Enlaces accesibilidad
Cómic

'Cristales rotos', una versión juvenil y feminista de Harley Quinn

  • Un cómic de Mariko Tamaki y Steve Pugh nominado a 3 premios Eisner
  • Más noticias sobre cómic en 'El cómic en RTVE.es

Por
Detalle de una página de 'Harley Quinn: Cristales rotos' Editorial Hidra

Harley Quinn: Cristales rotos (Editorial Hidra) es un maravilloso cómic juvenil que actualiza los orígenes de Harley Quinn contándonos su llegada a Gotham para estudiar. Allí conocerá a su inseparable amiga Hiedra Venenosa, junto a la que decidirá luchar por la igualdad de la mujer, contra los especuladores inmobiliarios y por los derechos de las plantas. Un maravilloso cómic de Mariko Tamaki y Steve Pugh, que ha sido nominado a tres premios Eisner (los más importantes del mundo del cómic): Mejor Publicación para Jóvenes, Mejor Guionista y Mejor Dibujante.

Escribir sobre el Joker y Harley Quinn parece fácil pero no lo es. Es muy fácil caer el en tópico del maníaco homicida que suelta chistes sin parar. Pero esta Harley Quinn, aunque un poco loca, no deja de ser una adolescente preocupada por los problemas de su tiempo (el machismo, el acoso escolar, la ecología...) y que está dispuesta a luchar para solucionarlos, lo que aporta un plus al personaje, porque la hace mucho más humana de lo que hemos visto en cómics y películas. 

Pero, aunque esta versión sea más realista, sigue manteniendo las señas de identidad del personaje: deslenguada, locuaz, totalmente desconcertante y aficionada a los difraces de payaso y a los bates. Sigue estando loca, pero enfoca esa locura en  buenas causas. Y es capaz de hacer cualquier cosa por sus amigos, a los que adora.

Una novela gráfica irresistible y que gustará tanto a los adultos como a los adolescentes, tanto a las mujeres como a los hombres... gracias a esa sorprendente revisión del personaje, que es muy actual y que os enamorará.  Y a una gran historia que combina un guion inteligente y divertido con unos dibujos realmente espectaculares.

Página de 'Harley Quinn: Cristales rotos'

No podía faltar el Joker

Harley Quinn fue creada por Paul Dini Bruce Timm para Batman: la serie animada, en septiembre de 1992. Era la psiquiatra del Joker, que se enamoraba locamente del Payaso del Crimen y le seguía a todas partes vestida de Arlequín y colaborando en sus crímenes, aunque siempre fue menos cruel que su "pastelito", como llamaba al Joker.

En este nuevo orígen del personaje, Harleen Quinzel es una quinceañera que se tralada a Gotham para estudiar y acaba viviendo con Mamá, la Drag Queen más famosa de Gotham.  En el Instituto conocerá a Ivy (Poison Ivy) una joven maniática de las plantas y luchadora por los derechos de las mujeres. Todo va perfectamente hasta que la ola de gentrificación que amenaza el vecindario amenaza con dejarlas en la calle.

Así que Harley e Ivy lucharán contra el machismo y la especulación inmobiliaria armadas de su entusiasmo juvenil, de su ingenio y de sus chistes; un reto que solo podían afrontar dos de los mejores personajes femeninos del universo de Batman. 

Página de 'Harley Quinn: Cristales rotos'

Y como no puede haber una Harley sin su Joker, en el cómic también aparece una versión juvenil del payaso del crimen sobre la que no os daremos muchos detalles. Solo os contaremos que quiere llevar a Harley al lado oscuro y que a ella le resulta fascinante. ¿Logrará resistirse a la tentación de sucumbir al mal?

Aparte, Harley e Ivy tendrán que enfrentarse al machismo de la sociedad, que en el cómic está resaltado mediante el club de cine, que se niega a proyectar películas dirigidas por mujeres. Y es que este tebeo también nos recuerda que para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres el primer paso, y el más importante, es la educación.

Página de 'Harley Quinn: Cristales rotos'

Dos grandes del cómic actual

Esta estupenda historia no es fruto de la casualidad, sino de la unión de dos grandes talentos del cómic norteamericano actual: la guionista Mariko Tamaki y el dibujante Steve Pugh.

Mariko Tamaki nació en Toronto (Canadá), en 1975, aunque tiene antepasados japoneses. Desde muy joven comenzó a publicar novelas en las que trataba el mundo de la adolescencia (Cover Me) y ha colaborado en numerosas revistas feministas. Sus novelas gráficas ilustradas por su prima Jillian Tamaki (Skim, Aquel verano) llamaron la atención de las grandes editoriales para las que escribió personajes femeninos como Hulka, Supergirl y Lara Croft, que ha seguido alternando con proyectos más personales como Laura Dean me ha vuelto a dejar (La Cúpula), un bellísimo y esperanzador cómic sobre las relaciones tóxicas dibujado por Rosemary Valero-O'Connell.

Tamaki  ha conseguido numerosos premios literarios y de cómic entre los que destacan el Eisner y el Caldecott. Este año, está nominada al Eisner al Mejor Cómic para Jóvenes por este Harley Quinn: Cristales rotos. Aunque se enfrentará con ella misma, ya que Laura Dean me ha vuelto a dejar también opta a Mejor Publicación Juvenil. Y como guionista mariko está Nominada por sus tres grandes obras de este año, las dos mencionadas y la serie Archie.

Portada de 'Harley Quinn: Cristales rotos'

Pero esta gran historia no sería lo mismo sin los espectaculares dibujos de Steve Pugh (1966), un veterano dibujante de cómics británico que ha desarrado los últimos años de su carrera en DC, siendo recordado por sus etapas en Hellblazer (con Jamie Delano) o Animal Man (con Jeff Lemire). Sin embargo, en los últimos años ha dado un cambio radical a su carrera gracias a sus colaboraciones con Mark Russell en la serie Los Picapiedra, una parodia en la que actualizaban a esos famosos personajes para criticar lo más absurdo de la sociedad actual y que les valió la nominación a Mejor Serie Limitada en los Prmios Eisner de 2018.

Para Harley Quinn: Cristales rotos, Steve Pugh vuelve a sorprendernos con un cambio de estilo, unos dibujos espectaculares y un sobresaliente manejo del color. A pesar de que sus dibujos son más detallistas que nunca, gracias a su ágil narración y a su manejo del color consigue que esta historia sea uno de sus trabajos más dinámicos, a pesar de que algunas de sus páginas parezcan auténticas ilustraciones. Destacar también los vistosos uniformes que crea para Harley. 

Un cómic que, en definitiva, lo tiene todo: Uno personajes irresistibles, una gran historia y unos dibujos para enmarcar. Una nueva oportunidad para enamorarnos de Harley Quinn

Además de este tomo, la editorial Hydra ha publicado otros títulos de la serie de novelas gráficas juveniles de DC. Por un lado tenemos ¡Hola, Liga de la Justicia!, donde los lectores podrán ver cómo sus superhéroes favoritos responden emails de sus fans ofrenciendo divertidas y sinceras respuestas, y DC Super Hero Girls: En Metropolis High, donde las superheroínas de DC descubrirán que combinar la defensa del mundo con las clases no es tarea fácil y que, incluso ellas, no están exentas de castigos.

Noticias

anterior siguiente