Enlaces accesibilidad

Los independentistas salen a las calles de Barcelona para protestar por la detención de Puigdemont

  • Hay 9 detenidos y 100 heridos leves en las protestas en Barcelona y Lleida
  • Han sido convocados por los autodenominados Comités de Defensa de la República
  • Durante la marcha se han oído llamadas a secundar una nueva huelga general

Por
Manifestantes a las puertas de la sede de la Comisión Europea en Barcelona
Manifestantes a las puertas de la sede de la Comisión Europea en Barcelona. AFP PHOTO LLUIS GENE

Miles de personas se han manifestado por el centro de Barcelona para protestar contra la detención en Alemania del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el encarcelamiento de dirigentes independentistas por orden del Tribunal Supremo.

Siguiendo una convocatoria de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), centenares de personas se han concentrado hacia las 16.00 horas en Canaletas, en las Ramblas, desde donde han atravesado la plaza de Catalunya para luego avanzar por passeig de Gràcia, lo que ha provocado cortes parciales de circulación.

El número de manifestantes independentistas se ha ido incrementando conforme la marcha avanzaba por passeig de Gràcia y cuando han llegado a la altura de la calle Provença, donde se encuentra la oficina de la Comisión Europea (CE), era ya una protesta multitudinaria.

Los participantes han enarbolado banderas esteladas y pancartas con lemas como "desobediencia civil" y han lanzado consignas en favor de la libertad de "los presos políticos" y del expresidente Puigdemont.

ANC: los delitos que se imputan a Puigdemont "son inventados"

Además, se han oído llamadas a secundar una nueva huelga general y consignas como "Europa es una vergüenza". Los manifestantes convocados por los CDR han coincidido en el paseo de Gràcia con otras personas que han atendido a las llamadas a participar en las protestas realizadas por la ANC (Asamblea Nacional de Catalunya) y Òmnium Cultural.

La recién elegida presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Elisenda Paluzie, en el inicio de la concentración ante la sede de la CE en Barcelona, ha apelado a la opinión pública alemana y a los valores fundacionales de la Unión Europea para que no extraditen a España a Puigdemont.

Paluzie ha considerado que los delitos que se imputan a Puigdemont y a los otros políticos "son inventados, están completamente falseados" y que los mismos se basan en "una violencia que no se ha dado en ningún caso en la sociedad catalana", en las protestas convocadas en octubre pasado en Cataluña.

100 heridos leves, entre ellos 23 policías

Los heridos en los disturbios de protesta que han tenido lugar en Cataluña por la detención del expresidente Carles Puigdemont alcanzan ya el centenar y entre ellos hay 23 Mossos d'Esquadra, según ha informado el Sistema de Emergencias Médicas catalán (SEM).

En su cuenta oficial de Twitter, el SEM ha indicado que hasta las 01.00 horas de este lunes este servicio había realizado 100 atenciones sanitarias, principalmente por contusiones, en los incidentes ocurridos en Cataluña, y que entre los heridos hay 23 Mossos d'Esquadra.

La mayoría de los atendidos presentan contusiones leves, aunque en un caso el pronóstico es de una lesión de diversa consideración.


En concreto, según el SEM, en Barcelona han atendido a 92 heridos leves, entre ellos 23 agentes de los Mossos, y uno menos grave, mientras que en Lleida se ha intervenido con siete heridos y en Tarragona con uno, todos de carácter leve.

Los CDR han dado por desconvocadas minutos antes de las 23.00 horas las protestas en Barcelona, mientras que a las 23.30 horas han empezado a remitir los disturbios, en los que los independentistas habían quemado y cruzado decenas de contenedores en las calles, formando barricadas, y arrojado todo tipo de objetos contra los policías.

Según ha comprobado Efe, pasadas las 22.00 horas los Mossos d'Esquadra habían logrado dispersar los alrededores de la Delegación del Gobierno, tras más de cuatro horas de una tensa concentración convocada por los CDR para protestar por la detención de Puigdemont.

Altercados entre los manifestantes y los Mossos en la Delegación del Gobierno en Barcelona

Durante horas, los concentrados han arrojado todo tipo de objetos contra los policías, como disolvente, espray antipersona, contenedores, botellas, pintura y huevos y les han vaciado un extintor, mientras que los Mossos han cargado y han disparado salvas para mantener el cordón policial.

Finalmente, hacia las 22.00 horas, los Mossos han efectuado varias cargas de dispersión con el apoyo de furgonetas de los antidisturbios, con lo que han podido desalojar los alrededores del edificio gubernamental.

Los independentistas se han replegado en pequeños grupos en el paseo de Gracia y en algunas vías adyacentes, como Valencia y Diagonal, donde han quemado y cruzado contenedores en la vía, en una suerte de barricadas improvisadas, para impedir el paso de las furgonetas de los Mossos.

Los independentistas salen a las calles de Barcelona para protestar por la detención de Puigdemont

Miembros de los Mossos d'Escuadra durante los altercados en la manifestación convocada en los alrededores de la Delegación del Gobierno en Barcelona. EFE



Cuando llegaban las furgonetas policiales, en ocasiones a toda velocidad, jóvenes les arrojaban botellas de vidrio, ante lo que los antidisturbios bajaban del vehículo y cargaban para dispersar, en escenas que se han ido repitiendo.

Pasada la media noche continuaban produciéndose disturbios en la zona de L'Eixample, según han informado a Efe fuentes de los Mossos d'Esquadra, donde pequeños grupos esporádicos "de no más de diez o quince personas" seguían quemando contenedores y cruzándolos en la calzada para cortar la circulación.

Noticias

anterior siguiente