Enlaces accesibilidad

Investigar en tratamientos, única arma contra el cáncer infantil: "No se puede ni prevenir ni detectar a tiempo"

  • Más de mil niños enferman cada año de cáncer en España y la supervivencia, cinco años después del diagnóstico, supera el 80%
  • El tratamiento suele ser un "proceso agresivo" y doloroso que deja secuelas en siete de cada diez menores

Por
El 80% de los niños con cáncer se cura

Alrededor de 1.006 niños de entre 0 y 14 años enferman cada año de cáncer en España. La supervivencia, a los cinco años del diagnóstico, es de más del 80%, según estimaciones de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

La tendencia se ha quedado ahí en los últimos años, y "no es una cifra mala"..., pero "se puede mejorar", afirman desde la AECC a RTVE.es. "Queda mucho por trabajar y por avanzar" y la respuesta a cómo se puede mejorar ese dato es conocida: "Con la investigación".

El cáncer infantil, que este sábado conmemora su Día Mundial, "no se puede ni prevenir ni detectar a tiempo, entonces hay que ir a un mejor diagnóstico y tratamiento", aseguran desde la Asociación.

Un tratamiento agresivo que deja secuelas

A día de hoy, el tratamiento para combatir el cáncer, enfermedad que más muertes causa en los niños de esa franja de edad, suele ser "un proceso agresivo que conlleva momentos difíciles" para el paciente y su familia.

Tengo los huesos débiles a causa del tratamiento

Ese tratamiento además deja secuelas en siete de cada diez niños, según la Sociedad Española de Oncología y Hematología Pediátricas (SEHOP), integrada en la Asociación Española de Pediatría (AEP). Estas pueden ser problemas cardiovasculares, ceguera o incluso daños en los huesos, cuentan desde la AECC.

Didac Bautista, de doce años, lleva desde los tres enfermo de leucemia. "Soy un niño que tiene que ir en silla de ruedas si quiere ir a dar un paseo porque tengo los huesos débiles a causa del tratamiento que recibo", ha narrado en RNE.

Las mañanas de RNE con Pepa Fernández - Cáncer infantil - Dídac Bautista

Este pequeño, que el pasado mes de enero publicó sus vivencias en el libro La vida fantástica (Destino), ha explicado en la radio pública que aunque "hay que luchar muchísimo" y existen "momentos difíciles" durante la enfermedad, a veces también hay momentos "divertidos".

Pasamos un día olvidando esos espantos que nos vienen cada día

Recuerda uno en concreto en el que su madre le pintó la cara de tigre. "Pasamos un día olvidando esos espantos que nos vienen cada día", asegura.

El largo camino desde el laboratorio

Con la certeza de que para combatir el cáncer a tan temprana edad la única forma es mejorar los tratamientos, la AECC pide que se contemple duplicar la inversión destinada a la investigación, actualmente de unos 1.550 millones de euros. 

Precisamente, este mes, el esfuerzo conjunto de más de mil investigadores internacionales ha permitido secuenciar el genoma más completo del cáncer hasta la fecha. Además, científicos españoles han desarrollado un nuevo fármaco que previene el desarrollo de la metástasis atacando el cáncer con nanopartículas.

Los avances suelen tardar una media de 10 años en llegar a los pacientes

Pero el camino a recorrer entre los resultados en el laboratorio y los pacientes es largo y lento. "Los avances suelen tardar una media de 10 años en llegar a los pacientes", explica la AECC.

Atención para pacientes y su entorno

En esa espera y con la dureza del tratamiento, además de la solución médica son importantes los programas de atención a pacientes y familiares, ya que cuando se diagnostica un cáncer el único afectado no es el enfermo, sino también su entorno. El dolor, la incertidumbre y el miedo hacen necesarios programas de atención integral para todos ellos.

La AECC explica que esta atención ayuda a los padres a manejar el estrés asociado al diagnóstico y les instruye sobre cómo afrontar la enfermedad y cómo apoyar al niño. 

En este sentido también es importante la labor de los voluntarios, así como los talleres de animación y tiempo libre. "El niño, a pesar de enfermedad continúa siendo un niño", por ello estas actividades resultan "sumamente importantes", explica la AECC.

Las familias afectadas por el cáncer tienen que asumir casi la mitad de los costes del tratamiento

El cáncer más frecuente entre los niños es la leucemia (30%), seguido de los tumores en el sistema nervioso central (22%), tumores en el cerébro (20%) y linfomas (13%). El 60% de los diagnosticos son niños, frente al 40% de las niñas.

"Soy un niño que cuando piensa en sus sueños se ha de aguantar y esperar, porque hasta que la enfermedad que maltrata mi cuerpo no desaparezca para siempre, mis sueños no se harán realidad", cita sobre sí mismo Didac Bautista en RNE.

Noticias

anterior siguiente