Enlaces accesibilidad

Italia aligera la presión sobre su sistema sanitario aunque ya supera los 16.000 fallecidos con coronavirus

Por
Coronavirus Italia: Un camión con un cañón de agua limpia las calles en Roma junto al Coliseo.
Un camión con un cañón de agua limpia las calles en Roma junto al Coliseo. EFE

Italia se adentra en la semana en que se cumple un mes desde que se decretó el confinamiento de la población por la pandemia del coronavirus COVID-19 con un repunte en el número de nuevos fallecidos con la enfermedad con respecto al día anterior, 636 este lunes frente a los 525 del domingo -ya son 16.523 muertos con coronavirus desde que empezó la epidemia-. Pese a este incremento debido al efecto del fin de semana en los recuentos, la tendencia sigue siendo a la baja en el número de nuevos casos, casos activos y fallecimientos.

Italia acumula 13.547 casos de coronavirus (entre contagios activos, 93187; fallecidos, 16.523; y recuperados, 22.837). En las últimas 24 horas se han registrado 3.599 casos, la menor cifra desde el 17 de marzo, y apenas 1.941 nuevos contagios, por los 2.972 del día anterior. Asimismo, han recibido el alta en las últimas horas 1.022 personas, por las 819 del domingo, según los datos difundidos por Protección Civil.

En especial, la buena noticia para los italianos es el aligeramiento de la presión sobre su sistema sanitario. Se reducen los nuevos contagios y también el ritmo de los ingresos hospitalarios y los ingresos en UCI. 

El jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli, ha puesto en valor que "por tercer día consecutivo" la cifra de personas ingresadas en la UCI ha disminuido, con 79 pacientes menos, hasta los 3.898, mientras que hay otros 28.976 pacientes hospitalizados. Los pacientes hospitalizados suponen el 35% de los casos activos en Italia, mientras que el restante 65% (60.313 personas) están en sus casas en aislamiento domiciliario.

Las autoridades sanitarias creen que se va confirmando la tendencia de aplanamiento de la curva de la epidemia, pero todavía destacan que las cifras actuales son preocupantes.

En los últimos siete días, desde el 30 de marzo al 6 de abril, Italia contabiliza un 90% menos de hospitalizados y también está reduciendo el número de personas que necesitan atención en las unidades de cuidados intensivos, lo que permite que los hospitales dejen de estar al límite de su capacidad, como han estado en las últimas semanas. "La tendencia es menos marcada en el caso de los fallecidos, pero semanalmente la disminución es superior al 20%", ha añadido el neumólogo Luca Richeldi, que trabaja en el hospital Policlínico Agostino Gemelli de Roma.

Los médicos italianos protestan por falta de protección

Sin embargo, los médicos italianos protestan por su situación profesional y personal. Los sindicatos de médicos del Servicio Nacional de Salud amenazan con una huelga "virtual" por falta de protección para los profesionales que luchan contra la pandemia del coronavirus, cuando ya han muerto 87 facultativos desde el comienzo de la crisis, según su propio recuento, entre médicos de familia, internistas, reanimadores, etc.

En una nota unitaria, los sindicatos han proclamado el "estado de agitación" por la falta de medidas de protección tras señalar que han hecho "numerosos llamamientos al Gobierno y al Parlamento para la seguridad de los operadores desde el inicio de la pandemia".

"Nos vemos obligados, a nuestro pesar, a proclamar el estado de agitación en las categorías profesionales representadas, sin excluir la proclamación de un día de protesta nacional para ser implementado en una forma 'virtual', es decir, garantizando la ejecución regular del desempeño laboral", aseguran.

Según el último informe del Instituto Superior de la Salud, 12.252 trabajadores sanitarios están infectados. Los sindicatos solicitan que se proporcione a los trabajadores al menos mascarillas "ffp2" para la asistencia de pacientes con COVID-19 y "ffp3" para los procedimientos invasivos.

También piden que se modifique lo establecido en el decreto del Gobierno que excluye a los trabajadores sanitarios y de los servicios públicos esenciales de la aplicación de la medida de cuarentena con vigilancia activa en caso de contactos cercanos.

El Gobierno italiano ha aprobado un confinamiento total nacional y la suspensión de todas las actividades productivas no esenciales hasta el 13 de abril para intentar contener el virus, aunque se da por descontado que se alargará hasta mayo, tal y como ha recomendado Protección Civil.

Test y mascarillas

El neumólogo Richeldi ha añadido que es fundamental seguir realizando controles y test a la población para conocer "cómo avanza la pandemia no solo a nivel nacional sino en cada región", porque esto permitirá desarrollar una estrategia que devuelva progresivamente la normalidad al país.

También fue preguntado por la necesidad de que todos los ciudadanos utilicen mascarillas, después de que la región de Lombardía haya decretado su obligatoriedad bajo multas de 400 euros para quienes no la respeten.

En su opinión, la mascarilla "da una falsa sensación de seguridad" a las personas que las usan y ha destacado que mantener una distancia de más de un metro con el resto de personas y lavarse continuamente las manos es "más eficaz".

"La mascarilla se debería utilizar en espacios en los que no se puede respetar la distancia, pero no creo que sea eficaz obligar de forma universal a todas las personas a llevarla", ha opinado.
 

Noticias

anterior siguiente