Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Italia rompe la tendencia a la baja al registrar 743 muertos con coronavirus en un día

Por
Tareas de desinfección del coronavirus en Roma
Tareas de desinfección del coronavirus en Roma. EFE/EPA/MASSIMO PERCOSSI

Italia ha vuelto a registrar este martes un aumento en el número de víctimas mortales con coronavirus, con lo que se rompe así la tendencia de dos días de descenso en los fallecimientos, y tras sumar 743 en las últimas 24 horas alcanza ya los 6.820 muertos, según datos ofrecidos por el jefe de Protección Civil italiana, Angelo Borrelli.

Aun así, no todas las cifras en Italia son tan negras, y este martes se ha registrado el doble de recuperados que este lunes, pues 894 personas han recibido el alta, y ya son un total de 8.326 los que han superado el Covid-19.

Por otra parte, en las últimas 24 horas se han registrado 3.612 contagiados nuevos, confirmándose en este caso la tendencia a la baja de los dos últimos días. En la actualidad los casos positivos ascienden a 54.030. El número total de casos de coronavirus en Italia desde que se detectó el brote es de 69.176.

De los 54.030 contagiados actualmente, 28.697 personas se encuentran en sus casas, 21.937 están ingresadas en hospitales, 3.396 en unidades de cuidados intensivos.

La situación en Lombardía

La región de Lombardía (norte) sigue siendo la más afectada, con 30.703 contagios totales y 4.178 fallecidos, y le siguen Emilia Romaña (9.254 contagios), Véneto (5.948 contagios) y Piamonte (5.515).

Entretanto, la región de Lombardía ha sufrido un nuevo revés en su lucha contra la pandemia ya que Guido Bertolaso, a quien la semana pasada el presidente regional puso al frente de la tarea de construir un hospital de campaña en la Feria de Milán, ha anunciado que tiene Covid-19.

"Cuando acepté este encargo sabía cuáles eran los riesgos a los que me enfrentaba, pero no podía no responder a la llamada de mi país", ha explicado en un mensaje en Facebook. Bertolaso ha explicado que tiene algo de fiebre y que está en aislamiento, igual que sus colaboradores, durante el periodo de cuarentena. "Venceré esta batalla", ha asegurado, prometiendo que seguirá con su trabajo para poner en marcha el hospital.

El comisario extraordinario para la emergencia del coronavirus de Protección Civil, Domenico Arcuri, ha anunciado previamente que a partir de este miércoles llegarán a las regiones más afectadas por la pandemia 300 nuevos médicos.

"Los médicos son la categoría que está viviendo en su propia piel esta emergencia, también en coste de vidas", ha subrayado, adelantando que también se enviará a 500 enfermeros, según informa la cadena pública RAI. Además, ha anunciado que Italia importará desde el próximo domingo 8 millones de mascarillas de China.

Medidas restrictivas

Por su parte, el presidente del Consejo superior de Sanidad, Franco Locatelli, ha recordado que las medidas restrictivas impuestas por el Gobierno italiano son por el momento hasta el 3 de abril y ha dicho que unos días antes habrá que analizar la situación de emergencia para ver si es necesario prolongarlas o no.

El Gobierno italiano ha suspendido toda actividad productiva no esencial, ha cerrado todos los negocios excepto los que ofrecen servicios de primera necesidad, ha clausurado escuelas y universidades, lugares de ocio, ha prohibido las reuniones sociales y los eventos deportivos, y ha limitado los movimientos de las personas a razones laborales, de salud o por necesidad.

Todas estas medidas tienen un objetivo, controlar la propagación del virus y lograr superar el pico de la curva de transmisiones.

Nuevas multas

En este sentido, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha anunciado que se impondrán multas de entre 400 y 3.000 euros a las personas que desafíen las ordenes de confinamiento.

Así lo ha explicado en una rueda de prensa televisada por el canal oficial de la Jefatura del Gobierno y las redes sociales, y en la que los periodistas pudieron hacer las preguntas de forma telemática. 

Conte ha explicado que el decreto aprobado este martes por el Ejecutivo endurece aún más las sanciones ya previstas anteriormente, con el objetivo de derrotar al virus y poner fin a esta situación de emergencia.

Hasta ahora, quienes circularan sin motivo justificado, es decir, por razones de trabajo o de salud, se podían enfrentar al pago de 206 euros y tres meses de prisión. A partir de ahora, las multas pueden ser de entre 400 y 3.000 euros, y las sanciones podrán incrementarse hasta un tercio más para aquellos que incumplan la normativa y se muevan en un vehículo.

Noticias

anterior siguiente