Enlaces accesibilidad

La provincia de León, herida abierta de la 'España vaciada' con el fin del carbón

  • Ha perdido uno de cada diez habitantes en los últimos años y pide una alternativa de futuro
  • La sustitución de esta industria por energías más limpias acelera la despoblación, también en la capital 

Por
La muerte lenta de la provincia de León

“Esto es carbón, antes era tan valioso y ahora queda ahí tirado”, se lamenta Jesus, exminero, cogiendo de un montículo abandonado un poco de lo que fue el “oro negro” de Tremor de Arriba, pueblo minero de la cuenca del Bierzo, en León.

La localidad llegó a tener 3.500 habitantes, hoy son 400. Es solo una muestra de una sangría demográfica al ritmo de 4.000 habitantes menos al año en la provincia en la última década. La 'España vaciada' se nota incluso en las ciudades, como León capital, donde la media es de 49 años frente a los 42 del resto de España. La despoblación se acentúa con la desaparición de una industria que fue el motor de la provincia, que ha perdido hasta un 10 % de su población. 

En Tremor de Arriba la mina cerró y, con ella, los cines, las discotecas y los treinta bares. Se fue la gente y los pisos que quedaron sin habitar están ahora en venta, a pesar de los sucesivos planes de carbón, que deberían haber atraído inversión a la zona. “Habría que haber previsto que esto iba a llegar, para tener alguna alternativa”, afirma Alidier Presa, alcalde del pueblo y exminero.

14 horas fin de semana - El Bierzo también contra "las políticas del olvido"

¿Un plan para León?

En 2018 cerró la última mina en España y en los próximos años lo harán todas las centrales de carbón. La transición energética pone fin a una industria que vertebró la provincia durante un siglo.

El domingo miles de personas salieron a la calle en tres ciudades leonesas, para llamar la atención sobre la pérdida de empleo después del cierre de la minería y el retroceso de la industria.

Menos de veinte alumnos en un colegio de la ciudad de León

"El cierre de una mina tiene un arrastre sobre otras actividades económicas: empresas proveedoras, transporte, suministros…", explica Júlio Lago, catedrático de Economía de la Universidad de León. Los graduados, cuenta, nunca se quedan en la provincia. "Se van a Madrid, Barcelona…".

En el colegio público de San Isidoro, en la misma ciudad de León, solo quedan 17 niños. Lorena González, directora del centro, cuenta cómo se han adaptado a la situación, similar a la de muchas escuelas rurales. “Hemos cambiado la forma de trabajar, más en comunidad y cooperativa”, apunta.

Boñar, el pueblo leonés que apuesta por el 'Lexit'

En marzo se reúne la mesa por el futuro de León, con representantes políticos y sindicatos para estudiar cómo reindustrializar la provincia. La educación, desde la primaria a la profesional, es muy importante. “A esos trabajadores habrá que formarlos en las nuevas tecnologías para que puedan tener cabida en ese sector empresarial”, dice Arsenio Terrón, director de la Fundación Ciudad y Energía, con la esperanza de un futuro más allá de la España vaciada.

Noticias

anterior siguiente