Enlaces accesibilidad

Celaá rebajará a 5 la nota de acceso a las becas y eliminará las cuantías variables

  • También pretende que las ayudas al estudio sean compatibles con la vida laboral
  • Anuncia que los nuevos profesores tendrán un año de práctica tutelada antes de ejercer

Por
La ministra de Educación, Isabel Celaá, durante su comparecencia en la Comisión del Congreso
La ministra de Educación, Isabel Celaá, durante su comparecencia este jueves por primera vez en esta Legislatura en la Comisión correspondiente del Congreso EFE Mariscal

La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, ha asegurado este jueves en el Congreso que realizará una "profunda reforma" del sistema estatal de becas que lleva en vigor desde 2012, con medidas como la reducción a 5 de la nota de acceso a estas ayudas y la eliminación de las cuantías variables que puso en marcha el ministro 'popular' José Ignacio Wert y que generó numerosas críticas entre la comunidad educativa.

Así lo ha asegurado en su comparecencia ante la Comisión de Educación y FP del Congreso, en donde ha explicado las líneas de trabajo de su departamento para esta Legislatura. En su intervención, ha explicado que este trabajo se realizará "de manera consensuada con la comunidad educativa" y con "el objetivo primordial es asegurar la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación".

El sistema de becas aprobado por el PP en 2012 dividió las ayudas en dos partes: una fija (un mínimo de 1.600 euros para cada estudiante) y una variable (que va desde los 60 hasta los 1.500 euros por alumno). Esta última depende de las notas obtenidas y su renta familiar, entre otros factores y también depende del presupuesto que queda después de repartir la parte fija.

Tras algo más de año y medio en el Gobierno, Celaá ha anunciado cambios en este sentido. Según ha indicado, su equipo creará, en primero lugar, una estrategia del sistema estatal de becas para la próxima década y, en segundo lugar, revisará la estructura de los umbrales y de los requisitos académicos "para ganar en progresividad e impacto en la igualdad de oportunidades". 

Con este objetivo, ha señalado "se reducirá la nota de acceso a las becas de estudios no universitarios del 5,5 al 5" y, al mismo tiempo, bajará "gradualmente a 5" la nota de acceso a las cuantías fijas de becas universitarias. Además, se revisará la estructura de los umbrales de renta conjuntamente con la Agencia Tributaria.

Se eliminará la cuantía variable

También de forma gradual, ha añadido, se reducirá de manera sustancial, o se eliminará, la cuantía variable, "elevando las cuantías fijas en la medida que lo permitan las disponibilidades presupuestarias".

Dentro de las medidas que recoge esta reforma, también está la intención de que estas ayudas sean compatibles con la vida laboral, "flexibilizando las opciones" y, así, "reducir el abandono"; así como la revisión de los criterios de reintegro de becas y ayudas, que, según ha indicado, "fueron endurecidos y que en muchos casos supone un coste de pérdida excesivo para las familias".

"Las becas son una de las políticas fundamentales de este Gobierno que requiere el mayor consenso con todos los sectores implicados. Desde el Observatorio de Becas, como órgano de participación encargado de analizar la eficacia, equidad y transparencia del sistema de becas, vamos a potenciarla equidad educativa que abarque todas las etapas, junto con el Ministerio de Universidades", ha señalado la ministra.

Un año de prácticas tuteladas antes de ser profesor

En la comparecencia, la ministra también ha anunciado que los futuros profesores tendrán un año de práctica tutelada antes de incorporarse a su profesión, una medida que irá incluida en su proyecto de ley (Lomloe) con el que se quiere derogar la Lomce.

La ministra ha comentado que desde hace años se debate "la necesidad de contar con esta fase de incorporación progresiva a una profesión compleja que, como sucede en el caso de los médicos y los jueces, tiene que realizarse con exquisito rigor y cuidado".

Por ello, el propósito del ministerio es poner en marcha ese año de prácticas -no se ha aclarado si serán remuneradas- junto con la revisión del proceso de acceso a la función pública docente que ello conlleva.

Esta propuesta recuerda al llamado MIR educativo que diversos gobiernos y partidos han ido sugiriendo para reforzar la profesión docente. En la actualidad, es requisito imprescindible hacer tener un grado y luego hacer un máster (donde hay prácticas) para enseñar en Secundaria y Bachillerato, tanto para centros públicos como privados.

Pero para Infantil y Primaria solo hace falta estudiar el grado de Magisterio y, en el caso de optar a los centros públicos, se requiere aprobar una oposición que conlleva una fase práctica y se requieren un mínimo de tres meses (no más de un curso escolar) de prácticas bajo la tutoría de profesores experimentados que regulan las comunidades autónomas.

Además, ha señalado su propósito de crear un Instituto de Desarrollo Curricular que, en cooperación con las comunidades autónomas, actualice de forma permanente las materias incluidas en el currículo educativo.También ha destacado que presentará un proyecto de ley de Formación Profesional (FP) que articule tanto la relativa al sistema educativo como la encaminada al empleo.

Noticias

anterior siguiente