Enlaces accesibilidad

Arabia Saudí autorizará la apertura de los primeros cines después de 35 años

  • Se espera que las salas comiencen a abrir sus puertas en marzo de 2018
  • La decisión se enmarca en un plan apoyado por el príncipe heredero del país
  • Una coproducción hispano-británica, primer gran filme occidental que se verá

Por
Arabia Saudí autorizará la apertura de los primeros cines en 2018, después de 35 años
Arabia Saudí autorizará la apertura de los primeros cines en 2018, después de 35 años. AFP

Arabia Saudí autorizará a partir de 2018 la apertura de salas de cine en el país, levantando una prohibición que ha estado vigente durante más de 35 años. Así lo ha anunciado este lunes el Ministerio de Cultura en un comunicado, en el que se asegura que se espera que los primeros cines "abran sus puertas en marzo de 2018".

"Este es un momento clave en el desarrollo de la economía cultural en el país", ha afirmado el ministro de Cultura del país, Awad al-Awad, en el mismo comunicado recogido por AFP.

La nota detalla que las películas que se muestren en las nuevas salas serán sometidas a censura "según los criterios que se aplican a los medios de comunicación en el reino", entre ellos el respeto a sus "normas y valores morales", señala Efe.

Las salas de cine fueron cerradas en Arabia Saudí en los años 80 tras el endurecimiento de las normas y la imposición de severas restricciones a las libertades individuales, a la cultura, el ocio y todas las manifestaciones artísticas.

Para el año 2030, Arabia Saudí abrirá más de 300 cines con más de 2.000 pantallas, según ha explicado el Gobierno, en el que ha señalado que confía en que la industria cinematográfica inyecte en la economía nacional más de 90.000 millones de riales (unos 20.000 millones de euros al cambio actual). Además, se espera la creación de 30.000 puestos de empleo permanentes para 2030.

En los últimos años el cine saudí está comenzando a ser reconocido internacionalmente. La comedia romántica Barakah Meets Barakah del director Mahmoud Sabbagh ha sido proyectada en la Berlinale, mientras que Wadjda (La bicicleta verde), de Haifaa Al-Mansour, fue la primera película saudí en 2013 que luchó ganar el Oscar a la mejor película de habla no inglesa, aunque no estuvo nominada.

Leve apertura de Arabia Saudí

La decisión anunciada del Ejecutivo de Riad se enmarca dentro de un plan de reformas económicas y sociales apoyados por el príncipe heredero Mohamed bin Salmán y que supone una cierta apertura en el país.

El Gobierno está tratando de apoyar el entretenimiento pese a la oposición del ala más dura de la sociedad del país. En enero, el Gran Muftí -la autoridad religiosa y legal más importante de Arabia Saudí- ya se había opuesto a la posible apertura de cines, una fuente de "depravación", señala AFP.

Esta decisión llega después de que las autoridades saudíes anunciaran el pasado mes de septiembre que a partir de junio de 2018 se permitirá que las mujeres puedan sacarse el carné de conducir, lo que pondrá fin a una prohibición de facto que les impedía ponerse al volante de un vehículo.

Una coproducción hispano-británica, primera gran película occidental que se proyecte

En Madrid, el productor de cine Andrés Vicente Gómez, ha confirmado a Efe que Born a King (Nacido Rey) -dirigida por el español Agustí Villaronga (Premio Goya con Pa Negre en 2010)- será la primera gran película occidental que inaugure la nuevas salas en el reino saudí.

La superproducción es hispano-británica (Arena Audiovisual y Celtic Films) y narra la histórica visita del entonces príncipe Faisal al Londres imperial de 1919.

El filme cuenta con actores británicos como Ed Skrein, Hermione Corfield, Kenneth Cranham, en el papel de Winston Churchill, o Laurence Fox, como el legendario Lawrence de Arabia.

Su protagonista es el joven saudí Abdullah Ali, cuyo personaje viaja a la capital del Reino Unido para ser recibido en la corte del Rey Jorge V como enviado de su padre, Abdulaziz bin Saud, fundador y primer rey de Arabia Saudí (1932-1953), explica el productor.

Noticias

anterior siguiente