Enlaces accesibilidad

Coronavirus

¿Están funcionando las medidas de confinamiento contra el coronavirus en Italia?

Por
Imagen de una calle desierta de Milán durante el confinamiento en Italia para frenar el brote de coronavirus.
Imagen de una calle desierta de Milán durante el confinamiento en Italia para frenar el brote de coronavirus. EFE/EPA/PAOLO SALMOIRAGO

Italia llega a su tercera semana de confinamiento y cumple siete días desde que decretara el cierre de las actividades no esenciales para frenar la escalada de casos de coronavirus y doblegar su curva de contagios que ya alcanza los 97.689 casos y 10.779 muertes. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparecía hace apenas 24 horas para anunciar una medida similar en España que, según ha aprobado este domingo un Consejo de Ministros extraordinario, dejará en casa desde este lunes y hasta el final de la Semana Santa a los trabajadores de aquellos sectores que no se consideren fundamentales.

Teniendo en cuenta que el brote de COVID-19 en Italia se produjo una semana antes que en España, donde ya han muerto más 6.800 personas y se acumulan 80.100 casos, ¿son efectivas estas medidas para detener el avance del virus?

La experiencia de China demuestra que sí. Allí tardaron en torno a dos meses en aplanar la curva de contagios y ahora casi no tienen nuevos casos de transmisión localItalia sigue un camino similar. Y, aunque aún es pronto para decir si se ha alcanzado el pico, sus curvas de contagios y de muertes comienzan a frenarse. 

1. El incremento de casos semanales cada vez es más bajo

El primer ministro Italiano, Giuseppe Conte, ordenó el confinamiento de todo el país el pasado 9 de marzo. En aquel momento, Italia acumulaba 7.985 casos confirmados, de los que 463 eran fallecimientos y 724 pacientes recuperados. Siete días después, con 20.603 casos, 1809 muertes y 2.335 recuperados, la variación de los contagios con respecto al lunes era del 158%. La cifra para el mismo periodo de la semana anterior a las restricciones fue del 248% más. Es decir, 90 puntos porcentuales menos entre la semana dos y la semana tres del brote.

La tendencia sigue en la cuarta semana, momento en el que se hizo efectivo el decreto de confinamiento, con un incremento del 111,36% el 22 de marzo respecto al 16 del mismo mes. En la quinta que terminó el domingo, y ya con el cierre total de las actividades esenciales, la variación es del 52,81%, casi la mitad que en el periodo anterior.

Todo esto se produce pese a que la suma de casos nuevos semanales es cada vez mayor en valores absolutos. No obstante, esta cifra paso de 14.216 en la semana tres a 38.535 en la semana cuatro, mientras que esta semana se ha quedado en 38.551. La cifra sigue siendo más alta que los siete días anteriores, pero la diferencia es mucho menor.

2. Los casos activos pasan del 80% al 75%

Igual que con los casos nuevos, el volumen porcentual que representan los activos en el cómputo global de casos registrados también se ha reducido en las últimas semanas, a pesar de que el contador no ha parado de subir. 

El 15 de marzo, fecha en la que se cumplían los primeros siete días de confinamiento, los casos activos analizados -bien ingresados en hospitales, bien en seguimiento domiciliario- representaban el 79,89% del total, al final de la segunda semana de restricciones y cuarta desde el inicio del brote, la cifra era del 78,86%

 Ante estos datos, el Gobierno italiano decidió suspender las actividades no esenciales para reducir los movimientos y los contactos sociales aún más el pasado 23 de marzo. Tan solo siete días después, el porcentaje de casos activos ha descendido al 75,63%.

Si se comparan las medias de nuevos casos diarios en la última semana, Italia ha registrado unos 5.500 casos cada día frete a los 7.175 de la última semana en España. Esta cifra constata que nuestro país sigue manteniendo una velocidad de crecimiento mayor.

3. Las muertes siguen creciendo

Ahora bien, aunque el descenso de los casos activos es una buena noticia, no hay que perder de vista que se ha producido en parte porque las muertes han seguido creciendo. De ser el 8,78% del total, han pasado a más del 11%. Dos puntos porcentuales que se han ganado en los últimos siete días, en los que Italia ha registrado dos cifras récord de defunciones diarias, con 919 el 27 de marzo y 889 el 28, y ha superado los 10.000 fallecidos.

Boletines RNE - Italia marca un récord de decesos, pero los contagios siguen bajando

4. Las altas son solo el 13,4% del total

Preocupa por otra parte el poco incremento de altas. Los casos recuperados han crecido en la misma proporción que los decesos y las 13.030 altas suponen un 13,34% de todos los casos. En España, donde hay 14.709 personas curadas, estas representan ya el 18,7%. No obstante, el país vecino entró en cifras más altas a partir de su segunda semana de confinamiento, anotando sus mejores datos de recuperados diarios el 18 de marzo, con 1.084 personas curadas, y el pasado sábado, con 1.434 nuevas altas. 

5. La situación mejora en las regiones más afectadas

La situación es sensiblemente mejor en las tres regiones más afectadas por el virus y en las que las restricciones y medidas de confinamiento comenzaron varios días antes. Así, mientras el 9 de marzo los casos en Lombardía, Emilia-Romaña y Veneto representaban el 95% de la incidencia total del coronavirus en Italia, esta cifra había descendido al 73% el 16 de marzo, al 67% el 23 de marzo y al 64% este domingo

En Lombardía, epicentro del brote italiano, se han registrado 416 nuevos fallecidos en las últimas 24 horas y 6.360 en total. Son 126 muertes menos respecto al sábado. Además, los casos de contagio han sido 1.592 nuevos respecto a los 2.100 de hace un día.

Las medidas de confinamiento están funcionando, pero no hay que relajarse y hay que seguir cumpliendo las normas, ha explicado el consejero de Sanidad de Lombardía, Giulio Gallera.

Noticias

anterior siguiente