Enlaces accesibilidad

Casado se abre a facilitar los presupuestos si Sánchez rompe con los independentistas

  • El Gobierno afea la "actitud negacionista" de Casado "queriendo dictar la política sin haber ganado las elecciones”.
  • Tras 90 minutos de reunión, ambos se tienden la mano para llegar a acuerdos de Estado pero no llegan a ningún compromiso

Por
Reunión Sánchez-Casado en Moncloa: Manos tendidas, pero sin avances

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, se han reunido este lunes a mediodía en La Moncloa, pero no ha cambiado nada respecto a la situación de partida. Con cuestiones sobre la mesa como Cataluña, la economía o la renovación pendiente de una de decena de órganos, como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), ambos se han tendido mutuamente la mano pero sin ninguna concesión y, por lo tanto, sin llegar a ningún compromiso palpable.

Así, tras una reunión de noventa minutos en Moncloa, la primera de este año y la octava entre ellos desde que ambos asumieron sus cargos, Casado ha ofrecido a Sánchez garantizar la estabilidad presupuestaria pactando los próximos Presupuestos Generales del Estado si antes rompe con "los independentistas y los batasunos" y "renuncia a la mesa de diálogo" entre el Gobierno central y el autonómico, así como a reformar el delito de sedición en el Código Penal para "dar indultos por la puerta de atrás" a los políticos catalanes condenados por el 'procés'.

A estas y otras exigencias, el Gobierno ha constatado que "el PP sigue instalado en su estrategia de bloqueo". A juicio de Moncloa, el PP no ejerce su responsabilidad como principal partido de la oposición y no asume el resultado de las elecciones generles y ha afeado la "actitud negacionista" de Pablo Casado, que quiere "dictar la política sin haber ganado las elecciones".

"El PP no sabe o no quiere saber cuál es la tarea de oposición que le toca jugar y cómo puede contribuir a la construcción del conjunto de España", ha lamentado la ministra portavoz, María Jesús Montero, en rueda de prensa, lejos de ver una "mano tendida" en el líder de la oposición, sino "contumacia" en el bloqueo.

Sin embargo, el Gobierno insisten en que Pedro Sánchez mantiene su compromiso de impulsar el diálogo "para desbloquear asuntos tan importantes para la ciudadanía como la financiación autonómica, el Pacto de Toledo sobre las pensiones" o la renovación de las instituciones, pero le han recordado que es el Gobierno el que "orienta la política".

Renunciar a la Mesa con Cataluña y a reformar el delito de sedición

El líder del PP ha ofrecido a Sánchez buscar "acuerdos de Estado", comenzando por los Presupuestos Generales del Estado, y extendiéndolo a negociar un "nuevo marco laboral, fiscal y de financiación", pero a condición previa de una serie de demandas en materia institucional, económica y de política exterior, que pasan por romper con los partidos independentistas que apoyaron su investidura. 

De esta manera, Casado ha exigido que el presidente del Gobierno "renuncie" a la mesa de diálogo entre el Ejecutivo en la Generalitat, que garantice la inhabilitación del presidente del Govern, Quim Torra, y que no modifique el Código Penal para beneficiar a los independentistas.

También ha dicho que ha reclamado a Sánchez que no se materialice el nombramiento de Dolores Delgado como fiscal general del Estado por no cumplir el requisito de "imparcialidad". Además, ha advertido que no es posible negociar con el Gobierno la renovación del CGPJ si Delgado es la fiscal general y si el Ejecutivo insiste en hacer cambios "a la carta" en la ley penal.

En lo económico, Casado ha demandado mantener "la reforma laboral, fundamental para crear dos millones de empleos", "devolver el IVA" a las comunidades autónomas, que Sánchez "renuncie a la subida de impuestos" y "preserve la unidad de la caja única de la Seguridad Social", por las informaciones de que podría estar negociando con el PNV la transferencia en el caso del País Vasco.

Casado: “El problema no es que el PP bloquee, sino que el Gobierno pretenda dañar la independencia de algunas instituciones con el consenso del principal partido de la oposición"

El líder de la oposición ha exigido, por otro lado, a Sánchez que vuelva a reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela y que facilite toda la información disponible sobre el encuentro en Barajas entre el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, y que "defienda Ceuta y Melilla" de las presiones de Marruecos.

Casado, que acudía a la reunión "por lealtad institucional", ha rechazado ser señalado como el responsable del bloqueo institucional en España

"El problema no es que el PP bloquee", ha alegado Casado, "sino que el Gobierno pretenda dañar la independencia de algunas instituciones y lo intente hacer con el consenso del principal partido de la oposición". "La pelota está en el tejado de Sánchez", ha sentenciado. 

El Gobierno acusa a Casado de "obstruccionismo"

Ante este planteamiento, el Gobierno ha acusado a Casado de "obstruccionismo" político y de perjudicar a las instituciones por su actitud "negacionista". Siguiendo el discurso de Pedro Sánchez en este punto, ha lamentado que el PP no asuma las victorias electorales del PSOE. 

Montero: "Las instituciones del Estado no pueden ser rehenes para conseguir lo que no se ha ganado en las urnas"

"No está boicoteando a este Gobierno, sino bloqueando el funcionamiento de las instituciones, que se resienten", ha añadido Montero.

Para la portavoz del Ejecutivo, Casado "ha vinculado la renovación de estos organismos a temas que no tienen nada que ver con su funcionamiento". "Las instituciones y los poderes del Estado no pueden ser moneda de cambio ni rehenes para conseguir lo que no se ha ganado en las urnas", ha asegurado.

El presidente no acudía al encuentro con una cartera de temas cerrada, aunque sí esperaba hablar de cuestiones sobre las que ya pidió el miércoles a Casado un diálogo: el Pacto de Toledo, la financiación autonómica o la renovación de los órganos constitucionales, entre ellos el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que está en funciones desde diciembre de 2018, el Tribunal Constitucional, el Consejo de Administración de Radio Televisión Española (RTVE), el Defensor del Pueblo o la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Noticias

anterior siguiente