Enlaces accesibilidad

Hong Kong

La Policía de Hong Kong retoma el control del Parlamento tras la irrupción de cientos de manifestantes

  • Los agentes han dispersado a los hongkoneses con gases lacrimógenos hasta expulsar a los que habían irrumpido en la sede
  • Hong Kong protesta contra la "injerencia" de Pekín en el 22º aniversario del traspaso de la soberanía a China

Por
La policía de Hong Kong retoma el control del Parlamento tras la irrupción de cientos de manifestantes

El Parlamento de Hong Kong ha sido el escenario del enfrentamiento entre Policía y manifestantes este lunes tras la irrupción de cientos de personas en la sede del Consejo Legislativo a primera hora de la noche, que finalmente han decidido desalojar la sede para evitar altercados y detenciones con los agentes a primera hora de la madrugada. Antes, han dispersado con gas lacrimógeno a los miles de manifestantes que se concentraban en las inmediaciones y que se han valido de sus simbólicos paragüas para protegerse. No han trascendido datos sobre heridos ni detenciones.

Las protestas han arrancado por la mañana en la ciudad contra la "excesiva" injerencia de Pekín, el polémico proyecto de ley de extradición y la dimisión de la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam en el Parque de la Victoria, pero se ha extendido a lo largo del día al antiguo distrito económico de la excolonia británica. Más de 10.000 personas han tomado las calles con motivo del 22º aniversario del traspaso a China de la soberanía sobre la excolonia.

Cuatro horas han tardado los hongkoneses en irrumpir en el Parlamento aprovechando la pasividad y ausencia policial, que no han actuado hasta la medianoche. Los manifestantes han roto cristales, barreras y puertas del edificio con barras de acero, ladrillos y piedras. Una vez dentro, las pintadas en las paredes y los destrozos han llevado al cuerpo policial a amenazar con el "uso de la fuerza" si no salían del Parlamento, que ha sido bloqueado con improvisadas barricadas en las puertas de acceso.

Los manifestantes entran en el Parlamento de Hong Kong contra la "injerencia" de Pekín


El Parlamento apenas tenía vigilancia policial

Vestidos de negro, los manifestantes portaban carteles en los que se lee "No a la extradición a China. Carrie Lam dimisión", o "Hong Kong, ponte en pie", mientras que otros condenan la violencia policial durante las protestas en junio. Muchos han descargado su ira rompiendo el mobiliario, los cuadros y haciendo pintadas reclamando el fin de la ley de extradición. De hecho, los agentes que se encontraban en el interior del edificio se han retirado en cuanto han empezado a entrar los primeras personas ataviadas con cascos y máscaras antiguas.

La tensión matinal ha llevado al Gobierno a trasladar el acto de conmemoración del retorno a China de la soberanía sobre Hong Kong al interior del Centro de Convencios de la ciudad, en lugar del paseo marítimo de Wan Chai, tal y como estaba previsto.

Los hongkoneses han aprovechado la conmemoración del 22 aniversario de la entrega de la ciudad de Gran Bretaña a China para intensificar sus protestas en la calle.

Los hongkoneses han aprovechado la conmemoración del 22 aniversario de la entrega de la ciudad de Gran Bretaña a China para intensificar sus protestas en la calle. AFP/DALE DE LA REY

Las autoridades han aludido al "mal tiempo" para justificar este cambio. Y mientras los asistentes veían la ceremonia a través de una transmisión en vivo desde el interior del centro de exposiciones, la Policía cortaba el paso en el exterior a los manifestantes mediante la fuerza para impedir que ingresaran en el recinto.

A escasa distancia, en la céntrica zona de Admiralty, cerca de mil manifestantes, provistos con chubasqueros para la lluvia y cascos amarillos, han bloqueadoo una gran avenida tras lo que los policías les dispersaron con porras y el lanzamiento de botes de gases lacrimógenos.

Las protestas también han afectado al metro de la ciudad, que ha cerrado dos de las más concurridas de la isla principal, Wan Chai y Admiralty. 

Los manifestantes hongkoneses irrumpen en el Parlamento

El Legislativo suspende su actividad

El Gobierno ha pedido en un comunicado el "fin inmediato de la violencia" y ha asegurado que ha paralizado las enmiendas de la ley que entraría automáticamente en vigor dentro de un año. "Los manifestantes radicales han entrado con extrema violencia en el complejo", un acto que ha tildado de "inaceptable para la sociedad". En clave internacional, también la Unión Europea ha emitido una nota pidiendo diálogo para resolver la situación.

El Parlamento ha emitido una alerta roja y ha ordenado a los ciudadanos a abandonar inmediatamente, si bien no ha dicho qué pasaría si no lo hacían.

En una rueda de prensa convocada en la madrugada de este martes Carrie Lam ha condenado el "extremo uso de la violencia y el vandalismo": "El imperio de la ley es de una importancia capital", ha recalcado la jefa del Gobierno local de Hong Kong, que ha asegurado que "no es verdad" que su gobierno no haya atendido a las demandas que desde hace semanas le plantean los manifestantes.

Aumentan las protestas contra la jefa del Gobierno en las calles de Hong Kong

Así las cosas, el Consejo Legislativo ha cancelado toda su actividad para este martes "por seguridad", según ha señalado en un comunicado.

La violencia de las protestas de junio llevó a Carrie Lam a suspender la ley temporalmente, pero no ha desalentado a los manifestantes, que desconfían y piden que se anule. Se trata de las protestas más violentas en décadas, y el mayor reto popular al que se enfrenta el presidente de China, Xi Jinping desde que llegó al poder en 2012.

Noticias

anterior siguiente