Enlaces accesibilidad
Coronavirus

La demanda de crédito registrará su mayor aumento para empresas y la mayor caída para hogares

Por
Un hombre con mascarilla junto a la sede del Banco de España en Madrid
Un hombre con mascarilla junto a la sede del Banco de España en Madrid REUTERS/Nacho Doce

La Encuesta de Préstamos Bancarios publicada por el Banco de España este martes prevé que en el segundo trimestre del año se producirá el mayor aumento de demanda de crédito por las empresas desde 2003, por las mayores necesidades de liquidez derivadas del coronavirus, y el mayor retroceso de demanda por parte de los hogares desde 2008, debido al deterioro de las perspectivas económicas y de aumento de la incertidumbre.

Ambos indicadores reflejan, tanto en España como en la eurozona, las mayores variaciones en un trimestre desde el inicio de su respectiva encuesta -en 2003 en el caso de las entidades financieras y en 2008 de los hogares-.

Asimismo, las diez entidades financieras que han participado en esta encuesta del Banco de España, realizada en abril, estiman que habrá una relajación de los criterios de concesión de préstamos a empresas, que sería de mayor intensidad en España, debido a las líneas de avales públicos puestas en marcha por el Gobierno.

Sin embargo, en lo que se refiere a los préstamos a los hogares (vivienda y consumo), los bancos españoles no prevén cambios sustanciales en la oferta, mientras que los de la eurozona anticipan un nuevo endurecimiento.

Caída de la demanda entre enero y marzo

De acuerdo con la Encuesta sobre Préstamos Bancarios, durante el primer trimestre del año, se produjo en España una caída generalizada de la demanda de crédito entre enero y marzo respecto a un año antes, aunque, en el caso de las empresas, a un menor ritmo que en el último trimestre de 2019.

Por su parte, en el conjunto de la Unión Económica y Monetaria (UEM) habrían repuntado las solicitudes de fondos de las empresas y se habrían desacelerado las de hogares.

La crisis generada por el coronavirus habría tenido ya un cierto reflejo en algunos de los resultados de la encuesta. No obstante, según las entidades colaboradoras, el impacto de dicha situación sobre el mercado de crédito en España habría sido aún limitado en el primer trimestre del año, al haber tenido cierta incidencia solo en su parte final.

Por su parte, en España, en el primer trimestre de 2020, tanto en el segmento de financiación a las sociedades como en el de créditos a hogares para consumo y otros fines, se endurecieron los criterios de aprobación de préstamos y las condiciones aplicadas a un ritmo similar al de tres meses antes. En cambio, en los préstamos otorgados a familias para adquisición de vivienda, la oferta crediticia se mantuvo sin cambios apreciables.

En la UEM también se observó un endurecimiento de los criterios y de las condiciones, que en este caso alcanzó a todas las modalidades y lo hizo a un mayor ritmo que tres meses antes.

Noticias

anterior siguiente