Enlaces accesibilidad

Reabren la instrucción del accidente del Alvia para investigar el supuesto borrado del registro de averías del tren

  • La Plataforma de Víctimas Alvia 04155 sostiene que Talgo ordenó borrar este registro horas después del siniestro
  • "Resulta ineludible investigar los hechos expuestos por la referida acusación", asegura la Audiencia de A Coruña

Por
 Imagen de archivo del accidente ocurrido en 2013 del Alvia que cubría la ruta Madrid Ferrol
Imagen de archivo del accidente ocurrido en 2013 del Alvia que cubría la ruta Madrid Ferrol EFE

La Audiencia de A Coruña ha ordenado este martes la reapertura de la investigación judicial sobre el accidente del tren Alvia en Santiago de Compostela, que dejó 80 muertos y más de 140 heridos, para esclarecer el supuesto borrado del registro de averías del tren horas después del siniestro. La Audiencia estima así el recurso de la Plataforma de Víctimas Alvia 04155 presentó con la declaración jurada de un extrabajador de Talgo que sostiene que responsables de esta empresa ordenaron este borrado tras el accidente.

En un auto de apenas 9 páginas, el tribunal considera que "resulta ineludible investigar los hechos expuestos por la referida acusación, tanto por lo que se refiere a la supuesta destrucción de pruebas como a la situación en que se hallaba el tren y su posible relación con el accidente, que ha sido uno de los objetos principales de la investigación. Ello determina necesariamente la vuelta de las actuaciones a la fase de diligencias previas para que con la máxima celeridad posible se depuren estos hechos". 

El Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de Compostela dio por concluida la instrucción en diciembre de 2018, hace casi un año, con el maquinista, Francisco José Garzón, y el responsable de Seguridad de Circulación de Adif en el momento del accidente, Andrés Cortabitarte, como únicos imputados por 80 presuntos delitos de homicidio y 144 de lesiones por imprudencia profesional grave.

No es la primera vez que la Audiencia de A Coruña reordena reabrir el caso para seguir investigando. En mayo de 2016 ordenó también la reapertura de la instrucción para investigar la seguridad de la vía después de que el juez instructor, Andrés Lago, la hubiera cerrado siete meses antes con el maquinista como único imputado. A raíz de las nuevas diligencias, Cortabitarte fue considerado también presunto responsable del accidente.

Ahora la Audiencia de A Coruña vuelve a ordenar la reapertura del caso para esclarecer el supuesto borrado "intencionado posterior al accidente de registros de averías críticas que presentaría el tren accidentado el día del siniestro". Talgo, según informa Europa Press, sostiene que la declaración de este extrabajador, despedido el 28 de mayo de 2018, es "falsa" y niega "absolutamente" que ocurriese lo relatado por él.

Las víctimas aplauden la reapertura de la causa

Tras conocer la decisión del tribunal, la Plataforma de Víctimas Alvia 04155 ha aplaudido la reapertura de la causa para "que se investiguen todos los hechos". El portavoz de la asociación, Jesús Domínguez, ha explicado a Europa Press que están "contentos" porque quieren "saber toda la verdad", que es lo que llevan reclamando más de seis años.

Domínguez ha recordado que pidieron al presidente de Talgo por carta que abriese una investigación interna para determinar lo que había ocurrido, pero que no recibieron contestación. Ahora que la Audiencia Provincial de A Coruña ha ordenado reabrir la instrucción para investigar los hechos, espera que les reciba el ministro de Fomento o el presidente en funciones.

El 24 de julio de 2013, un tren Alvia descarriló a la altura del barrio compostelano de Angrois, en la curva de A Grandeira.

Noticias

anterior siguiente