Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Baleares prevé recibir a 10.900 visitantes alemanes en junio dentro del plan piloto para reactivar el turismo

Por
Los turistas alemanes podrán visitar España a partir del próximo lunes

El Govern de Baleares ha presentado este martes el plan de experiencia piloto para reactivar el turismo internacional en España con el que se prevé recibir hasta 10.900 turistas alemanes a las islas entre el 15 de junio y el 1 de julio.

Los visitantes alemanes no estarán obligados a guardar cuarentena, pero tendrán que permanecer en el archipiélago balear durante al menos cinco noches. Sin embargo, según ha explicado la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, no se trata de un avance "en la apertura de fronteras internacionales", ya que la reactivación del turismo internacional está prevista a partir del mes de julio.

Armengol ha detallado la inclusión de Alemania en el programa se debe a que es el principal emisor de visitantes para Baleares y por sus tener unos datos epidemiológicos similares a los de las islas. Además, ha subrayado la importancia de los protocolos de seguridad para promover el archipiélago como "primer destino seguro de España" para visitantes extranjeros.

La presidenta balear ha señalado que el máximo de 10.900 visitantes, que llegarán de forma escalonada, representa el 0,91% de los que viajaron a las islas en el mismo periodo de 2019. El turismo supone el 13% del Producto Interior Bruto (PIB) de España y el 12% de los puestos de empleo y, debido a la pandemia de coronavirus, la actividad hotelera en el mes de abril registró una caída del 100%.

Protocolo de seguridad para los turistas alemanes

Aunque no estarán obligados a someterse a cuarentena, los turistas participantes en el programa sí deberán cumplir con un protocolo de seguridad. Deberán completar un cuestionario sanitario durante el vuelo, serán sometidos a un control de temperatura a su llegada y deberán facilitar un teléfono de contacto e informar de dónde se alojan, ya sea en un hotel o su segunda residencia.

Si algún viajero presenta síntomas de COVID-19 deberá comunicarlo a los servicios sanitarios, que enviarán a su alojamiento un equipo que le someterá a una prueba PCR y, en caso de resultar positivo, le trasladarán a apartamentos contratados para el cumplimiento de cuarentenas y someterán al mismo procedimiento a sus contactos estrechos.

La presidenta balear, Francina Armengol, ha recordado que la situación epidemiológica es similar en Alemania y Baleares, con poco menos de siete casos por cada 100.000 habitantes en el país germano y cinco por cada 100.000 en el archipiélago, y con un crecimiento total de afectados del 0,12% y 0,9% respectivamente. Armengol ha lamentado que, por el contrario, la incidencia de la crisis sanitaria sigue siendo mucho mayor en el otro gran mercado del turismo balear, Gran Bretaña, lo cual imposibilita su inclusión en el plan.

Llegada controlada

Los días 15 y 17 de junio llegarán a Mallorca los 1.000 primeros turistas que tiene garantizados el Govern, se alojarán en Palma y Alcúdia y viajarán en vuelos programados por Tui, Der touristik y Schauinsland, aunque el plan está abierto a todos los turoperadores y aerolíneas.

Estas empresas tendrán que solicitar permiso al Ejecutivo autonómico notificando los vuelos y el número de plazas, de modo que se puedan escalonar las llegadas y contabilizar hasta llegar a los 10.900 viajeros permitidos, según ha detallado el conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela. 

El plan arrancará en Mallorca, destino favorito de los turistas alemanes en Baleares, de forma coordinada con las patronales hoteleras, pero el Govern trabaja con operadores y compañías para habilitar vuelos a Menorca e Ibiza, desde donde podrían viajar también a Formentera.

Noticias

anterior siguiente