un programa de televisión. 

Todo Noticias - Mañana - 'La sombra del viento' y otros más se quedan huérfanos tras la muerte de Carlos Ruiz Zafón - Escuchar ahora

En poco tiempo se convirtió en uno de los fenómenos literarios más importantes a nivel mundial, vendiendo más de diez millones de ejemplares. En 2007, La sombra del viento fue seleccionada en la lista confeccionada por 81 escritores y críticos latinoamericanos y españoles con los mejores libros en lengua española de los últimos 25 años.

En 2014 la editorial Penguin Classics elaboró una relación de 26 clásicos de la literatura, tantos como letras del abecedario, y otorgó la 'Z' al éxito del escritor español, que compartió lista junto a nombres como Jane Austren, Marcel Proust, James Joyce o Charles Dickens, autor con el que fue comparado por medios como El Corriere della Sera italiano. Incluso un superventas como Stephen King destacó la personalidad de la literatura de Ruiz Zafón.

"Él creó una gran mitología a partir del libro, de las bibliotecas, del propio hábito de leer, de la literatura popular", aseguraba este viernes en una entrevista a Radio Nacional el escritor Sergio Vila-Sanjuán, amigo personal de Zafón, tras conocer su fallecimiento.

El éxito de La sombra del viento se vio confirmado por sus siguientes obras, que fueron incrementando la mitología del cementerio de los libros olvidados: El juego del ángel (2008), El prisionero del cielo (2012) y El laberinto de los espíritus (2016), que cerraba la serie, aunque entre medias publicó el relato Rosa de fuego (2012), ambientado en la Edad Media y que ahondaba en los orígenes de esta historia. 

"Un clásico del siglo XXI"

El editor de Planeta Emili Rosales, que leyó el manuscrito de La sombra del viento antes de su publicación, señala en una entrevista EFE que Zafón "tenía ya en la cabeza los tres libros siguientes" y califica la tetralogía del autor catalán como "un hallazgo literario de primera magnitud y uno de los clásicos del siglo XXI".

"Nos quedan sus obras, sus conversaciones en el jardín de las orquídeas, su humor y todo el cariño que nos ha dado en estos veinte años de convivencia", han asegurado desde la agencia de representación del escritor.

"Uno de los faros de las letras del siglo XXI y un hombre de una sensibilidad contagiosa", ha asegurado en Twitter Javier Sierra, compañero de profesión, que ha calificado a Zafón de "escritor total".

Además de su labor como escritor, Ruiz Zafón era un amante de la música. "Si no hubiera sino escritor probablemente habría sido músico", señalaba a RTVE.es en 2016. Preguntado por la última palabra que le gustaría escribir, el autor afirmaba que "tiene que ser terrible saber cuál es la última palabra que escribes y que ya está. Si no, será 'fin', o si no alguien la pondrá por mí", añadía.

Su prematuro final interrumpe una de las carreras literarias más impactantes de la narrativa mundial

Noticias

anterior siguiente