Enlaces accesibilidad

Coronavirus | País Vasco

El cobre, un metal que puede ayudar a frenar el COVID-19

Por
Varias empresas vascas desarrollan sistemas de protección extraordinarios para evitar contagios y repeler al virus

La pandemia ha cambiado por completo muchos aspectos de nuestra vida. Nuestra rutina diaria. Hemos extremado nuestra higiene y limpiamos, constantemente, decenas de objetos que tenemos alrededor, y que tocamos continuamente, como pomos, grifos o interruptores, por ejemplo. Un centro vasco de investigación, Tekniker, está trabajando en un proyecto para desarrollar superficies autohigiénicas, que eliminarían al virus que tanto dolor ha causado en la sociedad.

En superficies de plástico o de acero inoxidable, el virus tiene una vida de unos cinco días. En el cobre, menos de tres horas. Lo aseguran desde Tekniker. Sus investigadores llevan mucho tiempo trabajando en sistemas de protección antibacterianos. Lo que ahora quieren lograr son superficies que también sean eficaces contra los virus. Y ya saben que el cobre puede serlo.

"Lo que desarrollamos son recubrimientos que contienen cobre", explica Borja Coto, investigador de la empresa vasca. "No podemos sustituir todos los materiales por cobre", añade, "pero sí cubrirlos por completo o añadirles una cierta cantidad". Lo que están investigando es cuánta cantidad es necesaria para cada superficie, y que sirva para repeler el virus en cuestión. Porque cada elemento es distinto y requiere de un estudio específico.

Recubrimientos auto higienizantes

Algunos de esos recubrimientos ya se usan en la actualidad, en grifos o pomos. Quizás, poco a poco, se nos quite a todos el miedo que ahora tenemos al tocar alguno de esos elementos. Borja Coto asegura que "son recubrimientos auto higienizantes y que, por tanto, no es necesario que se tengan que desinfectar tan a menudo". Porque esos "protectores" son, por sí mismos, capaces de matar tanto bacterias como, con cobre, los virus.

El investigador de Tekniker señala, además, que ya han probado este tipo de recubrimientos sobre materiales metálicos o sobre plásticos. "Y son eficaces", remarca.

Bacterias y virus son organismos distintos y tienen un comportamiento diferente. "Ahora tenemos que comprobar que las soluciones que funcionan contra las bacterias, también lo hacen contra los virus".

En la misma línea se pronuncia Ruth Díez que, explica, el proceso que desde hace años desarrollan en Tekniker, editivando pinturas y recubrimientos para aplicar a distintas superficies, desde vidrios hasta telas pasando por madera. "Cualquiera de estos materiales recubierto con cobre", asegura Díez, "repelería el virus que está en cada mini gotita de saliva".

E insiste, "no es lo mismo una manilla que toca mucha gente, que una pared. Por eso, cada material, cada producto, necesita un estudio concreto".

Nuevas soluciones para garantizar la seguridad

Es una de las múltiples y posibles soluciones que las empresas están intentando sacar adelante, desde que la COVID-19 apareciera en nuestras vidas. También se han tenido que reinventar, por ejemplo, en otra empresa de autobuses de Guipúzcoa. Los viajeros, y su seguridad, son sus principales preocupaciones. Así que han desarrollado distintos sistemas de protección para los autocares.

El director de exportación de Irizar, Gotzón Gómez, asegura que, "en cuanto se decretó el estado de alarma, nos pusimos manos a la obra buscando la mayor seguridad para nuestros clientes". A las ya cada vez más habituales mamparas que separan a pasajeros del conductor, han añadido mamparas que también separan a los propios pasajeros.

Un detector de temperatura y de mascarilla en la entrada de cada autocar, y dos aplicaciones, quizás, más novedosas: en el sistema de aire acondicionado, la empresa de autobuses guipuzcoana, ha instalado un ionizador de aire que aumenta la proporción de ozono. "Está demostrado que el ozono mata a bacterias y virus, con lo que así, intentamos minimizar el riesgo de contagio", cuenta Gotzón Gómez.

Después de cada servicio, el autobús también puede ser desinfectado son un sistema de desinfección automático, por medio de la inyección de un gas que nebuliza todo el interior.

Noticias

anterior siguiente