Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El coronavirus podría dejar sin trabajo a cerca de 25 millones de personas en el mundo, según la OIT

Por
El coronavirus podría borrar cerca de 25.000 empleos, según la OIT.
El coronavirus podría borrar cerca de 25.000 empleos, según la OIT. Getty Images/iStockphoto iStock

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha advertido en un análisis publicado este miércoles que 25 millones de personas podrían llegar a perder su empleo a causa del coronavirus si no hay una respuesta internacional con políticas coordinadas. 

La OIT sostiene que esto ocurrirá si no se elabora un plan que se aplique de forma consensuada entre los países, como ocurrió en la crisis financiera de 2008. De esta manera, afirma, el impacto sobre el empleo "sería significativamente menor".

En el mejor de los escenarios se perderían 5,3 millones de empleos

"Ya no se trata solamente de una crisis sanitaria global, sino que supone una grave crisis económica y laboral que está teniendo un fuerte impacto en las personas", ha alertado el director general de la OIT, Guy Ryder. "En 2008, el mundo presentó un frente unido para abordar las consecuencias de la crisis financiera global y se logró evitar lo peor. Necesitamos ahora esa clase de liderazgo", ha añadido.

En el informe presentado este miércoles, la OIT señala que las medidas que se apliquen no deben ser solo coordinadas, sino que también tienen que ser suficientemente rápidas y amplias, detalla el escrito. 

 Además, apunta a que deben tener un enfoque destinado al mantenimiento del empleo, a través, incluso, de subsidios si fuese necesario, de alivio fiscal y financiero y de préstamos y apoyo a sectores específicos. 

Según el informe, en el mejor de los escenarios, es decir en el que el coronavirus COVID-19 logre ser contenido en un periodo corto y de que las actividades económicas puedan reanudarse con normalidad en todos los países con la mayor brevedad de tiempo, se perderán 5,3 millones de empleos. 

En cambio, en el peor de los escenarios, la destrucción de empleo afectará a 24,7 millones de personas

La pandemia incrementará el empleo precario

El futuro del empleo, sostiene la OIT, dependerá también de que los países en los que, todavía a día de hoy cuenten con pocos casos e coronavirus, eviten la propagación del virus dentro y fuera de sus fronteras. 

Lo que es innegable, afirma el organismo, es que, hasta en el mejor de los escenarios, los trabajadores resultarán perjudicados, como lo fueron también durante la crisis económica de 2008, cuando el desempleo se disparó en 22 millones, recuerda la OIT. 

En circunstancias como estas, se espera también que la pandemia contribuya al incremento del empleo precario y subempleo, ya que la crisis provocará menores salarios y más horas de trabajo. De esta manera, las personas que trabajan bajo el régimen de independientes o "autoempleados", sufrirán igualmente por el declive del consumo.

De este modo, se espera que la pobreza laboral se incremente de manera significativa, puesto que la presión sobre los ingresos resultantes de la caída de la actividad económica, dañará a aquellos trabajadores próximos o por debajo del umbral de la pobreza. 

En este sentido, la OIT apunta a que el número de trabajadores pobres aumentará en 2020 entre 8,8 y 35 millones de personas, frente a la previsión original de un descenso de 14 millones.

Cientos de grupos afectados por la crisis laboral

Cientos de grupos se verán afectados de forma desproporcionada por la crisis laboral, lo que puede llevar a un aumento en la desigualdad, incluyendo a personas en trabajos menos protegidos y mal pagados, particularmente entre jóvenes y trabajadores mayores, así como mujeres migrantes.  

"En tiempos de crisis como los actuales, tenemos dos herramientas clave que pueden ayudar a mitigar el daño y restaurar la confianza del público", ha señalado Ryder. El director general de la OIT ha explicado que, en primer lugar, es importante el diálogo social que involucra a los trabajadores y empleados y sus representantes,  para generar confianza pública y apoyo para las medidas que se necesitan para superar esta crisis.

En segundo lugar, apuntan desde la OIT, también hay que tener en cuenta las normas internacionales del trabajo que proporcionan una base probada y confiable para las respuestas políticas que se centran en una recuperación que sea sostenible y equitativa. "Todo debe hacerse para minimizar el daño a las personas en este momento difícil ", ha señalado Ryder.

De esta manera, la organización ha instado a la adopción de medidas de forma urgente y coordinadas a gran escala sobre la base de tres pilares fundamentales: la protección de los trabajadores en los puestos de trabajo, el estímulo de la economía y el apoyo a los ingresos y el empleo. Medidas que incluyen la extensión de la protección social, el apoyo de la conservación del empleo y el alivio financiero y fiscal, incluso para las PYMES, además de otras intervenciones de política fiscal y monetaria. 

Noticias

anterior siguiente